Reglamento para el Servicio y Ceremonial de la Corte [Digital Version]

Bibliographic Information

Reglamento para el Servicio y Ceremonial de la Corte (Mexico, D.F.: J.N.Lara, April 10, 1865)

File description (Bibliographic Info)Encoding description (Editorial Principles)Profile description (Subject Terms)
Title: Reglamento para el Servicio y Ceremonial de la Corte [Digital Version]
Funding from: Funding for the creation of this digitized text is provided by a grant from the Institute of Museum and Library Services.
Statements of responsibility:
  • Creation of digital images: Center for Digital Scholarship, Rice University
  • Conversion to TEI-conformant markup: Tricom
  • Parsing and proofing: Humanities Research Center and Fondren Library, Rice University
  • Subject analysis and assignment of taxonomy terms: Robert Estep
Publisher: Rice University, Houston, Texas
Publication date: 2010-06-07
Identifier: aa00034
Availability: This digital text is publicly available via the Americas Digital Archive through the following Creative Commons attribution license: “You are free: to copy, distribute, display, and perform the work; to make derivative works; to make commercial use of the work. Under the following conditions: By Attribution. You must give the original author credit. For any reuse or distribution, you must make clear to others the license terms of this work. Any of these conditions can be waived if you get permission from the copyright holder. Your fair use and other rights are in no way affected by the above.”
Notes:
Digitization: Page images of the original document are included. Images exist as archived TIFF files, JPEG versions for general use, and thumbnail GIFs.
Provenance: This digital surrogate was made possible by the generous loan of the original text by Lorenzo Lazo Margain of Mexico City.
Description: Bound volume, 328 p., iv, [45] leaves of plans. 31 cm.
Abstract: Relates to Emperor Maximilian I of Hapsburg.
Source(s): Reglamento para el Servicio y Ceremonial de la Corte (Mexico, D.F.: J.N.Lara, April 10, 1865)
Source Identifier: Americas collection, 1811-1920, MS 518, (Online Access only), Woodson Research Center, Fondren Library, Rice University. Contact info: woodson@rice.edu.
Description of the project: This digitized text is part of the Our Americas Archive Partnership (OAAP) project.
Editorial practices
This text has been encoded based on recommendations from Level 4 of the TEI in Libraries Guidelines. Any comments on editorial decisions for this document are included in footnotes within the document with the author of the note indicated. All digitized texts have been verified against the original document. Quotation marks have been retained. For printed documents: Original grammar, punctuation, and spelling have been preserved. No corrections or normalizations have been made, except that hyphenated, non-compound words that appear at the end of lines have been closed up to facilitate searching and retrieval. For manuscript documents: Original grammar, punctuation, and spelling have been preserved. We have recorded normalizations using the reg element to facilitate searchability, but these normalizations may not be visible in the reading version of this electronic text
Languages used in the text: Spanish
Text classification
Keywords: Getty Art & Architecture Thesaurus
  • Books
  • Memoirs
Keywords: Library of Congress Subject Headings
  • Mexico--Courts and courtiers
  • Political customs and rites--Mexico
  • Mexico--Kings and rulers--Duties
  • Mexico--Kings and rulers--Manners and customs
  • Royal households--Mexico
  • Diplomatic etiquette--Mexico
Keywords: Getty Thesaurus of Geographic Names
  • Mexico (nation)

Contents



REGLAMENTO
DE LA CORTE








Mi querido gran Mariscal.

Con la presente os envio el Reglamento
para el Serbicio y Ceremonial de mi Corte
,
que comenzará á regir desde luego.

Espero que las personas de mi Casa y Corte
darán siempre el buen ejemplo de la mas puntual
exactitud en el cumplimento de sus respectivas
obligaciones, pues solo así se conseguirá que
haya órden y regularidad en el servicio.

Maximiliano.



Muy Señor mio:

Dispone S. M. el emperador que desdo
luego comience á regir el
"Reglamenta para el
Servicia y ceremonial de la Corte," del que acompaño
á V. un ejemplar, sobre cuyo contenido
se debe guardar la mayor reserva
.

El acatamiendo debido á las facultades de los
otros y el puntual desempeño del cargo propio, son
las cualidades primeras que nuestro Augusto soberano
espera encontrar en cada uno de los individuos
de su Casa y Corte; y pues que tanto las
atribuciones como las obligaciones de todos nosotros
están claramente deslindadas en el espresado Reglamento,
no hay duda que nos esforzaremos en
complacer á S. M. cumpliendo escrupulosamente
con nuestros deberes respectivos.

Dios guarde á V. muchos años.
El Gran Mariscal de la Corte y Ministro
de la Casa ymperial,
[...]



REGLAMENTO
PARA EL
SERVICIO Y CEREMONIAL
DE LA CORTE.


REGLAMENTO
PARA EL
SERVICIO Y CEREMONIAL
DE LA CORTE.

[Figure]

MEXICO.
Imprenta de J. M. Lara, calle de la Palma número 4.
1865.


PRIMERA PARTE.
SERVICIO DE LA CORTE.

CAPITULO I.
Del Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.

1.

El primer dignidad de la Corte tiene los títulos de Gran
Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial, y es
Gran Canciller de todas las órdenes del Imperio.

Presta juramento en manos de S. M.

2.

En todas las ceremonias y funciones oficiales le corresponde,
despues de SS. MM., de los Príncipes de la Familia
Imperial, de los Cardenales y Embajadores, la precedencia,
ocupando el primer lugar entre los que componen la Casa
Imperial, escepto en las ceremonias en que sus obligaciones
le señalan un puesto determinado.

3.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
autorizará todos los pactos de la Familia Imperial.


6

4.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
tiene bajo su elevada direccion á todos los funcionarios
y empleados de la Corte, así como todo lo concerniente á
los Palacios, Castillos, Imperial Casa y patrimonio, y minas
de la corona.

5.

La conservacion de todos los efectos mobiliarios de la
Corte está bajo su superior vigilancia.

6.

Se corresponde directamente con los ministros y con las
autoridades de los departamentos.

7.

Tiene á su cargo la direccion general de las recepciones en
las grandes ceremonias y fiestas de la Corte. En caso de impedimento,
delegará esta facultad en el Gran Maestro de ceremonias.

8.

A menos que no sea llamado por el Emperador, su servicio
en la Corte no es obligatorio sino en los dias de gran
ceremonia.

9.

Todas las mañanas recibirá en su despacho en palacio, y
á horas fijas, de los empleados superiores de su ministerio,
así como de los Ayudantes de Campo y Chambelanes de servicio,
las órdenes del Emperador relativas al programa del dia
ó de la semana; á menos que S. M. no delegue en él la facultad
de dirigir, de propia autoridad, á los diferentes jefes de
servicio, las órdenes de que se trata.


7

10.

El Intendente General de la lista civil le someterá todos los
documentos relativos al ministerio de la Casa Imperial, los
que autorizará con su Visto Bueno.

11.

El Intendente General de la lista civil someterá á su firma
todos los nombramientos y retiros ordenados por S. M., de
las personas del servicio de la Corte ó de las casas de los
Príncipes de la Familia Imperial. Los nombramientos que
se dejan á la iniciativa de los grandes dignidades, se sujetarán
á su aprobacion.

12.

Juzga en última instancia las diferencias y cuestiones que
puedan suscitarse en los distintos servicios de palacio; pero
si los hechos son de tal naturaleza que deban someterse á los
tribunales, se procederá á ello por su conducto.

13.

El cargo de Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
Casa Imperial, es temporal y participa de las variaciones
del ministerio; pero en cualquier caso S. M. puede conservar
en su puesto al que le ejerza, mientras sea de su agrado.

14.

Las funciones de Gran Mariscal de la Corte y Ministro de
la Casa Imperial son honoríficas; pero S. M. puede señalar
escepcionalmente á este empleo un honorario estraordinario
y los suplementos que estime oportunos para sostener el
decoro de su dignidad y categoría.

15.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
tiene á su disposicion, en los dias de gran ceremonia,
un coche de palacio, pero sin batidor.


8

16.

Siempre que se le encargue una mision estraordinaria, como
el recibimiento de un Soberano, de un Príncipe estranjero
&c. &c., los gastos que erogue con este motivo, se cargarán
á la lista civil.

17.

Como Gran Canciller de todas las órdenes del Imperio, tendrá
una oficina con los empleados correspondientes, para el
despacho de los asuntos de esta dependencia. Todos los gastos
de esta cancillería serán cubiertos por el tesoro nacional.

18.

El nombramiento y remocion de los empleados de esta
cancillería son de su incumbencia.

19.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
en el ejercicio de sus funciones, no podrá hablar al Emperador
de ningun asunto estraño al servicio.

20.

Solo podrá ver al Emperador, cuando le llame ó cuando le
haya pedido una audiencia por escrito.

21.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador,
cuando resida fuera del palacio de México.

22.

Los funcionarios agregados á título personal al Gran Mariscal
de la Corte y Ministro de la Casa Imperial, no forman
parte de la Corte.


9

CAPITULO II.
Del Ayudante de Campo General, de los Ayudantes de Campo y de los
Oficiales de Ordenes del Emperador.

SECCION PRIMERA.
DEL AYUDANTE DE CAMPO GENERAL.

1.

El Ayudante de Campo General es gran Dignidad de la
Corte, presta juramento en manos del Emperador y ocupa el
lugar que se le ha designado en este reglamento del ceremonial
de la Corte.

2.

Es jefe del Gabinete militar del Emperador, y tiene bajo
sus órdenes á todos los Ayudantes de Campo y Oficiales de
Ordenes.

3.

El nombramiento y la remocion del Ayudante de Campo
General dependen de la voluntad del Emperador.

4.

Son de su cargo:

I. Todas las presentaciones militares.

II. Las ceremonias militares.


10

III. El estado de las tropas con la indicacion de los puntos
donde se encuentran, así como la lista de los jefes
y oficiales con la designacion de su residencia.

IV. La oficina de planos militares.

V. La direccion del campamento militar del Emperador
cuando sale á campaña.

VI. Las peticiones militares.

5.

El Ayudante de Campo General tiene el mando de la casa
militar del Emperador, y en caso de ausencia ó de impedimento,
el Ayudante de Campo mas antiguo le sustituye en
esta parte de sus atribuciones como en las demas.

6.

Al Ayudante de Campo General le toca arreglar lo concerniente
á los alojamientos de las personas que acompañen al
Emperador en sus viajes y espediciones militares, así como
los de la tropa y caballería que sirvan de escolta á S. M.

7.

La Guardia Palatina es independiente del servicio del
Ayudante de Campo General.

8.

El Ayudante de Campo General dará parte todos los sábados
á las secretarías de los grandes dignidades de la Corte,
de cuales son los Ayudantes de Campo y Oficiales de Ordenes
que entran de servicio en la semana siguiente, comunicándoles
oportunamente los cambios que sobrevengan.

9.

Los funcionarios agregados á título personal al Ayudante
de Campo General, no forman parte de la Corte.


11

10.

No podrá hablar al Emperador, en el desempeño de sus
atribuciones, de ningun asunto estraño al servicio.

11.

Solo podrá ver al Emperador, cuando le llame ó cuando le
haya pedido una audiencia por escrito.

12.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador
cuando resida fuera del palacio de México.


12

SECCION SEGUNDA.
DE LOS AYUDANTES DE CAMPO DEL EMPERADOR.

1.

Los Ayudantes de Campo del Emperador pertenecen á su
casa civil y militar; son nombrados por decreto imperial, y
prestan juramento en manos del Ayudante de Campo General.

2.

El nombramiento y la remocion de los Ayudantes de
Campo dependen de la voluntad del Emperador.

3.

Los Ayudantes de Campo del Emperador guardarán entre
sí la categoría que les corresponda segun los grados que
tengan en el ejército y segun su antigüedad en ese grado,
cualquiera que sea la fecha de su entrada en la casa del Emperador.
La marca de distincion de los Ayudantes de Campo
es la de llevar cordones con agujeta.

4.

El Ayudante de Campo de servicio manda las escoltas
que estén de servicio, así como todas las tropas que tengan
la honra de ser llamadas accidentalmente con ese objeto, esceptuando
la Guardia Palatina.


13

5.

Los oficiales del ejército que estén de servicio con el
Emperador, no recibirán órdenes mas que del Ayudante de
Campo de servicio, ó de los oficiales que le representen, escepto
los que mandan las guardias en los palacios.

6.

Las funciones de los Ayudantes de Campo del Emperador
son de una naturaleza escepcional; y así como no hay mision,
por elevada que sea, que no pueda serles confiada, de la propia
manera no hay servicio, por subalterno que parezca, que
no estén obligados á desempeñar.

7.

Cuando un Ayudante de Campo reciba una órden directa
del Emperador, no deberá comunicarla á nadie.

8.

Su turno en el servicio se fijará por el Ayudante de Campo
General.

9.

Cuando el Emperador salga en coche, el Ayudante de
Campo de servicio irá en el que siga inmediatamente al del
Emperador, y en él ocupará el primer lugar.

10.

Cuando el Emperador asista en carroza á las ceremonias
públicas, el Ayudante de Campo irá á caballo y se colocará
á la portezuela derecha de la carroza imperial, en disposicion
de recibir en el acto las órdenes de S. M.

11.

Si el Emperador asiste á caballo, el Ayudante de Campo


14

de servicio se colocará inmediatamente despues del Gran
Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial, y del
Caballerizo Mayor.

12.

En las grandes paradas y movimientos militares, los Ayudantes
de Campo que acompañen al Emperador, irán á una
distancia conveniente para poder recibir sus órdenes con
oportunidad.

13.

Reciben las órdenes del Emperador con el sombrero en la
mano, y se las repiten despues, no yendo á cumplirlas sino
cuando el Emperador lo mande, ya sea de palabra ó con alguna
señal.

14.

Cualquiera que sea el grado del oficial á quien lleven las órdenes
del Emperador, se las comunicarán con el sombrero en
la mano, y no volverán á su lugar hasta que estén seguros de
que se han ejecutado.

15.

Si el Emperador juzgare conveniente enviar sus órdenes
directamente á otro oficial distinto del que mande en gefe un
punto, los Ayudantes de Campo harán saber á ese oficial que
se procede de órden expresa del Emperador.

16.

Los Ayudantes de Campo deben conocer bien las maniobras
de todas las armas, á fin de ejecutar, como corresponde,
las órdenes que reciban del Emperador.

17.

En campaña los Ayudantes de Campo desempeñarán para
con el Emperador las funciones de Chambelanes.


15

18.

Los Oficiales de Ordenes de servicio están inmediatamente
subordinados á los Ayudantes de Campo de servicio, de quienes
recibirán las órdenes de S. M., á menos que el Emperador
no quiera comunicárselas directamente.

19.

Los Oficiales de Ordenes de servicio deben estar siempre
lo mas cerca posible del Ayudante de Campo de servicio.

20.

Los Ayudantes de Campo se relevan cada ocho dias en el
servicio personal del Emperador.

21.

Tendrán alojamiento cuando estén de servicio.

22.

En las audiencias y ceremonias públicas, los Ayudantes de
Campo se colocarán en el lugar que les designa el ceremonial
de la Corte.

23.

Cuando despues de recibida la órden del Emperador, el
Ayudante de Campo de servicio tenga que hablarle, podrá
presentarse á la puerta de la habitacion donde se encuentre
el Emperador, siempre y cuando el asunto sea urgente; pues
cuando no lo sea, se hará anunciar por el ugier.

24.

En los viajes, los Ayudantes de Campo designados para
acompañar al Emperador, irán en los coches de la Casa Imperial.


16

25.

Cuando el Emperador resida en Palacio, el Ayudante de
Campo y el Oficial de Ordenes de servicio permanecerán en
el salon de los Ayudantes, desde las nueve de la mañana
hasta el momento en que el Emperador se retire á sus habitaciones
privadas.

26.

Los Oficiales de la casa militar del Emperador que se ausenten
de su residencia ó que por cualquier motivo no puedan
hacer su servicio, deberán avisarlo oportunamente al Ayudante
de Campo General.

27.

El número de los Ayudantes de Campo del Emperador es
indeterminado, y habrá siempre uno de servicio, ó mas, si el
Emperador lo juzgare conveniente.

28.

Desde el momento en que salga el Emperador de Palacio
hasta su vuelta, el Ayudante de Campo de servicio le acompañará,
á menos que reciba órden de no hacerlo. Cuando no
se le dé esa órden, estará siempre cerca del Emperador para
velar por su seguridad, de la cual está encargado bajo su
mas estrecha responsabilidad.

29.

Cuando el Emperador salga de sus habitaciones para visitar
el Palacio ó pasearse en los jardines, no deberá el Ayudante
de Campo acompañarle, á menos que se lo mande.

30.

Los funcionarios agregados á título personal á los Ayudantes
de Campo, no forman parte de la Corte.


17

31.

Los Ayudantes de Campo no se pondrán de uniforme, sino
cuando el Emperador esté tambien de uniforme.

32.

Harán su servicio, por la mañana, de levita y corbata negras,
y por la tarde, con el frac de la casa del Emperador,
corbata blanca y condecoraciones el que las tenga.

33.

Cuando el Ayudante de Campo esté en presencia del Emperador,
no dirigirá ni devolverá saludo mas que á los miembros
de la Familia Imperial, á los Príncipes, á los Cardenales,
al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
y á los estandartes ó banderas cuando pase delante
de ellos.

34.

El Ayudante de Campo del Emperador conserva este título
aun cuando esté empleado en otras funciones militares que
le alejen de la Corte; y en qualquier lugar en que se encuentre
S. M., podrá ser llamado á desempeñar el servicio que le
corresponda cerca del Emperador como tal Ayudante de
Campo. Con cualquier uniforme que vista, usará los cordones
con agujetas.

35.

El Emperador designará los Ayudantes de Campo que deban
acompañarle y estar de servicio en sus viajes.

36.

Los Ayudantes de Campo no podrán hablar al Emperador
en el desempeño de sus obligaciones, de ningun asunto estraño
al servicio.


18

37.

Solo podrán ver al Emperador cuando los llame ó cuando
le hayan pedido una audiencia por conducto del Ayudante
de Campo General.

38.

Cuando el Emperador habite en un sitio imperial y venga
al Palacio de México, el Ayudante de Campo de servicio recibirá
á S. M. al pié de la escalera y le precederá hasta sus
habitaciones.


19

SECCION TERCERA.
DE LOS OFICIALES DE ORDENES DEL EMPERADOR.

1.

Los Oficiales de Ordenes del Emperador pertenecen á su
casa civil y militar; son nombrados por decreto imperial, y
prestan juramento en manos del Ayudante de Campo General.
Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad
del Emperador.

2.

Habrá siempre un Oficial de Ordenes de servicio cerca del
Emperador, ó mas, si S. M. lo juzgare necesario.

3.

Los Oficiales de Ordenes tienen su lugar señalado por el
ceremonial en todas las funciones de la Corte.

4.

Los Oficiales de Ordenes se relevan en el servicio personal
del Emperador, cada veinticuatro horas en el Palacio de México,
y cada ocho dias en los sitios imperiales.

5.

Cuando el Emperador esté en Palacio, el Oficial de Ordenes
no dejará nunca el salon de espera, sino por órden suya.


20

6.

Cuando el Emperador se retire á dormir, el Oficial de Ordenes
de servicio cuidará mas especialmente de la guarda de
la persona del Soberano, quien le dará en este caso las órdenes
que juzgue convenientes, segun las circunstancias.

7.

Todo despacho ó comunicacion que llegue en la noche
para el Emperador, se entregará al Oficial de Ordenes. Si
alguna persona solicitare hablarle por causa grave en la noche,
se dirigirá tambien al mismo Oficial de Ordenes.

8.

Los Oficiales de Ordenes de servicio están bajo las órdenes
inmediatas de los Ayudantes de Campo de servicio,
quienes les comunicarán las órdenes del Emperador, siempre
que S. M. no se las dé directamente.

9.

En toda circunstancia los Oficiales de Ordenes de servicio
deben estar lo mas cerca posible de los Ayudantes de Campo
de servicio.

10.

Para que puedan ejecutar con prontitud las órdenes relativas
al servicio del Emperador, habrá siempre un caballo ensillado
en una de las caballerizas del lugar donde resida S. M.

11.

Durante la permanencia del Emperador en los sitios imperiales,
el Oficial de Ordenes de servicio pedirá las instrucciones
necesarias sobre la hora de la llegada del Emperador
á la ciudad, para avisarlo por el telégrafo al Oficial de Ordenes


21

en México, el cual tendrá cuidado de comunicar inmediatamente
dichas instrucciones á todos los empleados de servicio
de la semana. Este oficial se encontrará, á la llegada de
S. M., al pié de la escalera para su recibimiento y precederle
despues hasta sus habitaciones.

12.

El Emperador designará los Oficiales de Ordenes que deban
acompañarle en sus viajes.

13.

No podrán hablar al Emperador de ningun asunto estraño
al servicio.

14.

Solo podrán ver al Emperador cuando los llame, ó despues
de haberle pedido una audiencia por conducto de sus jefes.



23

CAPITULO III.
De los Encargados del Ceremonial.

SECCION PRIMERA.
DEL GRAN MAESTRO DE CEREMONIAS.

1.

El Gran Maestro de Ceremonias es gran dignidad de la
Corte, presta juramento en manos del Emperador y ocupa el
lugar que le asigna el reglamento del ceremonial de la Corte.

2.

Son de su incumbencia:

  • I. El ceremonial de la Corte.
  • II. Las presentaciones.
  • III. Las audiencias.
  • IV. Las invitaciones.
  • V. Los bailes, fiestas y conciertos.
  • VI. Decidir sobre las cuestiones de precedencia y rango
    de la Corte.
  • VII. Decidir sobre las mismas cuestiones respecto del
    Cuerpo Diplomático.
  • VIII. Los teatros imperiales.
  • IX. Los duelos de Corte.
3.

Ademas, arregla los proyectos de las ceremonias, determina
el lugar y el tiempo en que deban celebrarse, el órden


24

que haya de seguirse, y las formalidades que deban observarse,
asignando á cada cual el sitio ó asiento que le corresponda
con arreglo á las localidades y al órden de precedencia
combinado con las necesidades del servicio.

4.

El Gran Maestro de Ceremonias recibirá todas las mañanas
las órdenes del Emperador relativas á cada dia, y el sábado,
las de la semana, bien sea directamente ó por conducto del
Ayudante de Campo de servicio.

5.

Cuando el Emperador no pueda atender al servicio de la
Casa Imperial, lo encargará al Gran Mariscal de la Corte y
Ministro de la Casa Imperial, de quien recibirá entonces el
Gran Maestro de Ceremonias las órdenes respectivas.

6.

Comunicará por su secretaría á los otros empleados de la
Corte las órdenes del Emperador, para que estos á su vez las
pongan en conocimiento de sus subalternos, á fin de que no se
entorpezca el servicio de cada dia.

7.

Cuando sea necesario, para arreglar las formalidades de
una gran ceremonia, conferenciar con los otros empleados
superiores de la Corte, la conferencia se celebrará en el despacho
del Gran Maestro de Ceremonias.

8.

Cuando el Emperador ordene una funcion estraordinaria,
el Gran Maestro de Ceremonias preparará el proyecto de ella
y lo someterá á su aprobacion.

9.

Aprobado que sea el proyecto, el Gran Maestro de Ceremonias


25

mandará copias firmadas del ceremonial á la Emperatriz,
á los Príncipes presentes, á las damas de la Emperatriz,
á los ministros y á las oficinas superiores de la Corte.

10.

Al Gran Maestro de Ceremonias le toca prescribir el traje
con el que se debe asistir á las solemnidades de la Corte, determinando
si es de gran gala ó de media gala, fijando tambien
el de la servidumbre de Palacio.

11.

Le corresponde mandar al dibujante de las ceremonias que
saque los diseños necesarios para la disposicion de las grandes
solemnidades, cuyos diseños someterá á la aprobacion
del Emperador.

12.

Asimismo le toca disponer que un arquitecto levante los
planos de las obras que deban hacerse en el local destinado
á la celebridad de una funcion.

13.

Cuando haya convenido provisionalmente en esos planos,
los someterá á la aprobacion del Emperador, y una vez aprobados
los remitirá para su ejecucion al Gran Chambelan.

14.

El dia de la funcion el Gran Maestro de Ceremonias cuidará
del puntual cumplimiento de todas las partes del ceremonial,
permaneciendo mientras dure el acto, delante y cerca
del Emperador para recibir sus órdenes cuando el caso lo
requiera.

15.

En todo lo que tenga relacion con las ceremonias públicas


26

en que intervenga el Gobierno, se pondrá de acuerdo con el
jefe del ministerio para su celebracion.

16.

En todo lo relativo á la celebracion de las funciones religiosas,
se pondrá de acuerdo con el Limosnero Mayor.

17.

Cuando los grandes cuerpos del Estado deban concurrir al
Palacio Imperial, ya sea en Cuerpo ó por medio de diputaciones,
se dirigirán, (autorizados que sean por el Ministro de
quien dependan), al Gran Maestro de Ceremonias para que
impetre del Emperador las órdenes correspondientes á su
recepcion.

18.

Obtenida la venia del Emperador, el Gran Maestro de Ceremonias
los introduce, los anuncia y los presenta.

19.

El Gran Maestro de Ceremonias solo ejercerá para con la
Emperatriz alguna funcion de su ministerio, cuando reciba
para ello órden espresa del Emperador; en cualquier otro caso
el Gran Chambelan de la Emperatriz y su Dama Mayor son
quienes están encargados del desempeño de tales funciones.

20.

Cuando un Príncipe, un Embajador ó un Ministro estranjero
obtengan una audiencia particular, el Gran Maestro de
Ceremonias, despues de recibir las órdenes del Emperador,
las trasmitirá á las personas que se digne nombrar para que
asistan á dicha audiencia.

21.

Cuando la audiencia sea secreta, el Gran Maestro de Ceremonias


27

se retirará de la sala despues de haber introducido al
Príncipe, al Embajador ó al Ministro estranjero.

22.

El Gran Maestro de Ceremonias estenderá en un libro, con
la mayor exactitud y autorizándolas con su firma, las actas
relativas á cada introduccion solemne ú ordinaria, y á cada
ceremonia. Al fin del año presentará al Emperador la coleccion
de aquellas actas cuya recopilacion deberá formar el
nuevo ceremonial.

23.

Ademas de este libro de actas, el Gran Maestro de Ceremonias
llevará otros para la correspondencia relativa á las
introducciones y á las personas admitidas en la Corte, y para
la que siga sobre las ceremonias é invitaciones. Tambien
llevará en debida forma la contabilidad de su oficina.

24.

Cuando el Emperador dé bailes, comidas, fiestas ó conciertos,
ó en cualquiera otra funcion de la Corte, las invitaciones
se harán en nombre de S. M. por el Gran Maestro de Ceremonias.

25.

En las comidas ocurrirá al Emperador para saber qué personas
deberán sentarse al lado de SS. MM. y de los miembros
de la Familia Imperial, y despues fijará el lugar de las demas
personas convidadas.

26.

Cada vez que el Emperador asista á una ceremonia, al teatro
ó á cualquiera otra funcion, el Gran Maestro de Ceremonias
irá en la comitiva en el coche de los Oficiales de servicio
que preceda al de S. M.


28

27.

Cuando el Emperador habite en un sitio imperial y venga
al Palacio de México, el Gran Maestro de Ceremonias, el
Ayudante de Campo, el Chambelan y el Oficial de Ordenes
de servicio recibirán á S. M. al pié de la escalera y le precederán
hasta sus habitaciones.

28.

Cuando el Emperador reciba á los cuerpos ó funcionarios
públicos que deben prestar juramento en sus manos, el Ministro
del ramo respectivo asistirá á la ceremonia del juramento.

29.

Lo mismo sucederá en la presentacion de las credenciales
de los Ministros estranjeros nuevamente acreditados que sean
recibidos por el Jefe del Estado con el ceremonial prescrito.

30.

El Gran Maestro de Ceremonias presentará al fin de cada
año la cuenta de ingresos y gastos de su oficina y el presupuesto
para el año siguiente.

31.

Someterá al Gran Mariscal y Ministro de la Casa Imperial
por conducto del Intendente General de la lista civil, las
proposiciones de los nombramientos de su incumbencia.

32.

Todos los empleados de su oficina prestan juramento en
sus manos.


29

33.

No podrá tratar con el Emperador en el desempeño de
sus funciones, de ningun asunto estraño al servicio.

34.

Solo podrá ver al Emperador cuando le llame ó cuando
le haya pedido una audiencia por escrito.

35.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador
cuando resida fuera del Palacio de México.


30

SECCION SEGUNDA.
DEL SECRETARIO DE LAS CEREMONIAS.

1.

El Secretario de las Ceremonias se nombra por decreto
imperial y pertenece á la casa civil del Emperador; presta
juramento en manos del Gran Maestro de Ceremonias, y
ocupa el lugar que le señala el ceremonial.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad del
Emperador.

3.

En caso de enfermedad, ausencia ó vacante del Gran
Maestro de Ceremonias, desempeñará sus funciones, sin que
por ello tenga derecho á ocupar otro lugar que el que le corresponde
como Secretario de las Ceremonias.

4.

Tendrá á su cargo la oficina de la secretaría del Gran
Maestro de Ceremonias, y bajo su dependencia á los empleados
necesarios para su despacho.

5.

La naturaleza de su servicio no permite que se le señalen
horas fijas de asistencia á su oficina; pero estará siempre listo
para lo que ocurra.


31

6.

Formará listas de las personas distinguidas del país y de
los estranjeros notables.

7.

Llevará un registro general de las personas que se convidan
á las funciones de Palacio y de las señas de sus casas.

8.

Vigilará las labores de los empleados de su oficina.

9.

Dispondrá que se hagan las impresiones, que se estiendan
las cartas y papeletas de invitacion, y cuidará de su eficaz
repartimiento.

10.

Se proveerá de los objetos necesarios para la oficina; llevará
la correspondencia general diaria; cuidará de la exactitud
con que deben trascribirse los documentos en los registros,
y del órden y buen arreglo en los archivos.

11.

Dará diariamente parte al Emperador del estado en que
se encuentren las personas notables enfermas.


32

SECCION TERCERA.
DEL DIBUJANTE Y DECORADOR DE LAS CEREMONIAS.

1.

El dibujante y decorador de las ceremonias es empleado
de la Casa Imperial y está á las órdenes del Gran Maestro de
Ceremonias.

2.

Preparará, segun las instrucciones que reciba del Gran
Maestro de Ceremonias, los dibujos siguientes:

  • I. Los de los uniformes de las diferentes categorias.
  • II. Los de los planos para las ceremonias y fiestas de
    la Corte, marcando con exactitud los lugares de
    cada categoría, de conformidad con el ceremonial
    de la Corte.
  • III. Ademas, propondrá las decoraciones y adornos que
    deban hacerse para las ceremonias y fiestas de
    la Corte.
3.

El dibujante y decorador entregará en tiempo oportuno
los diseños al Gran Maestro de Ceremonias, quien los someterá
á la aprobacion del Emperador.


33

4.

El dibujante de las ceremonias hará todos los diseños necesarios
para los trajes, los adornos y los cambios en las ceremonias.

5.

Cuidará ademas de la direccion artística del ornato de las
ceremonias y fiestas de la Corte.

6.

Deberá asistir á las ceremonias y fiestas de la Corte en el
traje que se le señalará para que pueda, en caso necesario,
recibir y ejecutar las órdenes que le dé el Gran Maestro de
Ceremonias.

7.

Si las ceremonias y fiestas tuvieren lugar fuera de los Palacios
Imperiales, tendrá el dibujante y decorador, segun las
órdenes del Gran Maestro de Ceremonias, que ponerse con
anticipacion de acuerdo con las autoridades competentes
para examinar los dibujos y diseños de las obras que se deban
hacer.



35

CAPITULO IV.
Del Chambelanato.

SECCION PRIMERA.
DEL GRAN CHAMBELAN.

1.

El Gran Chambelan es Gran Dignidad de la Corte, presta
juramento en manos del Emperador, y ocupa el lugar que le
corresponde segun el reglamento del ceremonial.

2.

El Gran Chambelan dirige el servicio de la Casa Imperial
y tiene á sus órdenes á los Chambelanes de servicio y á todos
los Chambelanes honorarios del Imperio, quienes prestan juramento
en sus manos.

3.

Cuida de la exacta observancia de este juramento.

4.

Son de su cargo:

  • I. El Palacio, sus habitaciones y edificios en general.
  • II. La direccion de los Museos y Colecciones Imperiales.
  • III. Todo lo concerniente á las ciencias y bellas artes.
  • IV. Decidir las cuestiones sobre alojamientos, mesas,
    alumbrado y gasto de leña y carbon.
  • V. El servicio de la cocina, de la cava y de la contabilidad.
  • VI. El ajuar del comedor, las vajillas y mantelería, los
    cubiertos de plata, &c.
  • VII. El cuidado de los jardines y de sus empleados.
  • VIII. El cuidado de la servidumbre y de su disciplina.
  • IX. El cuidado de los efectos mobiliarios.
  • X. El servicio sanitario, que comprende:
  • Los médicos de la Corte.
  • Los hospitales de la Corte.
  • La botica.
  • Los baños.
5.

El Gran Chambelan está encargado de la distribucion de
las habitaciones y alojamientos en los Palacios Imperiales.

6.

Dispone cómo deben amueblarse las habitaciones, y ocurre
al Intendente General de la lista civil para el pago de los
gastos que se eroguen con tal motivo, así como en las reparaciones,
conservacion y habilitacion de todos los muebles
necesarios, y en las ceremonias y funciones á que asista la
Corte.

7.

Nada puede variarse ni en la distribucion, ni en el ajuar
de los Palacios Imperiales, ni se puede sacar ningun mueble
de ellos sin una órden del Gran Chambelan.

8.

De la misma manera nada puede introducirse en ellos sin
su conocimiento.


37

9.

Cuida del buen estado y conservacion de los edificios y habitaciones
de los Palacios, así como de sus ajuares respectivos,
y da parte al Intendente General de la lista civil de las
reparaciones y mejoras que necesiten.

10.

Cuida tambien de que los alojamientos y habitaciones estén
siempre en un estado perfecto de aseo, así como los patios
y demas dependencias de los Palacios Imperiales.

11.

Cuida del propio modo de la buena conservacion de los
jardines.

12.

Distribuye las mesas, determina cuáles son las personas
que deben comer en ellas, y arregla el servicio de cada una.

13.

Al Gran Chambelan se le comunicarán oportunamente las
órdenes que dieren SS. MM. relativas al servicio de su mesa
y de los convites que den.

14.

Arregla el servicio de la mesa del Gran Mariscal de la Corte
y Ministro de la Casa Imperial, en la que tienen asiento de
derecho las personas del pequeño servicio de honor, que son:

  • I. El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
    Imperial.
  • II. El Ayudante de Campo de servicio.
  • III. Los Chambelanes de servicio.
  • IV. Las Damas de Palacio y de Honor de servicio.
  • V. Los Oficiales de Ordenes de servicio.
  • VI. El Médico de servicio.
  • VII. El Teniente de la Guardia Palatina que esté de servicio.
  • VIII. El Comandante del Cuerpo de Guardia.
15.

El Gran Chambelan ocurre en persona á recibir las órdenes
del Emperador sobre el servicio y las hace ejecutar por
sus subalternos.

16.

Avisará á SS. MM. cuando esté puesta la comida en la
mesa.

17.

Formará todos los estados de los gastos, sueldos y salarios
que requiera su dependencia, y los remitirá al Intendente General
de la lista civil.

18.

El Gran Chambelan dará parte todos los sábados á las secretarías
de los grandes dignidades de la Corte, de cuáles son
los Chambelanes que entran de servicio en la semana siguiente,
comunicándoles oportunamente los cambios que sobrevengan.

19.

Presentará al fin de cada año la cuenta de gastos de su
ramo, y el dia 1.° de Noviembre el presupuesto para el año
siguiente.

20.

Somete al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial, por conducto del Intendente de la lista civil, las
propuestas de nombramientos y de licencias que sean de su
cargo.


39

21.

Todos los empleados de su dependencia prestan juramento
en sus manos.

22.

El Gran Chambelan no podrá hablar al Emperador, en el
desempeño de sus funciones, de ningun asunto estraño al servicio.

23.

Solo podrá ver al Emperador cuando le llame, ó despues
de haberle pedido una audiencia por escrito.

24.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador
cuando resida fuera del Palacio de México.


40

SECCION SEGUNDA.
DE LOS CHAMBELANES.

1.

Los Chambelanes son oficiales civiles de la Casa del Emperador,
y prestan juramento en manos del Gran Chambelan.

2.

El nombramiento y la remocion de los Chambelanes dependen
de la voluntad del Emperador.

3.

Los Chambelanes guardarán entre sí el lugar que les corresponda
segun su antigüedad en el servicio del Emperador.

4.

Los Chambelanes llevarán en el lado derecho de la casaca,
como insignia de su cargo, la cifra del Emperador con la corona
imperial.

5.

Dependen del Gran Chambelan, que los citará á todos para
que asistan á las grandes ceremonias, y que nombrará á
los que se releven en el servicio de honor de SS. MM.


41

6.

Habrá siempre en Palacio un Chambelan de servicio del
Emperador que se relevará cada ocho dias.

7.

El Chambelan de servicio está encargado de introducir á
las personas que deban ser recibidas por el Emperador.

8.

El Chambelan de servicio es el único que manda en las habitaciones;
tiene bajo sus órdenes los ugieres, ayudas de cámara
y demas personas agregadas al servicio, debiendo cuidar
de que todos estén en su puesto.

9.

Debe cuidar tambien del buen órden y arreglo de todo lo
que haya en las grandes habitaciones y en la pieza de honor
del Emperador.

10.

El Chambelan de servicio se releva todos los domingos á
las diez de la mañana; el que sale debe informar al que entra
de las órdenes que el Emperador haya dado para la semana
siguiente.

11.

El Chambelan de servicio ocupará una pieza, que no sea
de paso, donde permanecerá dispuesto á cumplir lo que se le
mande.

12.

Debe estar en Palacio á la hora indicada por el Gran
Chambelan, y se retirará cuando acabe su servicio; pero dejando
dicho dónde se le ha de encontrar cuando no esté en
Palacio.


42

13.

El Emperador designará los Chambelanes que deban acompañarle
y estar de servicio en sus viajes.

14.

El Chambelan de servicio comunicará todas las mañanas
al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
las órdenes y disposiciones de SS. MM.

15.

Los dias de audiencia, el Chambelan de servicio anuncia á
las personas que la hayan obtenido, y las introduce á presencia
del Soberano, para lo cual recibirá del Gabinete del Emperador,
con la debida anticipacion, una lista por duplicado
de las personas que deberán ser recibidas: un ejemplar de dicha
lista será para el Emperador y el otro para el Chambelan
de servicio.

16.

En las grandes recepciones es obligatoria la asistencia de
los Chambelanes.

17.

No podrán hablar al Emperador en el desempeño de sus
obligaciones, de ningun asunto estraño al servicio.

18.

Solo podrán ver al Emperador cuando los llame ó despues
de haberle pedido una audiencia por conducto del Gran
Chambelan.


43

SECCION TERCERA.
DEL DIRECTOR DEL CHAMBELANATO.

1.

El Director del Chambelanato es nombrado por decreto
imperial, pertenece á la casa civil del Emperador, y presta
juramento en manos del Gran Chambelan.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad del
Emperador.

3.

En caso de enfermedad, ausencia ó vacante del Gran Chambelan,
le sustituye en sus funciones, sin que por ello tenga
derecho á ocupar otro lugar que el que le corresponde en el
ceremonial por su propio cargo.

4.

El Director del Chambelanato es jefe de la oficina del Gran
Chambelan y tiene todos los dependientes de ella á sus órdenes.

5.

Todos los dias recibirá, á las siete de la mañana, las relaciones
del dia anterior, del Mayordomo, del Vigilante de Palacio


44

y de los demas dependientes de su cargo, comunicando
en dicha hora las órdenes del dia.

6.

En el despacho del Director del Chambelanato se depositarán
los inventarios del Palacio, los cuales deben llevarse
con la mayor exactitud.

7.

Visita y manda visitar los diferentes alojamientos, con el
fin de cerciorarse de que están en buen estado y de que las
personas que los habitan no cometen ningun daño ni abuso
perjudicial al órden y buen régimen que deben reinar en ellos.

8.

Visita tambien las cavas, comedores, mantelería, despensas,
leñeras y carbonerías para cerciorarse de que todo está
en órden y buen estado.

9.

El Director del Chambelanato tendrá en su despacho los
dependientes necesarios.

10.

Los domingos y los jueves de cada semana, recibirá á las
ocho de la mañana, á los criados que tengan quejas ó reclamaciones
que alegar.

11.

La naturaleza de su servicio no permite que se le señalen
horas fijas de asistencia á su oficina; pero estará siempre listo
para lo que ocurra.

12.

Tendrá bajo su inmediata vigilancia todas las obras que se
hagan en Palacio.


45

SECCION CUARTA.
DEL DIBUJANTE Y DECORADOR DE LOS PALACIOS IMPERIALES.

1.

Es empleado de la Casa Imperial y está á las órdenes del
Gran Chambelan.

2.

Hará de órden del Gran Chambelan los dibujos siguientes:

  • I. Los que sean necesarios para decorar los Palacios
    Imperiales y todos los edificios de la Corte.
  • II. Los relativos á adornos y ornamentos de los salones,
    cuartos, escaleras, patios y demas dependencias
    de los Palacios Imperiales.
  • III. Sacará tambien los planos para el arreglo de los
    edificios de la Corte, y formará los dibujos de los
    muebles que deban servir para su ajuar.
3.

Formará los presupuestos de los gastos que requiera la
ejecucion de esos planos, y los entregará con la debida oportunidad
al Gran Chambelan para que éste á su vez los remita
á la Intendencia General de la lista civil.

4.

Deberá entregar con anticipacion sus dibujos y planos al
Gran Chambelan para que los someta á la aprobacion del
Emperador.


46

5.

Tendrá á su cargo la direccion artística en la ejecucion de
los espresados dibujos y planos, de cuyo exacto cumplimiento
cuidará, dejando la parte que sea de construccion al arquitecto.

6.

Tendrá tambien á su cargo el guardamuebles y llevará un
inventario escrupuloso de cuanto contenga.

7.

Propondrá la distribucion y colocacion de los muebles y
objetos de arte.

8.

Cuidará del buen estado y pronta reparacion de los muebles
y objetos de arte de los Palacios y Sitios Imperiales, y
edificios de la Corte.

9.

Cuidará de presentar oportunamente todos los años, al
Gran Chambelan, los presupuestos de los gastos que deban
hacerse para reparar y renovar los objetos que lo requieran.


47

SECCION QUINTA.
DEL SERVICIO SANITARIO.

§ 1.
DEL MEDICO DEL EMPERADOR.
1.

El Médico del Emperador es oficial civil y militar de la
Casa Imperial, presta juramento en manos del Gran Chambelan
y ocupa en las funciones el lugar que le designa el Ceremonial.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad del
Emperador.

3.

El Médico del Emperador dirige el servicio médico de la
Corte.

4.

Presentará á fin de año la cuenta de gastos de su ramo y
el 1.° de Noviembre el presupuesto para el año siguiente.

5.

Tendrá derecho á un alojamiento en Palacio.


48

6.

Tendrá que estar siempre dispuesto para acompañar al
Emperador en sus viajes.

7.

El Médico del Emperador tendrá siempre bien surtido un
botiquin, para atender á lo que ocurra repentinamente.

8.

No se pagará, sin su Visto Bueno, ninguna cuenta del farmacéutico.


49

§ 2.
DE LOS MEDICOS DE LA CORTE.
1.

Los médicos de la Corte se nombran por decreto imperial,
son oficiales civiles de la Casa del Emperador, y prestan juramento
en manos del Gran Chambelan.

2.

El nombramiento y la remocion de los médicos de la Corte
dependen de la voluntad del Emperador.

3.

Habrá dos médicos de la Corte.

4.

En todo lo concerniente á su servicio, los médicos de la
Corte estarán sujetos á la vigilancia y direccion del médico
del Emperador.

5.

Cuando un médico de la Corte haya entrado á desempeñar
ese destino, despues de haber ocupado algun empleo público
de su profesion, el tiempo que haya servido en ese empleo se
le contará como si lo hubiese pasado en el servicio de la
Corte.


50

6.
  • Tienen derecho á la asistencia medical gratuita y á los medicamentos:
  • I. Los individuos del servicio itemersonal del Emitemerador
    con sus familias, con tal que tengan su domicilio
    fijo en itemalacio.
  • II. Los criados de la Corte con sus familias.
7.

Las personas de la Corte que tengan derecho á la asistencia
médica gratuita, podrán elegir entre los médicos de la
Corte al que prefieran.


51

§ 3.
DEL SERVICIO DE LOS MEDICOS.
1.

Los médicos de la Corte asistirán gratuitamente á todas las
personas mencionadas en el artículo 6 del párrafo anterior.

2.

Se les prohibe estrictamente aceptar por su asistencia ninguna
propina de esas personas.

3.

Para las consultas de los enfermos ó para acudir á su llamamiento,
los médicos de la Corte estarán en su habitacion
á una hora fija, á saber: el uno, de las siete á las ocho de la
mañana, y el otro, de las doce á la una del dia.

4.

Los médicos de la Corte harán un servicio alternativo de
veinticuatro horas, durante las cuales uno de ellos estará perennemente
en Palacio, comenzando este servicio á las doce
del dia y terminándole á la misma hora del siguiente.

5.

Los médicos de la Corte mandarán al hospital que se les


52

designe de esta ciudad, á los individuos que estén atacados
de enfermedades contagiosas, así como á los que no se puedan
curar en su habitacion.

6.

Cuando SS. MM. salgan de la capital, designarán, si lo tienen
á bien, los médicos que deban ser del viaje, los que alternarán
en su servicio.

7.

Habrá ademas médicos consultantes nombrados por el Emperador.


53

§ 4.
DEL FARMACEUTICO DEL EMPERADOR.
1.

El farmacéutico del Emperador se nombra por decreto
imperial.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad del
Emperador.

3.

El farmacéutico del Emperador tendrá listas, y de superior
calidad, las drogas y sustancias medicinales prescritas por la
farmacopea de México.

4.

Todo lo tendrá que preparar segun las recetas de los médicos
de la Corte.

5.

El farmacéutico del Emperador no dará ninguna medicina
por cuenta de la Casa Imperial, sino con una receta del médico
del Emperador ó de los médicos de la Corte.


54

6.

El farmacéutico del Emperador conservará las recetas que
despache.

7.

En los primeros ocho dias de cada mes presentará todas
las recetas del mes anterior al médico del Emperador para
su revision.

8.

El farmacéutico del Emperador organizará un servicio regular
de noche en su botica.

9.

En todo lo concerniente á su servicio estará sujeto á la vigilancia
y direccion del médico del Emperador y de los médicos
de la Corte.

10.

Las cuentas del farmacéutico, con el Visto Bueno del médico
del Emperador, se pagarán por trimestres.


55

SECCION SESTA.
DE LA MAYORDOMIA.

§ 1.
DEL MAYORDOMO.
1.

Toda la servidumbre, escepto la de las caballerizas, estará
á las órdenes inmediatas del Mayordomo.

2.

El Mayordomo distribuirá entre los sirvientes que están á
sus órdenes, el trabajo que á cada uno le corresponda, cuidando
de su exacto cumplimiento.

3.

El Mayordomo deberá presenciar el recibo de todas las
provisiones para el servicio de la Casa Imperial, y verificará
su conformidad con lo que se haya convenido sobre las compras
aprobadas por el Intendente General de la lista civil.

4.

Los Chambelanes de servicio pasarán al Mayordomo la
lista de las personas que SS. MM. hayan convidado á su mesa.


56

5.

Antes de acostarse el Emperador, el Mayordomo le pedirá
sus órdenes para el servicio del dia siguiente y le preguntará
la hora de su almuerzo.

6.

Cuidará tambien de que se aseen debidamente los cuartos,
escaleras y corredores de los departamentos de SS. MM., y
de que el alumbrado de las arañas y lámparas esté siempre
arreglado.

7.

Todos los dias, á la hora que le hayan fijado, irá á recibir
del Gran Chambelan las órdenes relativas á su servicio.

8.

Avisará oportunamente al jefe de la cocina, al sumiller del
comedor y á los criados del servicio de la mesa, el número
de las personas invitadas á comer, la hora y la clase de comida
que se ha de servir. Dará las instrucciones convenientes
sobre la comida. Mandará con un criado los convites
para las personas que vivan en Palacio. Designará cuáles
deberán ser los criados que se encarguen del servicio de la
mesa; cuál la librea que deban vestir, y cuál el trabajo que
cada uno debe desempeñar antes, durante y despues de la
comida: en caso de que accidentalmente falten criados para
el servicio, los pondrá bajo su responsabilidad. Cuidará de
que la mesa esté puesta á la hora determinada y de que el
servicio se haga con puntualidad, inspeccionando, con la debida
anticipacion, tanto la mesa como todo lo que de ella dependa,
para cerciorarse de que nada falta, de que todo está
en regla y de que cada criado está en su puesto con el traje
que se le haya prevenido.

9.

Cuidará asimismo de que el alumbrado, tanto en el comedor


57

como en los salones y corredores, corresponda á la clase
de la comida.

10.

Tan luego como esté puesta la comida, lo avisará al Gran
Chambelan ó al que haga sus veces.

11.

Inspeccionará el servicio de la cava, y oportunamente avisará
al sumiller que la tenga á su cargo cuáles son los vinos
y la cantidad de ellos que deban usarse en cada comida.

12.

Cuando falte algo en la cava, lo avisará á su jefe para que
disponga su provision.

13.

Tendrá bajo su inmediata responsabilidad la panetería, las
vajillas, los cubiertos de plata y las demas cosas correspondientes
al servicio del comedor, vigilando tambien su limpieza,
uso y custodia; y cuando falte algo, lo avisará á su jefe
para que se reponga.

14.

Tendrá á su cargo el cuidado de los guardaropas del servicio,
sujetándose á las prevenciones siguientes:

  • I. Solo entregará los objetos que estén bajo su custodia,
    á los que tengan derecho de pedirlos para los
    usos á que se destinan.
  • II. Cuidará de que los guardaropas estén siempre provistos
    de todos los objetos necesarios.
  • III. Atenderá á que la limpieza, cantidad, calidad y uso
    de esos objetos, correspondan á lo que requiere
    el servicio de la Corte.
  • IV. Cuando por el uso ó por cualquiera otra causa sea
    necesario reponer ó aumentar algunas piezas de
    la panetería ó de los guardaropas, lo avisará
    oportunamente á su jefe, especificando la calidad,
    la cantidad y los dibujos de las piezas, para hacer
    la habilitacion correspondiente.
15.

Mandará hacer las libreas y los vestidos que se necesiten
para la servidumbre, y entregará á cada criado lo que deba
usar, dándole por escrito una instruccion sobre el tiempo que
le ha de durar cada pieza de su traje y las ocasiones en que
deba ponérselo, que no pueden ser otras que las del servicio
de la Corte. Los criados que por falta de cuidado gasten su
traje antes del tiempo que se le haya señalado, le repondrán
de su cuenta. Tambien cuidará el Mayordomo de que en la
panetería y los guardaropas se tenga el aseo y el órden correspondiente
con todas las cosas que haya en ellos.

16.

En los paseos de la Corte designará los criados que deban
ir, señalándoles el traje que han de llevar, y antes de la partida,
se cerciorará de que todo está en órden y bien arreglado.

17.

En los viajes recogerá y revisará todas las noches la cuenta
de la cocina.

En todo lo demas se observarán las prescripciones que rigen
cuando la Corte está en la capital.


59

§ 2.
DEL SUMILLER DEL COMEDOR.
1.

El Sumiller del comedor llevará un registro en el que apuntará
la existencia, y la entrada y salida del guardavajilla,
donde se conservarán los objetos siguientes:

Los utensilios de plata del servicio de la mesa.

La loza id. id. id.
Los objetos de cristal id. id. id.
Los candelabros, lámparas, &c. id. id. id.

Y todos los demas objetos propios del servicio de la mesa.

2.

Tambien llevará otro registro para apuntar la ropa de mesa
limpia que reciba y la sucia que dé á lavar, cuidando de
tener siempre la necesaria para el uso diario.

3.

Estenderá los convites de las personas que vivan en Palacio

4.

Dirigirá el modo de poner la mesa, y servirá la de SS. MM.
así como la del Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
Casa Imperial.


60

5.

Recibirá del Sumiller de la cava los vinos que deban servirse,
y despues de las comidas le devolverá el sobrante de ellos,
con un apunte escrito de lo que se haya consumido.

6.

Cuidará de que no se cojan lo que quede en los platones, y
de que todo se devuelva á la cocina.

7.

Pondrá en cada asiento de la mesa, en una tarjeta, el nombre
de la persona que deba ocuparle.

8.

Cuidará de que las luces del comedor estén encendidas con
la debida anticipacion.

9.

Cuidará de que todos los objetos del servicio de la mesa
se limpien con esmero despues de cada comida.

10.

Cuidará de las mantelerías, dando oportuno aviso de lo
que falte y de las reparaciones que deban hacerse en su dependencia.

11.

Llevará una cuenta de lo que se gaste en limpiar los objetos
del servicio del comedor, la que entregará al fin del mes
al Mayordomo.

12.

Cuando algun objeto del servicio del comedor se rompa,
pierda ó maltrate, lo avisará en las veinticuatro horas.


61

13.

Cuando la pérdida ó la rotura provengan de descuido, responderá
de ellas.

14.

Cuando el Sumiller del comedor salga fuera de Palacio,
dejará, bajo su responsabilidad, á un criado de los que tiene
á sus órdenes, la llave del guardavajilla.


62

§ 3.
DEL SUMILLER DE LA CAVA.
1.

El sumiller de la cava llevará un registro en el que apuntará
la existencia, y la entrada y salida de los vinos, licores
y demas bebidas que guarde en la cava.

2.

Solo dará de esos líquidos á los que tengan derecho de pedirlos,
apuntando su salida, y al recibir los sobrantes, les
volverá á dar entrada en su registro.

3.

En caso de que se tuerza el vino ó de que haya alguna
pérdida ó avería, lo avisará inmediatamente á su jefe.

4.

Cuando falte algun artículo, lo avisará para que con
tiempo se haga la provision correspondiente.

5.

A fin de cada mes dará un apunte á su jefe, de la existencia
y del consumo habido.

6.

Ayudará al servicio de la mesa cuando las circunstancias
lo requieran.


63

§ 4.
DEL DIRECTOR DEL GUARDAROPA.
1.

El director del guardaropa llevará un registro donde apuntará
la existencia, entrada y salida del vestuario que está á
su cuidado.

2.

Tambien llevará cuenta y razon de los vestidos que dé á
los criados, anotando el dia en que los entrega y el tiempo
que cada vestido deba durar.

3.

Cuidará de que en el guardaropa haya el órden y aseo debidos,
dando oportunamente aviso de las reparaciones que
sea necesario hacer en su dependencia.

4.

Dará á los criados permanentes, y á los suplentes que se
tomen en caso de necesidad, los trajes que deban ponerse, cuidando
de recogerlos, despues de concluido el servicio para
que los dió, en el mismo estado que antes guardaban.

5.

Cuidará de que el vestuario se haga segun los dibujos y
diseños fijados en el reglamento respectivo.


64

§ 5.
DEL ENCARGADO DEL ALUMBRADO, DEL LEÑAME Y DE LA
CARBONERIA.
1.

El encargado del alumbrado, del leñame y de la carbonería,
asentará en un libro la existencia, y la entrada y salida de
los efectos propios del alumbrado, así como de la leña y del
carbon.

2.

La entrega de esos efectos la hará diariamente el encargado
de ellos, en horas fijas, y solo á las personas que tengan
derecho de pedirlos, cuidando de conservar en su poder las
llaves de las piezas donde estén guardados.

3.

Tendrá un apunte de las piezas en que debe haber alumbrado,
y de la calidad y cantidad del que se requiera en cada
circunstancia.

4.

Tambien llevará un apunte del lugar en que se han de poner
las luces, de su clase y del número de las arañas y de las
velas que deban encenderse.

5.

Dará oportunamente parte de las composturas y reposiciones
que sea necesario hacer en su dependencia.


65

§ 6.
DE LA ROPERA.
1.

La ropera llevará un registro de la ropa que se le haya
confiado, y en él anotará el movimiento de entrada y salida
de la ropería.

2.

Dará la ropa blanca que se necesite para el servicio, en la
cantidad y de la calidad que se requiera, á los que tengan
derecho de pedirla, cuidando de cambiarla por limpia á su
debido tiempo.

3.

Cuidará de la conservacion de la ropa que esté fuera de uso.

4.

Dará por apunte á lavar la ropa, recibiendo lo mismo la
limpia.

5.

Repasará la ropa que tiene á su cuidado.

6.

Avisará con tiempo las averías que ocurran y las reposiciones
que deban hacerse.


66

§ 7.
DE LOS UGIERES.
1.

El ugier de servicio cuidará desde las seis de la mañana de
la limpia de los cuartos que le hayan asignado, así como del
arreglo del alumbrado de ellos.

2.

Se hallará puntualmente en su puesto á la hora señalada y
con el traje que le corresponda.

3.

Atenderá á que el servicio que tiene á su cuidado se haga
con órden, en silencio y con decoro.

4.

Cuando salgan SS. MM. de su cuarto, el ugier abrirá las
puertas por donde tengan que pasar, á menos que no reciba
órden en contrario.

5.

No dejará entrar á nadie á la habitacion de SS. MM., sin
prévio anuncio.


67

6.

Antes de entrar el ugier á la habitacion de SS. MM., tocará
la puerta y aguardará que le contesten.

7.

Anunciará solo á las personas de la Corte, á los Ministros
y á los que se le haya prevenido que deben presentarse.

8.

Abrirá la puerta al que deba entrar, cerrándola despues
que haya pasado.

9.

Estará siempre de pié en el desempeño de sus obligaciones,
y solo se podrá sentar cuando no haya ningun estraño
ni ninguna persona de mas carácter que él en la antesala;
con el bien entendido que en cuanto se presente álguien de
mas categoría que él, se pondrá inmediatamente de pié.

10.

Se guardará el debido respeto á los que estén en la antesala,
prohibiéndose toda conversacion que no se refiera al
servicio. El ugier no se permitirá ninguna confianza con las
personas de mas categoría que él.

11.

Nunca abandonará su puesto sin causa justificada, dejando
siempre un suplente en su lugar.

12.

Asistirá al comedor cuando se le prevenga, annque sea en
los dias feriados ó de descanso para él.


68

13.

Atenderá á que en los cuartos que estén á su cuidado se
enciendan las luces oportunamente.

14.

Por la noche solo podrán retirarse, tanto él como los demas
criados que estén de servicio, cuando se les avise, cuidando
de apagar antes las luces y de dejarlo todo cerrado.

15.

Aunque SS. MM. salgan por algun tiempo de sus departamentos,
sea que vayan al paseo, al teatro ó á cualquiera otra
parte, no podrán separarse de sus puestos.


69

SECCION SETIMA.
DEL VIGILANTE DE PALACIO.

1.

El Vigilante guardará las llaves de todas las puertas interiores
del Palacio, y responderá de todos los objetos que
queden bajo su custodia.

2.

Está particularmente encargado de todo el ajuar de Palacio.

3.

Tiene obligacion de prevenir al Gran Chambelan de las
entradas de estos objetos, y vigilará la salida de ellos hasta
su reintegro al guarda muebles de la Corona.

4.

Tiene á sus órdenes la servidumbre necesaria para la conservacion
de los Palacios.


70

SECCION OCTAVA.
DEL PRIMER AYUDA DE CAMARA DEL EMPERADOR.

1.

El Primer Ayuda de Cámara del Emperador tiene á su
cuidado y bajo su responsabilidad:

  • I. Todos los objetos del tocador de S. M.
  • II. Su guardaropa.
  • III. Su ropa blanca.
  • IV. Sus armas de uso.
  • V. Las condecoraciones, alhajas, cajas de rapé, puros
    y cigarros.
  • VI. Los relojes y estuches de viaje.
2.

Cuidará de que nada falte en el bufete del Emperador, de
que haya siempre rapé, puros y cigarros, y de que esté bien
surtido el botiquin, para lo cual el Médico del Emperador le
proveerá de las sustancias medicinales que sean necesarias.

3.

Cuidará de que estos objetos estén siempre completos y
que su renovacion se haga con oportunidad.

4.

Formará una lista de los proveedores de quieens deba surtirse
y de los que estén encargados de hacer las reparaciones
que se necesiten.


71

5.

Formará tambien un inventario completo de todo lo que
esté bajo su cuidado.

6.

Entregará á la Intendencia General, antes del dia 10 de
cada mes, la cuenta de los gastos de su cargo, comprobándola
con los justificantes respectivos.

7.

Dirigirá la servidumbre de la Cámara del Emperador, y
cuidará con severidad de que el servicio se haga pronta y
eficazmente, segun el reglamento relativo.

8.

Prevendrá inmediatamente al Chambelan de servicio de
cualquiera irregularidad, riña ó delito de que pueda alguna
vez hacerse culpable la servidumbre de la Cámara.

9.

Cuando esté de servicio cerca del Emperador, vestirá el
traje número 4.

10.

Deberá hallarse todas las mañanas en la antecámara del
Emperador, para poder entrar en su recámara en cuanto le
toque la campanilla. Despues de haber recibido las órdenes
del Emperador, le servirá el café (que se hará siempre en la
cocina de boca,) y en seguida pondrá sobre el bufete todos
los despachos, cartas y periódicos recibidos en la noche, así
como la cartera del Gabinete.

11.

Avisará al Oficial de Ordenes cuando el Emperador se haya
levantado, y llamará al Oficial de la Guardia Palatina que


72

esté de servicio, cuando haya puesto el almuerzo; y despues
de haber recibido las órdenes relativas del Emperador, hará
los preparativos necesarios para su tocado, lo mismo que para
el baño en los dias que le hayan fijado.

12.

Los domingos preparará el uniforme con las condecoraciones,
y entregará el libro de misa al ugier de servicio.

13.

A la hora que le hayan fijado, servirá el almuerzo del Emperador
en su gabinete, acompañándole en esto otro ayuda
de cámara, y cuidando de que todo lo sirvan á un tiempo.

14.

Cuidará de que se asee y ventile la habitacion del Emperador
durante el paseo de por la mañana, y de que se cambien
las velas, lámparas, etc.

15.

El Primer Ayuda de Cámara es el único que podrá asear
el bufete del Emperador, y cuidará con puntualidad y rígida
observancia, no solo de que no toquen, sino de que nadie se
acerque al bufete, cualesquiera que sean las circunstancias.

16.

El Primer Ayuda de Cámara en persona quemará lo que
contenga la canastilla de papeles rotos.

17.

Se informará una hora antes de la comida, si SS. MM. comen
solos ó tienen convidados de frac ó de uniforme, para
disponer con tiempo el vestido correspondiente del Emperador.


73

18.

Cuidará de que enciendan las luces de las habitaciones del
Emperador desde que comience á oscurecer; pero él mismo
encenderá las de su despacho.

19.

Despues de haber asistido al Emperador en la hora de
acostarse, pondrá en conocimiento del Oficial de Ordenes y
del de la Guardia Palatina, que el Emperador se ha recogido.

20.

Se asegurará de que todas las puertas de la habitacion estén
bien cerradas y todas las luces apagadas.

21.

Cuando el Emperador esté en la habitacion de la Emperatriz,
el Primer Ayuda de Cámara encargará á la Camarera
de servicio de todas las cosas que tenga que poner en conocimiento
del Emperador.

22.

Nunca entrará en la habitacion del Emperador sino cuando
le llame; en cualquiera otra circunstancia tocará á la puerta
y aguardará que le den la órden de entrar. Toda la demas
servidumbre de la cámara hará lo mismo.

23.

Guardará la llave de la escalera privada, y no permitirá
que suba por ella mas que el Capitan y el Oficial de la Guardia
Palatina de servicio, el Jefe del Gabinete, el Archivero de
la Casa Imperial y las personas que el mismo Emperador designe,
prohibiendo á cualquiera otra el paso por ella.

24.

Toda infraccion de esta órden, así como el nombre del culpable,


74

se comunicarán inmediatamente al Oficial de la Guardia
Palatina de servicio.

25.

Guardará siempre el mas profundo secreto sobre las personas
admitidas por la espresada escalera, ó detenidas para
trabajar en el Despacho del Emperador.


75

CAPITULO V.
Servicio Religioso.

SECCION PRIMERA.
DEL LIMOSNERO MAYOR.

1.

El Limosnero Mayor es nombrado por el Emperador, y
presta juramento en sus manos.

2.

Es Gran Dignidad de la Corte y ocupa el lugar que le señala
este reglamento.

3.

Está encargado:

  • I. De la Capilla de Palacio.
  • II. De la Parroquia de la Corte.
  • III. Del ceremonial de la Iglesia.
  • IV. De los sermones de Cuaresma.
  • V. De la música religiosa.
4.

Es el Obispo de la Corte en cualquier parte donde ésta se
encuentre, y tiene la superintendencia de todo lo perteneciente
al Oficio Divino en las capillas imperiales.


76

5.

Asistirá á las funciones religiosas, á las presentaciones del
Nuncio Apostólico y á las del Alto Clero.

6.

Presencia el juramento de fidelidad que deben prestar al
Emperador los Cardenales, Arzobispos y Obispos: asiste al
de los grandes dignidades de la Corte, y lee la fórmula del juramento:
asiste tambien al de los Chambelanes y al de la
Guardia Palatina.

7.

Como Jefe de la Parroquia de la Corte, seguirá estrictamente
las instrucciones contenidas en el breve dado por Su
Santidad al Emperador y fechado en Roma á 27 de Diciembre
de 1859.

8.

En ciertas fiestas del año presenta á besar al Emperador
el libro del Evangelio y la Paz.

9.

Trasmite al Maestro de Ceremonias de la capilla imperial,
las órdenes del Emperador relativas al Oficio Divino.

10.

Se pondrá de acuerdo con el Gran Maestro de Ceremonias
para que la música de cámara toque en la Capilla.

11.

Arregla los gastos de la Capilla sobre los fondos destinados
á este objeto, conformándose en todo á las reglas establecidas
para la contabilidad de la Casa Imperial.

12.

Propone los predicadores de la Corte Imperial.


77

13.

El Limosnero Mayor presentará cada año la cuenta de
gastos de su dependencia y su presupuesto para el año siguiente.

14.

Somete al Emperador sus propuestas para los empleos de
su jurisdiccion que deban proveerse por decretos imperiales.

15.

Todos los empleados de su jurisdiccion prestan juramento
en sus manos.

16.

No podrá tratar con el Emperador, en el desempeño de
sus funciones, de ningun asunto estraño al servicio.

17.

Solo podrá ver al Emperador cuando le llame ó cuando le
haya pedido una audiencia por escrito.

18.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador
cuando resida fuera del Palacio de México.


78

SECCION SEGUNDA.
DE LOS CAPELLANES.

1.

Los Capellanes se nombran por decreto imperial y prestan
juramento en manos del Limosnero Mayor.

2.

Asisten al Oficio los dias de gran solemnidad y sirven en
el altar cuando celebra el Limosnero Mayor.

3.

Uno de los Capellanes, designado con este objeto por el Limosnero
Mayor, desempeñará las funciones de cura en la Casa
Imperial, estará encargado de llevar y guardar los registros
de los Sacramentos, y le sustituirá en su ausencia.

4.

El otro Capellan es Maestro de Ceremonias, y recibe las
órdenes del Limosnero Mayor, ó las del que haga sus veces,
respecto de la hora de los oficios y de todo lo que tenga relacion
con ellos.

5.

Ejercen sus funciones en todos los Oficios de la Capilla.

6.

Por privilegio de Su Santidad, que le ha dado á la jurisdiccion
del Limosnero Mayor el nombre de PARROQUIA VAGA,


79

se estiende dicha jurisdiccion á todas las residencias imperiales,
sean Palacios, Castillos ó Sitios Imperiales; y de la propia
manera cuando un Capellan de la Corte se halle presente
en los viajes, por delegacion de poderes del Limosnero Mayor,
desempeñará las funciones de cura párroco para con las
personas de SS. MM. y de su séquito.

7.

Las funciones de Iglesia de la Corte se arreglarán segun
el PONTIFICALE ROMANUM, en cuanto sea posible acordarlas
con el ceremonial.

8.

Para que estas fiestas puedan ejecutarse siempre en regla,
el Capellan Maestro de Ceremonias desempeñará sus funciones
de tal en todas las ceremonias religiosas, cualquiera que
sea la iglesia donde se celebre.

9.

Los Capellanes de altar y los monacillos desempeñarán las
funciones subalternas que les hayan señalado en los reglamentos
interiores de la Capilla.

10.

Habrá Capellanes honorarios nombrados por el Emperador.



81

CAPITULO VI.
Del gobierno y cuidado de la caballeriza.

SECCION PRIMERA.
DEL CABALLERIZO MAYOR.

1.

El Caballerizo Mayor es gran dignidad de la Corte, presta
juramento en manos del Emperador y ocupa el lugar que se
le ha asignado en el ceremonial de la Corte.

2.

Son de su cargo el gobierno y cuidado de:

  • I. Las caballerizas, los arneses y las sillas de montar.
  • II. Las yeguacerías.
  • III. Los trenes de viaje.
  • VI. Los trenes de caza.
3.

Ordena todo lo que es relativo á los viajes, y señala el lugar
que le corresponde á cada cual.

4.

Distribuye todos los alojamientos en las casas destinadas


82

al servicio de las caballerizas y demas dependencias de su
cargo.

5.

Dará el aviso correspondiente á las personas á quienes el
Emperador permita montar sus caballos ó subir á sus coches.

6.

El Caballerizo Mayor acompaña siempre al Emperador en
las espediciones militares.

7.

En campaña, el Caballerizo Mayor se aposentará lo mas
cerca posible del Emperador, á fin de estar siempre presente
y á su disposicion cuando salga de su alojamiento, y de recibir
personalmente sus órdenes á la hora que se levante.

8.

Ocupará á caballo el primer lugar cerca del Emperador,
con el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
ó con el Ayudante de Campo General, ó con el Ayudante
de Campo de servicio.

9.

Tendrá siempre á sus órdenes un cazador encargado especialmente
de cuidar, cargar y descargar las armas del Emperador.

10.

Se asegurará por sí mismo de la regularidad del servicio
en todo lo que dependa de su cargo, de la solidez de los coches
del Emperador, de la inteligencia y destreza de los
hombres empleados en su servicio personal, y de la seguridad
y buen manejo de los caballos que monten SS. MM., así
como de los que se empleen en sus coches.


83

11.

Las caballerizas del Emperador no proveerán de caballos de
silla, sino para asuntos del servicio, á las personas siguientes:

  • I. Al Ayudante de Camitemo de servicio.
  • II. A los Oficiales de Ordenes de servicio.
  • III. Al Chambelan de servicio.
12.

Tendrá siempre un coche dispuesto para cuando lo necesiten
las Damas de Honor.

13.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
la Dama de Palacio de servicio y el Ayudante de Campo
de servicio, tendrán derecho á usar un coche de Palacio.

14.

En las otras circunstancias que ocurran, se atendrá á las
instrucciones que le comunique el Gran Maestro de Ceremonias.

15.

Las cocheras y caballerizas del Emperador proveerán de
coches y caballos para las ceremonias imperiales, á los Embajadores
y Ministros en las audiencias en que presenten sus
credenciales.

16.

Las personas designadas por el Emperador para acompañarle
en sus viajes, tendrán asiento en sus coches.

17.

Solo los criados de la servidumbre del Emperador podrán
ir en los pescantes de los coches imperiales.


84

18.

El Caballerizo Mayor presentará al fin de cada año, á
la Intendencia General de la lista civil, la cuenta de los gastos
de su dependencia, y el presupuesto del año siguiente.

19.

Someterá al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
Casa Imperial, por conducto del Intendente General de la lista
civil, las propuestas de los nombramientos que son de su
cargo.

20.

Todos los empleados de su dependencia prestarán juramento
en sus manos.

21.

El Caballerizo Mayor dará parte todos los sábados á las secretarías
de los grandes dignidades de la Corte, de cuál es
el caballerizo que entra de servicio en la semana siguiente,
comunicándoles oportunamente los cambios que sobrevengan.

22.

No podrá hablar al Emperador, en el desempeño de sus
funciones, de ningun asunto estraño al servicio.

23.

Solo podrá ver al Emperador cuando le llame ó cuando le
haya pedido una audiencia por escrito.

24.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador
cuando resida fuera del Palacio de México.


85

SECCION SEGUNDA.
DEL PRIMER CABALLERIZO.

1.

El Primer Caballerizo del Emperador es nombrado por decreto
imperial, y presta juramento en manos del Caballerizo
Mayor.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad del
Emperador.

3.

En las grandes ceremonias será obligatoria su asistencia.

4.

El Primer Caballerizo auxiliará en el desempeño de sus
obligaciones al Caballerizo Mayor, y en caso de ausencia, falta
ó vacante, hará sus veces, sin que por ello tenga derecho
á ocupar otro lugar que el que le corresponde como Primer
Caballerizo.

5.

Tendrá á su cargo el despacho de la oficina del Caballerizo
Mayor.


86

6.

No podrá hablar al Emperador, en el desempeño de sus
funciones, de ningun asunto estraño al servicio.

7.

Solo podrá ver al Emperador cuando le llame ó cuando
le haya pedido una audiencia por conducto del Caballerizo
Mayor.


87

SECCION TERCERA.
DE LOS CABALLERIZOS.

1.

Los Caballerizos son nombrados por decreto imperial, pertenecen
á la casa civil del Emperador, y prestan juramento
en manos del Caballerizo Mayor.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad
del Emperador.

3.

El Caballerizo de servicio se releva todos los domingos á
las diez de la mañana; el que sale debe informar al que entra
de las órdenes que el Emperador haya dado para la semana
siguiente

4.

Cuando salgan SS. MM. á caballo ó en coche, el Caballerizo
de servicio se hallará siempre presente para lo que ocurra.

5.

Solo acompañará á SS. MM. cuando se lo manden espresamente.


88

6.

Cuando el Emperador vaya á caballo, el Caballerizo de servicio
se colocará detras de S. M.

7.

Cuando salgan SS. MM. en coche y vaya el Caballerizo de
servicio á caballo, se mantendrá del lado izquierdo del coche,
junto á la rueda de atras.

8.

El lugar que deben ocupar los Caballerizos en las ceremonias
y funciones públicas, está designado en el Ceremonial.

9.

El Caballerizo de servicio se cerciorará por sí mismo de
que todas las cosas del uso diario, sean las sillas ó las guarniciones
destinadas al servicio personal del Emperador, están
listas y en buen estado, cuidando de que en las caballerizas
haya siempre el mayor órden, y que los criados y mozos de
ellas estén vestidos conforme al reglamento especial.

10.

Visitará todas las mañanas, y durante el dia cuando lo
crea conveniente, las caballerizas y el interior de los coches
destinados al servicio del Emperador.

11.

Pondrá directamente en conocimiento del Caballerizo Mayor,
todo lo que pueda interesar al servicio del Emperador y
todas las órdenes que reciba sobre este particular.

12.

El Caballerizo de servicio tendrá á sus órdenes en los viajes
al empleado de postas.


89

13.

El Caballerizo de servicio estará encargado del ceremonial
durante la marcha en los viajes, con cuyo motivo mandará
las escoltas, á las cuales les señalará su lugar en la comitiva,
segun el reglamento aprobado por el Emperador y las órdenes
del Caballerizo Mayor ó del Ayudante de Campo de servicio.

14.

El Caballerizo Mayor podrá emplear á los Caballerizos, si
lo juzga conveniente, en la vigilancia especial de alguna parte
de la administracion ó del servicio interior, y tambien en
montar los caballos que se destinan á SS. MM.


90

SECCION CUARTA.
DEL INSPECTOR DE LAS CABALLERIZAS.

1.

El Caballerizo Mayor nombra al Inspector de las caballerizas,
siendo éste de la misma clase que el Mayordomo.

2.

El Inspector de las caballerizas responderá al Caballerizo
de servicio del buen órden y de la buena conducta de toda
la servidumbre de su dependencia; del buen estado de los caballos,
caballerizas, coches, guardasillas, &c., &c.

3.

El Inspector de las caballerizas deberá presenciar el recibo
de todas las provisiones para el servicio de las caballerizas
imperiales, y verificará su conformidad con lo que se haya
convenido sobre las compras aprobadas por el Intendente
General de la lista civil.

4.

Cuidará de que el servicio se haga con la mayor puntualidad,
recibiendo las órdenes correspondientes del Caballerizo
de servicio.

5.

Visitará todas las mañanas las caballerizas, examinando


91

escrupulosamente si los caballos están limpios, sanos, y en
buen estado las herraduras.

6.

Pasará revista á los coches, guarniciones y arneses, mandando
inmediatamente que se hagan las reparaciones necesarias
si es que se pueden hacer en la casa.

7.

Dará un informe diario de estas visitas al Primer Caballerizo,
pidiendo su autorizacion para curas veterinarias y composturas
de mayor importancia, acompañando los presupuestos
de estos gastos.

8.

En ese informe anotará á los hombres que hayan cometido
faltas en el servicio.

9.

Hará al Primer Caballerizo las proposiciones para repartir
el servicio entre la servidumbre, cuidando, cuanto sea posible,
dejar los mismos caballos al cuidado de los mismos mozos,
reemplazando á los enfermos.

10.

Cuidará de que la guardia de noche esté bien distribuida
y que haga su servicio en regla.

11.

Es responsable de que los coches y caballos pedidos por
SS. MM. estén listos á la hora fijada, y que todo lo concerniente
á dichos coches y caballos esté en debido estado.

12.

Cuidará todos los dias de que los caballos que no hayan


92

trabajado el anterior, anden por la mañana para hacer ejercicio.

13.

Presentará todos los jueves al Primer Caballerizo, los criados
de su dependencia que tengan quejas ó reclamaciones
que alegar.

14.

Presentará el dia primero de cada mes al Intendente General
de la lista civil, la nómina de los sueldos de la servidumbre
de su dependencia, autorizada con el Visto Bueno del
Caballerizo Mayor.


93

SECCION QUINTA.
DEL CABALLERIZO PICADOR.

1.

El Caballerizo Mayor nombra al Caballerizo Picador, siendo
éste de la misma clase que el Inspector de las caballerizas.

2.

Tiene á su cargo adiestrar los caballos que le designe el
Primer Caballerizo.

3.

Enseñará á los criados de las caballerizas cómo deben cuidar
á los caballos.



95

CAPITULO VII.
De la administracion de la Imperial Casa y Patrimonio.

SECCION PRIMERA.
DEL INTENDENTE GENERAL DE LA LISTA CIVIL.

1.

El Intendente General de la lista civil es Gran Dignidad de
la Corte, presta juramento en manos del Emperador y ocupa
el lugar que se le ha asignado en el ceremonial.

2.

El Intendente General de la lista civil es el tesorero de la
Corona, jefe de la Seccion de Cuentas, Intendente de la Imperial
Casa y Patrimonio y de las minas de la Corona.

3.

El nombramiento y la remocion del Intendente General de
la lista civil dependen de la voluntad del Emperador.

4.

Tiene á su cargo la direccion superior de:

  • I. La administracion de los bienes imperiales y minas
    de la Corona, y la contabilidad de los Palacios,
    Castillos, Sitios Imperiales y sus dependencias.
  • II. La oficina central de cuenta y razon del tesoro imperial.
  • III. El registro del presupuesto de la lista civil.
  • IV. Los empleados de la Administracion central y del
    movimiento de caudales.
  • V. La Caja de los retiros de la Corte.
5.

Recibe las órdenes del Emperador relativas á los regalos
que quiera hacer á los Monarcas, Príncipes, Embajadores y
otros personajes, cuyo importe deba pagarse por su Caja,
cuidando de mandarlos preparar y ajustar su precio, como
lo hace con todos los objetos sometidos á su vigilancia particular.

6.

Propone al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial las pensiones sobre los fondos de la lista civil, los
premios de las carreras de caballos, el fomento de las artes
en su relacion con la Casa Imperial, la concesion de patentes
de proveedores imperiales y las demas cosas propias de su
cargo.

7.

Somete á la firma del Gran Mariscal de la Corte y Ministro
de la Casa Imperial, todos los actos relativos al ministerio
de la Casa Imperial, y todos los decretos y nombramientos
de los empleados de la Corte, que le serán comunicados
por los jefes de servicio.

8.

Llevará una matrícula de los empleados y un asiento general
de las multas y gratificaciones.

9.

Los jefes de servicio le entregarán el dia 1.° de cada mes


97

la lista de los sueldos de todos los empleados de su dependencia.

10.

Cuidará de que el pago de dichos sueldos se haga antes del
dia 5 de cada mes.

11.

Las notas de los gastos menores y de provision ordinaria,
se las entregarán con el Visto Bueno de los jefes respectivos,
antes del dia 10, y las pagará antes del 15.

12.

Fuera de los gastos que le correspondan directamente, no
deberá hacer ningun pago con cargo á la lista civil sino despues
de cambiar los bonos ó mandatos respectivos, debidamente
firmados por los jefes del servicio á que deban imputarse
esos gastos.

13.

El Tesorero recibirá todos los meses anticipadamente del
Tesoro del Estado, la cantidad asignada para la lista civil, y
no hará ningun pago sin una órden firmada del Intendente
General.

14.

En los casos estraordinarios, el Intendente General de la
lista civil someterá al Emperador, en el término conveniente,
un proyecto detallado sobre la importancia y el empleo de
los créditos estraordinarios que deban regularse por las autoridades
competentes.

15.

Forma los inventarios de todos los objetos pertenecientes
á los inmuebles de la Corona.


98

16.

Verifica todos los años los inventarios formados por cada
jefe de servicio.

17.

Cuida de que le entreguen el dia 1.° de Noviembre de cada
año, los presupuestos que deben formar para el año siguiente
los jefes de servicio.

18.

Los gastos de correos, conducciones, telégrafos, periódicos,
bibliotecas y abastecimiento de todas las oficinas de la
Corte, son de su incumbencia.

19.

La correspondencia oficial del Gran Mariscal de la Corte
y Ministro de la Casa Imperial, corre por la oficina de la Intendencia
General.

20.

Entregará al Emperador todos los meses una suma, que se
fijará despues en el presupuesto, para gastos imprevistos.

21.

El presupuesto que forme se dividirá en ordinario y estraordinario.

22.

Dará todos los meses al Emperador un informe sobre su
administracion.

23.

Al fin de cada año el Emperador determinará la inversion
que deba darse á las sumas sobrantes.


99

24.

Pagará de los fondos destinados á actos de beneficencia,
los mandatos que reciba directamente del Emperador ó de
su Gabinete.

25.

El Primer Ayuda de Cámara del Emperador entregará cada
mes al Intendente General de la lista civil, la cuenta mensual
documentada de los gastos personales del Emperador.

26.

Toda persona de la Corte que tenga que hacer algun gasto
en el servicio, presentará su cuenta al jefe de quien dependa,
para que si la encuentra arreglada le ponga su Visto Bueno,
á fin de que, con este requisito, la pague la Intendencia General.

27.

Presentará al fin de cada año la cuenta de los gastos de su
Oficina, y el 1.° de Noviembre su presupuesto para el año siguiente.

28.

Somete al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial las propuestas de los nombramientos de su cargo.

29.

Todos los empleados de su dependencia prestan juramento
en sus manos.

30.

No podrá tratar con el Emperador en el desempeño de sus
funciones, de ningun asunto estraño al servicio.


100

31.

Solo podrá ver al Emperador cuando le llame, ó cuando le
haya pedido una audiencia por escrito.

32.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador
cuando resida fuera del Palacio de México.


101

SECCION SEGUNDA.
DEL ARCHIVERO IMPERIAL DE LA CORTE Y DE LA CASA
IMPERIAL.

1.

El Archivero Imperial es al mismo tiempo empleado del
Estado y oficial civil de la Casa Imperial: ocupa el lugar que
le señala el ceremonial.

2.

Presta juramento en manos del Emperador, de quien dependen
su nombramiento y remocion.

3.

Como el desempeño de sus funciones le obliga á estar cerca
del Emperador, tendrá alojamiento en Palacio para él y
su familia, y un cuarto en los sitios imperiales.

4.

Las obligaciones principales del Archivero Imperial, son:
guardar una reserva suma con todo el mundo, y observar la
mayor exactitud, un órden sistemático y gran prontitud en el
despacho de su oficina, debiendo tener un completo conocimiento
del estado en que se encuentra el archivo.


102

5.

Tendrá cuidado de llevar apunte exacto de los dias de salida
y de llegada de los vapores de ultramar, dando con
oportunidad aviso al Emperador de la salida eventual de
otros buques, y recogiendo para su despacho la correspondencia
particular del Emperador.

6.

Tendrá á su cuidado la clave y la cifra, siendo de su incumbencia
el despacho de los partes en cifra, y descifrar los que
se reciban de la misma manera.

7.

En su calidad de Archivero Imperial pertenece al Gabinete,
sin tener que ocuparse en él mas que en arreglar los documentos
pertenecientes al archivo del Emperador, segun las
instrucciones que se le darán sobre el particular.

8.

Siempre llevará consigo la llave del archivo.

9.

Solo por acuerdo del Emperador recibirá del Jefe del Gabinete,
ó le entregará, los documentos del archivo, mediante
el recibo correspondiente.

10.

Los documentos marcados por el Emperador con la palabra
Reservado, se archivarán bajo sello, y no se entregarán ni
al Jefe del Gabinete.

11.

Cuidará de llevar un registro exacto del archivo, y sacará
una copia para el Emperador. El registro se dividirá en secciones


103

y éstas en párrafos numerados, segun las materias de
que traten los documentos archivados.

12.

El Archivero se presentará á recibir órdenes del Emperador
todos los dias, por la mañana y por la noche.


104

SECCION TERCERA.
DEL TESORERO DEL EMPERADOR.

1.

El Tesorero del Emperador se nombra por decreto imperial
y pertenece á la casa civil del Emperador; presta juramento
en manos del Intendente General de la lista civil y
ocupa el lugar que le señala el ceremonial.

2.

Tiene á su cargo la correspondencia directa con los administradores
de los castillos imperiales de ultramar, acordando
previamente con el Emperador en persona todo lo que
ocurra.

3.

Tiene asimismo á su cargo el despacho de todos los pedidos
que puedan hacer de Europa.

4.

Tiene tambien á su cargo la caja imperial y la particular
del Emperador.

5.

La cuenta y razon del movimiento de la caja se arreglará
segun las instrucciones y bases fijadas por la Intendencia General
de la lista civil, para cuyo fin recibirá las órdenes directamente
del jefe de dicha oficina.


105

6.

El Tesorero no pagará ninguna cuenta sin el Visto Bueno
del Intendente General de la lista civil.

7.

Exigirá que las cuentas que deba pagar estén estendidas
en el papel sellado correspondiente.

8.

Solo al Emperador y al Intendente General de la lista civil,
dará cuenta del estado que guarde la caja.

9.

La rectificacion del estado que guarde la caja, solo la podrá
hacer el Intendente General de la lista civil de órden del
Emperador.

10.

Estará siempre listo para acompañar al Emperador en sus
viajes.

11.

Cuando salga de su habitacion ó de su despacho, dejará
dicho dónde se le debe encontrar.


106

SECCION CUARTA.
DEL SECRETARIO DE LA INTENDENCIA GENERAL DE LA
LISTA CIVIL.

1.

El Secretario de la Intendencia General de la lista civil es
nombrado por decreto imperial, pertenece á la casa civil del
Emperador y presta juramento en manos del Intendente General
de la lista civil.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad del
Emperador.

3.

Tendrá alojamiento en Palacio.

4.

Son de su cargo los trabajos de la oficina, y despachará los
asuntos de la Intendencia que le encomiende su jefe.

5.

En caso de enfermedad, ausencia ó vacante del Intendente
General, desempeñará sus funciones, en la parte que el Emperador
crea conveniente, sin que por ello tenga derecho á
ocupar otro lugar que el que le corresponde como Secretario
de la Intendencia General.


107

CAPITULO VIII.
Del Capitan de la Guardia Palatina y sus dependencias.

SECCION PRIMERA.
DEL CAPITAN DE LA GUARDIA PALATINA.

1.

El Capitan de la Guardia Palatina es oficial civil y militar
de la casa del Emperador y presta juramento en sus manos.

2.

El nombramiento y la remocion del Capitan de la Guardia
Palatina dependen de la voluntad del Emperador.

3.

Ocupará en las ceremonias de la Corte el lugar que se le
asigna en el ceremonial.

4.

En cualquiera otra ocasion ocupará el lugar que le corresponda
segun su empleo civil ó militar.

5.

El Capitan de la Guardia Palatina puede ser nombrado entre
los oficiales del ejército, de cualquier grado que sean.


108

6.

Son de su cargo:

  • I. La Guardia Palatina con sus dependencias.
  • II. Los cuerpos de guardia de los Palacios Imperiales.
  • III. Los conserjes, bomberos y las otras personas que
    se empleen en la seguridad de los palacios y sitios
    imperiales.
7.

El Capitan de la Guardia Palatina podrá presentarse al
Emperador, por asuntos de su servicio, pasando por la escalera
privada del Emperador; pero solo á las horas que se
digne señalarle.

8.

El servicio de la Guardia Palatina depende directa y esclusivamente
de la voluntad del Emperador, y los individuos
que la componen no están obligados á responder de sus actos
en su servicio mas que al Emperador, y al Gran Mariscal de
la Corte y Ministro de la Casa Imperial, en lo concerniente
á las atribuciones de éste como juez de la Corte.

9.

En cualquier lugar de los Palacios ó sitios imperiales donde
un individuo de la Guardia Palatina disponga alguna cosa,
la persona á quien se dirija, sea la que fuere, deberá respetarle;
pero si tuviere algo que objetar, le preguntará su
nombre, que está obligado á decir el individuo de la Guardia
Palatina, para que la persona quejosa pueda proceder á lo
que le convenga.

10.

Los nombramientos y ascensos en la Guardia Palatina se


109

harán por órZden del Emperador, en virtud de las propuestas
que haga el Capitan de dicha Guardia.

11.

Para las ceremonias de la Corte, el Capitan de la Guardia
Palatina recibirá del Gran Maestro de Ceremonias las instrucciones
relativas á su cuerpo.

12.

Las arrestaciones que tengan que hacerse en los Palacios
Imperiales, no podrán verificarse sino por órden del Gran
Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial, y por la
Guardia Palatina, escepto en los casos de fragrante delito en
los que cualquiera puede proceder al arresto del culpable.

13.

En caso de necesidad, para la conservacion del órden y de
la seguridad, el Capitan de la Guardia Palatina tiene derecho
de ocurrir á la asistencia de las guardias de Palacio.

14.

Todas las guardias de los palacios y sitios imperiales están
bajo las órdenes del Capitan de la Guardia Palatina.

15.

Somete á la aprobacion del Emperador la distribucion del
servicio militar para establecer las guardias en los palacios
y sitios imperiales. Una vez fijada la distribucion, no podrá
cambiarse ni modificarse sin órden del Emperador.

16.

Dará las consignas y la órden, y recibirá los partes de los
oficiales que mandan las diferentes guardias.

17.

Revistará la guardia entrante.


110

18.

El Capitan de la Guardia Palatina tendrá de derecho alojamiento
en Palacio.

19.

No podrá tratar con el Emperador, en el desempeño de sus
obligaciones, de ningun asunto estraño al servicio.

20.

Solo podrá ver al Emperador cuando le llame ó cuando le
haya pedido una audiencia por escrito.

21.

Solo por escrito se podrá comunicar con el Emperador
cuando resida fuera del Palacio de México.


111

SECCION SEGUNDA.
DE LOS OFICIALES DE LA GUARDIA PALATINA.

1.

Los Oficiales de la Guardia Palatina pertenecen á la casa
civil y militar del Emperador; son nombrados por decreto
imperial, y prestan juramento en manos del Capitan de la
Guardia Palatina.

2.

Su nombramiento y remocion dependen de la voluntad del
Emperador.

3.

Habrá siempre en los palacios y sitios imperiales un Oficial
de la Guardia Palatina, cuando residan en ellos SS. MM.

4.

Los Oficiales de la Guardia Palatina tendrán la precedencia
respecto de los Oficiales de Ordenes del Emperador, y
para todas las funciones y ceremonias de la Corte, tienen señalado
su lugar en el ceremonial.

5.

En caso de enfermedad, ausencia ó vacante del Capitan de
la Guardia Palatina, el oficial de ellos mas graduado y mas


112

antiguo hará sus veces, sin que por ello tenga derecho á
ocupar otro lugar que el que le corresponda como tal Oficial
de la Guardia Palatina.

6.

Los Oficiales de la Guardia Palatina podrán ser nombrados
de entre los oficiales del ejército hasta el grado de coronel.

7.

El Oficial de la Guardia Palatina de servicio podrá presentarse
al Emperador para asuntos del servicio, pasando por
la escalera privada, pero solo á las horas fijadas para ello.

8.

Los Oficiales de la Guardia Palatina tendrán de derecho
alojamiento en Palacio.

9.

No podrán tratar con el Emperador, en el desempeño de
sus obligaciones, de ningun asunto estraño al servicio.

10.

Solo podrán ver al Emperador cuando los llame, ó cuando
le hayan pedido una audiencia por conducto de su jefe.


113

SECCION TERCERA.
DE LOS CONSERJES.

1.

Los Conserjes son nombrados por el Capitan de la Guardia
Palatina, y prestan juramento en sus manos.

2.

Entrarán á hacer su servicio segun lo ordene el Capitan de
la Guardia Palatina.

3.

Nunca se separarán de la puerta que cuiden, sin licencia ó
prévio aviso, para que los reemplacen otras personas de entera
confianza.

4.

Preguntarán á todos los que entren en Palacio, á quién buscan,
no dejando pasar mas que á las personas que puedan tener
un motivo legítimo para entrar.

5.

No dejarán sacar ningun objeto de Palacio sin una órden
competente.


114

6.

Abrirán y cerrarán las puertas de Palacio á las horas prescritas.

7.

Todas las mañanas, á las ocho, se presentarán á recibir órdenes
del Capitan de la Guardia Palatina.

8.

Tendrán un ejemplar del Almanaque Imperial, y ademas
llevarán un libro por órden alfabético, en el que apuntarán
los nombres y las señas de donde vivan las personas que no
se encuentren inscritas en el espresado Almanaque Imperial,
cuidando de hacer en los apuntes las alteraciones que ocurran.

9.

Tendrán los ordenanzas necesarios para la distibucion de
todos los pliegos y convites que provengan de las oficinas de
Palacio, cuidando de recoger los recibos respectivos para entregarlos
á quien corresponda.

10.

Tendrán á sus órdenes los mozos necesarios para llevar los
pliegos que se reciban dirigidos á las secretarías de Palacio,
y para guiar á dichas secretarías ó á cualquiera otra parte
de Palacio á las personas estrañas.

11.

Saludarán respetuosamente á todas las personas que entren
y salgan de Palacio.

12.

No permitirán que se formen corrillos en el zaguan, ni recibirán
visitas cuando estén de guardia.




117

CASA
DE
LA EMPERATRIZ.



119

CASA DE LA EMPERATRIZ.

1.

El servicio de honor de la Casa de la Emperatriz se compone
de:

  • I. La Dama Mayor.
  • II. El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • III. Las Damas de Palacio.
  • IV. Las Damas de Honor.
  • V. El Chambelan de servicio.
2.

El servicio particular se compone de:

I. El Secretario de la Emperatriz.

II. La Directora del Guardaropa.



121

CAPITULO I.
Servicio de Honor de la Emperatriz.

SECCION PRIMERA.
DE LA DAMA MAYOR.

1.

La Dama Mayor de la Emperatriz tiene á su cargo todas las
presentaciones de las mexicanas, segun las reglas siguientes:

PRIMERA. Las señoras que por la ley de precedencias pueden
ser presentadas á la Emperatriz, lo serán en virtud de una
peticion que harán al efecto, la que tambien se necesita para
obtener audiencias particulares. La peticion debe hacerse
por escrito á la Dama Mayor, quien la someterá á la aprobacion
de la Emperatriz y le pedirá sus órdenes. Si en consecuencia
de dichas órdenes la Dama Mayor presenta á la Señora,
se quedará en la Cámara Imperial; pero si quien la introduce
es la Dama de Palacio ó la Dama de Honor de servicio,
entonces la que sea, se quedará en la pieza contigua
hasta que salga la Señora.

SEGUNDA. Las señoras que no estén comprendidas en la
ley de precedencias, podrán ser admitidas eventualmente en
audiencia por la Emperatriz, para lo cual se inscribirán sus
nombres en el registro del Gran Mariscal de la Corte y Ministro


122

de la Casa Imperial, de cuya inscripcion se pasará una
copia á la Dama Mayor, á fin de que, en caso de que alguna
de esas señoras solicite una audiencia, pueda la Dama Mayor
informar de ello á la Emperatriz y recibir las órdenes que
tenga á bien darle.

TERCERA. Las señoras que no estén comprendidas en la ley
de precedencias ni inscritas en el registro mencionado, necesitarán,
ademas del beneplácito del Gran Mariscal de la Corte
y Ministro de la Casa Imperial, de una recomendacion escrita
de una Dama de Palacio y de un permiso especial de la Emperatriz
para ser recibidas.

2.

Las estranjeras serán presentadas, en las funciones de la
Corte, por la esposa de su Ministro respectivo, y en defecto
de ésta solamente, y por solicitud del espresado Ministro, las
presentará la Dama Mayor. Sin embargo, no podrán tener
entrada en la Corte ni obtener audiencias particulares de la
Emperatriz sino por conducto de su legacion, la que hará la
solicitud respectiva y dará los informes conducentes.

3.

La Dama Mayor dará un apunte al Gran Chambelan de
la Emperatriz, de los nombres de las señoras presentadas, para
que los inscriba en un registro, que llevará al efecto, anotando
en él las observaciones convenientes.

4.

La Dama Mayor desempeñará las funciones que le señala
el ceremonial, en las audiencias de solemnidad, en los recibimientos
de Príncipes, diplomáticos y embajadores, y en todas
las grandes ceremonias.

5.

La Dama Mayor se hará anunciar á la Emperatriz por las
criadas si está en su tocador, ó por el ugier de servicio si está
en el salon. Tambien puede comunicarse por escrito con


123

la Emperatriz cuando el asunto no exija que se trate de palabra.
Sin embargo, cuando la Corte resida en la capital, se
informará de los dias y de las horas en que deba pedir sus
órdenes á la Emperatriz.

6.

La Dama Mayor no vivirá en Palacio, ni comerá en él sino
cuando la conviden. Siempre que la Emperatriz le señale
una hora para el servicio, irán á buscarla en un coche de la
Corte y la llevarán á su casa del mismo modo.

7.

Comunicará las órdenes de la Emperatriz á las Damas de
Palacio, previniendo á la que le toque entrar de servicio.
Tendrá cuidado de entregar la cifra á las que sean nombradas,
y servirá de conducto para que lleguen á conocimiento
de la Emperatriz las observaciones, impedimentos ó dificultades
que tengan las Damas de Palacio para desempeñar su
servicio, arreglándolo de acuerdo con la Emperatriz.

8.

Prevendrá á las Damas de Honor cuándo le toca entrar á
cada una de semana, y le dará las instrucciones necesarias.
Las Damas de Honor estarán siempre á sus órdenes.

9.

Comunicará al Gran Chambelan de la Emperatriz cuáles
son las Damas de Palacio y de Honor que deben entrar de
servicio.

10.

El cargo de Dama Mayor es honorífico, pudiendo su conservacion
depender de los cambios del ministerio. En caso
de impedimento de la titular, la primera Dama de Palacio
desempeñará sus funciones.


124

SECCION SEGUNDA.
DEL GRAN CHAMBELAN DE LA EMPERATRIZ.

1.

El Gran Chambelan de la Emperatriz es Gran Dignidad de
la Corte; presta juramento en manos del Emperador; nombra
á los empleados de la Casa de la Emperatriz; recibe todas las
solicitudes de audiencia que dirijan los señores á la Emperatriz,
y las contesta, previo el acuerdo correspondiente, indicando
el dia, la hora y la clase de recibimiento que deba hacerse.
Las categorías en estos recibimientos serán las mismas
que para las señoras.

2.

En caso de audiencia de solemnidad y de presentacion, el
Gran Chambelan de la Emperatriz deberá introducir al individuo
que las motive; pero cuando se trate de una audiencia
sencilla, el Chambelan de servicio le introducirá y se quedará
en la sala contigua hasta que salga la persona interesada.

3.

Pasarán por conducto del Gran Chambelan todas las comunicaciones
oficiales y oficiosas que medien entre la Casa de la
Emperatriz y los Dignidades de la Corte.


125

4.

El Gran Chambelan recibirá de la Emperatriz directamente
ó por conducto del Chambelan de servicio, las órdenes del
modo siguiente: todas las mañanas, las órdenes relativas al
servicio diario; y los sábados, las relativas á la semana venidera.
Cuando la Emperatriz no pueda atender al servicio de
su Casa, lo encargará al Gran Chambelan, de quieu recibirá
las órdenes correspondientes el Chambelan de servicio.

5.

El Gran Chambelan comunicará al Gran Mariscal de la
Corte y Ministro de la Casa Imperial, las órdenes ó los deseos
de la Emperatriz, y al Caballerizo Mayor sus resoluciones de
cada dia, relativas á paseos y salidas en carruaje ó á caballo,
á fin de que pueda disponer oportunamente los coches y los
caballos: en esta comision le podrá reemplazar el Chambelan
de servicio. Cuando se trate de una salida que requiera mayores
preparativos, tomará sus disposiciones con algunos dias
de anticipacion.

6.

En caso de viaje, pedirá órdenes á la Emperatriz para la
formacion de su séquito.

7.

El Gran Chambelan llevará un registro de las presentaciones
de los señores y señoras, y comunicará á la Dama Mayor
lo que le corresponda saber sobre este particular; formará
una relacion detallada de cada recibimiento solemne ó visita
de Soberano á Soberana, autorizándola con su firma, y presentará
al fin de cada año á la Emperatriz la coleccion de
aquellas que deban servir para el nuevo ceremonial.

8.

Solo comerá en Palacio cuando le conviden. Tendrá su
despacho en él, pero no alojamiento.


126

9.

Cuando la Emperatriz salga de gala sin el Emperador, la
acompañará de derecho, yendo en el coche que la preceda.

10.

Cuidará de que le manden con anticipacion de la oficina
del Gran Maestro de Ceremonias, todas las listas de los convidados
á las comidas, á los bailes y á las tertulias, así como
los programas de todas las funciones, para entregárselos á la
Emperatriz. Tambien se encargará de tomar todas las noticias
que sean convenientes de las personas que deban presentarse
á la Emperatriz, ó con las que tenga que hablar; sobre
lo cual estenderá un informe.

11.

Cuando la Emperatriz desee comer en sus habitaciones ó
dar algunas funciones en su nombre sin el Emperador, el
Gran Chambelan dirigirá las invitaciones, y en las comidas se
colocará en medio de la mesa, enfrente de S. M., precediéndola
al entrar y al salir con el Chambelan de servicio: este
último ocupará entonces el estremo de la mesa.

12.

Dará parte todos los sábados á las secretarías de las Grandes
Dignidades de la Corte, de cuáles son las personas que entran
de servicio con la Emperatriz en la semana siguiente,
comunicándoles oportunamente los cambios que sobrevengan.


127

SECCION TERCERA.
DE LAS DAMAS DE PALACIO.

1.

El número de las Damas de Palacio es ilimitado.

2.

Reciben por conducto de la Dama Mayor la cifra de la
Emperatriz y su nombramiento firmado por S. M.

3.

Entran de servicio cada ocho dias, tienen una habitacion
en Palacio para estar allí á las horas que indique la Emperatriz,
y un asiento en la mesa del Gran Mariscal de la Corte y
Ministro de la Casa Imperial, para cuando avisen que se quedarán
á comer en Palacio.

4.

Las Damas de Palacio acompañarán á la Emperatriz al
paseo, al teatro ó adonde quiera ir. Se relevan en el servicio
los domingos, en cuyo dia la Dama que entra asistirá tambien
á la misa, así como cuando la Corte la oiga en cuerpo.

5.

Las Damas de Palacio de los departamentos hará el servicio
en su residencia, ó en México cuando vengan á la Corte.


128

No obstante, la Emperatriz podrá nombrar de entre las
Damas de la capital, las que la deban acompañar en sus viajes,
en cuyo caso recibirán éstas una indemnizacion proporcionada
á la distancia y á los gastos que eroguen con tal motivo.

6.

Cuando la Corte esté de jornada en algun Sitio Imperial,
la Dama de servicio podrá ir á desempeñar en él sus funciones,
ya sea quedándose á dormir en el Sitio, ó yendo todos
los dias de la ciudad en un coche de la Corte á la hora que le
señalen. Este coche estará tambien á su disposicion para
volverse á su casa.

7.

Cuando las Damas de Palacio vayan á los Sitios Imperiales,
se podrá prolongar el tiempo de su servicio, para que
puedan combinar mejor su estancia fuera de la capital.

8.

Durante la permanencia de la Corte en la capital, la Dama
Mayor designará seis Damas de Palacio para que asistan á
las grandes ceremonias.


129

SECCION CUARTA.
DE LAS DAMAS DE HONOR.

1.

Las Damas de Honor vivirán en Palacio y disfrutarán del
derecho de mesa y coche.

2.

Se sucederán en el servicio por semanas, una cada vez, comenzando
los domingos. La que esté de servicio no deberá
salir de Palacio sin previa licencia de la Emperatriz.

3.

La Dama de Honor estará siempre á la disposicion de la
Emperatriz para acompañarla á caballo, en coche y á oir misa,
y para leerle cuando lo desee.


130

SECCION QUINTA.
DEL CHAMBELAN DE SERVICIO.

1.

El Gran Chambelan del Emperador nombrará para cada
semana el Chambelan que deba hacer el servicio de la Emperatriz,
y el Gran Chambelan de la Emperatriz le prevendrá
de cuando deba entrar á ejercer sus funciones, avisándoselo
á la Emperatriz con una semana de anticipacion.

2.

Comenzará su servicio el domingo, asistiendo á la misa de
S. M., para recibir despues, del Chambelan saliente, las órdenes
de la Emperatriz.

3.

Tendrá una pieza de servicio en Palacio.

4.

Introducirá á los Señores que reciba la Emperatriz; la
acompañará á oir misa, á caballo, al teatro y adonde quiera
que se lo mande.

5.

Irá á Palacio á las horas fijadas y se quedará el tiemqo que
requiera su servicio.


131

6.

Tiene derecho de comer en Palacio, pero puede dejar de
hacerlo cuando guste.

7.

Cuando la Emperatriz salga á caballo ó en coche, la esperará
en el salon; al presentarse S. M., se adelantará á bajar
la escalera para ofrecerle el puño, tanto al subir como al
apearse del coche: en seguida subirá en el carruaje que preceda
al de la Emperatriz á fin de recibirla cuando llegue al
lugar donde vaya, á menos que no desee que la siga á caballo,
al estribo del coche, cuando salga en carretela abierta.
A la vuelta seguirá á la Emperatriz hasta llegar al primer salon,
en donde le pedirá sus órdenes por conducto de la Dama
que la acompañe.



133

CAPITULO II.
Del serbicio particular de la Emperatriz.

SECCION PRIMERA.
DEL SECRETARIO DE LA EMPERATRIZ.

1.

El Secretario de la Emperatriz es oficial civil de la Casa
Imperial, y presta juramento en manos del Gran Chambelan
de la Emperatriz.

2.

Será tambien intendente de la lista civil de la Emperatriz;
llevará la contabilidad de todos los fondos de la dotacion de
su casa; pagará sus cuentas particulares; hará los pedidos de
las cosas que desee la Emperatriz, y ejecutará todas las órdenes
que le diere.

3.

Cuidará de dar curso á las peticiones y solicitudes de limosnas
que dirijan á la Emperatriz.

4.

Las solicitudes para que interceda la Emperatriz pidiendo


134

perdon ó conmutacion de pena, las enviará al Gabinete del
Emperador.

5.

Las solicitudes de recomendacion para destinos ó de cualesquiera
clases que sean que correspondan al gobierno del
Estado, las mandará con apostilla impresa al ministro del ramo
respectivo, previo acuerdo de la Emperatriz, para que
informe sobre ellas.

6.

Entrará en correspondencia con el Gabinete del Emperador
para obtener informes seguros y confidenciales sobre los
peticionarios, y con el Limosnero Mayor para lo referente á
las solicitudes de las iglesias y de los conventos.

7.

Tres veces por semana someterá á la aprobacion de la Emperatriz
una lista de las limosnas y las minutas de las contestaciones
que deba dar, quedando encargado de la distribucion
de las caridades que haya determinado hacer la Emperatriz.

8.

Contestará las cartas dirigidas á la Emperatriz, tales como
las referentes á dedicatorias de libros, solicitudes de patentes,
de títulos de proveedores y otras del mismo tenor, previo
acuerdo de la Emperatriz.

9.

Se encargará de los pedidos de libros y de su encuadernacion,
de las suscriciones á los periódicos y revistas, formando
el catálogo respectivo.


135

SECCION SEGUNDA.
DE LA DIRECTORA DEL GUARDAROPA.

1.

La Directora del Guardaropa tiene á su cargo el servicio
interior de la habitacion de la Emperatriz, y no tiene que
darle cuenta mas que á Ella de su desempeño.

2.

Examina las cuentas de los gastos particulares de la Emperatriz,
como de tocado y adorno, y con su Visto Bueno las
pasa al Secretario.

3.

Tiene bajo su cuidado el guardaropa por entero, los vestidos,
la ropa blanca, los encajes y las prendas de la Emperatriz,
guardando las llaves de todo.

4.

Vigila el servicio de las camaristas, doncellas y criadas subalternas,
y les da las instrucciones convenientes á su buen
desempeño.

5.

Asiste á la Emperatriz cuando se viste de Corte, y todas
las mañanas se presenta en su tocador á recibir órdenes.


136

6.

Habrá camaristas, doncellas de servicio y criadas subalternas.
Una camarista, una doncella y una criada subalterna,
estarán de servicio al mismo tiempo, y las otras libres. Habrá
una criada de cuarto para el servicio de la alcoba; dos
criados para limpiar y barrer, y otro encargado del alumbrado:
estos criados pertenecerán á la servidumbre de Palacio y
no al servicio particular de la Emperatriz. El relojero registrará
cada ocho dias los relojes. Fuera de esta servidumbre,
nadie entrará en la alcoba.

7.

La demas servidumbre que se necesite en la Casa de la Emperatriz,
se nombrará por el Gran Chambelan del Emperador,
de la servidumbre de la Casa Imperial, ocupándose esclusiva
mente los nombrados en ese servicio particular.


137

REGLAMENTO
PARA EL SERVICIO
EN LOS SITIOS IMPERIALES.



139

SECCION PRIMERA.
DEL PERSONAL EN LOS SITIOS IMPERIALES.

1.

Cuando estén SS. MM. en uno de los sitios imperiales, solo
los acompañará el séquito siguiente:

  • 1 Dama de Honor.
  • 1 Oficial de la Guardia Palatina.
  • 1 Oficial de Ordenes.
  • 1 Médico.
  • 1 Capellan.
2.

La servidumbre se compondrá de:

  • 1 Mayordomo.
  • 1 Ayuda de Cámara.
  • 1 Camarista.
  • 1 Doncella.
  • 1 Criada subalterna.
  • 2 Ugieres.
  • 4 Lacayos.
  • 3 Mozos de aseo.
  • 1 Cocinero.
  • 1 Cocinera.
  • 2 Galopines.
  • 10 Empleados de las Caballerizas.
  • 25 Hombres de la Guardia Palatina.

140

3.

Cada sitio imperial tendrá de dotacion fija un vigilante de
Palacio con el número suficiente de mozos de aseo, una ropera
y un jardinero con sus peones.

4.

El Alcázar de Chapultepec tendrá ademas:

1 Prefecto.


141

SECCION SEGUNDA.
DEL CEREMONIAL EN LOS SITIOS IMPERIALES.

La Dama de Honor y los Señores del séquito estarán de
servicio durante ocho dias, y se relevarán los domingos despues
de la misa.

El traje de rigor para los señores durante el dia, será: levita
negra, corbata negra y el liston de la condecoracion en
el ojal. A la mesa asistirán con frac de Corte, corbata negra
y el liston de la condecoracion.

Cuando las personas del séquito no coman con SS. MM.,
comerán á horas fijas en la mesa llamada del Gran Mariscal
de la Corte y Ministro de la Casa Imperial, en la que ocupará
el asiento de mas categoría la Dama de Honor.

Cuando salga el Emperador solo á paseo, no le acompañará
el Oficial de Ordenes sino cuando se lo mande.

Cuando el Emperador vaya á la ciudad á caballo, le acompañarán
el Oficial de Ordenes, un Caballerizo y dos mozos de
espuela.

Si la Emperatriz sale á pasearse al jardin ó al bosque, la
acompañará la Dama de Honor y la seguirán dos lacayos.

Cuando SS. MM. salgan á caballo, los acompañará la Dama
de Honor, el Oficial de Ordenes, un Caballerizo y cuatro
mozos de espuela.


142

El Oficial de Ordenes anunciará al Emperador todas las
personas que se presenten en el Sitio Imperial, y llevará una
lista exacta de sus nombres.

Por la noche recibirá el Oficial de Ordenes todos los pliegos
que lleguen, y cuidará de que el Ayuda de Cámara se los
presente al Emperador cuando despierte.

Durante el almuerzo del Emperador, se harán anunciar el
Oficial de Ordenes y el Oficial de la Guardia Palatina, para
dar cuenta de lo que haya ocurrido y recibir sus órdenes.

Si el Oficial de Ordenes se ausentare repentinamente para
desempeñar alguna mision ó por enfermedad, el Oficial de la
Guardia Palatina hará su servicio interinamente.

Para las personas que vayan de la ciudad á hablar con SS.
MM., habrá un cuarto á propósito, separado de las demas
piezas, amueblado con un bufete, una mesa con agua fresca
y cigarros, otra con periódicos y albums, y ademas, habrá
contiguo á dicho cuarto, un pequeño gabinete con un tocador
surtido de los chismes necesarios para el aliño de las
mencionadas personas.

La Dama de Palacio, el Ayudante de Campo y los Chambelanes
de servicio, tendrán cada uno su cuarto.

Cuando SS. MM. dispongan una comida ó tertulia en el Sitio
Imperial, la Dama de Honor y el Oficial de Ordenes recibirán
con la debida oportunidad las instrucciones relativas
con los nombres de los convidados, y comunicarán inmediatamente
por telégrafo ó por escrito, á los Dignidades de la
Corte, las órdenes correspondientes para que tomen las medidas
que requiera la disposicion imperial.

En esos casos se presentarán la Dama de Palacio, el Ayudante
de Campo y el Chambelan de servicio, una hora antes
para encargarse del servicio y hacer los honores.


143

El Ayudante de Campo que esté de servicio se encargará
en tales casos de las obligaciones del Gran Maestro de Ceremonias,
fijará los asientos y cuidará del buen órden en el servicio.

Los señores asistirán de frac negro y corbata blanca.

La servidumbre que reside de pié en los sitios imperiales,
vestirá el traje mexicano, segun reglamento.


144

SECCION TERCERA.
DEL SERVICIO EN LOS SITIOS IMPERIALES.

El servicio de guardias del Sitio Imperial se hará por tropa
del ejército; el oficial de la guardia recibirá las órdenes
del Oficial de la Guardia Palatina, comerá todos los dias en
el Sitio, hará personalmente todas las rondas prescritas y comunicará
al Oficial de la Guardia Palatina las novedades que
ocurran.

La entrada á los parques estará abierta al público desde
la salida hasta la puesta del sol.

Los domingos y dias de fiesta tocará en el Sitio donde estén
de jornada SS. MM. la música militar.

En los jardines reservados, solo será permitida la entrada
con papeleta de autorizacion dada por el Gran Chambelan.

Se prohibe estrictamente visitar las habitaciones imperials
mientras estén de jornada SS. MM.

Durante la ausencia de la Corte, se podrá ver el Palacio
con papeleta de autorizacion dada por el Gran Chambelan.

Durante la residencia de SS. MM. estará enarbolada la
bandera imperial en los sitios imperiales.


145

SECCION CUARTA.
DEL PREFECTO DEL ALCAZAR DE CHAPULTEPEC.

1.

El Prefecto del Alcázar de Chapultepec será nombrado por
el Emperador entre los individuos que componen su casa militar.

2.

Sus obligaciones son las siguientes:

  • I. Vigilar la seguridad del Alcázar.
  • II. Tener su direccion general.
  • III. Cuidar y dirijir todos los trabajos que se emprendan
    en el Alcázar, en los jardines, bosque y aguas.
3.

Tiene bajo sus órdenes:

  • I. Al Oficial y destacamento de la Guardia itemalatina.
  • II. Al Oficial y la guardia que se encuentre en el Alcázar.
  • III. Toda la servidumbre del Alcázar, á los Caballerizos,
    guardas del jardin y del agua, y demas itemersonas
    emitemleadas en el Alcázar.
4.

El Prefecto en el servicio militar queda subordinado al Capitan
de la Guardia Palatina, y como Director del Alcázar al
Gran Chambelan.


146

5.

El servicio de la seguridad en los alrededores del Alcázar,
se arreglará segun las disposiciones que tome el Capitan de
la Guardia Palatina, y se hará bajo su vigilancia y responsabilidad
personal.

6.

Diariamente, á las siete de la mañana, los Oficiales de la
Guardia Palatina y de la guardia del Alcázar, darán al Prefecto
parte de lo que haya sucedido durante la noche, y si
hay alguna novedad de importancia, la pondrá el Prefecto
en conocimiento del Emperador.

7.

El Oficial de Ordenes queda sujeto al Prefecto en todas las
cosas concernientes al servicio militar del Alcázar.

8.

El Prefecto cuidará del buen estado y conservacion del Alcázar,
jardines, bosque y aguas.

9.

Tambien cuidará de que haya la mayor limpieza en el Alcázar,
jardines, bosque y aguas.

10.

Sobre las mejoras, composturas necesarias y compras que
deban hacerse, dará parte al Gran Chambelan; y despues de
haber recibido sus órdenes relativas á la realizacion de ellas,
se entenderá para el pago con la Intendencia General de la
lista civil.

11.

Recibirá del Emperador todas las noches sus órdenes relativas
al servicio del dia siguiente.


147

12.

Dará todos los dias al Vigilante; por la mañana y por la
noche, las órdenes convenientes al servicio.

13.

Cuidará de que la servidumbre cumpla con sus obligaciones
escrupulosamente, de que hagan su servicio con las libreas
prescritas, de que estén siempre con la mayor limpieza
personal, y de que sus vestidos no tengan mas deterioro que
el propio de su uso.

14.

Para recibir, castigar ó despedir á alguno de la servidumbre,
dará parte al Gran Chambelan y al Caballerizo Mayor
de las causas que le muevan, y de acuerdo con ellos procederá
á lo que haya lugar.

15.

Arreglará el servicio de la mesa del Gran Mariscal de la
Corte y Ministro de la Casa Imperial; y en caso de no haber
una persona de mas categoría que él, ocupará en ella el primer
lugar.


148

SECCION QUINTA.
EL VIGILANTE DE LOS SITIOS IMPERIALES.

1.

Toda la servidumbre, escepto la de las caballerizas, estará
á las órdenes inmediatas del Vigilante.

2.

El Vigilante distribuirá entre los sirvientes que están á sus
órdenes el servicio que á cada uno le corresponda, cuidando
de su exacto cumplimiento.

3.

Cuidará de que se aseen debidamente todos los cuartos, escaleras
y corredores, y que el alumbrado general esté siempre
arreglado.

4.

Todos los dias, á las horas que le hayan fijado, irá á recibir
del Prefecto las órdenes relativas á su servicio.

5.

Avisará oportunamente al Cocinero y á los criados encargados
del comedor, el número de las personas invitadas á comer
y la hora de la comida. Dará las instrucciones convenientes
sobre la comida; mandará con un criado los convites
para las personas que vivan en el Alcázar; designará cuáles


149

deberán ser los criados que se encarguen del servicio de la
mesa, y cuál el trabajo que cada uno debe desempeñar antes,
durante y despues de la comida. En caso de que accidentalmente
falten criados para el servicio, los pondrá bajo su responsabilidad.
Cuidará de que la mesa esté puesta á la hora
determinada y de que el servicio se haga con puntualidad,
inspeccionando con la debida anticipacion tanto la mesa como
todo lo que de ella dependa, para cerciorarse de que nada
falta, de que todo está en regla y de que cada criado está
en su puesto.

6.

Tan luego como esté puesta la comida, lo avisará al que
haga las veces del Gran Chambelan.

7.

Tendrá bajo su vigilancia la cava, y llevará un registro en
el que apuntará la existencia y la entrada y salida de los vinos,
licores y demas bebidas que guarde en la cava.

8.

Solo dará de esos líquidos á los que tengan derecho de pedirlos,
y al recibir los sobrantes, les dará entrada en su registro.

9.

Cuando falte algun artículo, lo avisará al Mayordomo de
Palacio para que con tiempo se haga la provision correspondiente

10.

A fin de cada mes dará un apunte al Mayordomo de Palacio
de la existencia y del consumo habido.


150

11.

Tendrá á su cargo el cuidado de los guardaropas del servicio,
sujetándose á las prevenciones siguientes:

  • I. Solo entregará los objetos que estén bajo su custodia,
    á los que tengan derecho de pedirlos para
    los usos á que se destinan.
  • II. Cuidará de que los guardaropas estén siempre provistos
    de todos los objetos necesarios.
  • III. Atenderá á que la limpieza, cantidad, calidad y uso
    de esos objetos, correspondan á lo que requiere
    el servicio.
  • IV. Cuando por el uso ó por cualquiera otra causa sea
    necesario reponer ó aumentar algunas piezas de
    la panetería ó de los guardaropas, lo avisará
    oportunamente al Prefecto del Alcázar, especificando
    la calidad, la cantidad y los dibujos de las
    piezas, para hacer la habilitacion correspondiente.
12.

Mandará hacer las libreas y los vestidos que se necesiten
para la servidumbre, y entregará á cada criado lo que deba
usar, dándole por escrito una instruccion sobre el tiempo que
le ha de durar cada pieza de su traje, y las ocasiones en que
deba ponérselo, que no pueden ser otras que las del servicio.
Los criados que por falta de cuidado gasten su traje antes
del tiempo que se le haya señalado, le repondrán de su cuenta.
Tambien cuidará el Vigilante de que en la panetería y
los guardaropas se tenga el aseo y el órden correspondientes
con todas las cosas que haya en ellos.

13.

En los paseos de los Emperadores designará los criados que
deban ir, señalándoles el traje que han de llevar, y antes de


151

la partida se cerciorará de que todo está en órden y bien arreglado.

14.

Cuidará de la buena conservacion de todos los objetos que
se encuentren en el Alcázar, como muebles, vidrieras, loza,
objetos de cristal y de plata, utensilios de cocina, etc., llevando
un inventario de ellos, todo bajo su responsabilidad.


152

SECCION SESTA.
DE LA ROPERA DE LOS SITIOS IMPERIALES.

1.

La Ropera llevará un registro de la ropa que se le haya
confiado, y en él anotará el movimiento de entrada y salida
de la ropería.

2.

Dará la ropa blanca que se necesite para el servicio, de la
calidad que se requiera, á los que tengan derecho de pedirla,
cuidando de cambiarla por limpia á su debido tiempo.

3.

Cuidará de la conservacion de la ropa que esté fuera de uso.

4.

Dará por apunte á lavar la ropa, recibiendo lo mismo la
que traigan limpia.

5.

Repasará la ropa que tiene á su cuidado.

6.

Avisará al Vigilante con tiempo las averias que ocurran y
las reposiciones que deban hacerse.


153

SEGUNDA PARTE.
CEREMONIAL DE LA CORTE.



155

CAPITULO I.
De las Precedencias.

SECCION PRIMERA.
DE LAS PRECEDENCIAS EN LAS CATEGORIAS.

1.

PRIMERA.

SEÑORES. SEÑORAS.
Los Príncipes Imperiales. Las Princesas Imperiales.
Los Cardenales. La Dama Mayor.
Los Collares del Aguila Mexicana. Sus Señoras.
Las Señoras Grandes Crucesde San Cárlos.

SEGUNDA.

El Gran Mariscal de la Corte
y Ministro de la Casa Imperial.
Su Señora.
El Ministro de Estado. Su Señora.
El Presidente del Consejo de
Estado.
Su Señora.
Las Damas de Palacio.
Los Ministros, segun la antigüedad
de sus nombramientos.
Sus Señoras en el mismo órden que sus maridos.
El Presidente de la Corte de
Casacion.
Su Señora.
El Presidente de la Corte de
Cuentas.
Su Señora.
Los Caballeros Grandes Cruces
del Aguila Mexicana.
Sus Señoras.

156

Los Caballeros Grandes Cruces
de Guadalupe.
Sus Señoras.

TERCERA

l.° El Ayudante de Campo
General.
Su Señora.
2.° El Gran Maestro de Ceremonias. Su Señora,
3.° El Gran Chambelan. Su Señora.
4.° El Limosnero Mayor.
5.° El Caballerizo Mayor. Su Señora.
6.° El Intendente General de
la lista civil.
Su Señora.
7.° El Gran Chambelan de S.
M. la Emperatriz.
Su Señora.
Los Consejeros de Estado
efectivos y honorarios.
Sus Señoras.
Los Caballeros Grandes Oficiales
del Aguila Mexicana.
Sus Señoras.
Los Caballeros Grandes Oficiales
de Guadalupe.
Sus Señoras.

CUARTA

Los Comisarios Imperiales en
el lugar de su jurisdiccion.
Sus Señoras.
Las Damas de Honor.
Los Ayudantes de Campo que son Generales de Division. Sus Señoras.
Los Generales de Division en
el lugar de su mando.
Sus Señoras.
Los Presidentes de las Cortes
Imperiales, en el lugar de
su jurisdiccion.
Sus Señoras.
Los Arzobispos en sus Diócesis. Las Pequeñas Cruces de San
Cárlos.
Los Comisarios Imperiales. Sus Señoras.
Los Generales de Division. Sus Señoras.
Los Presidentes de las Cortes
Imperiales.
Sus Señoras.

157

Los Arzobispos.
Los Presidentes de los Tribunales
Superiores de Guerra
y Marina.
Sus Señoras.
Los Procuradores y Abogados
generales de las Cortes
de Casacion y de Cuentas.
Sus Señoras.
El Presidente de la Academia
de Ciencias.
Su Señora.
El Presidente de la Academia
de Bellas Artes.
Su Señora.
El Capitan de la Guardia Palatina Su Señora.
Los Chambelanes. Sus Señoras.
Los Caballerizos. Sus Señoras.
Los Consejeros de la Corte de
Casacion.
Sus Señoras.
Los Consejeros de la Corte de
Cuentas.
Sus Señoras.
Los Caballeros Comendadores
del Aguila Mexicana.
Sus Señoras.
Los Caballeros Comendadores
de Guadalupe.
Sus Señoras.

QUINTA

Los Procuradores y Abogados
generales de las Cortes
Imperiales.
Sus Señoras.
Los Consejeros de las Cortes
Imperiales.
Sus Señoras.
Los Sub-secretarios de los
Ministerios, en el órden siguiente:
Sus Señoras.
Estado.
Negocios Estranjeros.
Gobernacion.
Justicia.
Instruccion Pública.

158

Fomento.
Guerra.
Hacienda.
El Prefecto Departamental
en su Departamento.
Su Señora.
Los Ayudantes de Campo que
son Generales de Brigada.
Sus Señoras.
Los Generales de Brigada en
el lugar de su mando.
Sus Señoras.
El Obispo en su Diõcesis.
El Prefecto Municipal, en su
municipio.
Su Señora.
Los Generales de Brigada. Sus Señoras,
Los Obispos.
El Jefe del Gabinete del Emperador. Su Señora.
El Médico del Emperador. Su Señora.
El Sub-prefecto de Distrito,
en su Distrito.
Su Señora.
El Presidente del Tribunal de
primera instancia, en el lugar
de su jurisdiccion.
Su Señora.
El Presidente del Tribunal
Mercantil.
Su Señora.
El Sub-prefecto de Partido,
en su Partido.
Su Señora.
El Procurador Imperial del
Tribunal de primera instancia,
en el lugar de su
jurisdiccion.
Su Señora.

SESTA.

Los Empleados Superiores
del Ministerio de la Casa
Imperial, como sigue:
El Secretario de las Ceremonias. Su Señora.

159

El Director del Chambelanato. Su Señora.
El Archivero. Su Señora.
El Tesorero. Su Señora.
El Secretario de la Intendencia
General de la lista civil.
Su Señora.
El Secretario de la Emperatriz Su Señora.
El Secretario del Gabinete
del Emperador.
Su Señora.
El Archivero General. Su Señora.
El Director General de Correos. Su Señora.
Los Miembros de la Sociedad
de Geografía y Estadística.
Sus Señoras.
El Director General del Papel
Sellado.
Su Señora.
Los Prefectos Departamentales Sus Señoras.
El Administrador General de
Peajes.
Su Señora.
Los Jefes de Seccion de los
Ministerios, en el órden siguiente:
Sus Señoras.
Estado.
Negocios Estranjeros.
Gobernacion.
Justicia.
Instruccion Pública.
Fomento.
Guerra.
Hacienda.
Los Jefes de las Oficinas Superiores. Sus Señoras.
Los Cónsules Generales Mexicanos. Sus Señoras.

160

El Secretario de la Corte de
Casacion.
Su Señora.
El Secretario de la Corte de
Cuentas.
Su Señora.
Los Coroneles de la Gendarmería,
Ejército y Guardia
Rural.
Sus Señoras.
Los Canónigos.
Los Caballeros Oficiales del
Aguila Mexicana.
Sus Señoras.
Los Caballeros Oficiales de
Guadalupe.
Sus Señoras.

SETIMA.

Los Médicos de la Corte. Sus Señoras.
Los Capellanes de la Corte.
El Administrador de la Aduana
en su Departamento.
Su Señora.
El Administrador de Rentas,
en su Departamento.
Su Señora.
Los Sub-prefectos de Distrito. Sus Señoras.
Los Sub-prefectos de Partido. Sus Señoras.
El Director de la Casa de Moneda,
en su residencia.
Su Señora.
El Ensayador de la Casa de
Moneda, en su residencia.
Su Señora.
El Director de la Biblioteca
Imperial.
Su Señora.
El Director del Museo Imperial Su Señora.
Los Tenientes Coroneles de la
Gendarmería, del Ejército
y de la Guardia Rural.
Sus Señoras.
Los Cónsules. Sus Señoras.
Los Directores y Rectores de
los Colegios imperiales, en
el órden siguiente:
Sus Señoras.
Militar.

161

Seminario.
San Ildefonso.
San Juan de Letran.
Medicina.
Minería.
Comercio.
Agricultura.
San Cárlos.
Los Comandantes de la Gendarmería,
del Ejército y de
la Guardia Rural.
Sus Señoras.
Los Miembros del Tribunal
de Primera Instancia.
Sus Señoras.
Los Miembros del Tribunal
Mercantil.
Sus Señoras.
Los Jueces de Paz. Sus Señoras.
El Jefe de Policía. Su Señora.
Los Caballeros del Aguila
Mexicana.
Sus Señoras.
Los Caballeros de Guadalupe. Sus Señoras.
Los Regidores. Sus Señoras.

OCTAVA.

A la octava categoría pertenecen todas aquellas personas
que no están comprendidas en las siete anteriores, como por
ejemplo:

Los Vice Cónsules Mexicanos. Sus Señoras.
Los Capitanes, Tenientes y
Subtenientes de la Gendarmería,
del Ejército y de la
Guardia Rural.
Sus Señoras.
Los Capellanes del Ejército.
Los Vicarios de las Parroquias.
Los Ingenieros Civiles Titulados Sus Señoras,
Los Agrimensores Titulados. Sus Señoras.

162

Los Empleados de los Ministerios
en el órden de sus
Ministerios.
Sus Señoras.
Los Empleados de las demas
oficinas del Gobierno.
Sus Señoras.
Los Miembros de la Sociedad
de Beneficencia.
Sus Señoras.
2.

Los tratamientos que corresponden á estas categorías, son
los siguientes:

A los Príncipes Imperiales, el de Alteza Imperial: S. A. I.

A los Cardenales, el de Eminencia: S. Emcia.

A los Collares del Aguila Mexicana, al Gran Mariscal de
la Corte y Ministro de la Casa Imperial, al Ministro de Estado
y á los Ministros, el de Excelencia: S. E.

A los Presidentes de las Cortes de Casacion y de Cuentas,
á los Grandes Dignidades de la Corte, Comisarios Imperiales,
Generales con mando de una division, Presidentes de
Cortes Imperiales, Arzobispos, Subsecretarios de Estado, Prefectos
Departamentales y Obispos, el de Señoría: V. S.

Los Arzobispos y Obispos tienen ademas, el de Ilustrísima:
V. S. Illma.

Las otras personas tienen solo el de Merced: Vmd.

3.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
ocupará siempre el primer lugar entre los empleados del
Gobierno, en todas las funciones y ceremonias.

4.

Las Señoras tendrán la categoría de sus maridos, y las viudas
quedarán en la que estaban sus esposos en el momento
de su muerte, ocupando su lugar despues de las casadas de
igual categoría.

5.

Las personas comprendidas en las ocho categorías indicadas,
ocuparán el lugar asignado, segun el órden de la lista, y


163

en igualdad de posicion, en el órden de antigüedad de sus
nombramientos respectivos. Lo mismo se observará respecto
de las señoras.

6.

Las personas llamadas á desempeñar interinamente las funciones
de un cargo mas elevado del que tienen en propiedad,
no por eso adquieren ningun derecho á ocupar el rango y lugar
asignados á dicho cargo superior.

7.

Las personas que reunan varios títulos, conservan siempre
el rango del mas elevado, escepto en los casos en que los llamen
para reunirse al cuerpo de que formen parte en virtud
de un título de inferior dignidad.

8.

Cuando los Oficiales de la Guardia Palatina y los Oficiales
de Ordenes del Emperador concurran con los jefes y oficiales
del ejército, ocuparán en su propia clase, los Oficiales de
la Guardia Palatina el primer lugar, los Oficiales de Ordenes
el segundo, y los oficiales del ejército el tercero, en sus grados
respectivos.

9.

El cuerpo diplomático ocupará siempre el primer lugar.

10.

Los Embajadores tienen la precedencia despues de los Príncipes
y los Cardenales.

11.

Los Ministros estranjeros irán despues de los Collares del
Aguila Mexicana.

12.

Los estranjeros invitados á las funciones de la Corte, ocuparán
el lugar correspondiente al empleo que tienen en su
país, equiparado con el mismo entre los mexicanos.


164

SECCION SEGUNDA.
DE LAS PRECEDENCIAS EN LOS GRANDES RECIBIMIENTOS.

1.

En estas precedencias se observará el órden siguiente:

  • I. El Decano de los Collares del Aguila Mexicana, presidiendo
    á los individuos de la órden.
  • II. El Decano de la Orden de Guadalupe, presidiendo á
    los individuos de la órden.
  • III. El Ministro de Estado con los Ministros.
  • IV. El Presidente del Consejo de Estado con los consejeros.
  • V. El Presidente de la Corte de Casacion con todos los
    miembros de ella.
  • VI. El Presidente de la Corte de Cuentas con todos los
    miembros de ella.
  • VII. El Presidente de la Corte Imperial con todos los
    miembros de ella, con los de los Tribunales de Primera
    Instancia y Mercantil, y con los Jueces de Paz.
  • VIII. El Comandante de la division territorial presidiendo
    á toda la oficialidad que se halle en la Corte.
  • IX. El Arzobispo con todo el clero.
  • X. El Prefecto Departamental con el Consejo del Departamento.
  • XI. El Prefecto Municipal con los Regidores.
  • XII. Los Subsecretarios de Estado en el órden siguiente:
  • 1. El de Estado.
  • 2. El de Negocios Estranjeros.
  • 3. El de Justicia.
  • 4. El de Gobernacion.
  • 5. El de Instruccion Pública.
  • 6. El de Fomento.
  • 7. El de Guerra.
  • 8. El de Hacienda.

165

2.

El Gran Maestro de Ceremonias se colocara enfrente del
Emperador, para anunciarle las corporaciones en el órden
que se vayan presentando.

3.

El Secretario de las Ceremonias cuidará de que el órden en
la sucesion de las corporaciones no se interrumpa.

4.

Los Subsecretarios de los Ministerios irán acompañados
cada uno con los empleados de sus Ministerios respectivos, y
con los de las oficinas que dependen de ellos.



167

CAPITULO II.
Del Personal y Serbicios de la Corte.

SECCION PRIMERA.
DEL PERSONAL DE LA CORTE.

El personal le forman:

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.

LOS GRANDES DIGNIDADES DE LA CORTE.

El Ayudante de Campo General.

El Gran Maestro de Ceremonias.

El Gran Chambelan.

El Limosnero Mayor.

El Caballerizo Mayor.

El Intendente General de la lista civil.

El Gran Chambelan de la Emperatriz.

EL SERVICIO DE HONOR DE S. M.:

DE LA CASA MILITAR.

Los Ayudantes de Campo (en número ilimitado.)

Seis Oficiales de Ordenes.

EL SERVICIO DE CEREMONIAS.

El Secretario de las Ceremonias.

El Dibujante y Decorador de las Ceremonias.


168

DE LA CASA CIVIL.

Tres Chambelanes de servicio.

Los Chambelanes (en número ilimitado.)

El Director del Chambelanato.

El Dibujante y Decorador de los Palacios Imperiales.

EL SERVICIO SANITARIO.

Dos Médicos.

Los Médicos consultantes (en número ilimitado.)

Un Boticario.

EL SERVICIO DE CAMARA.

Un Mayordomo.

Dos Ayudas de Cámara.

Dos Sumilleres del comedor.

Un Sumiller de la cava.

Un Director del guardaropa.

El Encargado del alumbrado, del leñame y de
la carbonería.

La Ropera.

Cuatro Ugieres.

Doce Lacayos.

Doce criados.

EL SERVICIO DE BOCA.

Un Contador.

Tres cocineros.

Un despensero.

Un repostero.

Una cocinera.

Seis galopines.

EL PALACIO IMPERIAL.

Un Conserje, con el personal de la portería.

Un Jardinero con sus peones.


169

LOS SITIOS IMPERIALES.

En cada uno:

Un Vigilante del Sitio y de los jardines.

Un Jardinero con sus peones.

Cuatro lacayos.

Dos mozos de aseo.

EL SERVICIO DE LA CAPILLA.

Dos Capellanes.

Los Capellanes honorarios (en número ilimitado.)

Dos Ayudas de Oratorio.

EL SERVICIO DE LAS CABALLERIZAS.

El Primer Caballerizo.

Dos Caballerizos.

Los Caballerizos honorarios (en número ilimitado.)

El Inspector de las caballerizas.

El Caballerizo Picador.

Un Veterinario.

Un Maestro cochero.

Veinticinco cocheros y palafreneros.

EL SERVICIO DE LA INTENDENCIA.

El Archivero.

El Secretario.

El Tesorero.

El Escribiente.

LA GUARDIA PALATINA.

Un Capitan.

Dos Tenientes.

Un Subteniente.

Un Preboste de la Corte.

Cincuenta guardias.

Dos porteros.


170

LA CASA DE LA EMPERATRIZ.

La Dama Mayor.

El Gran Chambelan de la Emperatriz.

Las Damas de Palacio (en número ilimitado.)

Las Damas de Honor.

Un Secretario.

La Directora del guardaropa.

Dos Camareras.

Dos Doncellas de servicio.

Dos criadas subalternas.


171

SECCION SEGUNDA.
DEL SERVICIO DE LA CASA IMPERIAL.

1.

Habrá tres servicios en la Casa Imperial:

  • I. El gran servicio de honor.
  • II. El pequeño servicio de honor.
  • III. El servicio de campo.
2.

EL GRAN SERVICIO DE HONOR SE COMPONDRA DE:

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.

La Dama Mayor.

Los Grandes Dignidades de la Corte y las Damas de Palacio.

Los Ayudantes de Campo y el Capitan de la Guardia Palatina.

Los Chambelanes y las Damas de Honor.

Los Oficiales de la Guardia Palatina.

Los Caballerizos.

Los Oficiales de Ordenes.

El Secretario de las Ceremonias.

EL PEQUEÑO SERVICIO DE HONOR SE COMPONDRA DE:

El Gran Maestro de Ceremonias.

La Dama de Palacio de servicio.


172

El Ayudante de Campo de servicio.

Los Chambelanes de servicio.

La Dama de Honor de servicio.

Los Oficiales de la Guardia Palatina de servicio.

Los Oficiales de Ordenes de servicio.

El Secretario de las Ceremonias.

EL SERVICIO DE CAMPO SE COMPONDRA DE:

El Oficial de la Guardia Palatina de servicio.

El Oficial de Ordenes de servicio.

La Dama de Honor de servicio.

El Capellan de servicio.

El Médico de servicio.


173

CAPITOLO III.
De los Séquitos.

SECCION PRIMERA.
DEL GRAN SÉQUITO.

El gran séquito se formará del modo siguiente:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 Doce Guardias Palatinos.
  • 3 Veinte mozos de espuela.
  • 4 Dos Caballerizos picadores.
  • 5 Veinte lacayos á pié.
  • 6 Diez ugieres.
  • 7 Los Ayudas de Cámara.
  • 8 La música de la Capilla Imperial.
  • 9 El Secretario de la Emperatriz.
  • El Archivero.
  • 10 Los Capellanes.
  • 11 Los Médicos.
  • 12 El Secretario del Gabinete.
  • Los de los Grandes Dignidades.
  • El Director del Chambelanato.
  • 13 Los Oficiales de Ordenes.
  • Los Oficiales de la Guardia Palatina.

174

  • 14 Los Caballerizos.
  • 15 Los Chambelanes.
  • 16 Los Generales de Division con mando activo.
  • 17 Los Ayudantes de Campo.
  • 18 Los Consejeros de Estado honorarios y efectivos.
  • 19 Los Grandes Cruces de Guadalupe.
  • 20 Los Grandes Cruces del Aguila Mexicana.
  • 21 Los Ministros.
  • 22 El Presidente del Consejo de Estado.
  • El Ministro de Estado.
  • 23 El Intendente General de la lista civil.
  • El Limosnero Mayor.
  • 24 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.
  • 25 Los Collares del Aguila Mexicana.
  • Los Cardenales.
  • EL EMPERADOR.
  • 26 El Gran Maestro de Ceremonias.
  • El Gran Chambelan.
  • El Ayudante de Campo General.
  • El Caballerizo Mayor.
  • El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 27 El Chambelan de servicio.
  • El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • 28 LA EMPERATRIZ.
  • 29 La Dama Mayor.
  • 30 Las Damas de Palacio.
  • 31 Las Damas de Honor.
  • 32 Doce Guardias Palatinos.

175

SECCION SEGUNDA.
DEL PEQUEÑO SÉQUITO.

El pequeño séquito se formará del modo siguiente:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 Los Oficiales de Ordenes.
  • 3 Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 4 Los Caballerizos.
  • 5 Los Chambelanes.
  • Los Ayudantes de Campo.
  • 7 El Intendente General de la lista civil.
  • El Limosnero Mayor.
  • 8 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.
  • 9 EL EMPERADOR.
  • 10 El Gran Maestro de Ceremonias.
  • El Gran Chambelan.
  • El Ayudante de Campo General.
  • El Caballerizo Mayor.
  • El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 11 El Chambelan de servicio.
  • 12 El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • 13 LA EMPERATRIZ.
  • 14 Seis Damas de Palacio.
  • 15 Las Damas de Honor.


177

CAPITULO IV.
De las Grandes Salas de Recibimiento.

1.

Todas las personas de las tres primeras categorías, la Corte,
el Cuerpo Diplomático, el Comandante de la Division territorial,
el Presidente de la Corte Imperial y el Arzobispo,
tienen derecho de entrar en la primera sala.

2.

Las personas nacionales ó estranjeras que deban ser presentadas
á SS. MM., se reunirán en la segunda sala.

3.

Las personas de la cuarta, quinta y sesta categorías, entrarán
en la tercera sala.

4.

Las de las otras categorías, en la siguiente.

5.

Las señoras ocuparán el lado derecho de la sala, y los señores
el lado izquierdo.

6.

Los ugieres harán que se dirija al Chambelan de servicio
cualquiera persona que tuviere alguna observacion ó pregunta
que hacer.



179

CAPITULO V.
Del Departamento Ordinario del Emperador.

1.

Los ugieres harán el servicio de aseo en la sala de honor,
y los ayudas de cámara en las piezas interiores.

2.

En la sala de guardias estarán los Guardias Palatinos, y
habrá un ugier en la puerta para lo que se ofrezca.

3.

El Oficial de la Guardia Palatina y el de Ordenes de servicio,
estarán en la sala de espera.

4.

El Ayudante de Campo y el Chambelan de servicio, estarán
siempre en la antesala.

5.

El Oficial de Ordenes recibirá á las personas y las conducirá
á presencia del Ayudante de Campo ó del Chambelan
de servicio, para que éstos las anuncien al Emperador.


180

6.

El Ayudante de Campo ó el Chambelan de servicio, despues
de haber dado parte al Emperador, introducirán á la sala designada
por S. M., á las personas admitidas á la audiencia ó
llamadas para asuntos del servicio ó para trabajar.

7.

En ausencia del Ayudante de Campo ó del Chambelan, el
Oficial de Ordenes hará sus veces.

8.

Nadie podrá pasar por el gabinete de trabajo del Emperador,
en donde están sus papeles.

9.

Ninguna persona, sean cuales fueren su rango y las funciones
de su cargo, y por ningun pretesto, entrará en dicho gabinete,
á menos que no la llame el Emperador, en cuyo caso
deberá retirarse en el acto que el Emperador, por cualquier
motivo, tenga que salir de él.

10.

El Chambelan de servicio dará las órdenes correspondientes
para el arreglo del departamento de honor, y cuidará de
que los muebles estén dispuestos como lo requiera el servicio
del dia.

11.

Un ayuda de cámara tendrá á su cuidado el departamento
de honor y otro el departamento ordinario del Emperador, y
ambos serán responsables de este servicio para con el Chambelan.
Los mozos asearán el departamento al amanecer. Al
mismo tiempo los lacayos y los mozos encargados del alumbrado,
prepararán los quinqués y las velas necesarias, y los
ugieres dispondrán las mesas para el trabajo.


181

CAPITULO VI.
Del Departamento Ordinario de la Emperatriz.

1.

Los ugieres de la Emperatriz harán el servicio con los ayudas
de cámara en las salas de honor. Las camaristas, las
doncellas y las criadas subalternas harán el servicio de las
piezas interiores.

2.

Los Oficiales de servicio de honor de la Casa del Emperador
y de la Casa de la Emperatriz, pueden entrar en el primer
salon, así como las personas llamadas ó admitidas en audiencia
por S. M.

3.

Cuando la Emperatriz se halle en sus piezas interiores, el
Chambelan de servicio podrá atravesar las salas de honor para
pedirle órdenes, con cuyo objeto tocará la puerta del pequeño
salon, en donde habrá un ugier que le anunciará para
saber si S. M. le puede recibir.

4.

La Dama Mayor, las Damas de Palacio y las Damas de
Honor, pueden entrar en el departamento de la Emperatriz
y mandar al ugier que las anuncie.


182

5.

El Chambelan de servicio cuidará de que la sala de honor
de la Emperatriz se disponga como la del Emperador. Las
camaristas, las doncellas y criadas subalternas se encargarán
del arreglo de las piezas interiores.


183

CAPITULO VII.
De las Fiestas.

1.

Son dias de fiesta Nacional y de Corte:

  • I. El aniversario de la Independencia de México (16 de
    Setiembre).
  • II. El dia del cumpleaños del Emperador (6 de Julio).
  • III. El dia de Nuestra Señora de Guadalupe (12 de Diciembre).
  • IV. El dia de Corpus.
  • Son fiestas de la Corte:
  • I. El dia del cumpleaños de la Emperatriz (7 de Junio).
  • II. Los grandes bailes de Corte.
  • III. Los grandes conciertos.
2.

Tienen derecho de asistir á las fiestas de primera clase de
la Corte:

  • I. Todos los individuos comprendidos en la ley de precedencias,
    con sus esposas.
  • II. Los propietarios de distincion ó las personas notables,
    ya en las ciencias, en el comercio, en la industria
    y en las bellas artes, ú otras, siempre que consten
    en las listas formadas por el Gran Mariscal de la
    Corte y Ministro de la Casa Imperial, y que hayan
    sido aprobadas por el Emperador. Todas estas personas
    podrán ir con sus señoras.
  • III. El cuerpo diplomático y los cónsules.
  • IV. Los estranjeros de distincion, cuyas listas hayan sido
    presentadas con anticipacion por sus respectivos
    Ministros.
3.

Para todas las fiestas de la Corte, de la segunda clase, el
Gran Maestro de Ceremonias hará, de órden del Emperador,
las listas de los convidados.

4.

Nadie puede ser convidado á las fiestas de la Corte, de segunda
clase, si á peticion suya no ha sido presentado previamente
á SS. MM.

5.

Si se ha convidado á los grandes bailes ó conciertos á alguna
persona que haya solicitado que la presenten á SS. MM.,
la presentacion se verificará antes del espresado baile ó concierto,
luego que SS. MM. hayan hablado con el cuerpo diplomático
y los principales personajes de la reunion. Lo
mismo se hará en los otros bailes y conciertos en que el Gran
Maestro de Ceremonias convide.


185

CAPITULO VIII.
De las Fiestas Nacionales y de Corte.

SECCION PRIMERA.
DEL ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA.

1.

El dia de la fiesta de la Independencia, á las ocho de la
mañana, la Corte irá en coche á la Catedral, de gran gala.

2.

El órden de los coches se arreglará segun el formulario.

3.

La guarnicion de México estará formada con anticipacion
en la plaza mayor, y al avistar á SS. MM., las tropas presentarán
las armas, batirán marcha y todas las músicas tocarán.

4.

El Arzobispo, acompañado del Cabildo, recibirá á SS. MM.
en la puerta principal de la Catedral y les presentará el agua
bendita.


186

5.

Entonces se formará el pequeño séquito que, con el Cabildo,
acompañará á SS. MM. hasta el dosel que se habrá dispuesto
con anticipacion en el lugar correspondiente. El Arzobispo
y el Cabildo tomarán lugar en el séquito entre el
Limosnero Mayor y el Gran Mariscal de la Corte y Ministro
de la Casa Imperial.

6.

Las otras personas deberán encontrarse ya en el lugar que
de antemano hayan preparado para ellas en la Catedral, colocadas
como corresponda á su jerarquía, segun se indica en
el diseño núm. 6.

7.

El Arzobispo cantará el Te Deum.

8.

Despues del Te Deum, el Arzobispo y el Cabildo acompañarán
á SS. MM. hasta la puerta, observándose en este acto
el mismo ceremonial que en su recibimiento.

9.

La Corte volverá á Palacio en el mismo órden prefijado
para ir á la Catedral.

10.

El Emperador y su comitiva militar montarán á caballo,
mientras que la Emperatriz y la Corte irán á Palacio y saldrán
al balcon principal para presenciar el desfile de las tropas.
Cuando el caso lo requiera, el Emperador distribuirá
en ese acto condecoraciones, medallas ó banderas al ejército.


187

11.

Despues del desfile de las tropas, tendrá lugar el recibimiento
de todas las personas que componen las categorías
admitidas en la Corte.

12.

Para esta ceremonia SS. MM. entrarán en la sala del trono
acompañados del pequeño séquito.

13.

El Ministro de Estado pronunciará un discurso propio de
las circunstancias, al que se dignará contestar el Emperador.

14.

Despues, cuando las circunstancias lo requieran, el Emperador
distribuirá á los que no sean militares, las condecoraciones
con que los haya agraciado. El Canciller de la Orden
llamará por lista á las personas designadas, leyendo sus
nombres, y las conducirá ante el Emperador, á quien presentará
las condecoraciones para que las distribuya.

15.

La Dama Mayor y las Damas de Palacio se presentarán de
gran gala, y los señores de gran uniforme.

16.

La servidumbre estará todo el dia en traje de gala.

17.

Por la tarde habrá un banquete en Palacio.

18.

En las fiestas populares SS. MM. se presentarán en carroza
abierta con la comitiva ordinaria. En el arreglo de estas


188

fiestas intervendrá el Gran Maestro de Ceremonias, y se hará
un programa especial para cada vez.

19.

En la noche se iluminarán la Catedral y el Palacio con luces
de Bengala que representen los colores nacionales.

20.

En los momentos solemnes de la festividad se repicarán las
campanas, y la artillería hará las salvas correspondientes.


189

SECCION SEGUNDA.
DE LA FIESTA DEL CUMPLEAÑOS DEL EMPERADOR.

1.

El dia de la fiesta del cumpleaños del Emperador, á las
ocho de la mañana, la Emperatriz irá en coche á la Catedral,
de gran gala.

2.

El órden de los coches se arreglará segun el formulario.

3.

La guarnicion de México estará ya formada en la plaza
mayor, y al avistar á la Emperatriz, las tropas presentarán
las armas, batirán marcha y todas las músicas tocarán.

4.

El Arzobispo, acompañado del Cabildo, recibirá á la Emperatriz
en la puerta principal de la Catedral y le presentará
el agua bendita.

5.

Entonces se formará el pequeño séquito que acompañará
á la Emperatriz hasta el dosel que se habrá dispuesto con anticipacion
en el lugar correspondiente. El Arzobispo y el
Cabildo se colocarán en el séquito entre el Limosnero Mayor y
el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.


190

6.

Las otras personas deberán encontrarse ya en el lugar que
de antemano hayan preparado para ellas en la Catedral,
ocupando cada una el puesto que le corresponda por su jerarquía,
segun el diseño núm. 6.

7.

El Arzobispo celebrará la misa de pontifical.

8.

Despues de la misa, el Arzobispo cantará el Te Deum y el
Domine salvum fac, y en seguida acompañará á la Emperatriz
hasta la puerta, observándose en este acto el mismo órden
que en su recibimiento.

9.

La Corte volverá al Palacio en el mismo órden prefijado
para ir á la Catedral.

10.

Los cañonazos y los repiques anunciarán los momentos solemnes
de la funcion.

11.

Despues de la funcion religiosa, se reunirán en la gran
sala de ceremonias, segun su jerarquía, las personas que componen
las categorías admitidas en la Corte.

12.

La Emperatriz saldrá entonces de su departamento acompañada
del pequeño séquito; irá á la gran sala y llegará hasta
cerca del trono, donde se mantendrá de pié para recibir
las felicitaciones que, en un discurso alusivo á la circunstancia,
le dirigirá el Ministro de Estado en nombre de todos los
presentes.


191

13.

La Emperatriz se dignará contestar al Ministro de Estado.

14.

La Dama Mayor y las Damas de Palacio y de Honor, se
presentarán de gran gala, y los señores de gran uniforme.

15.

La servidumbre estará todo el dia en traje de gala.

16.

Por la tarde habrá un banquete al que se invitará á las
primeras autoridades.

17.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
pronunciará durante la comida, en el momento oportuno,
un brindis alusivo á la festividad.


192

SECCION TERCERA.
DE LA FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE.

1.

El dia 12 de Diciembre, á las siete de la mañana, irán SS.
MM. solos en su coche á Guadalupe. El Oficial de Ordenes
acompañará á SS. MM. á caballo.

2.

En la casa del Cabildo, en Guadalupe, estarán dispuestos:

  • I. Un salon de recibimiento.
  • II.Dos cuartos de tocador para SS. MM.
  • III. Otro cuarto de tocador para las Damas de Palacio.
  • IV. Un salon para comedor.
3.

A las nueve de la mañana en punto saldrá desde la estacion
del ferro—carril de México, un tren especial para Guadalupe,
conduciendo á la Corte, á los Ministros y á los demas
funcionarios civiles y militares invitados á la funcion.

4.

El Prefecto cuidará de que haya una guardia competente
en la casa que ocupen SS. MM. en la villa; así como de que
las estaciones del ferro—carril de México y Guadalupe se


193

hallen completamente vacias, tanto á la llegada como á la salida
del tren. Cuidará tambien de que la policía conserve el
mayor órden.

5.

Las personas que no formen parte del gran séquito, se dirigirán
á la iglesia tan luego como lleguen á la villa, y ocuparán
los asientos que les están designados en el diseño número 6.

6.

Las personas que formen parte del gran séquito, se dirigirán
á la casa del Cabildo, y entrarán á la sala de recibimiento
donde esperarán la salida de SS. MM.

7.

Las personas que forman parte del gran séquito, que son
las siguientes, deberán ocupar su lugar, cuando se forme,
en este órden:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 Doce Guardias Palatinos.
  • 3 Veinte mozos de espuela.
  • 4 Dos Caballerizos picadores.
  • 5 Veinte lacayos á pié.
  • 6 Diez ugieres.
  • 7 Los Ayudas de Cámara.
  • 8 La música de la Capilla Imperial.
  • 9 El Secretario de la Emperatriz.
  • El Archivero.
  • 10 Los Capellanes.
  • 11 Los Médicos.
  • 12 El Secretario del Gabinete.
  • Los Secretarios de los Grandes Dignidades.
  • El Director del Chambelanato.
  • 13 Los Oficiales de Ordenes.
  • Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 14 Los Caballerizos.
  • 15 Los Chambelanes.
  • 16 Los Generales de Division con mando activo.
  • 17 Los Ayudantes de Campo.
  • 18 Los Consejeros de Estado honorarios y efectivos.
  • 19 Los Grandes Cruces de Guadalupe.
  • 20 Los Grandes Cruces del Aguila Mexicana.
  • 21 Los Ministros.
  • 22 El Presidente del Consejo de Estado.
  • El Ministro de Estado.
  • 23 El Intendente General de la lista civil.
  • El Limosnero Mayor.
  • 24 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.
  • 25 Los Collares del Aguila Mexicana.
  • Los Cardenales.
  • EL EMPERADOR.
  • 26 El Gran Maestro de Ceremonias.
  • El Gran Chambelan.
  • El Ayudante de Campo General.
  • El Caballerizo Mayor.
  • El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 27 El Chambelan de servicio.
  • El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • 28 LA EMPERATRIZ.
  • 29 La Dama Mayor.
  • 30 Las Damas de Palacio.
  • 31 Las Damas de Honor.
  • 32 Doce Guardias Palatinos.
8.

Habrá dispuesta una valla de soldados desde la casa del
Cabildo hasta el coro dentro de la iglesia; y una alfombra en
todo el tránsito por donde deban pasar SS. MM.


195

9.

A las diez menos cuarto se formará el gran séquito y se
dirigirá en seguida á la iglesia, entrando por la puerta del
centro.

10.

Cuando SS. MM. salgan de la casa capitular, la tropa les
hará los honores y la música romperá sus sones con el himno
nacional.

11.

El Sacerdote Celebrante y el clero que tome parte en la
funcion, esperarán á SS. MM. en la puerta del templo; y despues
que el Celebrante les haya ofrecido el agua bendita, tomarán
lugar en el séquito entre el Limosnero Mayor el Gran
Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial, acompañándolos
hasta el dosel. Todas las demas personas del séquito
tomarán el lugar que les indica el diseño núm. 6.

12.

En seguida cantará el Sacerdote Celebrante la misa.

13.

La funcion de iglesia no podrá durar mas de una hora.

14.

Inmediatamente despues de concluida la funcion, se formará
otra vez el gran séquito, y SS. MM. regresarán á la
casa capitular. Se observará el mismo órden y el mismo ceremonial
que á la ida. El Sacerdote Celebrante y el clero se
despedirán de SS. MM. en la puerta de la iglesia.


196

15.

En la casa del Cabildo habrá dispuesto un almuerzo, al cual
convidará el Emperador con anticipacion.

16.

A las once y media saldrá un tren para llevar á México á
las personas que vinieron en el de las nueve.


197

SECCION CUARTA.
DE LA FIESTA DEL DTA DE CORPUS.

1.

El dia de Corpus, á las siete de la mañana, la Corte irá en
coche á la catedral, de gran gala.

2.

El órden de los coches se arreglará segun el formulario.

3.

La Dama Mayor y las Damas de Palacio se presentarán de
gran gala, y los señores de gran uniforme.

4.

La guarnicion de México estará ya formada en la plaza
mayor, y al avistar á SS. MM., las tropas presentarán las armas,
batirán marcha y todas las músicas tocarán. La valla se
formará en todo el tránsito por donde deban pasar SS. MM.

5.

El Arzobispo, con el Cabildo, recibirá á SS. MM. en la puerta
principal de la catedral y les presentará el agua bendita.


198

6.

Entonces se formará el pequeño séquito, en el que ocupará
el clero el lugar entre el Limosnero Mayor y el Gran Mariscal
de la Corte y Ministro de la Casa Imperial: en este órden
acompañará á SS. MM. hasta el dosel que se habrá dispuesto
con anticipacion en el lugar correspondiente.

7.

Las otras personas que han de ir en la procesion, deberán
encontrarse ya en el lugar que á cada uno corresponda, segun
su jerarquía, y que de antemano hayan preparado para
ellas en la catedral.

8.

El Arzobispo celebrará la misa de pontifical, y al fin de ella
se ordenará la procesion.

9.

El órden que debe observarse en la procesion se arreglará
del modo siguiente:

1 Destacamento de infantería.

2 Las parroquias, en este órden:

  • Sagrario Metropolitano.
  • San Miguel.
  • Santa Catarina Mártir.
  • Santa Veracruz.
  • San José.
  • Santa Ana.
  • Soledad de Santa Cruz.
  • San Pablo.
  • Salto del Agua.
  • Santa María.
  • San Sebastian.
  • Santa Cruz Acatlan.
  • Santo Tomás la Palma.
  • San Antonio de las Huertas.

199

3 Los colegios.

  • El Tecpan.
  • La Academia de San Cárlos.
  • Colegio Imperial de Agricultura.
  • " " " Comercio.
  • " " Minería.
  • " " " Medicina.
  • " " " San Juan de Letran.
  • " " " San Ildefonso.
  • " " " Militar.
  • El Seminario Conciliar.
  • El Claustro de Doctores.
  • La Universidad de México.

4 El Ayuntamiento debajo de mazas.

5 El Prefecto Político con los empleados y autoridades del
distrito, residentes en la capital.

6 La Academia de Bellas Artes.

7 La Sociedad de Geografía y Estadística.

8 La Academia de Ciencias.

9 El Tribunal de Primera Instancia.

10 Los condecorados con la Orden del Aguila Mexicana ó
con la de Guadalupe que no tengan otra colocacion.

11 Los oficiales del ejército que no tengan otra colocacion.

12 Los subsecretarios de los ministerios, cada uno con los
empleados de sus ministerios respectivos, y los de las
oficinas que dependen de ellos, en el órden siguiente:

El de Estado.

  • " " Negocios Estranjeros.
  • " " Gobernacion.
  • " " Justicia.
  • " " Instruccion Pública.
  • " " Fomento.
  • " " Guerra.
  • " " Hacienda.

13 La Corte de Cuentas.

14 La Corte de Casacion.


200

15 El gran séquito, que le forman los individuos siguientes:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 Doce Guardias Palatinos.
  • 3 Veinte mozos de espuela.
  • 4 Dos caballerizos picadores.
  • 5 Veinte lacayos á pié.
  • 6 Diez ugieres.
  • 7 Los Ayudas de Cámara.
  • 8 La música de la Capilla Imperial.
  • 9 El Secretario de la Emperatriz.
  • El Archivero.
  • 10 Los Capellanes.
  • 11 Los Médicos.
  • 12 El Secretario del Gabinete.
  • Los Secretarios de los Grandes Dignidades.
  • El Director del Chambelanato.
  • 13 Los Oficiales de Ordenes.
  • Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 14 Los Caballerizos.
  • 15 Los Chambelanes.
  • 16 Los Generales de Division con mando activo
  • 17 Los Ayudantes de Campo.
  • 18 Los Consejeros de Estado honorarios y efectivos.
  • 19 Los Grandes Cruces de Guadalupe.
  • 20 Los Grandes Cruces del Aguila Mexicana.
  • 21 Los Ministros.
  • 22 El Presidente del Consejo de Estado.
  • El Ministro de Estado.
  • 23 El Intendente General de la lista civil.
  • El Limosnero Mayor.
  • 24 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
    Casa Imperial.
  • 25 Los Collares del Aguila Mexicana.
  • Los Cardenales.
  • EL EMPERADOR.

    201

  • 26 El Gran Maestro de Ceremonias. El Gran Chambelan.
    El Ayudante de Campo General.
    El Caballerizo Mayor.
    El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 27 El Chambelan de servicio.
    El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • 28 LA EMitemERATRIZ.
  • 29 La Dama Mayor.
  • 30 Las Damas de itemalacio.
  • 31 Las Damas de Honor.
  • 32 Doce Guardias itemalatinos.
10.

Inmediatamente despues de los Cardenales seguirá el Arzobispo
debajo del palio, llevando el Santísimo Sacramento
y rodeado de sus asistentes.

11.

Seis Chambelanes honorarios llevarán el palio.

12.

Despues del palio seguirán SS. MM. y el resto del gran séquito.

13.

La Guardia Palatina irá repartida á derecha é izquierda
del palio y de SS. MM.

14.

Todas las personas que compongan la comitiva llevarán
cirios.

15.

Despues de la procesion el Arzobispo cantará el Te Deum,


202

y en seguida acompañará á SS. MM. hasta la puerta, observándose
el mismo ceremonial que en su recibimiento.

16.

La Corte volverá á Palacio en el mismo órden prefijado
para ir á la Catedral.

17.

El Emperador y su comitiva militar montarán á caballo,
mientras que la Emperatriz y la Corte irán á Palacio y saldrán
al balcon principal para presenciar el desfile de las tropas
de la guarnicion.

18.

Los momentos mas solemnes de la funcion se anunciarán
con cañonazos.


203

CAPITULO IX.
De las fiestas de la Corte.

SECCIOIN PRIMERA.
DEL CUMPLEAÑOS DE LA EMPERATRIZ.

1.

El dia del cumpleaños de S. M. la Emperatriz, todas las
personas de la Corte se reunirán, á las nueve y media de la
mañana, en la Sala de Iturbide.

2.

Los señores vestirán de gran uniforme y las señoras de
gran gala.

3.

La Corte formará corro.

4.

A las diez menos cuarto saldrán SS. MM. de sus habitaciones
acompañados del Gran Maestro de Ceremonias.


204

5.

Despues de las felicitaciones, á las diez en punto, se dirigirán
SS. MM. á la capilla, formándose para ello el pequeño séquito
de la Corte.

6.

El Limosnero Mayor esperará á SS. MM. en la entrada de
la capilla para ofrecerles el agua bendita, tomando despues
lugar en el séquito entre el Intendente General de la lista civil
y el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.

7.

Cuando SS. MM. hayan ocupado sus asientos, comenzará
la misa cantada.

8.

Despues de la misa regresarán SS. MM. á la Sala de Iturbide,
observándose á su salida el mismo ceremonial que á la
entrada.

9.

Por la tarde habrá gran comida de gala.


205

SECCION SEGUNDA.
GRANDES BAILES DE LA CORTE.

1.

Cuando el Emperador resuelva dar un gran baile de Corte,
comunicará sus órdenes directamente al Gran Maestro de Ceremonias,
el que se encargará de formar las listas de las personas
que deban convidarse, y las someterá á la aprobacion
de S. M.

2.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
se encargará de mandar los convites á los Príncipes Imperiales,
á los Cardenales, á los Collares del Aguila Mexicana
y á los individuos del cuerpo diplomático, cuidando de que
los convites de los Príncipes Imperiales, Cardenales, Embajadores
y Collares estén en esquelas manuscritas que llevará el
Secretario de las Ceremonias.

3.

Los convites de los Ministros y de las personas notables
inscritas en la lista aprobada por el Emperador, los hará el
Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
por medio de esquelas ó tarjetas impresas.


206

4.

En los grandes bailes acompañarán á SS. MM. los individuos
que componen el gran servicio de honor, los que se reunirán
en la galería de pinturas.

5.

Antes del baile los Príncipes presentes se reunirán en el
salon de la Emperatriz, y su comitiva, en una de las salas contíguas.
Los convidados se reunirán en la gran sala del baile.

6.

Las señoras se presentarán con vestido escotado y alhajas;
los hombres, de gran uniforme; y los que no le tengan, de frac
negro y corbata blanca.

7.

En la puerta del medio de la sala contígua á la gran sala
del baile, habrá dos guardias palatinos, y en las otras, ugieres
y ayudas de cámara encargados de su custodia.

8.

Cuando todo esté listo para el baile, el Gran Maestro de
Ceremonias lo avisará al Gran Mariscal de la Corte y Ministro
de la Casa Imperial para que éste lo ponga en conocimiento
de SS. MM.

9.

Entonces se presentarán SS. MM. en la sala del baile, dando
el Emperador el brazo á la Emperatriz, precedidos por el
pequeño séquito y seguidos por las personas que componen
la Casa de la Emperatriz. En este acto todo el mundo se
pondrá de pié y guardará silencio.


207

10.

SS. MM. dirigirán la palabra al cuerpo diplomático, cuyos
asientos estarán dispuestos cerca del estrado donde estén los
sillones imperiales.

11.

En el momento oportuno, los jefes de las legaciones ó sus
esposas cuando se trate de señoras, habiendo prevenido antes
al Ministro de Negocios Estranjeros, presentarán á SS.
MM. los señores y señoras de sus naciones respectivas que hayan
solicitado este honor.

12.

Los estranjeros cuyo país no tenga legacion en México,
podrán dirigirse al jefe de otra legacion estraña, para que éste
los presente á SS. MM.

13.

El Gran Maestro de Ceremonias deberá tener siempre conocimiento
anticipado de estas presentaciones, y el Ministro
de Negocios Estranjeros estará cerca de SS. MM. para dar
los informes que sean necesarios.

14.

Todos los mexicanos convidados que no hayan sido presentados
á SS. MM., lo serán despues del corro diplomático, para
lo cual se colocarán en hilera enfrente del estrado imperial.

15.

El Gran Maestro de Ceremonias, obtenida la venia de SS.
MM., dará la señal para que comiencen las piezas del baile,
las que se sucederán segun el órden fijado de antemano.


208

16.

Los bailadores cuidarán, cuando estén bailando, de no volver
nunca la espalda á SS. MM.

17.

Mientras se baile, SS. MM. recorrerán los corros, sin sujetarse
á ningun órden jerárquico.

18.

La cuadrilla de honor se arreglará por el Gran Maestro
de Ceremonias de conformidad con lo que hayan dispuesto
SS. MM.

19.

Cuando el Emperador quiera bailar, el Chambelan de servicio
le guardará la espada y el sombrero.

20.

El Emperador dará sus órdenes al Chambelan de servicio
relativas á las personas á quienes dispense la honra de bailar
con El, las que invitará el mismo Chambelan.

21.

Cuando la Emperatriz quiera bailar, la Dama Mayor le
guardará su abanico.

22.

La Emperatriz dará sus órdenes á la Dama Mayor relativas
á las personas á quienes dispense la honra de bailar con
Ella, las que irá á invitar la misma Dama Mayor.

23.

Si el Emperador no formare parte de la pieza en que baile
la Emperatriz, el Gran Maestro de Ceremonias recibirá de


209

la misma Emperatriz las órdenes relativas á las personas á
quienes honre convidándolas á bailar con Ella, haciendo entonces
el Gran Maestro de Ceremonias las invitaciones respectivas.

24.

A la hora conveniente SS. MM. y las personas designadas
por el Emperador, en virtud de proposicion hecha por el Gran
Maestro de Ceremonias, pasarán al comedor á tomar el té en
la mesa dispuesta de antemano con este fin.

25.

La precedencia en esta ocasion se arreglará conforme al
ceremonial.

26.

En otras salas se dispondrán tambien otras mesas de té para
los demas concurrentes.

27.

Todos los Chambelanes se ocuparán en hacer los honores
de dichas mesas y en conservar el órden.

28.

Dos Chambelanes y dos Damas de Palacio, que se designarán
con anticipacion, estarán en los salones del baile media
hora antes que los convidados, para recibirlos segun vayan
llegando.

29.

En cuanto se retiren SS. MM. á sus departamentos, concluirá
el baile y los convidados se despedirán.

30.

Al retirarse SS. MM. irán precedidos de los individuos que


210

componen el pequeño servicio de honor, y seguidos por los
de la Casa de la Emperatriz.

31.

Las personas que estén de servicio no bailarán sino cuando
así lo dispongan SS. MM.

32.

El Gran Chambelan cuidará del cumplimiento de todas las
disposiciones y de los preparativos de la fiesta.


211

SECCION TERCERA.
DE LOS GRANDES CONCIERTOS DE LA CORTE.

1.

Cuando el Emperador resuelva dar un gran concierto de
Corte, comunicará sus órdenes directamente al Gran Maestro
de Ceremonias, quien se encargará de formar el programa
respectivo y la lista de los convidados, sometiendo ambas cosas
á la aprobacion de S. M.

2.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
se encargará de mandar los convites á los Príncipes Imperiales,
á los Cardenales, á los Collares del Aguila Mexicana
y á los individuos del cuerpo diplomático, cuidando de que
se convide á los Príncipes Imperiales, á los Cardenales, á los
Embajadores y á los Collares por medio de esquelas manuscritas
que llevará el Secretario de las Ceremonias.

3.

El convite de los Ministros, así como el de las personas notables
inscritas en la lista aprobada por el Emperador, lo hará
el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
por medio de esquelas ó tarjetas impresas.

4.

En los grandes conciertos acompañarán á SS. MM. las personas
que componen el gran servicio de honor.


212

5.

Antes del Concierto, los Príncipes presentes se reunirán en
el salon de la Emperatriz. Las personas de las tres primeras
categorías de la Corte, el Cuerpo Diplomático, el Comandante
de la division territorial, el Presidente de la Corte Imperial
y el Arzobispo, se reunirán en la galería de pinturas.
Las personas que deban ser presentadas á SS. MM. serán introducidas
á la sala de Iturbide. Los otros convidados se
reunirán en la gran sala del concierto.

6.

Las señoras se presentarán con vestido escotado y alhajas;
los hombres, de gran uniforme, y los que no le tengan, de frac
negro y corbata blanca.

7.

Antes de dar principio al concierto, los jefes de las legaciones,
ó sus esposas cuando se trate de señoras, despues de
haber prevenido al Ministro de Negocios Estranjeros, presentarán
á SS. MM. los señores y señoras de sus naciones
respectivas que hayan solicitado ese honor.

8.

Los estranjeros cuyo país no tenga legacion en México,
podrán dirigirse al jefe de otra legacion estraña, para que
éste los presente á SS. MM.

9.

El Gran Maestro de Ceremonias deberá tener siempre conocimiento
anticipado de estas presentaciones, y el Ministro
de Negocios Estranjeros se mantendrá cerca de SS. MM. para
dar los informes que sean necesarios.

10.

Todos los mexicanos convidados que no hayan sido presentados
á SS. MM., lo serán despues de los estranjeros.


213

11.

Los discípulos del conservatorio formarán parte del concierto.

12.

En la puerta del medio de la gran sala del concierto habrá
dos guardias palatinos, y en las otras, ugieres y ayudas de
cámara encargados de su custodia.

13.

La gran sala del concierto se arreglará del modo siguiente:

  • I. Enfrente de la orquesta se colocarán en un estrado
    dos sillones de damasco carmesí para SS. MM.
  • II. Al lado, y en la misma línea, se pondrán sillas de
    damasco carmesí para los Príncipes, los Cardenales,
    los Collares del Aguila Mexicana y los señores
    de la primera categoría.
  • III. Al lado derecho y junto al estrado, se colocará el
    cuerpo diplomático precedido por los Embajadores,
    segun su antigüedad.
  • IV. Al lado izquierdo, los individuos que componen el
    gran servicio de honor, y los señores de la segunda
    categoría.
  • V. Detras de SS. MM. los individuos que componen el
    pequeño servicio de honor y las señoras de la segunda
    categoría. A continuacion se colocarán
    las señoras segun su categoría, y despues de ellas
    los señores en el mismo órden.
14.

Dos Oficiales de Ordenes cuidarán de que nadie ocupe los
asientos destinados á SS. MM., á su comitiva y al cuerpo diplomático.


214

15.

Cuando todo esté listo, el Gran Maestro de Ceremonias lo
avisará al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial, para que éste lo ponga en conocimiento de SS. MM.

16.

Entonces se presentarán SS. MM. en la sala del concierto,
dando el Emperador el brazo á la Emperatriz, precedidos y
seguidos por las personas que componen el gran servicio de
honor. En este acto todo el mundo se pondrá de pié y guardará
silencio.

17.

El Gran Maestro de Ceremonias presentará á SS. MM. el
programa del concierto y les pedirá sus órdenes para dar
principio á la funcion.

18.

Entre la primera y la segunda parte del concierto se formarán
corros.

19.

El Gran Maestro de Ceremonias presentará los artistas del
concierto á SS. MM.

20.

Mientras duren los corros se servirá el refresco.

21.

Cuando SS. MM. estén de pié, todas las personas que se
encuentren en la sala, se pondrán lo mismo.

22.

Cuando SS. MM. vuelvan á ocupar sus asientos, seguirá el
concierto.


215

23.

Concluido éste, se retirarán SS. MM. precedidos y seguidos
de los individuos que componen el gran servicio de honor.

24.

Dos Chambelanes y dos Damas de Palacio, que se designarán
con anticipacion, estarán en las salas mencionadas media
hora antes que la citada para el concierto, para recibir á las
personas segun vayan llegando.

25.

El Gran Maestro de Ceremonias y el Gran Chambelan cuidarán
del cumplimiento de todas las disposiciones y de los
preparativos de la fiesta.


216

SECCION CUARTA.
DE LOS BANQUETES DE LA CORTE.

1.

Cuando el Emperador resuelva dar un banquete en la Corte,
comunicará sus órdenes directamente al Gran Maestro de
Ceremonias, quien se encargará de formar la lista de los convidados,
sometiéndola á la aprobacion de S. M.

2.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
se encargará de mandar los convites á los Príncipes Imperiales,
á los Cardenales, á los Collares del Aguila Mexicana
y á los individuos del cuerpo diplomático, cuidando de que
los convites de los Príncipes Imperiales, Cardenales, Embajadores
y Collares estén en esquelas manuscritas que llevará
el Secretario de las Ceremonias.

3.

Los convites de los Ministros y de las personas notables
inscritas en la lista aprobada por el Emperador, los hará el
Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
por medio de esquelas ó tarjetas impresas.

4.

El Gran Maestro de Ceremonias someterá á la aprobacion
del Emperador la colocacion de las personas de la mesa.


217

5.

Las personas invitadas al banquete, concurrirán de gran
uniforme los señores, y las señoras de gran gala, y se reunirán
en la sala de Iturbide, formando corros en el órden correspondiente
á sus categorías respectivas.

6.

En la galería de pinturas estarán reunidas las personas del
pequeño servicio de honor, para acompañar á SS. MM.

7.

Las personas de servicio tendrán que estar media hora antes
que los invitados, en la sala de Iturbide, para hacerles
los honores.

8.

El Gran Maestro de Ceremonias pondrá en conocimiento
de los individuos convidados, por conducto del Chambelan
de servicio, cuál es el asiento que cada uno de ellos debe ocupar,
y cuál la señora que debe llevar á la mesa.

9.

El Gran Chambelan avisará al Emperador cuando esté
puesta la comida.

10.

El Emperador dará el brazo á la Emperatriz para ir á la
mesa. El pequeño servicio de honor precederá á SS. MM.,
y las demas personas seguirán despues.

11.

El Secretario de las Ceremonias cuidará del exacto cumplimiento
de las disposiciones tomadas para la comida.


218

12.

Durante la comida tocará la música las piezas del programa
convenido.

13.

Concluida la comida SS. MM. pasarán á la sala de Iturbide,
en el mismo órden en que fueron al comedor.

14.

Al entrar en la sala de Iturbide, se volverán á formar los
corros como antes de ir á la mesa.

15.

Tan luego como se retiren SS. MM. se disolverá la concurrencia.

16.

Cualquiera que sea el número de los convidados, el servicio
será como sigue:

La servidumbre con librea de gala.
Todos los salones iluminados.
Música militar.

Un ramillete para un servicio de 8 cubiertos; tres para uno
de 12 cubiertos; cinco para uno de 18 cubiertos, y siete para
mayor número.

Bebidas:—Chablis, Jerez, Burdeos, Champaña seco, Rhin,
Champaña espumoso, Cerveza inglesa, Oporto, Málaga y dos
licores diferentes.

La lista núm. 1 correspondiente á los platos que componen
esta comida.

Servicio de plata.

Los convidados se presentarán de gran uniforme, sin collar,
y con la banda de la Gran Cruz Nacional por encima del
uniforme.


219

SECCION QUINTA.
DE LAS FUNCIONES DE GALA EN EL TEATRO.

1.

Cuando SS. MM. deseen asistir á una funcion de gala en el
teatro, lo comunicarán al Gran Maestro de Ceremonias para
que arregle lo relativo á dicha funcion, y dé parte á quien
corresponda de la intencion de SS. MM.

2.

SS. MM. asistirán á la funcion de gala en el gran palco imperial.

3.

Acompañarán á SS. MM. en las funciones de gala:

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial.
Los Grandes Dignidades de la Corona.
La Dama Mayor.
La Dama de Palacio de servicio.
La Dama de Honor. de servicio.
El Ayudante de Campo de servicio.
Los Chambelanes. de servicio.
El Oficial de Ordenes de servicio.
Los Oficiales de la Guardia Palatina de servicio.

220

4.

Se sentarán detras de SS. MM. en el palco imperial:

La Dama Mayor.
La Dama de Palacio.
El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial.
El Gran Maestro de Ceremonias.

Las otras personas que acompañan á SS. MM. se colocarán
en los palcos de la comitiva.

5.

En la puerta del palco imperial se pondrán dos guardias
palatinos.

6.

Las localidades, en las funciones de gala, se distribuirán
por el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
en el órden siguiente: las de primera clase, al cuerpo
diplomático y á las personas correspondientes á las primeras
categorías; y las otras, á las demas personas segun su clasificacion.

7.

Todos los concurrentes se presentarán de gran uniforme, y
los que no le tengan, de casaca negra y corbata blanca.

8.

Al presentarse SS. MM. en el palco imperial, toda la concurrencia
se pondrá de pié, y así permanecerá hasta que SS.
MM. se hayan sentado.

9.

A la entrada del teatro recibirán á SS. MM., cuando bajen


221

del coche, el intendente y el administrador del teatro, quienes
los acompañarán tambien á su salida desde el palco imperial
hasta el coche.

10.

Se prohiben los aplausos en las funciones de gala, á menos
que S. M. los autorice aplaudiendo El mismo.



223

CAPITULO X.
De las Fiestas de Palacio.

SECCION PRIMERA.
DE LOS BAILES DE LA EMPERATRIZ.

1.

Cuando la Emperatriz resuelva dar un baile, comunicará
sus órdenes al Gran Maestro de Ceremonias para que forme
las listas de los convidados y las someta á la aprobacion de
SS. MM.

2.

Los convites se harán de órden de S. M. la Emperatriz por
su Gran Chambelan.

3.

Los señores convidados se presentarán de frac negro y corbata
blanca; del mismo modo se presentarán los generales
del ejército; pero los demas oficiales estarán de uniforme.

4.

Los Príncipes se reunirán en los salones de la Emperatriz,
y los demas convidados en la sala del baile.


224

5.

En la gran sala se formará el corro, y allí tendrán lugar las
presentaciones que se hagan á SS. MM.

6.

El Gran Maestro de Ceremonias arreglará el órden en que
deban sucederse las piezas de baile.

7.

El Gran Maestro de Ceremonias recibirá anticipadamente
las órdenes de S. M. la Emperatriz para las cuadrillas de
honor.

8.

A la hora fijada de antemano, se servirá la cena en una
pieza propia para este caso, en la que se habrán dispuesto
varias mesas. Los asientos se distribuirán con anticipacion
por el Gran Maestro de Ceremonias. El Emperador se sentará
en una mesa y la Emperatriz en otra, cuidando el Gran
Maestro de Ceremonias de indicar á los convidados el lugar
que cada uno deberá ocupar.

9.

Despues de la cena seguirá el baile hasta que SS. MM. se
retiren á sus departamentos.

10.

Las personas de servicio estarán media hora antes en los
salones para recibir á los convidados.

11.

Los Chambelanes y los Oficiales de Ordenes ayudarán á hacer
los honores.


225

SECCION SEGUNDA.
DE LAS COMIDAS DE PALACIO.

1.

Cuando el Emperador disponga dar una comida, comunicará
sus órdenes directamente al Gran Maestro de Ceremonias,
quien se encargará de formar la lista de los convidados,
sometiéndola á la aprobacion de S. M.

2.

Los convites se harán en nombre de S. M. el Emperador,
por el Gran Maestro de Ceremonias.

3.

El Gran Maestro de Ceremonias someterá á la aprobacion
del Emperador, la colocacion en la mesa de las personas convidadas.

4.

Las personas invitadas á la comida se reunirán en la sala
de Iturbide, formando corros en el órden correspondiente á
sus categorías respectivas.

5.

En la galería de pinturas se hallarán reunidas las personas
que componen el pequeño servicio de honor, para acompañar
á SS. MM.


226

6.

Las personas que estén de servicio se encontrarán en la sala
de Iturbide media hora antes que los invitados, para hacerles
los honores.

7.

El Gran Maestro de Ceremonias pondrá en conocimiento
de los individuos convidados, por conducto del Chambelan de
servicio, cuál es el asiento que cada uno de ellos debe ocupar
y cuál la señora que debe llevar á la mesa.

8.

El Chambelan de servicio informará al Emperador de cuando
esté puesta la comida.

9.

El Emperador dará el brazo á la Emperatriz para ir á la
mesa: el pequeño servicio de honor precederá á SS. MM., y
las demas personas seguirán despues.

10.

El Secretario de las Ceremonias cuidará del exacto cumplimiento
de las disposiciones tomadas respecto de cada comida.

11.

Concluida la comida, SS. MM. regresarán á la sala de Iturbide
en el mismo órden en que fueron al comedor.

12.

Al entrar en la sala de Iturbide se volverán á formar corros
como antes de ir á la mesa.

13.

Tan luego como se retiren SS. MM., se disolverá la concurrencia.


227

14.

Las comidas serán de tres clases, de esta manera:

COMIDA DE PRIMERA CLASE.

Cualquiera que sea el número de los convidados, el servicio
será como sigue:

Librea encarnada y los ayudas de cámara con medias
blancas.

Todos los salones iluminados.

La orquesta de Palacio.

Los ramilletes de flores como en los banquetes.

Bebidas.—Chablis, Jerez, Burdeos, Rhin, Champaña espumoso,
Cerveza inglesa, un vino de postre y una clase de licor.

La lista núm. 2, correspondiente á los platos que componen
esta comida.

Servicio de plata.

Los convidados se presentarán de gran uniforme, sin collar
y con la banda de la Gran Cruz por encima del uniforme.

COMIDA DE SEGUNDA CLASE.

Cualquiera que sea el número de los convidados, el servicio
será como sigue:

Librea encarnada y los ayudas de cámara con medias negras.

El comedor iluminado con bujias y los otros salones con
lámparas.

La orquesta de Palacio.

Pocas flores.

Bebidas.—Jerez, Burdeos, Champaña espumoso, un vino
de postre y una sola clase de licor.

La lista núm. 3, correspondiente á los platos que componen
esta comida.

Servicio de porcelana.


228

Los convidados vestirán la casaca de la Casa del Emperador
con Grandes Cruces, Placas, Encomiendas mexicanas y
cadenillas de condecoraciones.

Si S. M. se presenta de uniforme, la Casa militar del Emperador
asistirá lo mismo.

El Oficial de Ordenes de servicio estará siempre de gran
uniforme.

COMIDA DE TERCERA CLASE.

Cualquiera que sea el número de los convidados, el servicio
será como sigue:

Librea encarnada y los ayudas de cámara con medias negras.

Las luces se pondrán en proporcion con el tamaño de la
mesa.

Vinos.—Jerez y Ofter.

La lista número 4 correspondiente á los platos que componen
esta comida.

Servicio de porcelana.

Los señores llevarán el traje ordinario del servicio de por
la tarde.


229

SECCION TERCERA.
DE LOS PEQUEÑOS CONCIERTOS DE LA CORTE.

1.

Cuando el Emperador ó la Emperatriz resuelvan dar un
pequeño concierto de Corte, comunicarán sus órdenes directamente
al Gran Maestro de Ceremonias, quien se encargará
de formar el programa respectivo y la lista de los convidados,
sometiendo ambas cosas á la aprobacion de SS. MM.

2.

Si el Emperador da el concierto, las invitaciones se harán
por el Gran Maestro de Ceremonias de órden del Emperador,
y si lo da la Emperatriz, las invitaciones se harán por su Gran
Chambelan de órden de S. M.

3.

En los pequeños conciertos acompañarán á SS. MM. las
personas que componen el pequeño servicio de honor.

4.

Antes del concierto, los Príncipes presentes se reunirán en
el salon de la Emperatriz. Las personas de las tres primeras
categorías de la Corte, el Cuerpo Diplomático, el Comandante
de la division territorial, el Presidente de la Corte Imperial
y el Arzobispo, se reunirán en la galería de pinturas.
Las personas que deban ser presentadas á SS. MM., serán introducidas


230

á la sala de Iturbide. Los otros convidados se
reunirán en la gran sala del concierto.

5.

Las señoras se presentarán con vestido escotado y alhajas;
y los hombres, de frac y corbata blanca.

6.

En la puerta del medio de la sala del concierto habrá dos
guardias palatinos, y en las otras, ugieres y ayudas de cámara
encargados de su custodia.

7.

La sala del concierto se arreglará del modo siguiente:

  • I. Enfrente de la orquesta se colocarán en un estrado
    dos sillones de damasco carmesí para SS. MM.
  • II. Al lado, y en la misma línea, se pondrán sillas de
    damasco carmesí para los Príncipes, los Cardenales,
    los Collares del Aguila Mexicana y los señores
    de la primera categoría.
  • III. Al lado derecho y junto al estrado, se colocará el
    cuerpo diplomático precedido por los Embajadores,
    segun su antigüedad.
  • IV. Al lado izquierdo, los individuos que componen el
    gran servicio de honor, y los señores de la segunda
    categoría.
  • V. Detras de SS. MM. los individuos que componen el
    pequeño servicio de honor y las señoras de la segunda
    categoría. A continuacion se colocarán
    las señoras segun su categoría, y despues de ellas
    los señores en el mismo órden.
8.

Dos Oficiales de Ordenes cuidarán de que nadie ocupe los
asientos destinados á SS. MM., á su comitiva y al cuerpo diplomático.


231

9.

Cuando todo esté listo, el Gran Maestro de Ceremonias lo
pondrá en conocimiento de SS. MM.

10.

Entonces se presentarán SS. MM. en la sala del concierto,
dando el Emperador el brazo á la Emperatriz, precedidos por
el pequeño séquito y seguidos por las personas que componen
la Casa de la Emperatriz que estén de servicio. En este acto
todo el mundo se pondrá de pié y guardará silencio.

11.

El Gran Maestro de Ceremonias presentará á SS. MM. el
programa del concierto y les pedirá sus órdenes para dar
principio á la funcion.

12.

Entre la primera y la segunda parte del concierto se formarán
corros.

13.

El Gran Maestro de Ceremonias presentará los artistas del
concierto á SS. MM.

14.

Mientras duren los corros tendrán lugar las presentaciones
y se servirá el refresco.

15.

Cuando SS. MM. estén de pié, todas las personas que se
encuentren en la sala, se pondrán lo mismo.


232

16.

Cuando SS. MM. vuelvan á ocupar sus asientos, seguirá el
concierto.

17.

Concluido éste, se retirarán SS. MM. precedidos de los individuos
que componen el pequeño servicio de honor y seguidos
de los que componen la Casa de la Emperatriz que estén
de servicio.

18.

Dos Chambelanes y dos Damas de Palacio, que se designarán
con anticipacion, estarán en las salas mencionadas media
hora antes que la citada para el concierto, para recibir á las
personas segun vayan llegando.

19.

El Gran Maestro de Ceremonias y el Gran Chambelan cuidarán
del cumplimiento de todas las disposiciones y de los
preparativos de la fiesta.


233

SECCION CUARTA.
DE LAS FUNCIONES ORDINARIAS EN EL TEATRO.

1.

Cuando SS. MM. deseen concurrir á alguna funcion ordinaria
del teatro, lo comunicarán al Gran Maestro de Ceremonias,
para que prepare todo lo relativo á su asistencia, y
para que dé parte de ello á quien corresponda.

2.

En estas funciones acompañarán á SS. MM. las personas
siguientes:

El Gran Maestro de Ceremonias.
La Dama de Honor de servicio.
El Ayudante de Campo de servicio.
Los Chambelanes de servicio.
Los Oficiales de la Guardia Palatina de servicio.
Los Oficiales de Ordenes de servicio.
3.

SS. MM. ocuparán, en las funciones ordinarias, el palco del
proscenio, donde estarán solos; y la comitiva, el palco que se
disponga para ella.

4.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
y el Capitan de la Guardia Palatina tienen derecho de
entrada en el palco de la comitiva.


234

5.

El Gran Maestro de Ceremonias cuidará de que SS. MM.
encuentren en el palco el programa de la funcion y los anteojos
de teatro, y les pedirá las órdenes correspondientes para
que cuando quieran retirarse estén listos los coches.

6.

Los señores de la comitiva se presentarán de frac de Corte.

7.

Los señores y las damas de la Corte no recibirán nunca visitas
en el palco de la comitiva, y se abstendrán de dar señales
de aprobacion ó de desaprobacion.

8.

Los señores y las damas de servicio se abstendrán tambien
de hacer visitas á otros palcos.

9.

Cuando SS. MM. deseen recibir en su palco á algun autor
ó artista, darán las órdenes correspondientes al Gran Maestro
de Ceremonias.

10.

Un lacayo se mantendrá siempre en la puerta del palco de
SS. MM. para lo que se ofrezca.

11.

Las mismas prescripciones se observarán cuando SS. MM.
concurran á un concierto público ó á una representacion de
beneficencia, en cuyo caso el Gran Maestro de Ceremonias
dispondrá que la Corte contribuya con una cantidad conveniente.


235

CAPITULO XI.
Del Ceremonial de la Capilla Imperial.

SECCION PRIMERA.
DE LA MISA REZADA PARA LOS DOMINGOS Y LOS DIAS
DE FIESTA.

1.

El Gran Maestro de Ceremonias recibirá la víspera el aviso
de la hora en que SS. MM. quieran oir misa, y se lo comunicará
al Limosnero Mayor para que él mismo pueda decirla,
ó para que nombre al capellan que deba hacer sus veces.

2.

El Limosnero Mayor dará las órdenes correspondientes al
sacristan para el arreglo interior de la capilla.

3.

El Gran Maestro de Ceremonias pondrá en conocimiento
del pequeño servicio de honor la hora en que ha de decirse la
misa, para que las personas que le componen asistan á ella,
reuniéndose cinco minutos antes en la sala de Iturbide.


236

4.

Cuando SS. MM. salgan de sus habitaciones para ir á la
capilla, se formará el séquito en el órden siguiente:

El Secretario de las Ceremonias.
Los Oficiales de Ordenes de servicio entrantes y salientes.
Los Oficiales de la Guardia Palatina de servicio entrantes
y salientes.
Los Chambelanes de servicio entrantes y salientes.
Los Ayudantes de Campo de servicio entrantes y salientes.
El Gran Maestro de Ceremonias.
SS. MM.
La Dama de Palacio y la Dama de Honor de servicio
entrantes y salientes.

El celebrante presentará el agua bendita á SS. MM. cuando
estén en sus asientos, antes y despues de la misa.

Concluida la misa, SS. MM. regresarán á sus habitaciones
en el mismo órden en que fueron á la capilla.

Los señores asistirán con el frac de Corte y corbata negra.

Las señoras con vestido alto de seda y mantilla.

Tendrán que concurrir los guardias palatinos de pequeño
uniforme, y la servidumbre de librea.

La colocacion dentro de la capilla será segun el diseño número 16.

5.

Un capellan de la Corte dirá todos los dias una misa, á las
ocho de la mañana, en la capilla imperial.

6.

Otro capellan dirá tambien todos los dias, á las doce, otra
misa para el servicio de la Corte.


237

7.

Si SS. MM. quieren oir entre semana alguna misa, darán
sus órdenes al Gran Maestro de Ceremonias para que arregle
lo concerniente.

En ese caso acompañarán al Emperador, el Ayudante de
Campo, los Chambelanes de servicio y los Oficiales de órdenes
de servicio; y á la Emperatriz, el Chambelan y la Dama
de honor de servicio.

8.

Siempre que el Limosnero Mayor diga la misa, le asistirán
en el altar los capellanes.

9.

El Maestro de Ceremonias de la capilla se pondrá, en nombre
del Limosnero Mayor, de acuerdo con el Gran Maestro
de Ceremonias para que toque la música de cámara.


238

SECCION SEGUNDA.
DE LAS FIESTAS SOLEMNES

1.

El Limosnero Mayor celebrará el Santo Oficio de la Misa,
siempre que lo estime conveniente; pero se le señala especialmente
para que lo haga, el dia del cumpleaños de la Emperatriz,
el de Navidad y el de Pascua de Pentecostés.

2.

En estas tres grandes solemnidades, cuando SS. MM. ocupen
el solio, el celebrante bendecirá el agua, les presentará
el hisopo, hará en seguida la aspersion y despues principiará
la misa.

3.

Durante la Gloria, la Prosa y el Credo, lo mismo que en
el sermon, se sentarán y se cubrirán el celebrante y sus asistentes,
en los sillones, sillas y taburetes que se colocarán con
este objeto en el lugar correspondiente.

4.

Despues del Evangelio el diácono entregará al mas digno
de la capilla el libro de los Santos Evangelios, para que lo dé
á besar á SS. MM., y en seguida el diácono los incensará.

5.

Despues del Agnus Dei, el sacerdote asistente llevará la
Paz al mas digno, quien la presentará á SS. MM., y el sacerdote
asistente los incensará.


239

SECCION TERCERA.
DE LA ADMINISTRACION DE LOS SACRAMENTOS.

1.

El bautismo de los Infantes Imperiales, de los Príncipes y
Princesas, y de las criaturas de las que sea padrino el Emperador,
se celebrará por el Limosnero Mayor en la capilla imperial,
al pié del altar.

2.

El Limosnero Mayor celebrará los matrimonios á que asistan
SS. MM.

3.

El Limosnero Mayor pedirá al Emperador las órdenes relativas
á la celebracion de estos Sacramentos, y se encargará
de las invitaciones respectivas.

4.

Las partidas de estos Sacramentos se inscribirán en los dípticos
depositados en la secretaría del Limosnero Mayor.



241

CAPITULO XII.
De la Cuaresma.

1.

En la Cuaresma habrá todos los domingos por la mañana,
á las diez, una misa rezada, con música; despues del Evangelio
uno de los predicadores de la Corte dirá un sermon.

2.

A esas misas tendrá que asistir toda la Corte, reuniéndose
con tal objeto en la sala de Iturbide para esperar la salida
de SS. MM.

Entonces se formará, para ir á la capilla, el séquito del
gran servicio de honor que es el siguiente:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 Los Empleados Superiores de Palacio y el Médico
    del Emperador.
  • 3 Los Oficiales de Ordenes.
  • 4 Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 5 Los Caballerizos.
  • 6 Los Chambelanes.
  • 7 El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 8 Los Ayudantes de Campo.
  • 9 Los Grandes Dignidades de la Corte.
  • 10 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
    Imperial.
  • 11 SS. MM.
  • 12 La Dama Mayor.
  • 13 Las Damas de Palacio.
  • 14 Las Damas de Honor.
3.

Cada una de estas personas al entrar en la capilla, ocupará
inmediatamente el lugar que les estará señalado de antemano.

4.

El traje de los señores será frac de Corte, corbata blanca
y condecoraciones.

El de las señoras, vestido de seda y mantilla.

5.

La Guardia Palatina estará de gran uniforme; y la servidumbre,
de librea encarnada, y todos formarán valla desde
la sala de Iturbide hasta la mitad de la capilla. Despues de
haber pasado el séquito, entrarán en la capilla, colocándose
la Guardia Palatina á la derecha, y la servidumbre á la izquierda.

6.

Todos los viernes de la Cuaresma, despues de la misa que
habrá á las diez en la capilla imperial, uno de los predicadores
de la Corte dirá un sermon, y á este sermon concurrirán
únicamente:

  • 1.° S. M. LA EMPERATRIZ.
  • 2.° La Dama de Palacio de servicio.
  • 3.° La Dama de Honor de servicio.
  • 4.° La servidumbre femenina de Palacio.


243

CAPITOLO XIII.
De la Semana Santa.

SECCION PRIMERA.
DEL CEREMONIAL DE LAS FUNCIONES.

1.

Todas las ceremonias de la Semana Santa se verificarán en
el interior de Palacio.

2.

Las ceremonias de la Iglesia se celebrarán por el Limosnero
Mayor; y solo el Domingo de Pascua, por el Nuncio Apostólico.

3.

Las ceremonias en las que toman parte el Emperador y toda
la Corte, son las siguientes:

  • I. El Jueves Santo concurrirán á los oficios, al sermon,
    á la procesion y al depósito en la capilla de Palacio;
    y en seguida á la comida de los pobres y
    al lavatorio, en la sala de ceremonias.
  • II. El Viernes Santo, á los oficios y á la adoracion de
    la Cruz.
  • III. El Sábado de Gloria, á la misa cantada.
  • IV. El Domingo de Pascua, á la misa solemne.
4.

El Jueves Santo y el Domingo de Pascua, acompañará á
SS. MM. el gran séquito; y en los otros dias, toda la Corte.

5.

En los tres primeros dias la Corte estará de luto: los señores
se presentarán con gran uniforme, condecoraciones y crespon
en el brazo; las señoras, con vestido alto de seda negro
y mantilla.

6.

La servidumbre del Emperador vestirá tambien de luto en
esos dias.

7.

El Domingo de Pascua toda la Corte estará de gala: los señores,
de gran uniforme y condecoraciones; las señoras, de
vestido de seda escotado y alhajas.

8.

El Viernes Santo, despues del medio dia, SS. MM. visitarán
á pié los hospitales, acompañados de las personas que componen
el pequeño servicio de honor y del Presidente del Ayuntamiento.


245

SECCION SEGUNDA.
DEL JUEVES SANTO.

1.

El Jueves Santo, cinco minutos antes de las diez de la mañana,
se reunirán todas las personas que pertenecen al gran
séquito, en la sala de Iturbide.

2.

Tan luego como den las diez, el Gran Maestro de Ceremonias
irá á prevenir á SS. MM. que todo está listo para la
funcion.

3.

SS. MM. saldrán entonces de sus habitaciones precedidos
por el Gran Maestro de Ceremonias, y cuando entren á la sala
de Iturbide, se formará el gran séquito para ir á la capilla,
en el órden siguiente:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 El Secretario de la Emperatriz.
  • El Archivero.
  • 3 Los Capellanes.
  • 4 Los Médicos.
  • 5 El Secretario del Gabinete.
  • Los Secretarios de los Grandes Dignidades.
  • El Director del Chambelanato.
  • 6 Los Oficiales de Ordenes.
  • 7 Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 8 El Jefe del Gabinete.
  • 9 Los Caballerizos.
  • 10 Los Chambelanes.
  • 11 Los Generales de Division con mando activo.
  • 12 Los Ayudantes de Campo.
  • 13 Los Consejeros de Estado honorarios y efectivos.
  • 14 Los Grandes Cruces de Guadalupe.
  • 15 Los Grandes Cruces del Aguila Mexicana.
  • 16 Los Ministros.
  • 17 El Presidente del Consejo de Estado.
  • El Ministro de Estado.
  • 18 El Intendente General de la lista civil.
  • 19 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
    Casa Imperial.
  • 20 Los Collares del Aguila Mexicana.
  • 21 Los Cardenales.
  • EL EMPERADOR.
  • 22 El Gran Maestro de Ceremonias.
  • El Gran Chambelan.
  • El Ayudante de Campo General.
  • El Caballerizo Mayor.
  • El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 23 El Chambelan de servicio.
  • 24 El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • LA EMPERATRIZ.
  • 25 La Dama Mayor.
  • 26 Las Damas de Palacio.
  • 27 Las Damas de Honor.
4.

El Limosnero Mayor y el clero esperarán á SS. MM. en la
entrada de la capilla para ofrecerles el agua bendita, despues
de lo cual se incorporarán en el séquito, tomando lugar antes
del Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.


247

5.

Todas las personas del séquito ocuparán inmediatamente,
al entrar en la capilla, su lugar respectivo.

6.

Una vez que SS. MM. estén en la capilla, comenzarán los
Oficios.

7.

Durante la misa cantada y terminado el Evangelio, uno de
los predicadores de la Corte dirá un sermon. Despues de la
misa seguirá la procesion, en la que tomará parte únicamente
el Clero. La procesion concluirá con el Depósito, y el Oficiante
entregará la llave al Emperador.

8.

En seguida SS. MM. se retirarán á la sala de Iturbide y á
sus habitaciones en el mismo órden en que fueron á la capilla.

9.

La guardia palatina y la servidumbre de Palacio formarán
valla desde la sala de Iturbide hasta la mitad de la capilla,
y entrarán en ella despues del séquito.

10.

El Gran Chambelan cuidará de que estén dispuestas en la
sala de ceremonias, dos mesas colocadas sobre pequeñas tarimas.

11.

El Gran Chambelan dispondrá que los doce ancianos y las
doce ancianas cuyos piés deben lavarse, pasen durante la misa
á la sala de ceremonias, sentándose los ancianos en la mesa
de la derecha y las ancianas en la de la izquierda. Detras
de cada una de estas mesas se colocarán los parientes de los
ancianos que el Gran Chambelan designe.


248

12.

Las personas que hayan recibido papeleta del Gran Chambelan
para presenciar esta funcion, pasarán, para entrar en
la sala de ceremonias, por la escalera de la Emperatriz, y tomarán
lugar en la galería, así como en las tribunas erigidas
para este objeto. Antes de concluir el servicio de la iglesia
se cerrarán todas las salidas.

13.

Cuando todo esté listo para la comida de los pobres, el
Gran Maestro de Ceremonias lo avisará al Gran Mariscal de
la Corte y Ministro de la Casa Imperial, para que éste lo ponga
en conocimiento del Emperador.

14.

El gran séquito aguardará en la sala de Iturbide, y pasará
por la sala de espera y el comedor para entrar en la sala de
ceremonias.

15.

Todas las personas del séquito que no tengan nada que hacer
en este acto, se colocarán en medio de la sala de ceremonias.

16.

Al llegar á la sala de ceremonias el Emperador, se dirigirá
á la parte superior de la mesa de la derecha, en la que estarán
sentados los doce ancianos, y subirá al estrado. Así lo
harán tambien el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
Casa Imperial, el Gran Maestro de Ceremonias y las personas
que estén de servicio en la semana.

17.

La Emperatriz se dirigirá á la parte superior de la mesa
de la izquierda, en la que estarán sentadas las doce ancianas,


249

y subirá al estrado con la Dama Mayor y las Damas de Palacio
de servicio destinadas á presentar los manjares.

18.

Los manjares estarán listos en la antesala de la Emperatriz.
Tan luego como SS. MM. se dirijan hácia las mesas,
el Secretario de las Ceremonias y el de la Intendencia pasarán
á la antesala, y saldrán de ella inmediatamente seguidos
cada uno por doce hombres de la guardia palatina que llevarán
sobre azafates el primer servicio.

19.

Los Chambelanes tomarán los platos de los azafates y se
los presentarán á las personas del pequeño servicio, las que
los pondrán en manos de SS. MM. y de las personas que les
ayuden á servir las mesas: asimismo se hará para quitar los
platos.

20.

El mismo órden se observará con cada servicio, debiendo
siempre el Secretario de las Ceremonias y el de la Intendencia
ir en busca de los manjares.

21.

Concluida la comida entrarán los lacayos para quitar las
mesas, bajo la direccion del mayordomo.

22.

Cuando hayan quitado las mesas, estenderán dos ugieres
un lienzo por encima de los piés de los veinticuatro ancianos,
y sus parientes les descalzarán, por debajo del lienzo, el pié
derecho á cada uno de ellos.

23.

Durante esa operacion, entrará en la sala el primer capellan


250

de la Corte precedido de otros dos capellanes, todos revestidos
de los ornamentos y acompañados de monacillos con
velas é incensarios. El primer capellan se dirigirá hácia el
altar y entonará el Evangelio que corresponde á esa ceremonia.

24.

Al mismo tiempo dos ayudas de cámara presentarán dos
toallas en azafates de plata á los Grandes Chambelanes de
SS. MM., quienes las entregarán á los Emperadores.

25.

Los ayudas de cámara estarán con los azafates cerca de los
Emperadores, para recibir las toallas en cuanto concluyan el
lavatorio de los piés.

26.

Al pronunciar el primer capellan las palabras Cæpit lavare
pedes discipulorum
, el Emperador, puesto de rodillas, lavará
y enjugará los piés de los ancianos.

27.

En esta operacion el Limosnero Mayor echará el agua, y
un capellan de la Corte sostendrá la palangana.

28.

La Emperatriz se pondrá tambien de rodillas al mismo
tiempo que el Emperador; su Gran Chambelan le echará el
agua, y un ayuda de cámara le tendrá la palangana mientras
Ella lava y enjuga los piés de las ancianas.

29.

Concluido el lavatorio, el Emperador se lavará las manos
al pié del estrado: un chambelan le echará el agua, un ayuda
de cámara le tendrá la palangana, y el Gran Mariscal de la
Corte y Ministro de la Casa Imperial le presentará la toalla
que otro ayuda de cámara le llevará en un azafate.


251

30.

La Emperatriz se lavará tambien las manos al pié del estrado;
su Gran Chambelan le echará el agua, un ayuda de cámara
le tendrá la palangana, y la Dama Mayor le presentará
la toalla que le llevará otro ayuda de cámara en un azafate
de plata.

31.

Despues de haberse secado las manos los Emperadores, devolverán
las toallas á las personas que se las dieron, las cuales
á su vez las entregarán á los respectivos ayudas de cámara.

32.

Mientras que SS. MM. se lavan las manos, los ancianos serán
calzados por sus parientes.

33.

En seguida el Emperador colgará del cuello de los ancianos
los bolsillos de dinero que le entregará el Gran Mariscal
de la Corte y Ministro de la Casa Imperial, á quien se los dará
el Tesorero en un plato de plata.

34.

La Dama de Palacio de servicio recibirá del Secretario de
la Intendencia un azafate tambien con bolsas de dinero, cuyos
cordones arreglará, á fin de que, presentándoselas de una
en una á la Emperatriz, se las ponga en el cuello á las ancianas.

35.

Concluidas estas ceremonias SS. MM. bajarán del estrado,
y precedidos del gran séquito volverán á sus respectivos departamentos.


252

SECCION TERCERA.
DEL VIERNES SANTO.

1.

El Viernes Santo, cinco minutos antes de las diez de la mañana,
se reunirán todas las personas que forman parte de la
Corte, en la sala de Iturbide.

2.

En cuanto den las diez, el Gran Maestro de Ceremonias irá
á prevenir á SS. MM. que todo está listo para la funcion.

3.

SS. MM. saldrán entonces de sus habitaciones precedidos
por el Gran Maestro de Ceremonias. Tan luego como entren
en la sala de Iturbide, se formará el séquito para ir á la capilla.

4.

El séquito se formará en el órden siguiente:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 El Secretario de la Emperatriz.
  • El Archivero.
  • 3 Los Capellanes.
  • 4 Los Médicos.
  • 5 Los Secretarios de los Grandes Dignidades.

    253

    El Director del Chambelanato.
  • 6 Los Oficiales de Ordenes.
  • 7 Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 8 Los Caballerizos.
  • 9 Los Chambelanes.
  • 10 Los Ayudantes de Campo.
  • 11 El Intendente General de la lista civil.
  • 12 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
    Imperial.
  • EL EMPERADOR.
  • 13 El Gran Maestro de Ceremonias.
  • El Gran Chambelan.
  • El Ayudante de Campo General.
  • El Caballerizo Mayor.
  • El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 14 El Chambelan de servicio.
  • 15 El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • LA EMPERATRIZ.
  • 16 La Dama Mayor.
  • 17 Las Damas de Palacio.
  • 18 Las Damas de Honor.
5.

Cuando el clero esté listo para cantar la Pasion, entrará
la Corte en la capilla y las personas del séquito ocuparán inmediatamente
sus asientos. Despues de la Pasion seguirá
la adoracion de la Cruz por el clero.

6.

Terminada la adoracion de la Cruz, el Oficiante recogerá
la llave del Depósito y continuarán los Oficios hasta su conclusion.

7.

Concluidos los Oficios, SS. MM. volverán á la sala de Iturbide,


254

observándose en esta circunstancia el mismo ceremonial
que á la ida.

8.

La guardia palatina y la servidumbre de Palacio formarán
valla desde los salones hasta la mitad de la capilla, debiendo
la que está afuera entrar en ella despues del séquito.


255

SECCION CUARTA.
DEL SABADO DE GLORIA.

1.

El Sábado de Gloria, cinco minutos antes de las diez de la
mañana, se reunirán todas las personas de la Corte en la sala
de Iturbide.

2.

En cuanto den las diez, el Gran Maestro de Ceremonias irá
á prevenir á SS. MM. que todo está listo para la funcion.

3.

SS. MM. saldrán entonces de sus habitaciones, precedidos
por el Gran Maestro de Ceremonias; y así que entren en la
sala de Iturbide, se formará el séquito para ir á la capilla.

4.

El séquito se formará en el órden siguiente:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 El Secretario de la Emperatriz.
    El Archivero.
  • 3 Los Capellanes.
  • 4 Los Médicos.
  • 5 Los Secretarios de los Grandes Dignidades.
    El Director del Chambelanato.
  • 6 Los Oficiales de Ordenes.
  • 7 Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 8 Los Caballerizos.
  • 9 Los Chambelanes.
  • 10 Los Ayudantes de Campo.
  • 11 El Intendente General de la lista civil.
  • 12 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
    Imperial.
  • EL EMPERADOR.
  • 13 El Gran Maestro de Ceremonias.
  • El Gran Chambelan.
  • El Ayudante de Campo General.
  • El Caballerizo Mayor.
  • El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 14 El Chambelan de servicio.
  • 15 El Gran Chambelan de la Emperatriz.
  • LA EMPERATRIZ.
  • 16 La Dama Mayor.
  • 17 Las Damas de Palacio.
  • 18 Las Damas de Honor.
5.

La capilla estará adornada convenientemente, de lo que
cuidará el Limosnero Mayor.

6.

El Limosnero Mayor y el clero esperarán á SS. MM. en la
entrada de la capilla y se incorporarán en el séquito, tomando
lugar antes del Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
Casa Imperial.

7.

Todas las personas de la Corte ocuparán inmediatamente,
despues de entrar en la capilla, el lugar que les corresponda.


257

8.

Para la misa de gloria el Gran Maestro de Ceremonias
cuidará, de acuerdo con el Limosnero Mayor, del arreglo del
canto.

9.

Concluida la misa de gloria, el Limosnero Mayor acompañará
á SS. MM. hasta la puerta de la capilla, ocupando en
el séquito el mismo lugar que cuando entró con la Corte. En la
puerta de la capilla ofrecerá el agua bendita á SS. MM., poniéndose
en seguida á un lado para que puedan pasar y regresar
á sus habitaciones en el mismo órden en que fueron
á la capilla.

10.

La guardia palatina y la servidumbre de Palacio formarán
valla desde la sala de Iturbide hasta la mitad de la capilla,
debiendo la que está afuera entrar en ella despues del séquito.


258

SECCION QUINTA.
DEL DOMINGO DE PASCUA.

1.

El Gran séquito tendrá que reunirse, vestido de gran gala,
en la sala de Iturbide, cinco minutos antes de las diez de la
mañana.

2.

A las diez en punto irá el Gran Maestro de Ceremonias por
SS. MM. En cuanto entren en la sala de Iturbide, se formará
el gran séquito para ir á la capilla, en el órden siguiente:

  • 1 El Secretario de las Ceremonias.
  • 2 El Secretario de la Emperatriz.
  • El Archivero.
  • 3 Los Capellanes.
  • 4 Los Médicos.
  • 5 El Secretario del Gabinete.
    Los Secretarios de los Grandes Dignidades.
    El Director del Chambelanato.
  • 6 Los Oficiales de Ordenes.
  • 7 Los Oficiales de la Guardia Palatina.
  • 8 El Jefe del Gabinete.
  • 9 Los Caballerizos.
  • 10 Los Chambelanes.
  • 11 Los Generales de Division con mando activo.
  • 12 Los Ayudantes de Campo.
  • 13 Los Consejeros de Estado honorarios y efectivos.
  • 14 Los Grandes Cruces de Guadalupe.
  • 15 Los Grandes Cruces del Aguila Mexicana.
  • 16 Los Ministros.
  • 17 El Presidente del Consejo de Estado.
    El Ministro de Estado.
  • 18 El Intendente General de la lista civil.
  • 19 El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
    Imperial.
  • 20 Los Collares del Aguila Mexicana.
  • 21 Los Cardenales.
    EL EMPERADOR.
  • 22 El Gran Maestro de Ceremonias.
    El Gran Chambelan.
    El Ayudante de Campo General.
    El Caballerizo Mayor.
    El Capitan de la Guardia Palatina.
  • 23 El Chambelan de servicio.
  • 24 El Gran Chambelan de la Emperatriz.
    LA EMPERATRIZ.
  • 25 La Dama Mayor.
  • 26 Las Damas de Palacio.
  • 27 Las Damas de Honor.
3.

La capilla estará adornada convenientemente, de lo que
cuidará el Limosnero Mayor.

4.

El Nuncio Apostólico y el clero esperarán á SS. MM. en la
entrada de la capilla para ofrecerles el agua bendita, despues
de lo cual se incorporarán en el séquito, tomando lugar antes
del Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial.

5.

Todas las personas del séquito ocuparán inmediatamente,
despues de entrar en la capilla, su lugar respectivo.


260

6.

La misa será cantada. El Gran Maestro de Ceremonias
cuidará, de acuerdo con el Limosnero Mayor, del arreglo del
canto.

7.

Concluida esta funcion, el Nuncio Apostólico acompañará
á SS. MM. hasta la puerta de la capilla, ocupando en el séquito
el mismo lugar que cuando entró con la Corte. En
la puerta de la capilla ofrecerá el agua bendita á SS. MM.,
poniéndose en seguida á un lado para que puedan pasar y
regresar á sus habitaciones en el mismo órden en que fueron
á la capilla.

8.

La guardia palatina y la servidumbre de Palacio formarán
valla desde la sala de Iturbide hasta la mitad de la capilla,
debiendo la que está afuera entrar en ella despues del
séquito.


261

CAPITULO XIV.
De las Audiencias

1.

Las audiencias se dividen en solemnes, públicas y privadas.

2.

Las audiencias solemnes se verificarán solo en circunstancias
especiales. El Emperador las dará en la sala, de ceremonias
ó en otra de los grandes departamentos, permaneciendo
de pié bajo el solio, ó sentado en el trono. Segun el grado
de la solemnidad, le acompañarán los individuos que componen
el grande ó el pequeño servicio ocupando cada uno
respectivamente el puesto que le está designado en el ceremonial.

3.

Las audiencias privadas las dará el Emperador en una sala
de los departamentos particulares, sin ceremonia.

4.

El Emperador dará audiencias públicas en el Palacio Imperial,
todos los domingos á la una de la tarde.


262

5.

Todo mexicano tiene derecho para presentarse en ellas
al Soberano y manifestarle personalmente sus deseos ó sus
quejas.

6.

Para ser admitido en estas audiencias, bastará hacerse inscribir,
con cuarenta y ocho horas de anticipacion, en el registro
que al efecto se llevará en el Gabinete del Emperador.
En caso de urgencia bastará que la inscripcion se haga algunas
horas antes.

7.

Los estranjeros serán admitidos tambien en ellas, haciéndose
inscribir en el registro por conducto de sus Ministros.

8.

Las personas que forman parte de la Casa del Emperador
y de la de la Emperatriz, se valdrán tambien de estas audiencias
cuando tengan algo que hacer presente al Soberano,
pues se les prohibe estrictamente aprovecharse de la oportunidad
que ofrezca su servicio para dirigir á SS. MM. cualquiera
peticion.

9.

La víspera de cada audiencia, el Chambelan de servicio
recibirá del Gabinete una lista por duplicado de las personas
inscritas en el registro para la audiencia del dia siguiente;
de estas listas entregará una al Emperador, y la otra la guardará
para su uso.


263

CAPITULO XV.
De los Juramentos.

1.

Las personas que tengan que prestar juramento en manos
del Emperador, lo harán los domingos, antes de la audiencia
pública, salvo circunstancias escepcionales.

2.

El pequeño servicio y un capellan de la Corte asistirán á
los juramentos.

3.

El Ministro respectivo leerá la fórmula, y el capellan tendrá
el Evangelio, sobre el que pondrá la mano el que presta
el juramento, haciendo la señal de la cruz.

4.

Los certificados de estos juramentos se espedirán por el
Ministro de Justicia, que se hallará presente á la ceremonia.



265

CAPITULO XVI.
Del recibimiento de los Embajadores, Ministros estranjeros y de otras
Personas de distincion

SECCION PRIMERA.
DE LA AUDIENCIA DE RECIBIMIENTO DE LOS EMBAJADORES
Y MINISTROS ESTRANJEROS.

1.

En cuanto llegue un Embajador á México, deberá participarlo
al Ministro de Negocios Estranjeros y pedirle que le
señale dia y hora para visitarle y darle cópia de sus credenciales.
El Ministro le pagará su visita el mismo dia.

2.

Despues de esta visita y de haber recibido las órdenes respectivas
del Emperador, el Ministro de Negocios Estranjeros
lo pondrá todo en conocimiento del Gran Mariscal de la Corte
y Ministro de la Casa Imperial, advirtiéndole que el Emperador
está dispuesto á recibir al Embajador.

3.

Cuando el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial haya recibido del Emperador las órdenes relativas


266

al recibimiento, dará parte de ello por escrito al Ministro
de Negocios Estranjeros, y prevendrá, al Embajador con
un Chambelan, de que irá á verle, comunicándole el dia de
su recibimiento y el ceremonial que en él se observará.

4.

En la visita que el Gran Mariscal de la Corte y Ministro
de la Casa Imperial haga al Embajador, éste saldrá á recibirle
fuera de su gabinete y le dará la derecha.

5.

El Embajador le pagará su visita, y el Gran Mariscal de la
Corte y Ministro de la Casa Imperial le recibirá del mismo
modo y con los mismos honores espresados en el artículo
anterior.

6.

Antes del dia señalado para la audiencia de recibimiento,
el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
prevendrá á los Grandes Dignidades de la Corona, á los Ministros,
á los Arzobispos y á los demas funcionarios de la
Corte, para que asistan á la hora fijada, remitiéndole á cada
uno un ejemplar del ceremonial. El Secretario de las Ceremonias
le dará al Gran Mariscal de la Corte y Ministro de
la Casa Imperial la lista de las personas que deberán asistir.

7.

El Gran Maestro de Ceremonias avisará al Gran Chambelan
de la Emperatriz, la llegada del Embajador y el dia y la
hora de la audiencia fijada para la entrega de sus credenciales
al Emperador.

8.

El Gran Chambelan de la Emperatriz pedirá á S. M. las
órdenes concernientes al recibimiento del Embajador y las


267

pondrá en conocimiento de éste en la visita que le haga inmediatamente
despues.

9.

El Embajador le pagará la visita.

10.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
avisará por escrito al Caballerizo Mayor, que tenga dispuestos
en el patio de Palacio, media hora antes del recibimiento,
los coches de la Corte en que deben ir por el Embajador.

11.

El dia señalado para la audiencia de recibimiento, un
Chambelan y un Oficial de Ordenes irán con tres coches de
la Corte, á buscar al Embajador para llevarle á Palacio. En
el primer coche irá el Oficial de Ordenes; y en el segundo, el
Chambelan ocupando el vidrio.

12.

El segundo coche tendrá seis caballos con dos batidores,
que irán detras del coche al ir á buscar al Embajador.

13.

Todos los funcionarios vestirán en ese dia el gran uniforme,
y la servidumbre la librea de gala.

14.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
avisará por escrito al Comandante Superior militar, el dia
y la hora del recibimiento del Embajador, para que dicho
jefe mande á Palacio, con media hora de anticipacion, un escuadron
de la Guardia Imperial, el cual, dividido en dos mitades,
deberá ir, una mitad delante del primero de los tres
coches, y la otra detras del tercero. Ademas, un batallon de


268

infantería con bandera y música, dividido en dos mitades,
que formarán en la plaza delante de la puerta del centro de
Palacio. Cuando llegue el Embajador á la plaza, presentará
la tropa las armas, los tambores batirán marcha y la música
tocará.

15.

El jefe de la escolta irá á caballo junto á la portezuela derecha
del coche en que vaya el Embajador.

16.

Al llegar á la casa del Embajador, el Chambelan y el Oficial
de Ordenes pondrán los coches á su disposicion, haciendo
uso de la palabra el Chambelan.

17.

Al regresar á Palacio, irá en el primer coche el Oficial de
Ordenes: en el segundo, el Embajador ocupando la testera y
el Chambelan el vidrio; y en el tercero, el personal de la embajada.

18.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
el Gran Maestro de Ceremonias y el Secretario de las
Ceremonias, recibirán en Palacio al Embajador con su comitiva,
los que entrarán por la puerta del centro, formando valla
la guardia: los primeros conducirán á los de la embajada
á la antecámara de la sala de Iturbide, pasando por la sala
del trono. El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial se colocará á la derecha del Embajador, y el
Gran Maestro de Ceremonias á su izquierda. El Chambelan,
el Secretario de las Ceremonias y el Oficial de Ordenes
irán por delante, precedidos por dos Ugieres.

19.

Al pié como en el descanso y arriba de la escalera y á la
entrada de los salones, habrá dos Guardias Palatinos. A la


269

entrada de los salones habrá, por el lado de afuera, delante
de la puerta, dos hileras de lacayos, una de cada lado. Delante
de la puerta que conduce á la sala de Iturbide, habrá
dos Ugieres y dos Guardias Palatinos.

20.

El Emperador entrará en la sala de Iturbide, teniendo detras
al Ministro de Negocios Estranjeros y á todo el personal
del gran servicio, colocados sus miembros en su órden jerárquico.

21.

Todas las puertas se abrirán de par en par.

22.

Despues de haber avisado el Gran Mariscal de la Corte y
Ministro de la Casa Imperial al Emperador, que el Embajador
está en la puerta, le irá á buscar para introducirle y entrará
con él.

23.

El Gran Maestro de Ceremonias, el Chambelan, el Secretario
de las Ceremonias y el Oficial de Ordenes, se quedarán
cerca de la puerta, por la parte interior del salon.

24.

El Embajador, al entrar, hará tres reverencias á S. M., y
el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
lo presentará al Emperador.

25.

Entonces el Embajador pronunciará su discurso, al que
contestará S. M. con algunas palabras, y pondrá en manos del
Emperador sus credenciales, que las entregará al Ministro de
Negocios Estranjeros.


270

26.

En seguida el Embajador presentará á los miembros de la
embajada que le acompañen, al Emperador.

27.

Cuando el Emperador despida al Embajador, éste se retirará
sin volverle la espalda, haciendo otras tres reverencias.

28.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
el Gran Maestro de Ceremonias, el Chambelan, el Secretario
de las Ceremonias y el Oficial de Ordenes, guardando
el mismo órden que á la entrada, conducirán al Embajador
por las mismas piezas que entró, hasta el corredor, y de allí
á la sala de espera, pasando por la antesala.

29.

En la sala de espera se hallará un Chambelan de servicio
que conducirá en seguida al Embajador á la galería de pinturas,
pasando por la sala del consejo.

30.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
el Gran Maestro de Ceremonias, el Chambelan, el Secretario
de las Ceremonias y el Oficial de Ordenes, se quedarán
y aguardarán al Embajador en la sala de espera.

31.

El Gran Chambelan de la Emperatriz saldrá á la galería
de pinturas al encuentro del Embajador.

32.

La Emperatriz estará en su sala, teniendo detras á la Dama
Mayor y á dos Damas de Palacio.


271

33.

Despues de haber avisado el Gran Chambelan á la Emperatriz
que el Embajador está en la puerta, le introducirá en
la sala y lo presentará á la Emperatriz.

34.

El Chambelan de servicio se quedará cerca de la puerta,
por la parte interior de la sala.

35.

Despues presentará el Embajador al personal de la embajada
que le acompañe, á la Emperatriz.

36.

El Embajador observará en esta audiencia, para entrar, saludar
y salir, el mismo ceremonial que en la audiencia del
Emperador.

37.

Cuando la Emperatriz despida al Embajador, el Gran
Chambelan le acompañará hasta la sala del consejo, y el
Chambelan de servicio hasta la sala de espera, donde se hallará
el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
el Gran Maestro de Ceremonias, el Chambelan, el Secretario
de las Ceremonias y el Oficial de Ordenes para acompañarle
en la despedida, observándose en su salida el mismo
ceremonial que en su entrada.

38.

En el caso de que el recibimiento del Embajador por la
Emperatriz no se verifique el mismo dia que le reciba el Emperador,
el Chambelan de servicio, el dia del recibimiento por
la Emperatriz, esperará al Embajador en el pié de la escalera
y lo conducirá hasta la galería de pinturas, donde se encontrará


272

el Gran Chambelan de la Emperatriz para introducirle
con el ceremonial correspondiente.

39.

En los ocho dias siguientes al de la audiencia de recibimiento
del Embajador, participará éste, por medio de esquelas
impresas, á los Ministros, Grandes Dignidades del Imperio,
Oficiales de las Casas de SS. MM. y de los Príncipes de la
familia Imperial, que habiéndole admitido en audiencia el
Emperador, los recibirá durante tres dias, que fijará, indicando
las horas en que los espera. El Secretario de las Ceremonias
se encargará de hacer distribuir estas esquelas.

40.

El Embajador pagará las visitas que con este motivo reciba,
y visitará á las Señoras, cuya lista le dará el Gran
Maestro de Ceremonias.

41.

Cuando llegue una Embajadora, la irán á visitar el Ministro
de Negocios Estranjeros y el Gran Mariscal de la Corte
y Ministro de la casa Imperial.

42.

La Embajadora irá á visitar á la esposa del Ministro de
Negocios Estranjeros, á la del Gran Mariscal de la Corte y
Ministro de la Casa Imperial y á la Dama Mayor de la Emperatriz.

43.

El Gran Maestro de Ceremonias recibirá las órdenes del
Emperador relativas al dia y á la hora de la audiencia de
recibimiento de la Embajadora.

43.

El Gran Maestro de Ceremonias pondrá en conocimiento


273

de la Embajadora cuál es la Dama de Palacio designada para
acompañarla, y en seguida la dama designada irá á visitarla.

44.

El dia prefijado para la audiencia, la dama designada irá
á buscar á la Embajadora con un Chambelan y tres coches
de la Corte. En el primer coche irá el Chambelan; en el segundo,
la Embajadora, llevando á su izquierda á la dama
designada para acompañarla; y en el tercero, el personal de
la Embajada.

45.

Luego que la Embajadora llegue á la antecámara, el Gran
Maestro de Ceremonias irá á su encuentro y la introducirá
en la Sala del Emperador. El Gran Chambelan se adelantará
á recibirla. Al entrar la Embajadora, hará tres reverencias,
y la Dama que la acompaña la presentará á S. M.

46.

Despues de la audiencia, la Embajadora se retirará hacienda
otras tres reverencias y observándose el mismo ceremonial
que á su entrada.

47.

Informada la Emperatriz de esta audiencia por su Gran
Chambelan, á quien el Gran Maestro de Ceremonias habrá
instruido del caso, la Dama Mayor pedirá á la Emperatriz
las órdenes que tenga á bien dar para el recibimiento de la
Embajadora, á fin de ponerlas en su conocimiento, por conducto
del Chambelan de servicio y de la Dama que deba
acompañarla.

48.

La Emperatriz recibirá á la Embajadora con el mismo ceremonial
observado en la audiencia del Embajador.


274

49.

Cumplidas estas formalidades, la Embajadora pasará las
mismas esquelas impresas que el Embajador, avisando que
recibirá durante tres dias, que fijará, y á las horas que señale,
á los Ministros, Grandes Dignidades del Imperio, Oficiales
de las Casas de SS. MM., y de los Príncipes y Princesas, y sus
esposas, así como á las Damas de Palacio de la Emperatriz
y á las de las Princesas.

50.

La Dama designada para acompañar á la Embajadora estará
con ella durante las horas señaladas de los tres dias
precitados, para presentarle las personas que vayan á visitarla.
Despues de estos tres dias la Embajadora pagará las
visitas á las Señoras que haya recibido, comenzando por la
Dama designada para acompañarla.

51.

Los Enviados Estraordinarios y los Ministros Plenipotenciarios,
despues de haber visitado al Ministro de Negocios
Estranjeros, harán una visita al Gran Maestro de Ceremonias.

52.

En cuanto el Ministro de Negocios Estranjeros informe al
Gran Maestro de Ceremonias de que el Emperador tiene intencion
de dar audiencia á estos representantes, se presentará
á recibir las órdenes correspondientes del Emperador.

53.

En seguida visitará á los Enviados ó Ministros poniendo en
su conocimiento el dia y la hora que haya prefijado el Emperador
para recibir sus credenciales, dando parte de ello al
Ministro de Negocios Estranjeros.


275

54.

El dia indicado, el Enviado, ó el Ministro, irá en su propio
carruaje al Palacio; pero si en su país se observare la regla
de enviar un coche en circunstancias semejantes al Ministro
de México, se hará lo mismo con él; en cuyo caso un Chambelan
irá solo en un coche de la Corte tirado por cuatro caballos
con dos lacayos, á buscar al Enviado Estraordinario,
ó al Ministro Plenipotenciario, para llevarle á Palacio. Ademas
irá otro coche tirado por dos caballos para los demas
miembros de la legacion.

55.

Cuando llegue el coche á la casa del Enviado, ó del Ministro,
el Chambelan lo pondrá á su disposición para ir á Palacio,
yendo detras los secretarios y agregados de la Legacion
en el coche del Ministro ó del Enviado ó en el de la Corte.

56.

El Gran Maestro de Ceremonias recibirá al Enviado Estraordinario,
ó al Ministro Plenipotenciario en la puerta de
entrada de los salones, y le introducirá en el de Iturbide,
donde se hallará el Emperador acompañado de su Casa militar
y civil.

57.

Despues de la lectura del discurso del Ministro, ó del Enviado,
y de la contestación que se haya dignado dar el Emperador,
el espresado Ministro, ó Enviado, entregará al Ministro
de Negocios Estranjeros sus credenciales, y presentará
á los demas miembros de la legacion al Emperador.

58.

Despues de su presentacion, se retirará el Enviado Estraordinario,
ó el Ministro Plenipotenciario, observándose el
mismo ceremonial que á su llegada.


276

59.

Tanto á la ida como al regreso del Enviado Estraordinario
ó del Ministro Plenipotenciario, la guardia de Palacio le
hará los honores correspondientes.

60.

El Gran Maestro de Ceremonias comunicará al Gran
Chambelan de la Emperatriz el dia y la hora que haya prefijado
el Emperador para la audiencia de la entrega de las
credenciales de estos representantes.

61.

El Gran Chambelan de la Emperatriz, en vista de esta comunicacion,
se presentará á recibir las órdenes correspondientes
á la recepcion del Enviado Estraordinario ó del Ministro
Plenipotenciario, y las pondrá en conocimiento de estos
representantes.

62.

El Gran Chambelan de la Emperatriz recibirá el dia fijado
para la audiencia, en el Departamento de la Emperatriz, al
Enviado Estraordinario, ó al Ministro Plenipotenciario, y la
Dama de Palacio de servicio lo presentará á S. M.

63.

El Secretario de las Ceremonias dará al Enviado Estraordinario
ó al Ministro Plenipotenciario, la lista de los Ministros,
Grandes Dignidades del Imperio, Oficiales y Damas de
las Casas de SS. MM. y de los Príncipes y Princesas de la
familia Imperial, y los visitará.

64.

Un Chambelan introducirá y presentará á los Ministros
residentes en la audiencia de la entrega de sus credenciales.


277

65.

Si á la muerte de un Soberano estranjero su Embajador ó
Ministro en México, continúa acreditado con el mismo carácter
por el sucesor al trono, presentará en audiencia particular
sus nuevas credenciales.


278

SECCION SEGUNDA.
DE LAS AUDIENCIAS DE DESPEDIDA.

1.

Si á un Embajador, Enviado Estraordinario ó Ministro Plenipotenciario
le reemplaza inmediatamente un sucesor con el
mismo carácter, su audiencia de despedida tendrá lugar el
mismo dia y al mismo tiempo que la audiencia pública de
recibimiento de su sucesor.

2.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
cuando se trate de un Embajador, y el Gran Maestro de
Ceremonias cuando se trate de un Ministro Plenipotenciario
ó de un Enviado Estraordinario, informados que sean por el
Ministro de Negocios Estranjeros de la solicitud de audiencia
del nuevo jefe de misión diplomática, se presentarán á recibir
las órdenes correspondientes del Emperador, las que comunicarán
al Ministro de Negocios Estranjeros y al nuevo
jefe de mision.

3.

Tambien prevendrán al Embajador ó al Ministro estranjero
que haya solicitado presentar sus credenciales de retiro, que
su audiencia de despedida tendrá lugar el mismo dia y al
mismo tiempo que la audiencia de recibimiento de su sucesor.


279

4.

El jefe de mision que se despide, irá en su propio carruaje
á Palacio, y allí se reunirá con su sucesor.

5.

En esta audiencia se observará el mismo ceremonial que
en la audiencia de recibimiento de un Embajador ó Ministro
estranjero, cada una en su caso.

6.

Lo mismo sucederá en la audiencia de la Emperatriz y en
la de los Príncipes y Princesas de la Familia Imperial.

7.

Si el Embajador ó Ministro estranjero no está reemplazado
inmediatamente por un sucesor revestido del mismo carácter,
ó si por cualquier otro motivo deseare despedirse antes de la
presentación de su sucesor, entonces la despedida tendrá lugar
en una audiencia particular ordinaria.


280

SECCION TERCERA.
DE LAS PRESENTACIONES DE ESTRANJEROS.

1.

Cuando un miembro del cuerpo diplomático, que no sea
jefe de mision, ó un estranjero que haya sido recibido en la
Corte de su Soberano, ó una persona de distincion de una República,
pretendieren ser presentados al Emperador, el Embajador
ó Ministro de su país, ó el Encargado de Negocios
de otra nacion, si la del pretendiente no tuviere representante
en México, se dirigirá, para solicitar su presentacion, al
Ministro de Negocios Estranjeros, y éste comunicará la solicitud
por escrito al Gran Maestro de Ceremonias.

2.

Con este motivo el Gran Maestro de Ceremonias se presentará
á recibir las órdenes correspondientes del Emperador,
las que pondrá en conocimiento del Ministro de Negocios Estranjeros,
y al mismo tiempo las comunicará al Embajador,
al Ministro ó al Encargado de Negocios que haya solicitado
la presentacion.

3.

El Embajador, ó el Ministro en su caso, presentará al estranjero
al Emperador, luego que le haya introducido á la sala
de audiencia el Gran Maestro de Ceremonias ó un Chambelan.


281

4.

Solo el Gran Maestro de Ceremonias tiene derecho de presentar
á un estranjero cuyo país no esté representado mas
que por un Encargado de Negocios.

5.

Presentado el estranjero al Emperador, seguirá los mismos
trámites diplomáticos para ser presentado á la Emperatriz.

6.

En este caso, prevenido el Gran Chambelan de la Emperatriz
por el Ministro de Negocios Estranjeros de la presentacion,
ocurrirá á recibir órdenes de S. M., las que comunicará
al espresado Ministro de Negocios Estranjeros y al Ministro
del estranjero, encargándose de la presentacion.


282

SECCION CUARTA.
DE LA PRESENTACION DE LAS SEÑORAS DEL CUERPO DIPLOMATICO
Y DE LAS ESTRANJERAS.

1.

Las señoras del cuerpo diplomático serán presentadas á la
Emperatriz antes que al Emperador.

2.

La solicitud respectiva del Embajador, Ministro ó Encargado
de Negocios, en favor de una señora, se hará por la vía
diplomática ordinaria.

3.

El Ministro de Negocios Estranjeros comunicará por escrito
la solicitud de presentacion á la Dama Mayor de la
Emperatriz.

4.

La Dama Mayor, despues de haber recibido las órdenes de
S. M., se pondrá de acuerdo, en lo relativo á la presentacion
al Emperador, con el Gran Maestro de Ceremonias, y despues
anunciará al Ministro de Negocios Estranjeros, al Embajador,
Ministro ó Encargado de Negocios, cada uno en su


283

caso, el dia y la hora del recibimiento. De la ceremonia de
la presentacion á SS. MM. se encargará la Dama Mayor, en
defecto de la señora decana del cuerpo diplomático, ó si el
Emperador lo juzgare conveniente, la esposa del Ministro de
Negocios Estranjeros.

5.

Ninguna señora estranjera podrá solicitar que la presenten
en la Corte, si no ha sido presentada anteriormente en la de
su propio país, exigiéndose cuando menos que su marido, en
caso de ser casada, ó su padre, en caso de no serlo, haya sido
presentado en la Corte de su Soberano.

6.

La legacion de su país dirigirá por escrito la solicitud respectiva
al Ministro de Negocios Estranjeros, y éste la pondrá
en conocimiento de la Dama Mayor de la Emperatriz.

7.

La Dama Mayor se presentará con tal motivo á recibir las
órdenes correspondientes de la Emperatriz, cuya decision comunicará
al Ministro de Negocios Estranjeros, para que éste
la ponga en conocimiento del representante del país de la señora
que solicita ser presentada en la Corte.

8.

Las mismas formalidades se observarán con las señoras de
distincion de los Estados republicanos.

9.

Las señoras estranjeras serán presentadas á SS. MM. Por
la esposa del Embajador ó Ministro de su nacion, ó por la de
cualquiera otro Ministro Diplomático.

10.

No serán presentadas al Emperador sino despues de haberlo
sido á la Emperatriz.


284

11.

La esposa de un Encargado de Negocios, lo mismo que su
marido, no tienen derecho de presentacion; y las señoras estranjeras
cuyo país no tenga acreditado en esta Corte á un
Embajador ó á un Ministro, serán presentadas á SS. MM. por
la Dama Mayor ó por la esposa de un Ministro Diplomático.


285

SECCION QUINTA.
DISPOSICIONES GENERALES.

1.

Despues de la presentacion de un estranjero en la Corte,
las audiencias que posteriormente se dignen concederles SS.
MM. serán de la incumbencia esclusiva del Gran Maestro de
Ceremonias.

2.

De la propia manera, las audiencias que se dignen conceder
SS. MM. á las señoras estranjeras despues de su presentacion,
serán de la incumbencia esclusiva del Gran Chambelan
ó de la Dama Mayor de la Emperatriz.



287

CAPITULO XVII.
Del Reglamento y Ceremonial para los Lutos.

Los Lutos de Corte se dividirán en las cuatro clases siguientes:

  • I. Luto Nacional.
  • II. Gran Luto de Corte.
  • III. Luto de Corte.
  • IV. Medio Luto de Corte.

SECCION PRIMERA.
DEL LUTO NACIONAL.

1.

El luto nacional solo se pondrá por la muerte de los Soberanos
del país. Será obligatorio para todos los empleados
civiles y militares, así como para el ejército, durante tres
meses.

2.

Durante ese tiempo todas las autoridades sellarán sus comunicaciones
con lacre negro. Las banderas de los cuerpos
tendrán un lazo de crespon negro y los tambores estarán cubiertos
de paño negro; los teatros quedarán cerrados durante


288

tres dias, así como el dia del entierro. Los Palcos de la
Corte quedarán cerrados con cortinas durante seis semanas.

3.

Con el uniforme se usará un crespon negro puesto como
banda desde el hombro izquierdo hasta la cintura por el lado
derecho.

4.

Todas las personas de la Corte guardarán el luto en lo privado
lo mismo que estando de servicio.

5.

Los señores vestirán de paño y usarán crespon negro en
el sombrero.

6.

Las libreas, guarniciones y coches de la Corte serán negros.


289

SECCION SEGUNDA.
DEL GRAN LUTO DE LA CORTE.

1.

Solo se lo pondrán las personas pertenecientes á la Corte
y las que tengan que presentarse en ella.

2.

Con el uniforme se usará el crespon negro en el brazo izquierdo.

3.

Las señoras vestirán de lana con alhajas negras.

4.

Los paisanos que tengan que presentarse en la Corte, se
vestirán de negro, con guante negro, sin crespon en el sombrero.


290

SECCION TERCERA.
DEL LUTO DE LA CORTE.

1.

Solo se lo pondrán las personas pertenecientes á la Corte,
y las que tengan que presentarse en ella.

2.

De uniforme se usará crespón negro en el brazo izquierdo.

3.

Las señoras vestirán de seda negra ó de terciopelo negro
con solo diamantes.

4.

Los paisanos que tengan que presentarse en la Corte, se
vestirán de negro, con guantes negros, sin crespon en el
sombrero.


291

SECCION CUARTA.
DEL MEDIO LUTO DE LA CORTE.

1.

Solo le usarán las personas que pertenecen á la Corte y
las que tengan que presentarse en ella.

2.

De uniforme se usará crespon negro en el brazo izquierdo.

3.

Las señoras vestirán de seda negra, de blanco, de morado
ó de violeta, con adornos de los mismos colores. Se pondrán
toda clase de alhajas, con guantes morados, pardos ó
blancos.

4.

Los señores se podrán vestir de negro ó pardo, con guante
de los mismos colores.


292

SECCION QUINTA.
REGLAMENTO DEL LUTO PARA LA CORTE.

1.

Por los Soberanos, el luto de la Corte será:

De primera clase 1 ½ meses.
De tercera „ 1 ½ „
De cuarta „ 1 ½ „
En junto 4 ½ meses.

Por los padres de los Soberanos, el luto de la Corte será:

De segunda clase 1 mes.
De tercera „ 1 „
De cuarta „ 1 „
En junto 3 meses.

Por los abuelos de los Soberanos, el luto de la Corte será:

De segunda clase 2 semanas.
De tercera „ 2 „
De cuarta „ 2 „
En junto 6 semanas.

Por los hijos de los Emperadores, el luto de la Corte será:

De segunda clase 2 semanas.
De tercera „ 1 „
De cuarta „ 1 „
En junto 4 semanas.

293

Por los hermanos de los Emperadores, el luto de la Corte
será:

De segunda clase 2 semanas.
De tercera „ 1 „
De cuarta „ 1 „
En junto 4 semanas.

Por los otros parientes de la Familia Imperial, el luto de
la Corte será:

De tercera clase 1 semana.
De cuarta „ 1 „
En junto 2 semanas.

Por las testas coronadas que tienen parentesco con los Emperadores,
el luto de la Corte será:

De tercera clase 2 semanas.
De cuarta „ 2 „
En junto 4 semanas.

Por otras testas coronadas, el luto de la Corte será:

De tercera clase 1 semana.
De cuarta „ 1 „
En junto 2 semanas.
2.

Por cualquiera otro luto que no se encuentre arriba mencionado,
el Emperador dará sus órdenes al Gran Maestro de
Ceremonias.

3.

Con el frac de Corte se usará el crespon negro en el brazo
izquierdo, como si fuese uniforme.


294

4.

Estando de luto, no se podrá usar con el uniforme sino
guante blanco.

5.

La Guardia Palatina y la servidumbre usarán, en las tres
últimas clases de luto, el crespon en el brazo.

6.

Todas las personas que concurran á la Corte durante el
luto, tendrán que ponérselo.

7.

Nadie se podrá presentar delante de los Emperadores con
luto particular, sin prévia autorizacion que se pedirá por conducto
del Gran Maestro de Ceremonias. Se esceptúan el
cuerpo diplomático y los estranjeros, que podrán usar el luto
de su país

8.

No se llevará luto por los niños que no hayan cumplido la
edad de catorce años.

9.

Con escepcion del luto nacional, se suspenderá el luto en
los dias de grandes fiestas, el dia del cumpleaños de S. M. la
Emperatriz, el dia de Pascua y el dia de Navidad.

10.

En cualquier otra fiesta, si SS. MM. lo creyeren conveniente,
las señoras usarán el luto, vestidas de blanco.

11.

En los bailes de Corte se suspenderá el luto.


295

12.

En los Sitios Imperiales y en los viajes, solo se usarán los
lutos de primera y segunda clase.

13.

Cuando S. M. el Emperador haya recibido aviso oficial de
un caso de muerte por el que tengan que ponerse un luto en
la Corte, el Gran Maestro de Ceremonias hará saber, por medio
de papeletas y por los periódicos, la clase de luto que se
ha de usar y el tiempo de su duracion.



297

CAPITULO XVIII.
Reglamento para el uso de los coches y caballos.

SECCION PRIMERA
DEL SERVICIO DE LOS COCHES.

1.

Las Damas y los Ayudantes de Campo que estén de semana,
tienen derecho á que un coche de Palacio vaya por ellos
á su casa, y los vuelva á llevar despues que hayan desempeñado
el servicio para que fueron llamados.

2.

Para todo servicio ordinario, los cocheros y lacayos vestirán
la pequeña librea.

3.

Siempre que los lacayos tengan que ir en el pescante de
atras de los coches, se pondrán de calzon con medias blancas.

4.

Cuando los coches vayan vacíos, irán al paso, con los vidrios
alzados.


298

5.

Cuando los coches vuelvan de vacío, despues de haber dejado
al Emperador ó á los Príncipes en el teatro, ó en cualquiera
otra parte, los batidores deberán seguir detras, no
yendo delante de los coches para evitar que las guardias
presenten las armas á su paso.

6.

Solo irán delante de los coches de la Corte uno ó varios
batidores, cuando lleven á un miembro de la familia imperial,
á un Principe estranjero, ó á un diplomático con carácter
representativo que vaya á la audiencia de recibimiento
del Emperador para entregarle sus credenciales.

7.

Cuando el Chambelan encargado de ir por un diplomático
recien acreditado, se dirija á su morada, el batidor irá detras
del segundo coche.

8.

Cuando el Emperador vaya de los Sitios Imperiales á Palacio,
ó de Palacio á los Sitios Imperiales, su coche llevará
siempre el avío mexicano.

9.

En todas las salidas ordinarias que haga el Emperador por
la ciudad, irá en un cupé con dos caballos, precedido de dos
batidores con librea encarnada, la misma que llevarán tambien
el cochero y los dos lacayos.

10.

El coche de la comitiva irá como unos treinta pasos delante
del batidor.


299

11.

La librea para los coches de la comitiva será la misma que
para el de S. M., yendo en aquellos un solo lacayo en el pescante
de atras.

12.

Del mismo modo irán los coches que no lleven á un miembro
de la familia imperial. Sin embargo, cuando se trate de
dar alguna solemnidad á una ceremonia, irán dos lacayos en
el pescante de atras.

13.

Por regla general y absoluta, nunca irá un coche con librea
encarnada á buscar ó á llevar á ningun oficial de la Casa
Imperial, cualquiera que sea su categoría.


300

SECCION SEGUNDA.
DISPOSICIONES PARA LA SERVIDUMBRE, LOS COCHES Y CABALLOS.

N. COCHES. Caballos. Cocheros. Jokeys. Volantes. Batidores. Lacayos. Libreas núm. Guarniciones núm. OBSERVACIONES.
I. a Carroza de gran gala. 6 1 1 4 2 3 I I Gran gala para entradas y fiestas solemnes.
b Coche de gala para el Gran Mariscal de la Corte. 4 1 1 2 2 2 I II
c Coche de gala para las Damas de Palacio. 2 1 " " " 2 I II
II a Coche de gala de segunda clase para SS. MM. 6 1 1 2 2 2 Media gala para paseos de SS. MM.
b Coches para el séquito. 2 1 " " " 1 II II
III. Coche particular de SS. MM. 2 1 " " 2 2 II II Salidas de SS. MM. para andar por la ciudad, para ir al teatro y visitar establecimientos públicos.
IV. Landó de gala. 4 " 2 " 2 2 II II Paseos por la ciudad los dias estraordinarios. Salidas para ir al paseo.
V. Landó. 4 " 2 " 2 2 II II Para salir por los estramuros de la ciudad.
VI. Faeton 2 " 1 " 1 III III
VII. Calesa. 4 " 1 " " 2 III IV
VIII. Broom. 2 " 1 " " 1 III IV Para salir de incógnito.
IX. Avio mexicano. 7 1 " 1 3 " IV IV Para ir á los sitios Imperiales.
X. Coche de servicio. 2 1 1 III Para el servicio.

Libreas.

I. II. III. IV. V.
Gala. Librea encarnada. Librea negra. De charro á la mexicana. Caballerizos.

Guarniciones.

I. II. III. IV.
Gala con jaeces. Gala. Servicio. Lijeras.
  • De Uniforme.—Silla Militar.—Palafraneros, librea II.
  • A la Inglesa.—Silla Inglesa. —Palafraneros, librea II.
  • A la Mexicana.—Charro. —Palafraneros, librea II.

301

CAPITULO XIX.
Reglamento particular para Los biajes del Emperador.

1.

Los viajes se dividen en mayores y menores.

2.

Los viajes mayores son aquellos para los cuales es preciso
prevenir oficialmente, con cuarenta y ocho horas de anticipacion,
á los que van en ellos.

3.

El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial
recibirá las órdenes del Emperador para los viajes menores,
y á su vez dará las suyas á los Oficiales de servicio en
Palacio, para que dispongan todo lo que sea necesario y den
el aviso correspondiente á sus jefes respectivos.

4.

El Caballerizo Mayor recibirá las órdenes del Emperador
relativas á los viajes mayores, al número de personas que
quiera llevar S. M., y á la manera cómo disponga viajar.

5.

El Caballerizo Mayor avisará á los Grandes Dignidades
que vayan á recibir las órdenes del Emperador relativas á la


302

designacion de las personas de sus respectivos departamentos
que deban ser del viaje.

6.

El Caballerizo Mayor recibirá del Emperador las órdenes
relativas á la disposicion de los alojamientos de S. M., y de
las personas de su comitiva y de su servicio.

7.

Parte de la servidumbre de cada servicio precederá algunas
horas á S. M. en cada lugar, para que todo se encuentre
preparado á su llegada.

8.

Las personas que deban adelantarse, estarán prevenidas
con anticipacion para poder partir en cuanto se lo manden.

9.

Solo en los viajes mayores tendrán las personas del servicio
ordinario un asiento en los carruajes de la Corte que precedan
ó sigan á la comitiva, cuyo asiento será para un criado
de cada señor, y para una criada de cada señora.

10.

Los Grandes Dignidades darán al Caballerizo Mayor el estado
nominal de las personas de sus departamentos respectivos
que compongan el servicio ordinario y estraordinario del
Emperador, con el fin de que se les señale el lugar que á cada
cual corresponda.

11.

El Caballerizo Mayor presentará al Emperador un proyecto
de itinerario, de conformidad con la direccion que le haya
indicado.


303

12.

Aprobado que sea el proyecto por el Emperador, el Caballerizo
Mayor mandará copias de él al Gran Mariscal de la
Corte y Ministro de la Casa Imperial, y á los Ministros de la
Guerra, de la Gobernacion, y tambien al de la Marina si fuese
necesario, para que tomen las disposiciones militares y civiles
correspondientes á sus departamentos respectivos, y al
Ministro de Fomento para que dé sus órdenes á los directores
de caminos de hierro, que acompañarán siempre á SS. MM.,
cuando viajen por los caminos que dirijan.

13.

El Caballerizo Mayor, que tiene la direccion de todos los
servicios en los viajes del Emperador, mandará numerar los
coches, y señalará el órden en que deban ir en cada viaje.

14.

Tendrá bajo sus órdenes, durante el viaje, á los agentes de
postas designados para el servicio del Emperador.

15.

Dará las instrucciones convenientes á los directores de las
líneas de caminos de hierro.

16.

Cuando el Emperador ó la Emperatriz emprendan algun
viaje, el Caballerizo Mayor lo avisará á los Prefectos de las
localidades por donde deban pasar, para que lo pongan en
conocimiento de sus administrados.

17.

El servicio del Emperador en los viajes mayores se dividirá
en convoyes, segun el número de personas que quiera llevar
S. M., y el número de caballos repartidos cuya reunion
autorice.


304

18.

Los convoyes viajarán con doce horas de intermedio entre
uno y otro cuando menos, á fin de que los mismos caballos
ó mulas puedan servir sucesivamente para todos.

19.

Cierto número de empleados de todos los servicios irá en
cada convoy, para que precedan y sigan al Emperador las
personas y las cosas que pueda necesitar.

20.

Los que vayan en el primer convoy prepararán, en cada
lugar de parada, todo lo que sea necesario para la estancia
del Emperador; y los que vayan en el último ejecutarán las
órdenes que S. M. haya dado al partir, cuidando de que nada
se olvide y de que todo quede exactamente pagado.

21.

Las guardias de honor irán delante de los coches del convoy
del Emperador, á doscientos pasos de distancia, cuyo
puesto ocuparán en cuanto reciban la órden respectiva del
Ayudante de Campo de servicio ó del Caballerizo de servicio,
sin esperar el coche de S. M.

22.

Las guardias y escoltas se formarán en batalla sobre la derecha
del camino al relevarse, para que el Emperador pueda
verlas.

23.

El Caballerizo de servicio cuidará de que no levanten polvo
ni salpiquen de lodo cerca del coche del Emperador.

24.

Los correos que el Caballerizo Mayor envie para vigilar la


305

regularidad de la marcha, pasarán por el costado izquierdo
del coche del Emperador; y cuando hayan ejecutado su comision,
se detendrán para esperar que pase el Caballerizo Mayor
y darle cuenta con lo que haya lugar, quedándose despues
atras para seguir á la comitiva.

25.

Los coches irán siempre á sesenta pasos uno de otro, y á
cien pasos del coche del Emperador los que vayan inmediatamente
antes y despues de él.

26.

Cuando haya mucho polvo, los coches irán á mayor distancia
unos de otros; la escolta del Emperador marchará detras
de su coche, y lo mismo harán los correos.

27.

Por delante del Emperador no irá nadie.

28.

El Ayudante de Campo General hará que la escolta guarde
silencio, y dará sus órdenes y reprenderá las faltas que advierta,
sin llamar la atencion.

29.

Recibirá las peticiones que dirijan al Emperador.

30.

Tendrá mucho cuidado con las personas que se acerquen
al coche del Emperador, y resistirá con firmeza á los que insistan
en hacerlo, cuando se les haya dado órden en contrario;
pero siempre con miramientos y sin atropellar á nadie.

31.

Se apeará del caballo oportunamente para ofrecer el brazo
al Emperador cuando baje del coche, y le precederá hasta
sus habitaciones, á su llegada, á fin de recibir sus órdenes.


306

32.

Los maestros de postas ú otros empleados de ellas, irán por
delante ó por detras, segun lo requieran las localidades ó
necesidades del servicio.

33.

El caballerizo de servicio pedirá todos los dias por la noche,
al Caballerizo Mayor, las órdenes relativas á la hora fijada
para cada servicio del dia siguiente, y las trasmitirá al
inspector general de postas á fin de que todo se haga con
puntualidad.

34.

Al mismo tiempo comunicará dichas órdenes á los señores
oficiales civiles y militares de servicio de la Casa del Emperador,
para que las pongan en conocimiento de los jefes de
sus departamentos respectivos, á fin de que tomen las medidas
necesarias, para que los empleados que dependan de ellos
estén listos á la hora indicada para la partida de cada convoy.

35.

El Ayudante de Campo de servicio avisará á las clases militares,
y el Chambelan de servicio á las civiles, la hora de la
partida del Emperador.

36.

Los coches del convoy del Emperador deberán estar siempre
listos tres cuartos de hora antes de la hora de la partida.

37.

El caballerizo picador se cerciorará media hora antes de
la partida, de que todo está listo y de que los coches están
colocados en el órden señalado para el viaje.

38.

Una hora antes de la partida de S. M., el Caballerizo Mayor


307

despachará un correo para que tengan prevenidos los caballos
en todo el camino. Con este correo mandará tambien
una comunicacion al aposentador de camino, para que arregle
los alojamientos, y prevenga á las autoridades civiles y
militares lo que sea conveniente.

39.

Otro correo partirá de cada posta al mismo tiempo que los
coches, para que cuide en la siguiente de que todos los tiros
estén prevenidos y aparejados con la debida anticipacion.

40.

Este correo tendrá á su cargo dar el caballo de remuda al
Caballerizo cuando viaje á caballo.

41.

A la llegada de los diferentes convoyes, el aposentador de
camino enseñará á cada cual el alojamiento que le corresponda.

42.

Las vacas deberán cargarse siempre la víspera por la noche,
y los estuches de viaje dos horas antes de la hora fijada
para la partida.

43.

El Caballerizo dará tambien la víspera por la noche al jefe
de los correos, al batidor-correo, al subinspector de postas
y al encargado de los coches, las órdenes referentes á la partida,
con las instrucciones que tenga por conveniente agregar;
las cuales se referirán particularmente al modo de evitar
que los caballos ó mulas de posta y los coches armen ruido,
antes de la hora de la partida, cerca del alojamiento del Emperador;
á los informes que deban tomarse respecto del camino
que se ha de andar en la jornada siguiente; á la salida
mas corta y mejor de la poblacion, y á lo demas que saber
convenga.


308

44.

El batidor-correo y el subinspector de postas cuidarán especialmente
de todo lo concerniente á los caballos.

45.

Lo que corresponda á los coches estará bajo la vigilancia
del maestro cochero.

46.

Este último informará al Caballerizo, una hora despues de
rendir la jornada, del estado en que se encuentren los coches
y de cuando llegaron ó deberán llegar los diferentes servicios.

47.

Si hay reparaciones que hacer en los coches ó en las guarniciones,
cuidará de que se hagan pronta y sólidamente.

48.

Si tiene que emplear artesanos estraños al servicio de las
caballerizas imperiales, ajustará antes las obras.

49.

El Caballerizo cuidará de que todos los dias se ponga en
el interior del coche del Emperador, enfrente del asiento de
S. M., una nota con el nombre de cada una de las postas de
la jornada, y la distancia que medie entre ellas.

50.

No se recibirán vacas ni estuches de viaje para cargarse
en los coches en que tenga uno asiento, sino mediante un
apunte firmado por el dueño de esos objetos. Los espresados
apuntes se devolverán á la vuelta, cuando se entreguen
las cosas que en ellos se espresen.


309

CAPITULO XX.
LISTA DE LOS TRAJES
DEL PERSONAL DE LA CORTE PARA CADA OCASION.

N.os Ocasiones. Casa civil. Casa militar. Libreas.
I. Grandes fiestas nacionales y de Corte. Te Deum estraordinarios. Gran uniforme, los Collares y Grandes Cruces llevarán sus insignias. Gran uniforme, los Collares y Grandes Cruces llevarán sus insignias. I.
Gala.
II. Grandes fiestas de la Corte. Banquete. Recepcion de Príncipes y Embajadores. Gran uniforme sin collar, la banda de la Gran Cruz nacional por encima del uniforme. Gran uniforme sin collar, la banda de la Gran Cruz nacional por encima del uniforme. I.
Gala.
III. Servicio de la Semana Santa, Misas cantadas, Te Deum, Vísperas de Ntra. Sra. de Guadalupe, Recepciones de Ministros, Audiencias públicas, Teatro de Gala, Comida núm. 1. Gran uniforme sin collar, la banda de la Gran Cruz nacional por encima del uniforme. Gran uniforme sin collar, la banda de la Gran Cruz nacional por encima del uniforme. II.
Librea encarnada y los ugieres y ayudas de cámara, con medias blancas.
IV. Pequeños bailes y conciertos, Comidas núm. 2 y 3, Servicio de por la tarde en el Palacio imperial, y las demas ocasiones en que se acostumbre llevar frac negro y corbata blanca. Frac de la Casa del Emperador, Bandas, Placas y Encomiendas nacionales, Cadenillas de condecoraciones. Frac de la casa del Emperador y se pondrán de uniforme cuando S. M. lo lleve. El official de órdenes de servicio estará siempre de gran uniforme. III.
Librea encarnada y los ayudas decámara con medias negras.
V. Servicio de por la mañana en el Palacio imperial. Levita y corbata negras, sombrero de copa, cintas de condecoraciones. Levita y corbata negras, escepto cuando S. M. esté de uniforme. Librea encarnada y los ayudas decámara con medias negras.
VI. Servicio de campo. Como lo disponga S. M. Como lo disponga S. M. IV.
Librea negra y calzones y chaleco galoneados.
V.
Traje charro mexicano

NOTA.—Todas las personas de la Corte usarán siempre las condecoraciones
nacionales y se las pondián en lugar preferente respecto de las estranjeras que
tengan. En caso de que haya presente príncipe estranjero, ó de recepcion de
embajadores, se pondrán las condecoraciones de su país en primer término.

Cuando S. M. está en Tierra Caliente, el traje será siempre levita y corbata
blancas para la comida.

Todo el servicio de los señores se hará como se espresa en el n. IV.

En comision ó de viaje, como en el n. V, con librea y pantalon negros.



311

CAPITULO XXI.
De Los alojamientos Y su Distribucion.

SECCION PRIMERA.
DE LOS ALOJAMIENTOS.

A.

Gran departamento para Soberanos, Presidentes de república
y Príncipes estranjeros.

El servicio en este departamento se hará como en los de
SS. MM. Habrá en la antecámara un guardia palatino, un
ugier y dos lacayos con la librea núm. 3; y en el salon de espera,
un Oficial de Ordenes.

B.

Alojamientos para convidados de elevada jerarquía y para
señoras. Habrá un lacayo con la librea núm. 4 en la antecámara;
el desayuno se servirá cuando lo pidan, y para las
otras comidas irán á la mesa del Gran Mariscal.

C.

Los alojamientos permanentes de primera categoría consistirán
en antecámara, sala, gabinete de trabajo y cuarto de


312

dormir, todos amueblados; sin comida, ropa, leñame, alumbrado,
ni servicio.

D.

Para todas las demas personas convidadas ó alojadas temporalmente
por órden especial del Emperador, habrá un cuarto
con cama de colgadura, ó alcoba y antecámara. Un criado
servirá para tres alojamientos de esta clase, y el almuerzo
se servirá á la hora fijada.

E.

Alojamientos permanentes de dos cuartos amueblados; sin
comida, ropa, leñame ni alumbrado.

F.

Oficinas para el Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
Casa Imperial, el Ayudante de Campo General, el Gran Maestro
de Ceremonias, el Gran Chambelan, el Limosnero Mayor,
el Caballerizo Mayor, el Intendente General de la lista civil,
el Gran Chambelan de la Emperatriz y el gabinete del Emperador.


313

SECCION SEGUNDA.
DE LA DISTRIBUCION DE LOS ALOJAMIENTOS.

Tienen derecho á los alojamientos de Palacio en el órden
relativo de las letras, las personas siguientes:

B.
El Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la
Casa Imperial, cuando esté de servicio.
La Dama Mayor, id. id. id.
La Dama de Palacio de servicio.
La Dama de Honor de servicio.
C.
El Intendente General de la lista civil.
El Capitan de la Guardia Palatina.
La Directora del guardaropa.
D.
El Ayudante de Campo de servicio.
Los Chambelanes de servicio.
Los Oficiales de Ordenes de servicio.
El Capellan de servicio.
El Médico de servicio.

314

E.
El Médico del Emperador.
El Archivero.
El Tesorero.
Los tres Tenientes de la Guardia Palatina.
El Secretario de la Intendencia.
El Secretario de la Emperatriz.
Las dos Camareras.
Las dos doncellas de servicio.
Los Caballerizos.
El Mayordomo con su familia.
El Inspector de las caballerizas.

TERCERA PARTE.
DE LOS CASTILLOS DE ULTRAMAR.



317

CAPITULO UNICO.
Reglamento para los Castillos Empriales de ultramar, Miramar y Laccoma.

SECCION PRIMERA.
DEL PERSONAL DE ESTOS CASTILLOS.

1.

En Miramar el personal se compondrá de los individuos
siguientes:

  • 1 Prefecto con el título de Prefecto de los Castillos
    de ultramar.
  • 1 Cura párroco con el título de Abate de Lacroma,
    para los curatos de Miramar y Lacroma.
  • 1 Jardinero.
  • 1 Sub-jardinero.
  • 1 Mayordomo.
  • 7 Criados.
  • 1 Portero.
  • 1 Albañil.
  • 2 Cocheros.
  • 1 Cocinera.
  • 1 Sargento de la Guardia Palatina.
  • 3 Soldados de la Guardia Palatina.

318

2.

En Lacroma el personal se compondrá de los individuos
siguientes:

  • 1 Administrador, con el título de Sub-prefecto de
    la Isla de Lacroma.
  • 1 Jarnidero.
  • 1 Montero.
  • 2 Criadas subalternas.
  • 4 Mozos de aseo.

319

SECCION SEGUNDA.
DEL PREFECTO DE MIRAMAR.

1.

El Prefecto de Miramar es oficial civil de la Casa del Emperador,
y presta juramento en manos del Ministro Imperial
mexicano en Viena.

2.

Tendrá á su cargo:

  • I. La administracion de los dominios y fondos que le
    serán asignados.
  • II. Todos los negocios que tengan relacion con la administracion
    y direccion de dichos dominios y
    fondos de SS. MM.
  • III. La administracion de todos los bienes raices en Europa,
    que entren en propiedad de los Emperadores,
    sea por herencia, compra, cambio ó donacion.
  • IV. La direccion de todos los negocios que se le encomienden
    en las instrucciones detalladas que recibirá
    de vez en cuando.
3.

Todos estos bienes serán considerados como propiedad particular
del Emperador ó de la Emperatriz respectivamente,


320

y estarán, como propiedad de un ciudadano mexicano, bajo
el amparo de las leyes internacionales.

4.

Será obligacion de la legacion mexicana en Viena, sostener
los derechos de propiedad y los de los agentes de S. M.,
en cuya virtud tendrá el Prefecto, en todas las cuestiones
que se susciten, que pedir la intervencion de la legacion,
cuando lo juzgue necesario.

5.

Todo el personal de ambos Castillos Imperiales, Miramar
y Lacroma, estará, sin escepcion alguna, subordinado al Prefecto.

6.

El Prefecto tendrá derecho de emplear y despedir á los individuos
del personal de dichos Castillos, sujetándose siempre
á las contratas hechas con ellos; así como de darles licencia
con arreglo á las prescripciones existentes.

7.

A peticion del Prefecto, el Gran Mariscal de la Corte y Ministro
de la Casa Imperial, dará el permiso correspondiente
á la servidumbre de dichos Castillos para casarse.

8.

Asimismo propondrá el Prefecto al Gran Mariscal de la
Corte y Ministro de la Casa Imperial, á los individuos de la
servidumbre que, segun el reglamento, merezcan una pension.

9.

El servicio sanitario lo desempeñará un médico de la casa.
Todo el personal de los Castillos tendrá los medicamentos
gratis.


321

10.

En caso de enfermedad ó de urgencia, el Prefecto tendrá
derecho para emplear mozos de asistencia estraordinarios,
durante el tiempo que sea necesario.

11.

Solo por órden del Prefecto podrán emprenderse viajes con
motivo de algun servicio, en cuyo caso se pagarán los gastos
de viaje y los de manutencion.

12.

El Prefecto habitará ordinariamente en el Castillo de Miramar,
y visitará, por lo menos una vez al año, la Isla y el
Castillo de Lacroma, en donde prolongará su residencia si
así lo exigiere algun asunto de importancia.

13.

Cuidará de que todos los edificios y muebles, así como los
jardines y botes de los Castillos, se conserven en buen estado.
Con tal objeto se incluirán en el presupuesto anual los gastos
de compostura ó de compra que sea necesario hacer.

14.

El Prefecto cuidará de que se celebren el dia de la Independencia
de México (16 de Setiembre), los dias del cumpleaños
de SS. MM., el aniversario del advenimiento al trono
(10 de Abril), y el dia del cumpleaños de S. M. el Emperador
de Austria, con una misa en Miramar, izando á las ocho de
la mañana las banderas de gran gala, y disparando de la batería
de la fortaleza una salva de veintiun cañonazos.

15.

Cuidará de que los domingos y dias de fiesta se enarbole el
pabellon mexicano, tanto en el Castillo de Miramar como en
el de Lacroma.


322

16.

Dispondrá que el jardin del Castillo de Miramar esté siempre
abierto para la poblacion de Trieste y para los estranjeros,
escepto en los dias de trabajos mayores.

17.

Dará, segun lo crea oportuno, permiso de visitar el Castillo
de Miramar á las personas que lo soliciten.

18.

Los coches y caballos que se encuentran en Miramar, se
destinan al servicio de la casa, y concluido éste, estarán á la
disposicion del Prefecto.

19.

En el mes de Julio de todos los años mandará al Emperador
el presupuesto de las obras necesarias para el año siguiente,
y emprenderá las que S. M. se sirva aprobar.

20.

Al fin de cada año mandará al Emperador una copia del
diario de la caja, que deberá cortarse cada mes, y una reseña
de todas las cuentas, con una relacion aclaratoria cuando
el caso lo requiera.

21.

El dia primero de Noviembre de cada año mandará al
Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa Imperial,
una lista nominal de todos los empleados de los Castillos de
ultramar, especificando las clases.

22.

Solo á las personas que tengan mandatos firmados por el
Emperador, dará el Prefecto informes sobre los Castillos de
ultramar, permitiéndoles su inspeccion.


323

SECCION TERCERA.
DEL ABATE DE LACROMA.

1.

El Abate de Lacroma es nombrado por el Emperador, y
presta juramento en manos del Ministro Imperial mexicano
en Viena.

2.

Está encargado de las capillas y parroquias de los Castillos
Imperiales de ultramar, y del ceremonial de ellas.

3.

Seguirá estrictamente las instrucciones contenidas en el
breve dado por Su Santidad al Emperador, con fecha 27 de
Diciembre de 1859.

4.

Tiene á su cargo llevar y guardar los registros de los sacramentos.

5.

Ademas de las solemnidades mencionadas en el art. 14 de
la seccion segunda, tendrá que decir misa todos los domingos
y dias de fiesta en la capilla de Miramar, y hará, durante


324

la Cuaresma y la Semana Santa, las funciones religiosas con
arreglo al rito del culto.

6.

Visitará, por lo menos una vez al año, el Castillo de Lacroma,
quedándose en esa residencia quince dias.

7.

Hará los gastos de las capillas de los Castillos Imperiales
de ultramar, con arreglo á los fondos destinados á este objeto,
y sujetándose en todo á las reglas establecidas para la contabilidad
de la prefectura de Miramar y Lacroma.

8.

El Abate de Lacroma presentará oportunamente al Prefecto
la cuenta de los gastos de su dependencia, y su presupuesto
para el año siguiente.


325

SECCION CUARTA.
DEL SUBPREFECTO DE LA ISLA DE LAGROMA.

1.

Es oficial civil de la Casa Imperial, y presta juramento en
manos del Prefecto de los Castillos Imperiales de ultramar.

2.

Está en todo subordinado al Prefecto de los Castillos Imperiales
de ultramar, y solo de él recibe órdenes.

3.

Tiene bajo su autoridad á toda la servidumbre de Lacroma.

4.

Tiene derecho de emplear y despedir á la servidumbre subalterna
de Lacroma, dando parte al Prefecto de los Castillos
Imperiales de ultramar.

5.

Tendrá á su cargo la administracion entera de la isla y del
Castillo de Lacroma, y dirigirá los ramos de su cultivo, siendo
responsable de todo, hasta de lo mas insignificante.

6.

Cuidará de que todos los edificios, muebles, jardines y botes


326

estén bien conservados, con cuyo objeto incluirá en el
presupuesto anual, todas las composturas y compras que
sean necesarias.

7.

Será tambien responsable de cualquier daño que resulte
por descuido suyo.

8.

Dispondrá que el aniversario de la Independencia de México
(16 de Setiembre), los dias del cumpleaños de SS. MM.,
el aniversario del advenimiento al trono (10 de Abril), y el
dia del cumpleaños de S. M. el Emperador de Austria, se celebren
con una misa en la capilla de Lacroma, enarbolando
el pabellon mexicano en la torre.

9.

Cuidará de que todos los domingos y dias de fiesta se diga
misa en el Castillo y se enarbole la bandera mexicana.

10.

Dispondrá de que durante la Cuaresma y la Semana Santa
se celebren las funciones religiosas con arreglo al rito del
culto.

11.

El servicio sanitario lo desempeñará un médico de la casa,
y todo el personal de la isla tendrá los medicamentos gratis.

12.

Permitirá al público visitar la isla y el jardin, con escepcion
de los dias en que se proceda á trabajos mayores.

13.

Permitirá, segun lo crea oportuno, visitar el Castillo de Lacroma.


327

14.

En el mes de Junio de todos los años enviará al Prefecto
de los Castillos Imperiales de ultramar, el presupuesto de
las obras necesarias para el año siguiente, y emprenderá las
que éste le designe.

15.

A fines de Diciembre de cada año mandará al Prefecto la
cuenta anual de gastos.

16.

Sin permiso del Prefecto no podrá separarse de la isla por
un tiempo que perjudique á su buena administracion.


328

SECCION QUINTA.
DISPOSICIONES GENERALES.

1.

Ademas de las obligaciones principales mencionadas en las
secciones anteriores, tendrán, tanto el Prefecto de los Castillos
Imperiales de ultramar como el subprefecto de Lacroma,
que cumplir con la mayor exactitud todas las órdenes é instrucciones
detalladas, que, segun las circunstancias, se les remitan.

2.

Respecto del servicio en los Castillos en general, así como
del servicio del jardinero, montero, cochero y de la demas
servidumbre especial, se procederá con arreglo á las instrucciones
que existen sobre este punto en los Castillos.


INDICE.

PRIMERA PARTE.
SERVICIO DE LA CORTE.
PAGS.
CAPITULO I.—Del Gran Mariscal de la Corte y Ministro de la Casa
Imperial
5
CAPITULO II.—Del Ayudante de Campo General, de los Ayudantes de
Campo y de los Oficiales de Ordenes del Emperador.
9
Seccion Primera.—Del Ayudante de Campo General 9
Seccion Segunda.—De los Ayudantes de Campo del Emperador. 12
Seccion Tercera.—De los Oficiales de Ordenes del Emperador 19
CAPITULO III.—De los encargados del Ceremonial 23
Seccion Primera.—Del Gran Maestro de Ceremonias 23
Seccion Segunda.—Del Secretario de las Ceremonias 30
Seccion Tercera.—Del Dibujante y decorador de las Ceremonias. 32
CAPITULO IV.—Del Chambelanato 35
Seccion Primera.—Del Gran Chambelan 35
Seccion Segunda.—De los Chambelanes 40
Seccion Tercera.—Del Director del Chambelanato 43
Seccion Cuarta.—Del Dibujante y decorador de los Palacios Imperiales 45
Seccion Quinta.—Servicio Sanitario 47
§ 1. Del Médico del Emperador 47
§ 2. De los Médicos de la Corte 49
§ 3. Del Servicio de los Médicos 51
§ 4. Del Farmacéutico del Emperador 53
Seccion Sesta.—De la Mayordomía 55
§ 1. Del Mayordomo 55
§ 2. Del Sumiller del Comedor 59
§ 3. Del Sumiller de la Cava 62
§ 4. Del Director del Guardaropa 63
§ 5. Del Encargado del alumbrado, del leñame y de la carbonería 64
§ 6. De la Ropera 65
§ 7. De los Ugieres 66
Seccion Sétima.—Del Vigilante de Palacio 69
Seccion Octava.—Del Primer Ayuda de Cámara del Emperador 70

II

CAPITULO V.—Servicio Religioso 75
Seccion Primera.—Del Limosnero Mayor 75
Seccion Segunda.—De los Capellanes 78
CAPITULO VI.—Del Gobierno y cuidado de la Caballeriza 81
Seccion Primera.—Del Caballerizo Mayor 81
Seccion Segunda.—Del Primer Caballerizo 85
Seccion Tercera.—De los Caballerizos 87
Seccion Cuarta.—Del Inspector de las Caballerizas 90
Seccion Quinta.—Del Caballerizo Picador 93
CAPITULO VII.—De la Administracion de la Imperial casa y patrimonio. 95
Seccion Primera.—Del Intendente General de la lista civil 95
Seccion Segunda.—Del Archivero Imperial de la Corte y de la
Casa imperial
101
Seccion Tercera.—Del Tesorero del Emperador 104
Seccion Cuarta.—Del Secretario de la Intendencia General de la
lista civil
106
CAPITULO VIII.—Del Capitan de la Guardia Palatina y sus dependencias. 107
Seccion Primera.—Del Capitan de la Guardia Palatina. 107
Seccion Segunda.—De los Oficiales de la Guardia Palatina 111
Seccion Tercera.—De los Conserjes 113
CASA DE LA EMPERATRIZ.
Servicio de honor y particular de la Casa de la Emperatriz 119
CAPITULO I.—Servicio de honor de la Emperatriz 121
Seccion Primera.—De la Dama Mayor 121
Seccion Segunda.—Del Gran Chambelan de la Emperatriz 124
Seccion Tercera.—De las Damas de Palacio 127
Seccion Cuarta.—De las Damas de Honor 129
Seccion Quinta.—Del Chambelan de servicio 130
CAPITULO II.—Del Servicio particular de la Emperatriz 133
Seccion Primera.—Del Secretario de la Emperatriz 133
Seccion Segunda.—De la Directora del Guardaropa 135
REGLAMENTO PARA EL SERVICIO DE LOS SITIOS IMPERIALES.
Seccion Primera.—Del personal de los sitios imperiales. 139
Seccion Segunda.—Del Ceremonial en los sitios imperials 141
Seccion Tercera.—Del servicio en los sitios imperials 144
Seccion Cuarta.—Del Prefecto del Alcázar de Chapultepec 145
Seccion Quinta.—Del Vigilante de los sitios imperiales. 148
Seccion Sesta.—De la Ropera de los sitios imperiales 152

III

SEGUNDA PARTE.
CEREMONIAL DE LA CORTE.
CAPITULO I.—De las Precedencias 155
Seccion Primera.—De las precedencias en las categorías 155
Seccion Segunda.—De las precedencias en los grandes recibimientos 164
CAPITULO II.—Del Personal y de los Servicios de la Corte 167
Seccion Primera.—Del Personal de la Corte 167
Seccion Segunda.—Del Servicio de la Casa imperial 171
CAPITULO III.—De los séquitos 173
Seccion Primera.—Del gran séquito 173
Seccion Segunda.—Del pequeño séquito 175
CAPITULO IV.— De las grandes salas de recibimiento 177
CAPITULO V.—Del Departamento Ordinario del Emperador 179
CAPITULO VI.—Del Departamento Ordinario de la Emperatriz 181
CAPITULO VII.—De las fiestas 183
CAPITULO VIII.—De las fiestas nacionales y de Corte 185
Seccion Primera.—Del aniversario de la independencia 185
Seccion Segunda.—De la fiesta del cumpleaños del Emperador. 189
Seccion Tercera.—De la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe. 192
Seccion Cuarta.—De la fiesta del dia de Corpus 197
CAPITULO IX.—De las fiestas de la Corte 203
Seccion Primera.—Del cumpleaños de la Emperatriz 203
Seccion Segunda.—De los grandes bailes de la Corte 205
Seccion Tercera.—De los grandes conciertos de la Corte. 211
Seccion Cuarta.—De los banquetes de la Corte. 216
Seccion Quinta.—De las funciones de gala en el Teatro. 219
CAPITULO X.—De las fiestas de Palacio 223
Seccion Primera.—De los bailes de la Emperatriz 223
Seccion Segunda.—De las comidas de Palacio 225
Seccion Tercera.—De los pequeños conciertos de la Corte. 229
Seccion Cuarta.—De las funciones ordinarias en el Teatro. 233
CAPITULO XI.—Del Ceremonial de la Capilla Imperial 235
Seccion Primera.—De la misa rezada para los domingos y los
dias de fiesta
235
Seccion Segunda.—De las fiestas solemnes 238
Seccion Tercera.—De la administracion de los Sacramentos 239
CAPITULO XII.—De la Cuaresma 241
CAPITULO XIII.— De la Semana Santa. 243
Seccion Primera.—Del Ceremonial de las funciones. 243
Seccion Segunda.—Del Jueves Santo 245

IV.

Seccion Tercera.—Del Viernes Santo 252
Seccion Cuarta.—Del Sábado de Gloria 255
Seccion Quinta.—Del Domingo de Pascua 258
CAPITULO XIV.—De las Audiencias 261
CAPITULO XV.—De los Juramentos 263
CAPITULO XVI.—Del Recibimiento de los Embajadores, Ministros estranjeros
y de otras personas de distinction
265
Seccion Primera.—De la Audiencia de recibimiento de los Embajadores
y Ministros estranjeros
265
Seccion Segunda.—De las Audiencias de Despedida 278
Seccion Tercera.—De las Presentaciones de los estranjeros. 280
Seccion Cuarta.—-De la Presentacion de las señoras del cuerpo
diplomático y de las estranjeras
282
Seccion Quinta.—-Disposiciones generales 285
CAPITULO XVII.—Reglamento y Ceremonial para los lutos 287
Seccion Primera.—Del Luto nacional 287
Seccion Segunda.—Del Gran luto de la Corte 289
Seccion Tercera.—Del Luto de la Corte 290
Seccion Cuarta.—Del Medio luto de la Corte 291
Seccion Quinta.—Reglamento del luto para la Corte 292
CAPITULO XVIII.—Reglamento para el uso de los coches y caballos. 297
Seccion Primera.—Del Servicio de los coches 297
Seccion Segunda.—Disposiciones para la Servidumbre, los coches
y caballos.
300
CAPITULO XIX.—Reglamento particular para los viajes del Emperador. 301
CAPITULO XX.—Trajes del personal de la Corte en cada ocasion. 309
CAPITULO XXI.—De los Alojamientos y su distribucion 311
Seccion Primera.—De los Alojamientos 311
Seccion Segunda.—De la Distribucion de los Alojamientos. 313
TERCERA PARTE.
DE LOS CASTILLOS DE ULTRAMAR.
CAPITULO UNICO.—Reglamento para los Castillos Imperiales de ultramar,
Miramar y Lacroma
317
Seccion Primera.—Del Personal de estos Castillos 317
Seccion Segunda.—Del Prefecto de Miramar 319
Seccion Tercera.—Del Abate de Lacroma 323
Seccion Cuarta.—Del Sub-prefecto de la Isla de Lacroma. 325
Seccion Quinta.—Disposiciones generales 328

[Diseños]

Diseño Núm. 1.
CUANDO SS. MM. VAN EN COCHE DE GBAN GALA.


[Figure]






Diseño Núm. 2.
GRANDES RECIBIMIENTOS EN LA SALA DE CEREMONIAS.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

La entrada será por la sala de los guardias.

2.

La sala del Consejo quedará cerrada.

3.

La salida será por la sala de espera y la antesala.

4.

Los ugieres y lacayos enseñará á los que lleguen el camino
por los salones.





Diseño Num. 3.
COLOCACION EN LOS GRANDES RECIBIMIENTOS.


[Figure]





Diseño Num. 4.
COLOCACION EN LOS RECIBIMIENTOS
DE SEGUNDA CLASE.


[Figure]




Diseño Núm. 5.
DEPARTAMENTOS PARA EL SERVICIO DIARIO.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

El Ayudante de Campo y el Chambelan de servicio se
mantendrán en la salida de la sala de Iturbide.

2.

Los Oficiales de Ordenes reciben á los que vayan llegando
en la sala de espera, y los anuncian al Ayudante de Campo
ó al Chambelan.

3.

Los dos ugieres que están delante de las habitaciones de
SS. MM., abrirán y cerrarán las puertas.





Diseño Num. 6.
INTERIOR DE IGLESIA EN DIAS DE FIESTA NACIONAL.


[Figure]




Diseño Núm. 7.
DEPARTAMENTOS PARA LOS GRANDES BAILES.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

Los lacayos que están en el corredor, recibirán los sombreros
y abrigos de los convidados.

2.

Las puertas del cenadero estarán cerradas, y se abrirán todas
al mismo tiempo cuando se dé la órden para ello.

3.

La puerta que conduce á la sala de juego, se abrirá cuando
hayan entrado SS. MM. en la sala del baile.

4.

En el centro del cenadero se colocará una mesa pequeña para
SS. MM. y las personas invitadas para cenar con ellos.

5.

Los guardias palatinos se relevarán cada hora.

6.

En la galeria de pinturas se reunirán, antes de que salgan
SS. MM., la Corte, el Cuerpo Diplomático, los Ministros y sus
Señoras, así como los estranjeros notables. Las demas personas
se reunirán en la sala del baile.




Diseño Núm. 8.
DEPARTAMENTOS PARA LOS GRANDES CONCIERTOS.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

La entrada será por la antesala de la sala de espera.

2.

La letra a indica los asientos para el Cuerpo Diplomático,
y la b para las personas de la segunda categoria.

3.

La puerta del centro de la sala del concierto, no se abrirá
sino en el momento de servir los refrescos.

4.

El Cuerpo Diplomático, la Corte, los Ministros y los estranjeros
notables, se reunirán en la galeria de pinturas; los
demas invitados, en la sala de Iturbide.

5.

Los guardias palatinos se relevarán cada media hora.

6.

Los ugieres que están en la entrada de los aposentos de
SS. MM. les abrirán las puertas á su paso, y los guardias palatinos
permanecerán en sus puestos.





Modelo Num. 9.
INTERIOR DE LA SALA DEL CONCIERTO.
LOS ARTISTAS.


[Figure]




Diseño Núm. 10.
DEPARTAMENTOS EN LAS GRANDES COMIDAS.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

Los lacayos puestos en la sala de guardias recibirán los
sombreros, bastones y abrigos de los convidados.

2.

Tan luego como estén reunidos todos los invitados, la servidumbre
se dirigirá al comedor para servir la mesa.

3.

Terminada la comida, volverá la servidumbre á ocupar su
puesto sin separarse de él hasta que todos se hayan retirado.

4.

Los dos ugieres que están en la entrada de los aposentos
de SS. MM., les abrirán las puertas á su paso.

5.

En las grandes comidas permanecerá cerrada la antesala.




Diseño Núm. 11.
DEPARTAMENTOS PARA LOS BAILES DE LA EMPERATRIZ.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

La entrada será por la sala de guardias.

2.

Los lacayos que estén en el corredor, recibirán los sombreros
y abrigos de los convidados.

3.

La sala del refresco se abrirá á hora fija, y se cerrará tan
luego como S. M. se retire á sus aposentos.

4.

Las Damas de Palacio, los Chambelanes y todas las personas
pertenecientes á la Corte, se reunirán en la galeria de
pinturas.

5.

Los guardias se relevarán cada hora.




Diseño Núm. 12.
DEPARTAMENTOS PARA LOS PEQUEÑOS CONCIERTOS


[Figure]

ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.


^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

La entrada será por la antesala de la sala de espera.

2.

La letra a indica los asientos para el Cuerpo Diplomático,
y la b para las personas de la segunda categoria.

3.

La puerta del centro de la sala del concierto, no se abrirá
sino en el momento de servir los refrescos.

4.

El Cuerpo Diplomático, la Corte, los Ministros y los estranjeros
notables, se reunirán en la galeria de pinturas; los
demas invitados, en la sala de Iturbide.

5.

Los guardias palatinos se relevarán cada media hora.

6.

Los ugieres que están en la entrada de los aposentos de
SS. MM., les abrirán las puertas á su paso, y los guardias palatinos
Permanecerán en sus puestos.




Diseño Núm. 13.
DEPARTAMENTOS PARA LAS COMIDAS EN LOS DIAS ORDINARIOS.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

La entrada será por la antesala de la sala de espera.

2

Los invitados se reunirán en la sala de Iturbide.

3.

La comida se servirá en la antesala de S. M. la Emperatriz.
El guardia palatino y el lacayo que ordinariamente
permanecen en esta antesala, se pondrán de la parte de afuera
de ella.

4.

Los ugieres que están en la entrada de los aposentos de
SS. MM., les abrirán las puertas á su paso.

5.

La cortina de la sala de guardias permanecerá echada.





Modelo Num. 14
INTERIOR DE LA CAPILLA IMPERIAL EN LAS FUCIONES SOLEMENS.


[Figure]





Modelo Num. 15.
INTERIOR DE LA CAPILLA CON ASISTENCIA DE TODA LA CORTE.


[Figure]





Modelo Num. 16.
INTERIOR DE LA CAPILLA EN DIAS ORDINARIOS.


[Figure]




Diseño Núm. 17.
DEPARTAMENTOS EN LOS DIAS DE MISA SOLEMNE.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
* Mozo de caballeriza.
× Guardia Palatino.
1.

Los lacayos y la servidumbre de las caballerizas, formarán
valla desde la puerta de la sala de Iturbide hasta la capilla.

2.

Despues que SS. MM. hayan ocupado sus asientos en la
capilla, se pondrán los lacayos y ugieres á la derecha debajo
del coro, y la servidumbre de las caballerizas, á la izquierda
detras de los guardias.

3.

Un guardia palatino se pondrá de centinela en el pasadizo
detras de la capilla para impedir que crucen por él.

4.

Toda la servidumbre saldrá con el mayor silencio de la
capilla despues de la bendicion, para formar la valla, lo mismo
que antes de la misa.

5.

Los ugieres que están en la entrada de los aposentos de
SS. MM. les abrirán las puertas á su paso.

6.

La cortina de la sala de los guardias permanecerá echada.




Diseño Núm. 18.
DEPARTAMENTOS EN LOS DIAS DE MISA ORDINARIA DE LOS DOMINGOS.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
* Mozo de caballeriza.
× Guardia Palatino.
1.

La servidumbre ocupará su lugar debajo del coro del lado
derecho, antes de comenzar la misa. Los mozos de las caballerizas
se colocarán del lado izquierdo, debajo del coro,
detrás de la guardia palatina.

2.

Los ugieres que están en la entrada de los aposentos de
SS. MM., les abrirán las puertas á su paso.

3.

Un guardia palatino se pondrá de centinela en el pasadizo
detrás de la capilla, para impedir que crucen por él.

4.

Dos ugieres saldrán con el mayor silencio, á la bendicion,
para abrir las puertas y despejar el paso de SS. MM. La
demas servidumbre se pondrá de frente al pasar SS. MM. y
no saldrá de la capilla sino despues que se hayan retirado.




Diseño Núm. 19.
DEPARTAMENTOS EN LOS DIAS DE AUDIENCIAS DOMINICALES.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

El Chambelan de servicio estará en la antesala de Iturbide.

2.

El empleado del gabinete llamará á las personas apuntadas
para la audiencia, por el órden de sus números, dejándolos
pasar por su turno de la sala de espera á la antesala de
Iturbide.

3.

El guardia palatino y el ugier de servicio que están delante
de la puerta de la habitacion del Emperador, se mantendrán
mientras dure la audiencia, en la entrada de la sala
de Iturbide

4.

Los lacayos que están en la antesala, recibirán los sombreros
y bastones de los concurrentes.




Diseño Núm. 20.
DEPARTAMENTOS PARA EL RECIBIMIENTO DE UN EMBAJADOR.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE EXFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

La servidumbre estará colocada en dos hileras desde la
puerta de la sala de guardias hasta las columnas de la misma
sala.

2.

De columna á columna formarán valla los guardias palatinos.

3.

Despues del recibimiento por el Emperador, para ir al de
la Emperatriz, se pasará por la sala de espera, la sala del
Consejo y la galeria de pinturas.

4.

Los ugieres de guardia delante de las puertas de los departamentos
de SS. MM., se pondrán delante de la puerta
del aposento de S. M. la Emperatriz.

5.

El Emperador recibirá en la sala de Iturbide, y la Emperatriz
en la sala interior.




Diseño Núm. 21.
DEPARTAMENTOS PARA EL RECIBIMIÉNTO DE LOS ENVIADOS EXTRANJEROS


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE ENFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

La entrada seŕa por la sala de guardias.

2.

Despues del recibimiento por el Emperador, para ir al Departamento
de la Emperatriz, se pasará por la sala de espera,
la sala del Consejo y la galeria de pinturas.

3.

Los ugieres y guardias palatinos colocados en la galeria
de pinturas, se pondrán delante de la puerta del aposento de
S. M. la Emperatriz.

4.

El Emperador recibirá en la sala de Iturbide y la Emperatriz
en la sala interior.




Diseño Núm. 22.
DEPARTAMENTOS EN LOS DIAS DE CONSEJO.


[Figure]


ESPLICACION DEL DISEÑO DE EXFRENTE.

^ Ugier.
Θ Lacayo.
× Guardia Palatino.
1.

Durante la sesion del Consejo, el Oficial de Ordenes se mantendrá
en la antesala.

2.

El guardia palatino se retirará de la antesala y se colocará
en medio de la sala de espera con órden espresa de no dejar
entrar á nadie mientras dure la sesion.

3.

Un guardia palatino se colocará en el pasadizo para no
dejar pasar á nadie.

4.

Los dos ugieres de servicio que están en la entrada de los
aposentos de S. M., le abrirán las puertas á su paso.

5.

Los guardias palatinos de servicio en la galeria de pintuturas,
no perinitirán á nadie que se acerque á la puerta de la
sala del Consejo, y cuidarán de que hay a el mayor silencio
alrededor de dicha sala.

6.

Durante la sesion del Consejo, se pondrá, el guardia palatino
en la sala de espera, y el lacayo en la puerta de la antesala.



Indice de los Diseños.

  • Diseño núm. 1. Cuando SS. MM. van en coche de gran gala.
  • Diseño núm. 2. Grandes recibimientos en la sala de ceremonias.
  • Diseño núm. 3. Colocacion en los grandes recibimientos.
  • Diseño núm. 4. Colocacion en los recibimientos de segunda clase.
  • Diseño núm. 5. Departamentos para el servicio diario.
  • Diseño núm. 6. Interior de la Iglesia en dias de fiesta nacional.
  • Diseño núm. 7. Departamentos para los grandes bailes.
  • Diseño núm. 8. Departamentos para los grandes conciertos.
  • Diseño núm. 9. Interior de la sala del concierto.
  • Diseño núm. 10. Departamentos en las grandes comidas.
  • Diseño núm. 11. Departamentos para los bailes de la Emperatriz.
  • Diseño núm. 12. Departamentos para los pequeños conciertos.
  • Diseño núm. 13. Departamentos para las comidas en los dias ordinarios.
  • Diseño núm. 14. Interior de la Capilla Imperial en las funciones solemnes.
  • Diseño núm. 15. Interior de la Capilla con asistencia de toda la Corte.
  • Diseño núm. 16. Interior de la Capilla en los dias ordinarios.
  • Diseño núm. 17. Departamentos en los dias de misa solemne.
  • Diseño núm. 18. Departamentos en los dias de misa ordinaria de los domingos.
  • Diseño núm. 19. Departamentos en los dias de audiencias dominicales.
  • Diseño núm. 20. Departamentos para el recibimiento de un Embajador.
  • Diseño núm. 21. Departamentos para el recibimiento de los enviados estranjeros.
  • Diseño núm. 22. Departamentos en los dias de consejo.










Rice University
Date: 2010-06-07
Available through the Creative Commons Attribution license