Manifesto De La Honorable Junta De Representantes De La Provincia De Buenos-Aires A Todas Las Demas Hermanas [Digital Version]

Bibliographic Information

Escalada, Francisco Antonio de, 1749-1835, Manifesto De La Honorable Junta De Representantes De La Provincia De Buenos-Aires A Todas Las Demas Hermanas (Buenos Aires, Argentina: La Independencia, September 28, 1820)

File description (Bibliographic Info)Encoding description (Editorial Principles)Profile description (Subject Terms)
Title: Manifesto De La Honorable Junta De Representantes De La Provincia De Buenos-Aires A Todas Las Demas Hermanas [Digital Version]
Alternate Title: A manifesto from the legislative body of Buenos Aires regarding the state of the nation
Funding from: Funding for the creation of this digitized text is provided by a grant from the Institute of Museum and Library Services.
Author: Escalada, Francisco Antonio de, 1749-1835
Statements of responsibility:
  • Creation of digital images: Center for Digital Scholarship, Rice University
  • Creation of transcription: Lorena Gauthereau-Bryson, Americas Studies Researcher, Humanities Research Center
  • Conversion to TEI-conformant markup: Rice University
  • Parsing and proofing: Humanities Research Center and Fondren Library, Rice University
  • Subject analysis and assignment of taxonomy terms: Robert Estep
Publisher: Rice University, Houston, Texas
Publication date: 2010-06-07
Identifier: aa00232
Availability: This digital text is publicly available via the Americas Digital Archive through the following Creative Commons attribution license: “You are free: to copy, distribute, display, and perform the work; to make derivative works; to make commercial use of the work. Under the following conditions: By Attribution. You must give the original author credit. For any reuse or distribution, you must make clear to others the license terms of this work. Any of these conditions can be waived if you get permission from the copyright holder. Your fair use and other rights are in no way affected by the above.”
Notes:
Digitization: Page images of the original document are included. Images exist as archived TIFF files, JPEG versions for general use, and thumbnail GIFs.
Provenance: The Humanities Research Center at Rice University, under the direction of Dr. Caroline Levander, purchased this material from a manuscripts dealer in 2005. The Gilder Foundation funded the development of the physical archive. Original materials are housed at the Woodson Research Center, Rice University.
Description: Manifesto. 4 pp.
Source(s): Escalada, Francisco Antonio de, 1749-1835, Manifesto De La Honorable Junta De Representantes De La Provincia De Buenos-Aires A Todas Las Demas Hermanas (Buenos Aires, Argentina: La Independencia, September 28, 1820)
Source Identifier: Americas collection, 1811-1920, MS 518, Box 1 folder 5, Woodson Research Center, Fondren Library, Rice University. Contact info: woodson@rice.edu
Description of the project: This digitized text is part of the Our Americas Archive Partnership (OAAP) project.
Editorial practices
This text has been encoded based on recommendations from Level 4 of the TEI in Libraries Guidelines. Any comments on editorial decisions for this document are included in footnotes within the document with the author of the note indicated. All digitized texts have been verified against the original document. Quotation marks have been retained. For printed documents: Original grammar, punctuation, and spelling have been preserved. No corrections or normalizations have been made, except that hyphenated, non-compound words that appear at the end of lines have been closed up to facilitate searching and retrieval. For manuscript documents: Original grammar, punctuation, and spelling have been preserved. We have recorded normalizations using the reg element to facilitate searchability, but these normalizations may not be visible in the reading version of this electronic text
Languages used in the text: Spanish
Text classification
Keywords: Getty Art & Architecture Thesaurus
  • Leaflets
Keywords: Library of Congress Subject Headings
  • Buenos Aires (Argentina: Province)--Social conditions--19th century--Pamphlets
  • Provincias Unidas del Rio de la Plata--Social conditions--Pamphlets
  • Argentina--History--1817-1860
Keywords: Getty Thesaurus of Geographic Names
  • Argentina (nation)

1

MANIFIESTO
DE LA
HONORABLE
Junta de Representantes
DE LA
PROVINCIA DE BUENOS-AYRES
A todas las demas hermanas.

ASI que ha sido llamada esta junta por el sufragio de la provincia que representa al árduo
ejercicio de sus funciones, uno de los primeros movimientos de su zelo la ha dirigido al exâmen
del estado presente de la nacion. ¡Que espectàculo desconsolante y aflictivo! Ella encuentra desorganizada
y dividida en fragmentos esa màquina politica, que en su primera rotacion supo imponer
respeto à sus agresores, y atraherse el interes de las naciones sábias. Un volcàn horrible preparado,
ya sin disputa, por nuestros mas implacables enemigos, brotando de un desgraciado punto de nuestro
territorio, ha destruido los vìnculos que ligaban las provincias, ha enconado los pueblos unos con
otros, ha hecho desaparecer el caracter, y la fuerza nacional, ha interceptado la comunicacion
regular entre esta, y las demas provincias, è imposibilitando el beneficio general y reciproco del
comercio interior: ha obstruido los canales de nuestra exîstencia, y nuestros recursos comunes.

Tal es la situacion en que las provincias, calmados los primeros ímpetus de la tempestad, empiezan
á reconocerse. ¡Enemigos implacables de la libertad de la patria! ¡ Hombres desnaturalizados
que para oprobio eterno de vuestro nombre os habeis complotado con èllos! No canteis el
triunfo: esperad las resultas de este reconocimiento. Siempre que las Provincias-Unidas volviendo
atras los ojos, recuerden el hermoso oriente de su gloria en 1810: recuerden la acta memorable
de 1816, à cuya formacion concurrieron unánimemente, y representen á su memoria el gran compromiso
en que estàn para con millones de almas; para con una inmensa cuanto tierna generacion;
para con el mismo supremo autor del Universo, à quien pusieron por garante de la resolucion
magnànima con que afirmaron que eran una nacion soberana è independiente, que tenian recursos
y poder para serlo; y que lo sostendrian con los sacrificios extremos; siempre que esto recuerden,
y despues tendiendo la vista al por venir, consideren la grandeza de nuestros destinos futuros
hijos de esta misma empresa, de esta misma resolucion, destinos de gloria que la imaginacion mas
enèrgica no puede abarcar, entònces no podran menos de ver cortadas estas dos épocas luminosas
por un abismo de obsceuridad y de oprobio, toda vez que distraidas y enconadas entre sí, por pequeños
intereses, se encuentren sin un centro comun de voluntad, y de operacion, ùnico que
puede ser depositario, y ejecutor in solidum de la empresa, y sin el cual desaparecerán sin remedio
la respetabilidad, y el poder nacional, objetos precisos para conservar el enlace de las
dos épocas.

La junta tiene la complacencia de anunciar que esta verdad se halla veificada à sus mismos
ojos; y estando impuesta de las comunicaciones que à este objeto han dirigido las demas provincias


2

á este gobierno, debe desde luego expresarles que esos son los sentimientos mismos de su representada.
Hé aquí las mejores pruebas de la sanidad del cuerpo patrio. Hè aquí verificàndose
en él aquel noble movimiento de primera intencion con que la naturaleza impéle à unirse las partes
de un cuerpo violentamente separadas. Las Provincias-Unidas, ya se atienda á sus posiciones
topogràficas, á la diversidad de sus producciones territoriales, à las formas positivas con que
siempre han estado estrechamente ligadas, ya al estado de sus poblaciones, y recursos respectivos,
tienen entre sí relaciones tan antiguas, y tan íntimas que toda separacion entre ellas es precisamente
violenta, y no puede estar en la esféra de sus deseos esenciales. Toda obra de esta clase
es agena de su natural tendencia, y solo puede pertenecer à la calidad de sus circunstancias políticas.

Ellas tienen entre manos esa obra grande que por lo regular presenta de tarde en tarde la
série de los siglos, el establecimiento de una nacion soberana é independiente, que debe constituirse
bájo cierta forma. La sociedad que emprehende una obra de esta naturaleza, tiene que
pasar por un intèrvalo de los mas peligrosos que reconoce la historia, y es aquel que media entre
el rompimiento del autiguo vínculo social, y el establecimiento permanente del nuevo.
¡ Cuantos hombres grandes han renunciado al proyecto justo de reformar sus naciones solo por
el temor de este intervalo! En él ponen obstaculos de todo genero, y obran con la actividad del
rayo las pasiones enconadas, ya de los que tienen intereses opuestos á la innovacion, ya de los
que demasiado exàltados para sentir un freno en los débiles vínculos con que sostìenen la sociedad
de las autoridades intermedias. La sociedad en este estado se asemeja à una nave que abandona
un puerto y se engolfa con direccion á otro en el borrascoso Occeano; y los hombres que, ò
provocando los tumultos con su mala conducta, ó dirigièndolos por satisfacer sus pasiones, se
colocan durante este tiempo bájo el estandarte de los obstaculos representan los uracanes, que
turbando embravecidos la maza de las aguas ponen á la nave en punto de zozobrar, ò la extravian
de su rumbo, ò la arrebatan à los escollos.

Tal es sin duda la imagen de nuestros ultimos infortunios; y mientras queda reservado á la nacion
el juicio que debe recaher sobre ellos, ahora corresponde á las autoridades que presiden las
provincias el papel de los habiles, y esforzados nàuticos, que salvando la nave con sabias maniobras
de la ultima ruina, durante la tempestad, asi que calma se rehacen en el rumbo, y se dirigen
al puerto para repararse. Este es nuestro cargo, este debe ser nuestro modelo. Los agentes de
la discordia aun no han abandonado el campo; y si no han podido hasta aqui completar su triunfo,
temamos desde hoy el renovado empuje de sus planes ominosos. Ellos son hoy tal vez mas activos
y mejor convinados; y solo podran reprimirse, si los que tenemos la gloria de ser agentes de la
union nacional nos apresuramos à reunir en un foco todos los rayos del poder pùblico que hoy estan
diseminados, y sin la actividad conveniente.

Estamos de acuerdo sobre el primer remedio de nuestros males. Dar una cabeza á estos
miembros hoy separados, formar un centro comun, depositario de la confianza general de todos
los pueblos, que por su respetable interposicion, ó poder sofoque en su nacimiento las diferiencias
indispensables que entre ellos se suscitaren: reunir las fragmentos en que hoy se halla descompuesta
nuestra maquina política, reorganizarla en terminos que sea capaz de dar impulso à sus resortes, y
recuperar la grande rotacion correspondiente à sus destinos: tal es la importancia, tales los objetos
del congreso nacional que hoy se anhela por esta provincia de concierto con sus hermanas. Sin


3

la exîstencia de este cuerpo, y sin el convenio de las provincias en darle este poder para exterminar
las discordias exîstentes, este templo que se ha estado levantando en diez años à la libertad, este
asilo que se ha estado fabricando à los hombres industriosos del resto de la tìerra, và á quedar
convertido en teatro horroroso de guerras civiles, de devastacion, y de sangre. No es esta una
idea debida unicamente à la imaginacion: es debida sí á una ley primitiva por la cual todo lo que
nace progresa, y llega à su colmo, si no se acude á tiempo con la coaccion suficiente. La guerra
civil exîste, y exîste con encarnizamiento. Ya las caravanas de comercio que poco antes cruzaban
todos los caminos del interior, repartiendo entre los pueblos la vida, y la riqueza, hoy son
esquadrones armados de hierros fraticidas, consagrados solo à la matanza y al pillage. Esto se
verifica principalmente en el territorio de esta provincia; pero sus resultas arruinan á todas las
demas. Buenos-Ayres cuenta con bastantes recursos para reducir à su deber la poblacion miserable
que lo provoca: pero el germen quedaria tal vez en pie, y á todos los pueblos queda dado el escandalo.

Este escandalo es el deposito ovàl que dejan al retirarse los insectos asoladores. Su desarrollo
natural aunque lento vuelve á cubrir los aires de nuevos enjambres. Este es un punto de vista que
tal vez se presente à muchos en el dia pequeño, y desatendible; pero la junta que está penetrada
de su importancia, nunca podrá recomendar demasiado à las provincias hermanas que lo sugeten
al exâmen mas severo y detenido, como uno de los asuntos de primer órden que se ofrece hoy
á nuestra politica. Este punto es verdad presenta actualmente un volumen pequeño, pero él es
un compendio de los destinos futuros de la nacion. Cortemos todas á tiempo los progresos de este
desarrollo: desentrañemos de nuestra tierra un ovario tan funesto. Cualquier encogimiento,
qualquiera indiferiencia en esta parte produciria á la causa general los mismos efectos que un
complot con los anarquistas. Nada importante se habra hecho sino volvemos á entrar en la carrera,
resueltas todas las provincias á impedir con el poder convinado de la nacion toda via de hecho
entre los pueblos hermanos: via que solo pudiera tolerarse en un lance extremo, en un caso
inesperado que el cuerpo augusto nacional, imparcial por su naturaleza, como encargado que
es por igual de los derechos de todos, y cada uno de los miembros que representa, llegase á
desnaturalizarse demasiado para quebrantar la justicia pública con respecto ã alguno de ellos,
violentando sus derechos y dignidad.

Sino damos al sistema politico ese tono energico al mismo tiempo que justo y benefico, las
bocas del abismo quedan abiertas, y en el vortice sangriento que va sin duda á arrebatarnos, provocaremos
la ira de los cielos, y la proscripcion eterna de los hombres. Entonces esta nacion que
ha querido formarse en el luminoso siglo 19 manifestarà en su ilustracion y su moral, para vergüenza
del nombre americano un atraso de 10 siglos. Entonces esta nacion, que ha querido ascender
sobre el orizonte político en seguida de la brillante constelacion del Norte que la precede
en su carrera, se presentarà ante el mundo como un cometa aterrador, como un meteoro espantoso.
¿ Y que titulos haremos valer entonces en los gabinetes para merecer, ó sostener la consideracion,
y amistad de las naciones? ¿ Y cual serà el respeto que impondran à nadie nuestras
fuerzas, cuando estén empleadas de una extremidad á la otra en zelarse, y acabarse á si mismas?

La junta tanto mas se afecta de estas consideraciones, cuanto que los males que en ellas prevee,
y trata de precaver, son de bastante influencia hasta para malograr lo beneficios exteriores
que el anterior concepto de estas provincias ha podido merecerles. El momento tan deseado por
todos los amantes de la patria del reconocimiento de nuestra soberanía é independencia por los


4

poderes extrangeros parece cierto que ya lo empezamos á tocar. Los papeles publicos de Estados
Unidos ya han publicado este reconocimiento por aquel sabio y justo gobierno, y aunque las noticias
no son oficiales, concuerdan sinembargo con muchas y diversas cartas particulares, y parecen
dignas de credito. Aun se publican los nombres de los respetables personages encargados
de la legacion, que debe acercarse á estas provincias con plenos poderes para formalizar tratados.
Si este anuncio importante es confirmado, como en breve es de esperarse ¡que motivo tan poderoso
para activar cuanto antes nuestra apetecida reorganizacion, y recobrar por todos los medios
del poder comun aquella actitud imponente y respetable, que puede sola hacernos dignos de esta
alianza interesante, y cuya falta nos expone tal vez à sufrir la ignominia de un retroceso! Y
ademas dé esto á quien deberà esta legacion dirigirse, con quien podrá tratar sin una representacion
existente de todas las provincias?

Impulsada la junta de este y demas poderosos fundamentos que por extenso ha expuesto,
procedo á ejecutar desde luego á nombre de su provincia la eleccion de diputados. Ellos se presentaràn
en la Capital de Cordova donde tendran òrdenes de esperar los sufragios de los pueblos
concurrentes en orden al lugar de la residencia del Congreso, que deberá resultar de la pluralidad.
La junta por medio de este acto, y por la expresion que acaba de hacer de sus sentimientos á todos
los pueblos, reposa en la satisfaccion de haber cumplido con los altos deberes que exîge de ella,
el interes de la provincia que representa, y que de esta exîge el interes general de la nacion.
Impuesta al mismo tiempo de la armonia que manifiestan todas las respetables comunicaciones que
ha tenido à la vista entre los sentimientos que animan à las demas provincias, y los que ella tiene
la honra de comunicarles à nombre de su representada, no puede menos que anticiparles sus felicitaciones
por los grandes resultados que debe prometerse la patria de este nuevo, y saludable
concurso. El no puede verificarse à mejor tiempo. Tocamos ya el término de nuestros gloriosos
trabajos. Esta es la señal que nos dà la providencia para los últimos sacrificios. Ibamos à
perdernos cerca del puerto en medio de la noche tenebrosa que nos han formado los desgraciados
sucesos del presente año; pero ella hace nacer sobre el orizonte dos grandes astros que van à disipar
estas tinieblas, que nos hacen conocer el verdadero rumbo, y alientan nuestras abatidas esperanzas.
Tales son el reconocimiento de nuestra independencia por el sabio gabinete de Washington,
y la brillante expedicion sobre los opresores de Lima. Si por medio de una conducta sabia
y vigorosa sabemos aprovechar los influjos de uno y otro acontecimiento, habra sido corto el intervalo
de nuestros orrores, el se perderá de la vista de la historia, que solo celebrarà los grandes
esfuerzos con que habremos recobrado el unico camino de la Independencia nacional.

Dado en Buenos-Ayres á 28 de Setiembre de 1820.—Francisco Antonio de Escalada, Presidente.
Dr. Juan Josè Pasos, Vice presidente.—Nicolas Anchorena.—Pedro Sebastiani.—
Juan Pedro Aguirre.—Santiago Rivadavia.—Ignacio Correas.—Feliz de Alzaga.—Ildefonso Ramos
Mexia.—Antonio Millan.—Salvador Aguirre.—Manuel Pinto.—Joaquin Suarez.—Victorio
Garcia de Zuñiga.—Rudecindo Linares.—Severino Piñedo.—Tomas Fernandez.—Dr. Vizente
Lopez—Dr. Estevan Agustin Gascon
, vocal secretario.—Es copia.—Gascon.

IMPRENTA DE LA INDEPENDENCIA.



Rice University
Date: 2010-06-07
Available through the Creative Commons Attribution license