Colección oficial de leyes, decretos, órdenes, y resoluciones supremas que se han expedido para el régimen de la Repùblica Boliviana, volume 1 part 1 [Digital Version]

Bibliographic Information

Bolivia, Colección oficial de leyes, decretos, órdenes, y resoluciones supremas que se han expedido para el régimen de la Repùblica Boliviana, volume 1 part 1 (Paz de Ayacucho: Imprenta del Colegio de Artes, Covers the years 1825-1826)

File description (Bibliographic Info)Encoding description (Editorial Principles)Profile description (Subject Terms)
Title: Colección oficial de leyes, decretos, órdenes, y resoluciones supremas que se han expedido para el régimen de la Repùblica Boliviana, volume 1 part 1 [Digital Version]
Funding from: Funding for the creation of this digitized text is provided by a grant from the Institute of Museum and Library Services.
Author: Bolivia
Statements of responsibility:
  • Creation of digital images: Center for Digital Scholarship, Rice University
  • Conversion to TEI-conformant markup: Tricom
  • Parsing and proofing: Humanities Research Center and Fondren Library, Rice University
  • Subject analysis and assignment of taxonomy terms: Lauren Mueller
Publisher: Rice University, Houston, Texas
Publication date: 2010-06-07
Identifier: aa00380
Availability: This digital text is publicly available via the Americas Digital Archive through the following Creative Commons attribution license: “You are free: to copy, distribute, display, and perform the work; to make derivative works; to make commercial use of the work. Under the following conditions: By Attribution. You must give the original author credit. For any reuse or distribution, you must make clear to others the license terms of this work. Any of these conditions can be waived if you get permission from the copyright holder. Your fair use and other rights are in no way affected by the above.”
Notes:
Digitization: Page images of the original document are included. Images exist as archived TIFF files, JPEG versions for general use, and thumbnail GIFs.
Provenance: The Humanities Research Center at Rice University, under the direction of Dr. Caroline Levander, purchased this material from a manuscripts dealer in 2005. The Gilder Foundation funded the development of the physical archive. Original materials are housed at the Woodson Research Center, Rice University.
Description: Printed document, 402 pp. Volume 1, part 1.
Source(s): Bolivia, Colección oficial de leyes, decretos, órdenes, y resoluciones supremas que se han expedido para el régimen de la Repùblica Boliviana, volume 1 part 1 (Paz de Ayacucho: Imprenta del Colegio de Artes, Covers the years 1825-1826)
Source Identifier: Americas collection, 1811-1920, MS 518, Woodson Research Center, Fondren Library, Rice University. Cataloged separately as WRC J 204 .H2 v.1 pt. 1. Contact info: woodson@rice.edu
Description of the project: This digitized text is part of the Our Americas Archive Partnership (OAAP) project.
Editorial practices
This text has been encoded based on recommendations from Level 4 of the TEI in Libraries Guidelines. Any comments on editorial decisions for this document are included in footnotes within the document with the author of the note indicated. All digitized texts have been verified against the original document. Quotation marks have been retained. For printed documents: Original grammar, punctuation, and spelling have been preserved. No corrections or normalizations have been made, except that hyphenated, non-compound words that appear at the end of lines have been closed up to facilitate searching and retrieval. For manuscript documents: Original grammar, punctuation, and spelling have been preserved. We have recorded normalizations using the reg element to facilitate searchability, but these normalizations may not be visible in the reading version of this electronic text
Languages used in the text: Spanish
Text classification
Keywords: Getty Art & Architecture Thesaurus
  • Books
  • Legal documents
Keywords: Library of Congress Subject Headings
  • Law--Bolivia
Keywords: Getty Thesaurus of Geographic Names
  • Bolivia (nation)

Contents



BOLIVIA
COLECCION
OFICIAL





COLECCION OFICIAL
DE LEYES, DECRETOS, ORDENES, RESOLUCIONES
&c.
QUE SE HAN EXPEDIDO PARA EL REGIMEN
DE LA
REPUBLICA BOLIVIANA.
Reimpresa de órden del Gobierno, con anotaciones y dos
índices.
En esta Coleccion se han suprimido algunas
disposiciones contenidas en la antigua, insertándose
las que corrian impresas por separado,
y otras que se han sacado de los archivos.
TOMO 1.o
Este tomo se ha dividido en dos
volúmenes, porque sea mas manual.

PRIMER VOLUMEN
Que comprende los años de 1825 y 1826.

PAZ DE AYACUCHO.

IMPRENTA DEL COLEGIO DE ARTES, DIRIGIDA POR EL
CIUDADANO BERNARDINO PALACIOS.
AÑO DE 1834


1

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
BOLIVIANA &c.

ATENDIENDO

A la urgente necesidad que hay, de proporcionar ejemplares
abundantes y claros de las leyes que rigen la República, los que
por el trascurso del tiempo y otras circunstancias, han llegado à la
última escasez y penuria,

DECRETO:

  • 1.o A la mayor brevedad, y con la exactitud posible, se harà una
    reimpresion de la Coleccion oficial de leyes, decretos y òrdenes del
    gobierno.
  • 2.o Para esta reimpresion se adoptarà el tamaño comun de cuarto.
  • 3.o Con el fin de conseguir la posible claridad, se dividirà en dos
    tomos, comprendiendo el primero todas las leyes y decretos publicados
    hasta 24 de mayo último, y el segundo los que desde esa fecha
    se publicasen; y tendrá por cabeza el presente decreto.
  • 4.o Se formarà para el primer tomo por ahora, y en lo sucesivo
    para los demàs, un ìndice alfabètico de las leyes, &c. contenidas.
  • 5.o Se incluiràn en esta reimpresion, aquellos decretos y òrdenes,
    que habiéndose publicado separados, no encuentran en la Coleccion
    oficial.
  • 6.o Esta reimpresion se tendrà por la mas autèntica, y su uso serà
    preferido.
  • 7.o El ministro del interior queda encargado de la ejecucion de
    este decreto, y lo harà imprimir, publicar y circular.—Dado en el
    palacio de gobierno en la Paz á 20 de julio de 1829.—Andres
    Santa Cruz
    .—El ministro del interior, Mariano Enrique Calvo.

REPUBLICA BOLIVIANA.

Ministerio de estado del despacho del interior.—Palacio de
gobierno en Potosì á 1.o de diciembre de 1832—22.o—A S. S. I.
el presidente de la corte superior de la Paz.—Ha visto S. E. el
Presidente, la nota de U. S. I. de 19 del mes anterior, en que le dà
parte de los trabajos que esa corte ha empleado en el arreglo de
la Coleccion oficial, para su reimpresion; y à fin de que esta se verifique
del modo mas conveniente, ha dispuesto S. E.: que no se
supriman del todo las leyes, decretos y òrdenes que no están vigentes,
por cuanto es indispensable, que en el registro haya una constancia


2

de estas disposiciones, supuesto qué a virtud de ellas nacieron
derechos, que aun pueden reclamarse en lo sucesivo. Mas para
evitar la confusion, quiere S. E., que todas las resoluciones que no
estàn vigentes, se inserten con sus respectivas notas al màrgen, en
las que se exprese estar derogadas, y se indiquen al mismo tiempo,
las leyes ú òrdenes que las hayan revocado. Por la misma razon
ordena S. E., que en la nueva impresion se supriman enteramente
aquellas resoluciones que han sido paramente del momento, de las
que no hay necesidad que haya una constancia perpetua, y para cuya
publicidad habria bastado insertarlas en los periòdicos. De esta
clase hay muchas en los tres tomos del registro, las cuales no sirven
sino para aumentar el volúmen y causar confusion. El Gobierno
se abstiene de señalar determinadamente los decretos y òrdenes
que deben suprimirse, porque confía en el buen discernimiento de
los individuos de esa corte, que sabràn hacer la expurgacion de un
modo satisfactorio, y conforme à las indicaciones hechas en la presente
nota. Espera, pues, S. E. el Presidente, del patriotismo y contraccion
de los señores ministros, que se apresurarán á concluir este
arreglo, y haràn que la nueva edicion se verifique con la prontitud posible,
encargàndola al dr. Josè Manuel Loza, como està prevenido.—
Dios guarde á U. S. I.—Casimiro Olaneta.

Advertencia.

Diversos fueron los encargos hechos á la corte
superior de la Paz, sobre el modo de arreglar la
Coleccion oficial para su reimpresion. Prevaleciendo
por fin, como principal la resolucion que precede,
bajo el cargo de conciliarse con las demás, ha sido
forzoso subordinar los trabajos á todas, extrayendo
del conjunto un plan que no habia podido fijarse
por algun tiempo. La nueva Coleccion ha recibido
un aumento considerable, con la acumulacion de las
disposiciones que corrian impresas por separado y
en los periódicos, así como de otras muchas que
podian suponerse ineditas, tan solo porque yacian
olvidadas; y aunque algunas de estas parecen de mera
localidad, no es tan inútil su publicacion, pues deciden


3

dudas que han sido harto frecuentes en la República.

No comprende, sin embargo, todas las que debiera.
Varias de las que se citan en la misma Coleccion,
y otras mas de que tenian noticia los recopiladores,
se han buscado vanamente en los archivos
de la Paz, y en los de diferentes autoridades de
fuera á quienes se ha ocurrido. Si además, se echasen
menos las dictadas para otros departamentos, y
cuya insercion hubiera convenido, bien por su tendencia
general, ó porque fundaron derechos en favor
de ellos, los compiladores protestan que en su
aislamiento han ignorado cuales podian ser, para solicitarlas
determinadamente.

A virtud de la autorizacion, se han suprimido
algunas disposiciones de las incluidas en los tres
tomos de la Coleccion antigua. En las subsistentes,
se han omitido las remisiones que indicaban números
de la Coleccion, los que marcaban las órdenes
ó circulares, y la expresion de una rúbrica de S. E.
Para que desaparecieran las remisiones, bastaba el
conocimiento de su inutilidad posterior, puesto que en
la reimpresion se alterarian precisamente todos los
relatos. El desgreño que manifestaba la antigua Coleccion,
ha influido eficazmente en que se omitieran
los números y la rúbrica. No podia ciertamente discernirse
lo que fuera peculiar á cada disposicion,
en vista de que sin guardar serie de numeracion,
unas la tenian errada, y otras carecian de ella; faltando
á las mas la expresion de la rúbrica. Tampoco
era posible su rectificacion, mientras no estuviesen
á la mano todos los originales, lo que acaso habria
sido otro imposible. Además se ha considerado,


4

que los números solo pueden ser necesarios
para el buen órden de la correspondencia; mas no
en la Coleccion, donde se han tenido como insignificantes,
sin que nadie haya regídose jamás por
ellos. Respecto á la rúbrica, se ha concebido igualmente,
que no habiéndose adoptado su fac simile para
las órdenes impresas, parecia del todo indiferente,
y aun superflua, la simple mencion de ella. Si
en las originales es esencial este requisito, tal vez
para evitar suplantaciones, èl queda suficientemente
suplido, desde que se insertan en un documento oficial,
publicado á la vista y bajo la autorizacion del
Gobierno.

Lo mas embarazoso de los trabajos, ha consistido
en la nomenclatura de las disposiciones. Siendo
la primera vez que iban á clasificarse formalmente,
era bien difícil hallar un punto de partida que no
ofreciera inconvenientes. En vano queria consultarse
el reglamento interior de los Congresos, ó los
modelos del Ejecutivo, despues que justificaron no
estar de acuerdo entre sí, ni con aquella norma, llamando
leyes á los que deberian ser decretos, y vice
versa; y lo mas notable todavia, cuando alguna
disposicion fue citada por ellos, unas veces como
ley y otras como decreto. Si tal inexactitud pudo
provenir, de ser poco perceptible la distincion consignada
en aquel reglamento, por lo mismo no era
la mas adaptable para la generalidad de los ciudadanos,
á cuyos alcances habria parecido tan abstrusa
como una precision metafísica. El nombre de
circular con que corrian algunas disposiciones, tampoco
se juzgaba muy adecuado, porque á mas de
que la voz, en su acepcion rigurosa, no envia la idea


5

de precepto, confundia las órdenes y las resoluciones
à pesar de su diferencia positiva. Por otra parte,
él fue aplicado à aquellas sin mas fundamento
que el de que se circulaban; y si tal razon tuviera
algun peso, deberia hacerse extensivo á las leyes y
decretos, puesto que en cuanto à ellos se observa
igual formalidad.

Precisados, por tanto, los recopiladores à fijar
otra regla, la que podrà quizà acomodarse
mas fàcilmente el uso comun, y para preservarse
ellos mismos de las equivocaciones en que habrian
incidido à cada paso, han denominado leyes, á todas
las disposiciones, del cuerpo Legislativo en que
habla el mismo: decretos á los de una sola càmara,
y á los del Gobierno conocidos hasta aqui con el
distintivo de tales: órdenes, sean generales ó particulares,
à las libradas motu proprio, ó que aun cuando
lo hayan sido à virtud de informes ó solicitudes,
no se determina en ellas la persona que las ha hecho;
y resoluciones à las que han recaido sobre consultas
ó representaciones, de autoridades ò particulares
que se mencionan en las mismas. El nombre
de circulares lo han reservado únicamente para
aquellas disposiciones generales, cuyo principal objeto
es reducido à comunicar algun aviso, sin formal
precepto, ó á conceder término para el cumplimiento
de otras dictadas anteriormente. Aunque la
denominacion de leyes se funda especialmente en
la atribucion inherente al poder de que emanan, ha
convenido no obstante, conservar la de órdenes, à las
muy raras que han expedido los Congresos por secretaria,
à fin de que no se desnaturalizen.

Se ha procurado que todas las citas queden


6

arregladas segun esta clasificacion, consultàndose al
mismo tiempo los pocos originales que pudieron obtenerse,
para corregir algunos yerros de imprenta
que se advertian en la Coleccion antigua.

Es probable que en esta obra se hayan cometido
enormes desaciertos, y que los delate la censura
pública. Descontentos muchos con todo el sistema,
acaso cada uno demostrará matemàticamente,
cual era el que debia seguirse. Mas los encargados
tienen la conciencia de haber concurrido con el contingente
de todos sus exfuerzos, por desempeñar la
honrosa comision que quiso fiarles el Gobierno; y
en ningun evento dejarà de consolarles la idea de
que es mas fácil criticar que hacer.


INDICE
cronolójico de las leyes, decretos, órdenes &c.
que contiene el primer volumen del tomo
primero.

AÑO DE 1825.

PAJINAS.
Decreto de 9 de febrero: Se convoca una
Asamblea jeneral de diputados de las provincias
del alto Perú: número de ellos, sus calidades, y modo
de elejirlos: que la Asamblea se instale en Oruro
el
19 de abril: objeto da la convocatoria
1
Autorizacion del poder Ejecutivo de las provincias
del Rio de la Plata, al gobernador de la
de Salta D. Juan Antonio Alvarez de Arenales,
para que ajuste las convenciones que crea necesarias
con los jefes de las provincias del alto Perú: base
de ellas: el Ejecutívo se obliga al cumplimiento de
los convenios
5
Resolucion del Congreso constituyente del
Perú: se deja al juicio del Libertador el establecimiento
de un gobierno provisorio en las provincias:
indemnizacion para el caso de que las altas
queden separadas de las del Perú
6
Decreto de 29 de marzo: Que los ajentes
del gobierno no pidan ni reciban derechos de obvencion,
que solo podrán llevar los empleados del poder
judiciario: penas de los contraventores
7
Orden de 13 de abril: Para que se devuelvan
á los emigrados, las propiedades que se les hubiesen
confiscado ó embargado, por castigo à su patriotismo
8
Decreto de 27 de abril: Ereccion de una
corte superior de justicia en Chuquisaca, con las
mismas atribuciones y jurisdiccion que las antiguas
audiencias: miembros de que hade componerse: son

II

PAJINAS.
nombrados 9
Resolucion de 7 de mayo: Sobre que el vice-patronato
reside en los presidentes de los departamentos
respectivos
10
Decreto del Congreso jeneral constiyuyente
de las provincias unidas del Rio de la Plata: Se
ordena la salida de una legacion, que à nombre
de la nacion Argentina felicite al Libertador, y regle
con él cualquiera dificultad que pueda suscitarse,
de resultas de hallarse libres las provincias del
alto Perú: que la legación invite á estas para que
concurran á aquel Congreso constituyente, reconociendo
por base la plena libertad que tienen para
disponer de su suerte
10
Decreto del Libertador: Que las provincias
del alto Perú se reunan en Asamblea jeneral, conforme
al decreto de 9 de febrero, para expresar libremente
su voluntad sobre sus intereses y gobierno
12
Resolucion de 17 de mayo: La facultad de
conceder licencias absolutas á los soldados de cuerpos
de línea, pertenece exclusivamente al jefe del
E. M. J.
14
Orden de 3 de junio: Para que la Asamblea
jeneral se reuna el 24 del mismo, en Chuquisaca
15
Orden de 3 de agosto: Se declara, que cada
departamento debe costear el correo que transite
por su territorio
15
Acta de independencia de las provincias del
alto Perù
16
Decreto de 11 de agosto: Denominacion del
nuevo Estado: reconocimiento de gratitud, premios
y honores al Libertador, y Gran Mariscal de Ayacucho:
gratificacion al ejército libertador
21
Decreto de 18 de agosto: Declara la forma
de gobierno del Estado del alto Perú, ó Repùblica

III

PAJINAS.
Boliviana: division de poderes 25
Decreto de 17 de agosto: Se descifran las
banderas de la Repùblica: sus colores
26
Decreto de 17 de agosto: Designa el escudo
de las armas de la República, y la escarapela para
los ciudadanos
26
Decreto de 17 de agosto: Sobre el peso, ley,
denominacion &c, de las monedas
28
Orden de 23 de agosto: Que los curas propios
removidos por justas causas, gocen la mitad
de los productos da su beneficio
29
Orden de 25 de agosto: Todo oficial que
marche por la posta, en asuntos del servicio, lleve
pasaporte del comandante jeneral, en que exprese
habérsele dado el dinero necesario para el pago de
las cabalgaduras: cualquier otro individuo que transite
en posta, saque pasaporte de la administracion
de correos, con igual expresion
29
Resolucion de 29 de agosto: Los intereses
de D. Julian Noboa pertenecen á los fondos públicos,
lo mismo que los de aquellos individuos que
se hallen en igual caso
30
Resolucion de 29 de agosto: Para que en
las provincias del alto Perú se cumpla el decreto
expedido en Pasarà à 2 de dicho mes, declarando
propiedad del Estado las minas derrumbadas, aguadas
ó abandonadas
31
Decreto à que se refiere la resolucion anterior 32
Resolucion de 29 de agosto: Que se ejecute
en estas provincias el decreto expedido en el Cuzco
à 4 de julio último, como tambien los de la misma
fecha que favorecen á los indios
33
Primer decreto á que se refiere la resolucion
anterior: Extingue el título y autoridad de los caciques
33
Segundo decreto á que se refiere la misma

IV

PAJINAS.
resolucion; Prohibe que se exija el servicio personal
de los indíjenas, sin precedente contrato libre
con ellos: no se les pensione, ni grave mas que á
los demàs ciudadanos, en el trabajo de obras públicas,
repartimientos &c., ni se les obligue á recibir
por su trabajo especies contra su voluntad: que
no paguen por derechos parroquiales mas que los
que designa el arancel, ni los párrocos los concierten,
sin la intervencion de las autoridades del pueblo:
las contravenciones producen accion popular
34
Tercer decreto relativo à la expresada resolucion:
Ordena se haga el repartimiento de las tierras
de comunidad à los indíjenas: forma y calidades
con que debe practicarse
37
Cuarto decreto concerniente à la propia resolucion:
Citado en el artìculo 1.o del decreto
anterior
39
Resolucion de 29 de agosto: Que se cierren
los noviciados de las casas regulares de uno y otro
sexo: para profesar los relijiosos que tomaron el
hábito, deben tener la edad de treinta años, y siendo
relijiosas la de veinticinco
41
Decreto de 17 de setiembre: Se declara extensivo
à favor de los prisioneros de la isla de
Estebes, el artìculo 18 del decreto de 11 de agosto
anterior
42
Orden de 19 de setiembre: Exìjanse fianzas
á los empleados, que por la calidad de sus destinos
deben otorgarlas, y no verificándolo se les separe
de ellos
42
Decreto de 3 de octubre: Que el Gran Mariscal
de Ayacucho obtenga el mando supremo de
la República, en ausencia del Libertador
43
Decreto de 3 de octubre: Sobre el nombramiento
de enviados, con destino à la República
Arjentina, el Perú y Colombia, al objeto de negociar
el reconocimiento de Bolivia
44

V

PAJINAS.
Decreto de 6 de octubre: Recomendacion ante
el Libertador, en favor de los emigrados de aptitud,
moralidad y espìritu de órden
46
Decreto de 6 de octubre: La Asamblea jeneral
se declara disuelta: que quede una diputacion
permanente de cinco individuos de su seno; y que
el 25 de mayo siguiente, se reuna nueva Representacion
nacional
46
Decreto de 10 de octubre: El impuesto que
el marco de plata pagaba al tesoro de Potosí, se
reduce à medio real, para fondos del colejio del
mismo departamento
47
Resolucion de 17 de octubre: Que los españoles
para casarse, obtengan permiso especial de la
autoridad suprema
48
Resolucion de 18 do octubre: Intelijencia
que debe darse al artìculo
3.o del decreto sobre
minas, dado en Pucarà á 2 de agosto último
49
Orden de 25 de octubre: Se declara franca
de derechos de conduccion, la remision por el correo
de toda clase de impresos, no entendiéndose tales
los libros ni folletos, sinó solo los periódicos
ó gazetas
50
Resolucion de 8 de noviembre: En aclaracion
del artículo
2.o del decreto de 29 de marzo
anterior, se dispone que los presidentes y gobernadores
no lleven derechos por administrar justicia
51
Orden de 8 de noviembre: Para que en las
provincias del alto Perú, no sean empleados en
clase alguna, otros individuos que los naturales de
ellas
52
Resolucion de 9 de noviembre: Que llevándose
á efecto el decreto de 4 de julio, sobre repartimiento
de tierras de comunidad, se vendan las sobrantes
à beneficio del Estado
53
Decreto de 16 de noviembre: Prohibe la introduccion
de estampas obscenas, cajas, sellos &c.

VI

PAJINAS.
pena de comiso 53
Resolucion de 26 de noviembre: Se permite
introducir en Bolivia, el aguardiente y otros licores
pertenecientes al gobierno del Perú, sin derechos
54
Reglamento de elecciones de diputados para
la Asamblea jeneral constituyente
55
Orden de 28 de noviembre: Para que se puplique
y observe en la República, el decreto del Consejo
de gobierno del Perú, de 4 de octubre, sobre
las facultades coactivas de los empleados de
hacienda
60
Decreto á que se refiere la órden anterior. 61
Decreto de 29 de noviembre: Se concede el
titulo de villa al pueblo de Tarata
63
Orden de 1.o de diciembre: Que para la
provision de cualquier empleo, se hagan propuestas
en terna por los jefes respectivos, y las remitan con
su informe
63
Resolucion de 5 de diciembre: Sobre el modo
de habilitarse el papel sellado para los anos de

1826 y 1827
64
Resolucion de 5 de diciembre: Los efectos
que se introduzcan por el puerto de Cobija, solo
satisfagan el ocho por ciento
65
Resolucion de 6 de diciembre: Los extranjeros
no puedan catear minas, pero si comprarlas
65
Orden de 6 de diciembre: Manda observar
en la República los dos decretos expedidos en el
Perú, á 31 de mayo de
1823, y 22 de abril del
año corriente
66
Primer decreto enunciado en la órden anterior:
Que se suspenda todo procedimiento ejecutivo
en el cobro de responsabilidades de los fundos,
que hubiesen padecido ruina durante la guerra: se
establece para estos casos otra forma de proceder
66
Segundo decreto contenido en la referida órden:
Se reducen los censos impuestos en prédios

VII

PAJINAS.
rùsticos al dos por ciento, y al tres los constituidos
sobre prédios urbanos
68
Orden de 6 de diciembre: Para que se observe
en Bolivia la resolucion del Congreso constituyente
del Perù, de
7 de mayo del mismo año
70
Resolucion à que se refiere la òrden precedente:
Prescribe reglas con respecto à los que
obtenian juros de heredad, destinos de puro honor,
y oficios vendibles y renunciables
70
Decreto de 11 de diciembre: Aplicacion de
capellanias, y otros ramos, à los fondos de beneficencia
pública: el Estado pagará las dotaciones de
los sacristanes &c.: creacion de las juntas inspectoras:
que se nombre un administrador de estos fondos,
dotado con el cinco por ciento: lo cobrado se
deposite con separacion &c.
71
Decreto de 11 de diciembre: Establecimiento
de escuelas primarias, y colejios de ciencias, en las
capitales de departamento, y además una escuela
militar en la de la República: fondos: que la administracion
de ellos estè sujeta á una direccion
jeneral: no se distraigan de los usos de su destino
74
Decreto de 11 de diciembre: Que se reuna
en las escuelas á los niños varones huérfanos,
y se organizen otras para las niñas huérfanas
76
Decreto de 12 de diciembre: Los que tengan
á su cargo archivos públicos, presenten un índice
de los instrumentos de fundaciones, un extracto
de sus condiciones &c: los que mantengan documentos
relativos á censos, presenten una copia simple:
término en que han de hacerlo: los presidentes acusen
recibo, y den parte al Gobierno del resultado.
77
Orden de 12 de diciembre: En que se previene
que las onzas de oro selladas, se den y reciban
por las tesorerías à 17 pesos
79
Orden de 12 diciembre: La administracion

VIII

PAJINAS.
de correos de Chuquisaca, se declara la jeneral
de la República
80
Orden de 12 de diciembre: Que la correspondencia
con el Gobierno, se dirija numerada y con
índice
81
Decreto de 13 de diciembre: Se establece
una escuela militar en Chuquisaca, con el nombre
de compañia de alumnos militares: su número y organizacion:
calidades y haber de los alumnos: penas
para los desaplicados, y carrera de los que adelanten
81
Contestacion del secretario jeneral del Libertador:
Se declara, á que cargas deben estar sujetos
los ciudadanos de la República Arjentina, durante
su mansion en Bolivia
83
Decreto de 14 de diciembre: Proteccion al
derecho de propiedad en el departamento de Santa-cruz:
que las tierras del Estado se repartan entre sus
naturales: si unos no las cultivan, que se adjudiquen
á otros: que no las puedan enajenar
84
Decreto de 15 de diciembre: Creacion de
una corte superior de justicia en la Paz, con las
mismas atribuciones que las antiguas audiencias:
su jurisdiccion abraza el territorio de los departamentos
de la Paz, Oruro y Cochabamba
86
Resolucion de 15 de diciembre: Los
curas no paguen mas de treinta y siete pesos, por
derechos de colacion, título de párroco y de vicario
88
Orden de 15 de diciembre: Habilitacion
concedida á los eclesiásticos, que por defecto de natales
debian solicitarla del patronato, para poder ser
presentados á beneficios curados, prebendas, canonjias
y dignidades
88
Decreto de 16 de diciembre: Se aplica un
noveno mas de la masa de diezmos en favor de los
hospitales: nombramiento de un administrador ecónomo,
sujeto à la inspeccion de una direccion jeneral:

IX

PAJINAS.
haber del ecónomo, y fianza anual que debe
prestar: que se reparen y mejoren los hospitales
89
Decreto de 18 de diciembre: Que se abran
caminos para carruajes, establecièndose un peaje
91
Decreto de 20 de diciembre: Creacion de
una contaduría jeneral de hacienda, en la capital de
la República: miembros que hande componerla: sus
atribuciones y sueldos
93
Decreto de 20 de diciembre: Establecimiento
de un colejio jeneral de ordenandos en Chuquisaca:
su organizacíon y rentas
94
Decreto de 21 de diciembre: Determina que
se observe en la República la ley de 9 de octubre de
1812, y demàs decretos de las cortes españolas, sobre
la administracion de justicia: en las súplicas
de las sentencias de una corte superior, conozca otra
corte igual
97
Decreto de 21 de diciembre: Para que las
leyes, decretos y órdenes del Gobierno, se impriman
y circulen en una coleccion
99
Orden de 22 de diciembre: Las cortes superiores
juzguen á los presidentes de departamento,
por las faltas en el ejercicio de sus funciones
100
Decreto de 22 de diciembre: Se declara
abolida la contribucion impuesta á los indíjenas con
el nombre de tributo, y se establece la directa sobre
todas las clases: modo de cobrarta, y periodos
en que ha de enterarse
100
Decreto de 22 de diciembre: En que se fija
una tabla de descuentos, conforme á la cual deben
contribuir los empleados: se exceptúan los de la lista
diplomática: que este descuento se entienda temporal
104
Decreto de 23 de diciembre: Que á todo
delator, ó aprensor de efectos importados ó exportados
clandestinamente, se le adjudiquen estos: penas
de los contrabandistas y empleados de hacienda,

X

PAJINAS.
que tomaren parte con ellos 106
Resolucion de 23 de diciembre: Las propuestas
para la provision de destinos, se hagan en
terna por los jefas de cada ramo: en igualdad de
aptitudes, téngánse presentes los antigüos empleados
por la patria
107
Resolucion de 23 de diciembre: Sujetando
à los administradores de las aduanas de Yungas,
en los casos de fraude, á la pena establecida por
decreto de 12 de enero del propio año
108
Decreto de 24 de diciembre: Establecimiento
de una sociedad económica en Chuquisaca: su organizacion
109
Decreto de 28 de diciembre: Se habilita el
puerto de Cobija, con el nombre de puerto de Lamar
109
Decreto de 29 de diciembre: Que la reunion
de la Asamblea jeneral constituyente, anunciada
para el 19 de abril, se difiera hasta el 25 de
mayo siguiente
110
Decreto de 29 de diciembre: El Libertador
delega la autoridad que ejerce en las provincias del
alto Perú, en el Gran Mariscal de Ayacucho, nombrando
al jeneral Andres Santa-cruz para que le
suceda en los casos de enfermedad, ausencia ó muerte
112
Decreto de 31 de diciembre: Sobre la separacion
de los curatos de Sicasica, y otros del arzobispado,
y su incorporación al obispado de la
Paz
113

AÑO DE 1826.

Proclama del Libertador, en que se despide
del pueblo Boliviano
115
Orden de 6 de enero: Plazo en que deben

XI

PAJINAS.
satisfacerse los derechos de aduana 115
Decreto de 13 de enero: Division de las
secretarías de Estado en las secciones de gobierno
y hacienda, y otra militar: se nombran los individuos
que las despachen interinamente: creacion de
dos oficiales mayores
116
Decreto de 16 de enero: Se establecen cuatro
correos mensuales en el interior, y dos de Oruro
á Tacna: dias en que deben salir de cada capital
de departamento: el porte de las cartas sea el
acostumbrado, excepto de Potosí á Chuquisaca: pena
del que conduzca cartas fuera de estafeta
117
Decreto de 23 de enero: Los departamentos
se dividen en provincias, y estas en cantones:
denominacion de los jefes respectivos, y su gradual
subordinacion: quien debe nombrarlos: se les señala
sueldo, sin otro emolumento: les es prohibido
todo conocimiento judicial
119
Decreto de 23 de enero: Creacion de juzgados
de letras en las provincias: que los jueces
sean propuestos en terna por las cortes superiores:
su dotacion: los correjidores entiendan en los cantones,
sobre conciliaciones &c: supresion de asesores,
juzgados de hacienda &c: responsabilidad de
los jueces
122
Resolucion de 24 de enero: Queden á favor
del tesoro, los novecientos pesos que se pagaban á
los empleados de la cruzada, y los quinientos que
se gastaban en la publicacion de la bula: que las
mesadas eclesiásticas se regulen por los gobernadores
eclesiásticos
124
Decreto de 25 de enero: Se ordena el establecimiento
de cementerios para los cadáveres: penas
de los curas que los entierren en sus iglesias.
125
Reglamento de 29 de enero: Para que se
lleve á efecto la contribucion directa establecida por
el decreto de 22 de diciembre
126

XII

PAJINAS.
Orden de 1.o de febrero: Que las cortes
superiores propongan jueces de letras para las provincias,
prefiriendo á los emigrados en igualdad de
circunstancias
132
Decreto de 1.o de febrero: El canton de
Caracollo se incorpora á Oruro
133
Decreto de 3 de febrero: Manda que en Cochabamba
se plantee el colejio de ciencias y artes, sobre
el plan de organizacion que se expresa: sus
rentas
134
Decreto de 4 de febrero: Que en el colejio de
huérfanos de Cochabamba se reunan los que lo sean
en el departamento, y se les enseñen oficios mecànicos,
primeras letras &c: rentas: el prefecto admita
á los huérfanos, oyendo á la junta inspectora de
educacion
138
Decreto de 5 de febrero: Ereccion de un
hospicio de pobres en Cochabamba: que se compren
herramientas, y se les dè ocupacion: todos los
mendigos del departamento sean recojidos en el hospicio:
no sé permitan pordioseros en las calles: rentas
140
Decreto de 6 de febrero: Ordena que las niñas
huèrfanas de Cochabamba se recojan en el colejio,
y se les enseñen las primeras letras &c: rentas
142
Orden de 6 de febrero: Los pagos à los
oficiales del ejército se hagan por las tesorerías, con
sujecion á la ordenanza de intendentes: que en los
manifiestos mensuales de ellas, se expresen las partidas
de ingreso y egreso, omitiéndose la
hacienda
en comun
143
Decreto de 7 de febrero: Supresion de todo
impuesto sobre los víveres de primera necesidad:
el de las harinas se reduce á la mitad: libertad
que deben gozar los introductores: penas de los que
les fuerzen á ir á las canchas ó alhóndigas: habiendo
mercados pùblicos, deben ir á ellos: celen las

XIII

PAJINAS.
autoridades que los regatones no salgan à los caminos,
á detener á los introductores de víveres
145
Decreto de 8 de febrero: Se establecen escuelas
primarias en todos los cantones de Cochabamba:
sus rentas
147
Orden de 8 de febrero: Al remitirse el decreto
de
1.o del mismo, se manda erijir en curato la vice-parroquia
de Leque
148
Orden de 11 de febrero: El cura que
haya exijido á los indíjenas, contra su voluntad,
cantidad alguna para fiestas de iglesia, sea multado
en quinientos pesos
149
Decreto de 14 de febrero: Usufructo de topos
de tierras concedido à los maestros de postas,
con la obligacion de sembrarlos: los propietarios
de las tierras en que se sitúen las casas de posta,
sean indemnizados, ó preferidos si quieren servirlas:
pierdan el usufructo desde que dejen el oficio.
150
Orden de 15 de febrero: Que el canton de
Sacaba se agregue á la ciudad de Cochabamba, y
el de Choquecamata á la provincia de Ayopaya
151
Decreto de 19 de febrero: Para que las parroquias
de la ciudad de Potosí se dividan por barrios,
practicándose lo mismo en todos los pueblos
de la Repùblica
152
Orden de 21 de febrero: Los comisionados
de comprar víveres para las tropas, lleven dinero, y
paguen al momento, el justo precio: penas de los
contraventores: que se pague á los indìjenas por el
viaje que hagan á las ciudades conduciendo las especies
que se les encarguen
153
Decreto de 28 de febrero: Se exime á los
habitantes de Atacama de la contribucion directa,
por un año: que se propongan medios de dotar sobre
la masa de diezmos, á los curas de aquella
provincia
154
Decreto de 2 de marzo: Establecimiento del

XIV

PAJINAS.
colejio de ciencias y artes en Potosí, bajo el mismo
plan de organizacion que los de Chuquisaca y
Cochabamba: rentas
155
Decreto de 3 de marzo: Se establece un colejio
de huérfanos en Potosì, con uniformidad al
de Cochabamba: sus rentas
158
Decreto de 4 de marzo: Colejio de huérfanas
en Potosí, y sus rentas
159
Decreto de 5 de marzo: Escuelas de primeras
letras en todos los cantones del departamento
de Potosí: sus rentas
161
Decreto de 7 de marzo: Que el hospital de
Belen de Potosì sirva de hospital de mujeres, con
las rentas que ha tenido; y que el de S. Juan de
Dios de aquella ciudad sea exclusivo de hombres:
las propiedades de este convento se destinan al hospicio
de méndigos
162
Decreto de 7 de marzo: Hospicio de mendigos
en Potosì, bajo el mismo plan que el de Cochabamba:
sus rentas
164
Orden de 15 de marzo: Sueldo de los jueces
de letras de las capitales de departamento
165
Orden de 19 de marzo: Dispone que los asuntos
contenciosos de hacienda, se despachen privativamente,
por los jueces de letras de las capitales de departamento
166
Resolucion de 19 de marzo: Permiso para
poder extraer de la República el oro en pasta, pagando
los derechos que se señalan: que esta extraccion
se haga con guia, pena de comiso
167
Resolucion de 20 de marzo: El hospital de
Potosí perciba los dos novenos y medio, que le pertenecen
de la claveria del arzobispado, y esta remita
á los prefectos los libramientos de su pago
168
Orden de 22 de marzo: Sobre que los novenos
aplicados á los hospitales, se saquen de los
diezmos de los departamentos respectivos
169

XV

PAJINAS.
Orden de 22 de marzo: A los militares
en comision, les abone la tesorería la posta de
una capital á otra, por las béstias que exprese su
pasaporte: que los bagajes de los cuerpos que tienen
de marchar, se abonen por la tesorería de la
ciudad de que hande salir: los militares que marchan
en asuntos propios, paguen la posta de su dinero:
en ningun punto se exijan forrajes, provisiones
&c, sin satisfacer el precio de contado: penas
de los militares que tomen béstias sin pagar, ó atropellen
á los maestros de postas
170
Orden de 22 de marzo: Se manda observar en
la Repùblica el decreto dictatorial de 12 de enero
de
1825
172
Decreto á que se refiere la órden anterior:
Impone la pena capital á todo funcionario, que malverse
de diez pesos arriba de los fondos públicos,
lo mismo que á los jueces que no procedan conforme
á él
172
Decreto de 29 de marzo: Supresion de algunos
conventos de regulares: que sus relijiosos se
reunan con otros de la misma órden: se les sujeta
al ordinario: se corrobora la resolucion de 29 de
agosto último: los ordinarios recojan de los conventos
suprimidos, los vasos sagrados, ornamentos
&c
173
Circular de 31 de marzo: Se separan las
secciones reunidas de las secretarías de Estado, y
se encarga la de hacienda al Ciud.o Juan de Bernabé
y Madero
176
Orden de 31 de marzo: Que en cada cuerpo
de línea haya una escuela de primeras letras,
para sarjentos y cabos, y otra para soldados: se
prescriben varias reglas con respecto á sargentos,
cabos y oficiales legos
176
Orden de 1.o de abril: Modo de pagar á
los cuerpos del ejército boliviano, con reforma del

XVI

PAJINAS.
observado segun el reglamento de infantería de línea
del Perú
178
Orden de 5 de abril: Sobre la intelijencia
del artículo
7.o del decreto de 16 de enero último
180
Resolucion de 5 de abril: Reduce á
treinta dias el término de los tres meses, designado
para la apertura de los remates de diezmos
181
Decreto de 9 de abril: Para que la Asamblea
constituyente se reuna el 25 de mayo: viático que
debe darse á los diputados
181
Decreto de 13 de abril: En las capitales
de departamento se crean juntas, para la calificacion
de la deuda española, y de la resultiva de auxilios
á los ejércitos de la patria: término en que
los acreedores deben presentar sus documentos: modo
de proceder de las juntas
183
Decreto de 27 de abril: Se funda en la Paz
el colejio de ciencias y artes: su organizacion y
rentas
185
Decreto de 28 de abril: Ereccion de un colejio
de huèrfanos en la Paz: que se reunan en él
todos los del departamento, y se les enseñen las primeras
letras, oficios mecánicos &c: rentas
187
Decreto de 28 de abril: Colejio de niñas
huèrfanas en la Paz: lo que debe enseñarse, y sus
rentas
189
Decreto de 28 de abril: Escuelas primarias
en todos los cantones del departamento de la
Paz: rentas
191
Decreto de 30 de abril: Se erije un hospicio
de mendigos en la Paz: sus rentas
192
Orden de 3 de mayo: Las tesorerías
no paguen sueldos à ningun oficial, sí solo los presupuestos
conformes con las listas de revista: á todo
oficial que salga en comision, le satisfaga el
cuerpo sus sueldos por todo el tiempo que ella haya

XVII

PAJINAS.
de durar 193
Decreto de 3 de mayo: Que se abra el colejio
de S. Juan de Chuquisaca con el nombre de

Junin, y sea de ciencias y artes: su organizacion
y rentas
194
Decreto de 4 de mayo: Colejio de huérfanas
en Chuquisaca, independiente de la casa de niñas
que allì habia: rentas
197
Decreto de 5 de mayo: Colejio de huérfanos
en Chuquisaca: sus rentas
199
Decreto de 6 de mayo: Establecimiento de
un hospicio de pobres mendigos en Chuquisaca, bajo
la direccion de la junta de beneficencia: sus rentas:
que no haya mas de un beaterio en la ciudad,
para recojimiento de mujeres
200
Resolucion de 10 de mayo: Solo están
en servicio activo los oficiales que se hallan en campaña:
que del sueldo de los prefectos se descuente
el montepìo
202
Reglamento de 14 de mayo, para los hospicios
de pobres
202
Decreto de 15 de mayo: Se prescribe un
nuevo método de practicar remates de intereses ó
ramos pertenecientes al Estado, aboliéndose el usado
hasta entonces
210
Orden de 17 de mayo: Los que suplan á
los diputados en sus destinos, gocen el medio sueldo:
cual corresponde á los empleados interinos
213
Orden de 23 de mayo: Concentracion de las
rentas del Estado, en el tesoro público: sus administradores
los recauden por medio de comisionados
que propongan: estos entreguen mensualmente
lo recolectado: adopcion y garantia de letras: los
introductores de efectos las acepten á pogar en dias
fijos: no satisfaciéndose deben protestarse: como,
cuando, y por quienes han de pagarse las letras protestadas:
lo que ha de observarse cuando el introductor

XVIII

PAJINAS.
traslada los efectos, y no se han vencido
los plazos de las letras: no se haga pago por tesorería
sin órden del prefecto, ni este decrete los de
sueldos ó pensiones, sinó sobre presupuestos con visto
bueno: nombramiento de habilitados: ningun pago
se haga sinó por medio de ellos: requisitos para el
pago de jornales, compras de útiles &c.
213
Orden de 23 de mayo: Aumento de sueldo
á los ministros de las cortes superiores, y jueces
de letras de las provincias
217
Decreto de 24 de mayo: Amnistia de sucesos
y opiniones políticas: invitacion á todo hombre
para venir á Bolivia, donde se declaran sagrados
los derechos de propiedad y seguridad: quienes se
reputan sus enemigos: exenciones en favor de los
extranjeros que se avecinden en la República: ella
no reconoce poder humano sobre las conciencias
218
Ley de 26 de mayo: El poder Ejecutivo de
la República se encarga al Gran Mariscal de Ayacucho,
hasta que se sancione la Constitucion
220
Ley de 27 de mayo: Ceremonial para que
el Gran Mariscal de Ayacucho se posesione del mando
de la República: que en las capitales de departamento
y de provincia, se celebre por este motivo,
una funcion relijiosa solemne
220
Orden de 6 de junio: Para que los fondos
destinados á la enseñanza y educacion, se cobren
desde
1.o de enero, del mismo año
222
Orden de 10 de junio: Los militares de la
República usen la escarapela de los colores, del pabellon
nacional
222
Orden de 14 de junio: Que se inocule la
vacuna, y Se conserve fresco el liquido: estimúlese
á los curas para que en sus parroquias se vacune
cada tres meses: en igual periodo den parte los
prefectos al Gobierno, de las mejoras en esta materia
226

XIX

PAJINAS.
Circular de 15 de junio: Comunicando que
el gobierno del Perú, ha reconocido la independencia
de la nacion Boliviana, y acompañando en
copia el decreto que lo comprueba
224
Decreto del gobierno del Perù, à que se refiere
la circular antecedente
225
Decreto de 15 de junio: Todo individuo
pague á la renta de correos, el porte de su correspondencia
particular: cantidades que deben abonar
las tesorerías á los prefectos para el pago de
la de oficio: otros funcionarios cuya correspondencia
oficial es costeada por el Estado: término en
que ha de satisfacerse á la renta: deben volverse á
los interesados los pliegos que no franqueen: son
francas las cartas de los militares en campaña: penas
de los funcionarios que no hagan pagar el porte
de las cartas inclusas en su correspondencia oficial:
que se arregle un correo de encomiendas cada
mes, prohibiéndose que el ordinario lleve mas de
ocho arrobas
227
Resolucion de 19 de junio: Que los gobernadores
se encarguen de recaudar en las provincias,
los fondos aplicados á beneficencia
229
Ley reglamentaria provisional de 19 de junio:
Sobre el tratamiento, atribuciones, restricciones
y sueldo del poder Ejecutivo
230
Ley de 20 de junio: Què clase de representaciones
no deben recibir los secretarios del Congreso
233
Orden de 20 de junio: Para que las autoridades
no falten de sus pueblos, y que sus cortas
ausencias sean suplidas por encargados que dejen:
velen los gobernadores que no se experimenten retrasos
en las postas
234
Ley de 21 de junio: Supresion de ayuntamientos:
sus fondos pasen al tesoro, y la jurisdiccion
de los alcaldes á los jueces de letras
235

XX

PAJINAS.
Ley reglamentaria de 24 de junio: Creacion
de intendentes y comisarios de policía: los intendentes
sean prefectos accidentales, y subordinados
á estos: sus funciones
236
Ley de 28 de junio: Que el Ejecutivo
nombre diputados al Congreso jeneral de Panamá
242
Ley de 1.o de julio: Prohibe á las autoridades
imponer contribuciones y penas pecuniarias
fuera de ley, ordenar pagos del tesoro público,
decretar ó hacer embargar béstias: penas de los
infractores
242
Decreto de 1.o de julio: Reglas que han
de observarse con respecto á bagajes, para trasladar
de un punto á otro de la República, cuerpos de
tropas, municiones, útiles ú otra cosa perteneciente
al Estado
244
Ley de 1.o de julio: Se declara á Chuquisaca
capital provisoria de la República
246
Resolucion de 4 de julio: Medios de fomentar
el árbol de la cascarilla
247
Ley de 11 de julio: Sobre las clases del
papel sellado, y su uso: se establecen penas contra
los infractores
247
Orden de 12 de julio: Modo de habilitarse
el papel sellado, mientras se provee del necesario
en conformidad de la ley anterior
250
Orden de 14 de julio: Que se adopte el uso
de letras de cambio en las administraciones del tesoro
público: reglas sobre el modo de pagarse.
251
Orden de 17 de julio: Pena señalada al soldado
que ocupe á cualquier indio sin pagarle
252
Ley de 25 de julio: Dispone que á la bandera
nacional se ponga una faja amarilla superior, en lugar
de las cinco estrellas de oro
253
Ley de 26 de julio: Se designan los sellos
de la República: quienes, cuando y como han
de usarlos: las armas de Bolivia son las del gran

XXI

PAJINAS.
sello 254
Orden de 31 de julio: Para que las fincas
de beneficencia se vendan en el precio de su tasacion
255
Orden de 1.o de agosto: En el caso de
imposibilitarse el juez de primera instancia de una
provincia, la corte superior proponga al prefecto,
un letrado que le reemplaze
256
Ley de 2 de agosto: Que se juzgue militarmente
á los ladrones cuadrilleros; y en el caso de
ser anárquicas sus reuniones, se les imponga la pena
de muerte
256
Ley de 2 de agosto: Las contribuciones indirectas
existentes hasta esa fecha, la de indíjenas,
se cobren como de costumbre: que en las capitales
de departamento y de provincia, se efectúe el
cobro de la personal y la de prédios: excepcion de
los jornaleros è individuos de tropa
257
Ley de 3 de agosto: Dias en que deben trabajar
los tribunales y oficinas públicas: declaracion
de los feriados
259
Ley de 5 de agosto: Abolicion de alcabalas
en las ventas de bienes raices
260
Ley de 18 de agosto: Los emigrados no
paguen réditos por los principales de las fincas, que
se les hubiese embargado ó confiscado en odio á sus
opiniones: que se les devuelvan las que hayan sido
vendidas, para satisfacer los réditos devengados durante
su emigracion
260
Ley de 22 de agosto: Libertad de derechos
concedida al azogue, hierro, pólvora, y demás útiles
de minas: ofréscanse premios por la introduccion,
descubrimiento y beneficio del azogue
261
Ley de 23 de agosto: Secularizacion de regulares
por el ordinario, y modo de obtenerla: que el Gobierno
la proteja, y recabe la confirmacion: alimentos
á las monjas exclaustradas, y donde deben vivir: se

XXII

PAJINAS.
corrobora la resolucion que fija la edad para las profesiones:
que se cierren los noviciados, excepto el
de los monasterios del Carmen: pasen al convento
mas inmediato los relijiosos &c
262
Resolucion de 27 de agosto: Aprobando la
órden dada para que los revisitadores, no exijan ni
reciban dinero con el nombre de gratificacion
265
Orden de 28 de agosto: No se dén dimisorias
á los pretendientes para que se ordenen fuera
de la Repûblica: los que resultaren ordenados en
otro territorio, no puedan ejercer su ministerio en
Bolivia
265
Ley de 4 de setiembre: Autorizacion al
Gobierno, para que se ponga en la càrcel á todo deudor
moroso al erario, sin perjuicio de procederse
contra sus bienes
267
Orden de 4 de setiembre: Se delega en los
prefectos la autorizacion de la ley anterior: reglas
para proceder contra los bienes de los deudores y
sus fiadores: con qué deudores debe entenderse estrictamente
la ley: son comprendidos los diezmos:
requisitos para que en este ramo sean admitidos los
descargos
267
Ley de de setiembre: Para que de la
vacante mayor del obispado de Santacruz, se aplique
lo conducente al ramo de enseñanza de aquel
departamento
269
Ley de 5 de setiembre: Ereccion de Oruro
en departamento
270
Reglamento de 7 de setiembre: Sobre la
administracion y garantias del papel sellado y patentes,
para evitar el fraude: gratificacion à los oficiales
encargados de los sellos
270
Decreto de 7 de setiembre: Mientras se
concluyen las máquinas de sellar, pongan en el papel
media firma los oficiales encargados de los escudos
&c.
272

XXIII

PAJINAS.
Decreto de 7 de setiembre: Establecimiento
de oficios de hipotecas: libro de tomas de razon
del escribano: los jueces de letras hagan en las capitales
de provincia, las funciones de escribanos de
hipotecas: no tenga valor la escritura de que no se
haya tomado razon: pena de los trasgresores
273
Ley de 12 de setiembre: Dotacion que deben
gozar los que sustituyan á los diputados empleados
275
Ley de 14 de setiembre: Que la masa decimal
se introduzca en el tesoro público, y que de
este se pague á los partícipes: los jueces de letras
conozcan de las causas de diezmos
276
Orden de 16 de setiembre: Para que los
administradores del tesoro franqueen á los juzgados
el papel de oficio que necesiten
277
Ley de 20 de setiembre: Suspende el decreto
de 4 de julio de
1825, referente al de Trujillo,
en órden á la reparticion de tierras á los indíjenas
278
Ley de 21 de setiembre: Privilejio concedido
á los emigrados, que litiguen la restitucion
de sus propiedades confiscadas en odio á su patriotismo
278
Resolucion de 23 de setiembre: El porte
de los pliegos de oficio, dirijidos á la corte superior
de la Paz, se pague por el tesoro público: los
litigantes que no sean pobres, franqueen sus pliegos,
y sinó se les cargue en costas el porte del correo
279
Ley de 24 de setiembre: Se establecen cárceles
para los deudores: casos y modo de precederse
contra ellos: que se les dé un real diario, ante quienes
y á que hora, &c.
280
Orden de 24 de setiembre: Que en cumplimiento
de la órden del Congreso del 20, se socorra
á los presos con un real diario dándoseles ocupacion;

XXIV

PAJINAS.
salvo á aquellos que tengan de que mantenerse:
vayan custodiados los que salgan á trabajar:
que no pidan en las calles, ni desde las rejas
de la cárcel
281
Ley de 26 de setiembre: Por la cual se
encarga al Ejecutivo, que forme reglamentos para
el réjimen de los mineros, y señale multas á los
contraventores
283
Reglamento de 26 de setiembre, expedido á
virtud de la anterior autorizacion
283
Orden de 27 de setiembre: Adiciones al
reglamento que precede
286
Orden de 28 de setiembre: Que en los edificios
de los ayuntamientos suprimidos, se prepare
una pieza para cárcel de deudores, y donde no habia
aquellos, se habilite la necesaria para el efecto:
entre tanto sean detenidos en la cárcel pública
287
Ley de 3 de octubre: Se niega la ratificacion
á las negociaciones porque haya sido Tarija
desmembrado de Bolivia: admision de sus diputados
en el Congreso constituyente: autorizacion para
celebrar un tratado de límites con el gobierno del
Rio de la Plata
288
Orden de 6 de octubre: Valor de las patentes
para pulperías y chicherías, segun los sitios:
que la recaudacion sobre prédios se haga por semestres:
penas de los que no paguen la patente en
el tiempo prefijado
290
Circular de 11 de octubre: Trascribiendo
la resolucion del Consejo de gobierno del Perú,
en que se declara que las producciones de Bolivia
internadas en aquella República, no paguen sinó el
mismo seis por ciento, impuesto en Bolivia sobre
los productos naturales é industriales del Perú
291
Ley de 13 de octubre: Para que el Ejecutivo
promueva la apertura del camino de Cochabamba
á Yuracarees y Majos, y la de los demás

XXV

PAJINAS.
que sean necesarios; como tambien la formacion de
puentes, canales &c.
292
Orden de 13 de octubre: Reglas para el
cobro de las patentes de tiendas y pulperías
293
Ley de 17 de octubre: Autoriza al Ejecutivo
para vender las minas pertenecientes al Estado
294
Ley de 18 de octubre: Division del territorio
de Larecaja en dos provincias: que la nueva
tenga el nombre de Muñecas
295
Ley de 18 de octubre: La provincia de
Misque se sujeta en lo judicial, á la corte superior
de Chuquisaca, con la calidad de por ahora
296
Ley de 19 de octubre: Que el Ejecutivo
pueda rebajar los derechos de patentes
296
Orden de 19 de octubre: El término de los
remates sea solo de un ano: en los de diezmos no se
admitan postores, sin fiadores que se obliguen al
pago de las letras: tampoco se admitan por rematadores
de diezmos, ni por fiadores, á los que deban
al erario con plazo vencido
297
Ley de 23 de octubre: No puedan ser demandados
civilmente los diputados á Congreso, durante
su comision, ni cuarenta dias despues
298
Ley de 25 de octubre: Libertad de derechos
del cobre y estaño, que se exploten en la República
299
Ley de 28 de octubre: Los miembros de
una corte superior que no hayan conocido en segunda
instancia, puedan conocer en tercera
299
Decreto de 28 de octubre: Establecimiento,
organizacion y rentas del colejio de ciencias y artes
de la ciudad de Oruro
300
Ley de 28 de octubre: Dia en que ha de
posesionarse del mando el Presidente constitucional de
la República: fórmula del juramento que debe prestar.
303
Ley de 3 de noviembre: Reiterándose lo

XXVI

PAJINAS.
mandado en la ley precedente, se declara que á la
Lejislatura constitucional corresponde deliberar sobre
la renuncia del Presidente de la República
304
Ley de 4 de noviembre: Que en Cochabamba
se constituya un gobernador y provisor, para
conocer de los negocios eclesiásticos en primera instancia:
responsabilidad de los provisores: quien ha
de hacerla efectiva: que se amplien las facultades
de los vicarios foráneos: supresion de derechos por
dispensas matrimoniales
305
Constitucion política de la República Boliviana,
sancionada en 6 de noviembre
306
Ley de 8 de noviembre: Sobre que los beneficios
eclesiásticos de Mojos, Chiquitos y la Cordillera,
se confieran por colacion: que el Gobierno
designe la congrua y los fondos
333
Ley de 9 de noviembre: Que los relijiosos,
cuya comunidad no tenga el número designado
por la ley, se agreguen al convento que elijan:
pension en favor de los sacerdotes exclaustrados de
sesenta años arriba, que no puedan servir beneficios:
cuando obtendrán la secularizacion los legos
y coristas
334
Decreto de 12 de noviembre: Reunion de regulares
en algunos conventos, y supresion de otros:
las rentas de estos se aplican á beneficencia
335
Ley de 13 de noviembre: Suspension de relaciones
con los gobiernos americanos, que no hayan
reconocido la independencia de Bolivia, siendo
invitados: el Ejecutivo pueda extenderla al tráfico
&c:. qué derechos han de pagar los súbditos de
dichos gobiernos: hasta que no haya tratados, no
se les dé ninguna clase de servicio en la República
336
Resolucion de 15 de noviembre: Los efectos
que se internen del Perú á Bolivia, paguen
solo el seis por ciento de alcabala, con supresion

XXVII

PAJINAS.
de todo otro derecho 338
Ley de 16 de noviembre: Para que el Ejecutivo
negocie un empréstito de dos millones de pesos:
se fijan las bases: hipotecas que debe presentar: inversion
del empréstito
339
Ley de 19 de noviembre: Solemnidades con
que debe publicarse y jurarse la Constitucion: las
autoridades remitan al Gobierno certificados de estos
actos
340
Ley de 20 de noviembre: Que se acuñe la
moneda con el peso, ley y diámetro que decretó la
Asamblea jeneral: se varían las inscripciones y los emblemas
341
Ley de 21 de noviembre: Por la cual se
manda el establecimiento de un presidio en la República;
y que el Gobierno señalando el punto, lo
reglamente y organize
342
Ley de 22 de noviembre: Se reincorpora
Tarija al arzobispado: que se le nombre un provisor
343
Ley de 22 de noviembre: Mientras se establecen
presidios, los reos rematados á ellos, ó trabajo
perpetuo, sean destinados á obras públicas, y
mantenidos por la policía: los que no puedan emplearse
en ellas, se alimenten de beneficencia
344
Ley de 23 de noviembre: Que no pueda
imprimirse ni reimprimirse la Constitucion, sin órden
del Gobierno: penas de los contraventores
345
Ley de 23 de noviembre: Establecimiento
de un directorio de minas en Potosí: que el Gobierno
dicte los reglamentos
345
Resolucion de 24 de noviembre: Para que
á los indijenas que extraigan efectos de Bolivia al
Perú, se les expida la guia con expresion de que
deben pagar los derechos en el lugar de su expendio
346
Orden de 24 de noviembre: Los administraderes

XXVIII

PAJINAS.
del tesoro abonen á los que marchen en
posta, de cuenta del Gobierno, el valor de las dobles
347
Ley de 24 de noviembre: Pueden hacerse
sellar los documentos extendidos en papel blanco
348
Decreto de 25 de noviembre: Se prescribe
el modo de sellar documentos extendidos en papel
blanco
349
Orden de 28 de noviembre: Ceremonial que
deben observar las autoridades y corporaciones, en
las asistencias á las funciones relijiosas
350
Ley de 29 de noviembre: Erogaciones que
han de hacerse del tesoro, para las fiestas cívicas del
6 de agosto y 9 de diciembre
352
Orden de 30 de noviembre: Gratificacion
al que presente desertores: reemplazos á que están
obligados los pueblos de donde son: penas de los funcionarios
públicos que los consientan ó patrocinen:
que se les aprenda, asi como á los vagos y mal
entretenidos
353
Ley de 1.o de diciembre: Establecimiento
del crédito público, con el fondo de tres millones
de pesos, y la renta anual de ciento ochenta mil:
caja de amortizacion creada bajo la inmediata proteccion
del cuerpo Legislativo: sus fondos, administradores &c.
354
Orden de 7 de diciembre: Los jueces de letras
no salgan de las capitales de provincia, ni los
gobernadores de los límites de ella, sin permiso del
Gobierno: los gobernadores para salir de sus capitales,
recaben el consentimiento de la prefectura
360
Ley de 7 de diciembre: Sobre la libertad
de imprenta, sus abusos y penas: de los impresores:
modo de proceder en estas causas: creacion de jurados:
no haya fuero, ni mas que una instancia en
ellas
361
Ley de 9 de diciembre: Para que el Ejecutivo

XXIX

PAJINAS.
dé en propiedad los empleos, cuya propuesta
reserva la Constitucion á los colejios electorales
366
Ley de 12 de diciembre: Método con que ha
de practicarse la eleccion de propietarios y comerciantes,
para miembros ele la administracion de la
caja de amortizacion
366
Resolucion de 12 de diciembre: Como debe
entenderse la expresion
llamamiento de familias,
contenida en el artículo 1.o del decreto de 11 de
diciembre de
1825
368
Orden de 12 de diciembre: Divisas que
deben llevar los conductores de correos, maestros de
postas y postillones
369
Resolucion de 13 de diciembre: Que á los
gobernadores é intendentes de policía, se abone el
cinco por ciento sobre lo que recauden de contribucion
370
Ley de 13 de diciembre: Se establecen corredores
de comercio: sus funciones: penas de los
que las usurpen: gratificacion de los corredores, sus
prohibiciones &c.
370
Ley de 14 de diciembre: Los indios en sus
asuntos, usen el papel del sello
6.o: que la primera
y última foja de testimonios, sea del sello
que corresponda al orijinal
373
Orden de 14 de diciembre: Nuevo arreglo
de conventos, y reunion de relijiosos, revocándose
los artículos del decreto de 12 de noviembre que
estén en oposicion
374
Ley de 15 de diciembre: Se consolida la
deuda española de data anterior al año
1809, y se
ordena su pago en billetes del crédito público: no
puedan negociarse sin licencia del Gobierno, los
copitales de iglesias, &c
375
Ley de 17 de diciembre: Consolidacion de
la deuda procedente de empréstitos y auxilios á los
ejércitos, divisiones y guerrillas de la patria: modo

XXX

PAJINAS.
de lejitimarla: su pago en billetes: no puedan negociarse &c 376
Ley de 18 de diciembre: Pueden pagarse
en billetes, las deudas al erario anteriores al año

25, lo mismo que los réditos devengados en esa
época á favor de las ramos aplicados á beneficencia:
si estas deudas no se pagan hasta el
1.o de enero
de
1828, producen réditos
377
Ley de 19 de diciembre: Que en la Paz,
Potosí, Oruro y Tupiza se establezcan oficinas para
la compra y venta de toda clase de metales: supresion
del banco de san Carlos de Potosí: que cuanto
le pertenezca se traslade á la nueva oficina
379
Orden de 19 de diciembre: Para que en
los exámenes de los colejios se califiquen los jóvenes
sobresalientes, y se les premie con medallas y
cintas diversas: modo y ocasiones en que han de usarlas
380
Ley de 19 de diciembre: Sobre la libertad
de los esclavos, á quienes se declara meros deudoras:
abonos que deben hacérseles &c
381
Ley de 20 de diciembre: Establecimiento
de una académia de práctica forense en la Paz:
que la corte superior dicte los reglamentos, para
direccion y enseñanza
383
Decreto de 21 de diciembre: Que en la ciudad
de Potosí se establezca un presidio, para todos
los condenados por las tribunales: réjimen que
ha de observarse en él
384
Ley de 21 de diciembre: Designacion del
traje, insignias y tratamiento del Presidente de la
República: que el Ejecutivo los señale á las demás
autoridades y funcionarios públicos.
388
Ley de 22 de diciembre: En la cual se
previene, que de la masa decimal de Tarija se aplique
lo necesario para el establecimiento de un colejio
y una escuela primaria, qusedando el residuo

XXXI

PAJINAS.
para e l Estado 389
Ley de 23 de diciembre: Abolicion de derechos
por las visitas da minas &c: que ellas se
hagan por los prefectos, gobernadores y correjidores:
pena de los contraventores
390
Ley de 26 de diciembre: Proporciones de
la contribucion directa: modo de calcularla: forma
y tiempo en que ha de cobrarse: penas
390
Ley de 27 de diciembre: Se declara que la
ley de contribucion directa, no comprende las tierras
de comunidad, ni los ganados de indíjenas: estos
satisfagan como única su contribucion de costumbre:
que á los indíjenas que quieran, se les adjudique
en perpetuidad los terrenos que ocupan, ú
otros baldíos: modo de practicarse estas dihjencias,
sin mas derechos que los de la escritura: calidades
de la adjudicacion: puede rescindirse: penas á
los gobernadores y curas
393
Ley de 28 de diciembre: Clasificacion de
patentes, y quienes deben pagarlas: penas de los
omisos
395
Ley de 29 de diciembre: Ampliaciones á la
ley de 26 del corriente, prescribiéndose el modo de
deducir la contribucion de algunos capitales, incluyéndolos
en las declaraciones
398
Orden de 29 de diciembre: Los gobernadores
disfruten el tanto por ciento de costumbre,
sobre la contribucion de indíjenas, y el cinco por
ciento sobre las demás que recauden; lo propio que
los intendentes de policía.
399
Ley de 30 de diciembre: Asignacion á los
jenerales Lanza y Urdininea, y á los jefes y oficiales
que sirvieron á sus órdenes, en compensacion
de sus servicios: requisitos para obtenerla
400
Ley de 31 de diciembre: Las cantidades
resultivas por juros de heredad, y por empleos vendibles
y renunciables, que se hubiesen comprado
antes del año de
1809, se reconocen como deuda nacional;
modo de satisfacerla con rebaja
402


COLECCION OFICIAL
DE
LEYES DECRETOS ORDENES &
DE LA
REPUBLICA BOLIVIANA.
AÑO DE 1825.

Decreto de 9 de febrero.
Se convoca una Asamblea Jeneral de diputados de
las provincias del Alto Perú: número de ellos, sus
calidades, y modo de elejirlos: que la Asamblea se instale
en Oruro el 19 de abril: objeto de la
convocatoria

Este Decreto está alterado en su artìculo 17 por la órden de 3 de
junio de 825, y ratificado por el Decreto de 16 de mayo del mismo año.

ANTONIO JOSE DE SUCRE, JENERAL EN JEFE DEL
EJERCITO UNIDO LIBERTADOR. &.

CONSIDERANDO

  • 1.o Que al pasar el Desaguadero el ejèrcito libertador,
    ha tenido el solo objeto de redimir las provincias del Alto
    Perú, de la opresion española, dejandolas en la posesion
    de sus derechos.
  • 2.o Que no correspondiendo al ejército intervenir en los
    negocios domèsticos de estos pueblos, es necesario que las
    provincias organizen un gobierno que provea à su conservacion,
    puesto que el ejército ni quiere ni debe rejirlas
    por sus leyes militares, ni tampoco puede abandonarlas à
    la anarquìa y el desorden.
  • 3.o Que el antiguo virreynato de Buenos Ayres, á quien
    ellas pertenecian á tiempo de la revolucion de América,
    carece de un gobierno jeneral que represente completa,
    legal, y legitimamente la autoridad de todas las provincias,

    2

    y que no hay, por consiguiente, con quien entenderse para
    el arreglo de ellas.
  • 4.o Que este arreglo debe ser el resultado de la deliberacion
    de las provincias, y de un convenio entre los congresos
    del Perú, y el que se forme en el Rio de la Plata.
  • 5.o Que siendo la mayor parte del ejército libertador compuesto
    de tropas colombianas, no és otra su incumbencia
    que libertar el pais, y dejar al pueblo en la plenitud de su
    soberania, dando este testimonio de justicia, de jenerosidad,
    y de nuestros principios.

HE VENIDO EN DECRETAR Y DECRETO.

  • 1.o Las provincias que se han conocido con el nombre del
    Alto Perú, quedaràn dependientes de la primera autoridad
    del ejército libertador, mientras una Asamblea de diputados
    de ellas mismas delibere de su suerte.
  • 2.o Esta Asamblea se compondrá de los diputados que se
    elijieren en juntas de parroquias y de provincias.
  • 3.o El 12 de marzo procsimo se reunirán indispensablemente
    los Ciudadanos de cada parroquia en el lugar mas
    público, presididos del alcalde del pueblo, y cura párroco,
    y elejirán nominalmente cuatro electores, antecediendo à
    esta dilijencia el nombramiento de dos escrutadores, y un
    secretario.
  • 4a. Los votos se escribiràn por el secretario pùblicamente,
    y serán firmados por el votante; concluido el acto seràn firmadas
    las relaciones por el presidente, el secretario, y los
    escrutadores.
  • 5.o Para ser elector se requiere ser ciudadano en ejercicio,
    natural ó vecino del partido con un año de residencia, y
    con reputacion de honradez y buena conducta.
  • 6.o Concluidas las votaciones, que serán en un solo dia, se
    remitirán las listas de cada parroquia á la cabeza del partido,
    dirijidas, cerradas y selladas, á la municipalidad ó al
    juez civil.
  • 7.o El 18 de marzo se reunirán en la cabeza del partido
    la municipalidad, el juez, el cura, y todo ciudadano que
    guste asistir al acto de abrir las listas de elecciones. Para
    ello se nombraràn por la municipalidad, ó en so defecto

    3

    por el juez, dos escrutadores, y un secretario.
  • 8.o Abiertas pùblicamente las listas de votaciones, y hecho
    el escrutinio de todas las elecciones de las parroquias, resultarán
    legitimamente nombrados por el partido los cuatro
    electores que tengan mayor nùmero de votos: habiendo
    igualdad de sufragios, decidirà la suerte. El jefe civil avisarà
    à los que salgan elejidos, y se les entregaràn como credenciales
    las listas originales de las votaciones de las
    parroquias.
  • 9.o Los cuatro electores de cada partido se reuniràn el 31
    de marzo en la capital del departamento, para el nombramiento
    de diputados.
  • 10. Sobre un cálculo aprocsimativo de la poblacion habrà
    un diputado por cada veinticinco mil almas: asi, el
    departamento de la Paz nombrarà dos diputados por el
    partido ò canton de Yungas, dos por el de Caupolican, dos
    por el de Pacajes, dos porel de Sicasica, dos por el de Omasuyos,
    dos por el de Larecaja y dos por el de la Paz. El departamento
    de Cochabamba tendrá dos diputados por cada uno
    de los cantones de Cochabamba, Arque, Clisa, Sacaba, Quillacollo,
    Misque, y la Palca. El departamento de Chuquisaca
    dará un diputado por cada uno de los cantones de Chuquisaca,
    Oruro, Carangas, Paria, Yamparaes, Laguna y Sinti. El
    departamento de Potosì nombrará tres diputados por Potosì,
    tres por Chayanta, tres por Porco, tres por Chichas, uno
    por Atacama, y otro por Lipes. El departamento de Santacruz
    tendrá un diputado por cada uno de los partidos de
    Santacruz, Mojos, Chiquitos, Cordillera, y Vallegrande.
  • 11. Para ser diputado se necesita, ser mayor de veintis
    cinco años, hijo del departamento, ò vecino de él, con residencia
    de cuatro años, adicto à la causa de independencia,
    de concepto público, y moralidad probada.
  • 12. Verificada la reunion de los electores de los partidos
    el 31 de marzo, y presididos por el jefe civil, se procederà
    á nombrar un presidente del seno de la junta, dos escrutadores
    y un secretario, y practicado se retirará el jefe civil.
    En el acto mismo dará cada elector su voto por tantos diputados
    cuantos corresponden al departamento, escribiendose
    pùblicamente. En el mismo dia se harà el escrutinio, y

    4

    resultarán diputados los que obtengan la pluralidad absoluta
    de votos; habiendo igualdad decidirá la suerte.
  • 13 Ningun ciudadano puede escusarse de desempeñar el
    cargo de diputado.
  • 14. La Junta evitarà todo cohecho, soborno, ó seduccion, y
    espulsarà de su seno á los que por estas faltas se hiciesen
    indignos de la confianza del pueblo. Todo ciudadano tiene
    derecho á decir de nulidad; por consiguiente puede usar de
    él ante la junta, debiendo decidirse el juicio antes de disolverse.
    Disuelta la junta no hà lugar à instancia alguna.
  • 15. Las credenciales de los diputados seràn firmadas por
    todos los electores, y sus poderes no tendràn otra condicion
    que conformarse al voto libre de los pueblos por medio de
    la representacion jeneral de los diputados.
  • 16. Los partidos cuyas capitales de departamento no estén
    libres, harán la reunion de sus electores en la cabeza del
    canton el mismo 31 de marzo, y nombraràn los diputados
    que correspondan al partido, bajo las mismas formalidades
    que en la junta del departamento; pero si hubiere dos ó mas
    partidos libres, se reunirán los electores de ellos en el punto
    central, que elija el presidente del departamento para hacer
    las elecciones. Los partidos que vayan libertandose, nombraràn
    sus diputados en esa misma forma.
  • 17. Los diputados estarán reunidos en Oruro el 15 de
    abril, para que sean ecsaminadas sus credenciales; y si se
    hallaren presentes las dos terceras partes, es decir treinta y
    seis diputados, se celebrará la instalacion de la Asamblea
    jeneral del Alto Perú el 19 de abril.
  • 18. El objeto de la Asamblea jeneral será sancionar un
    régimen de gobierno provisorio, y decidir sobre la suerte,
    y los destinos de estas provincias, como sea mas conveniente
    á sus intereses, y felicidad; y mientras una resolucion
    final, legítima y uniforme, quedarán regidas conforme al
    artìculo 1.o
  • 19. Toda intervencion de la fuerza armada en las decisiones
    y resolucion de esta Asamblea, hará nulos los actos en
    que se mescle el poder militar: con este fin se procurará que
    los cuerpos del ejército estén distantes de Oruro.
  • 20. El ejèrcito libertador respetarà las deliberaciones de

    5

    ésta Asamblea, con tal que ellas conserven el órden, y la
    union, concentren el poder y eviten la anarquía.
  • 21. Una copia de este decreto se remitirà al gobierno del
    Perù, y á los gobiernos que ecsisten en las provincias del
    Rio de la Plata; protestandoles, que no teniendo el ejèrcito
    libertador miras ni aspiraciones sobre los pueblos del Alto
    Perú, el presente decreto ha sido una medida necesaria
    para salvar su dificil posicion respecto de los mismos pueblos.

Dado en el cuartel jeneral de la Paz à 9, de febrero
de 1825. Antonio José de Sucre—Por ausencia del Secretario
José Maria Rey de Castro—Oficial primero.

Autorizacion del poder ejecutivo de las provincias del
Rio de la Plata, al gobernador de la de Salta D. Juan
Antonio Alvares de Arenales, para que ajuste las convenciones
que crea necesarias con los Jefes de las Provincias
del Alto Perú: base de ellas: el ejecutivo se
obliga al cumplimiento de los convenios.

El gobierno de la provincia de Buenos Ayres, como
encargado del poder Ejecutivo nacional por el congreso
jeneral Constituyente de las provincias del Rio de la Plata:
Siendo conveniente al interes jeneral de las provincias
unidas, el acelerar por todos los medios posibles el término
no de las desgracias de la guerra, y el hacer que cuanto
antes recuperen su libertad las cuatro provincias del Alto
Perú hasta el Desaguadero; con estos objetos el gobierno
de Buenos Ayres encargado del poder ejecutivo nacional,
ha venido en autorizar plenamente, como por la
presente autoriza, al Señor Coronel mayor D. Juan Antonio
Alvares de Arenales, gobernador y capitan jeneral de
la provincia de Salta, para que ajuste las convenciones
que crea necesarias con el jefe ò jefes que mandan las
fuerzas españolas, que ocupan las dichas cuatro provincias


6

hasta el Desaguadero, ó con las personas que fuesen igualmente
autorizadas por ellos, sobre la base de que estas
hande quedar en la mas completa libertad, para que acuerden
lo que mas convenga á sus intereses y gobierno; obligandose
como se obliga el ejecutivo nacional á ratificar
inmediatamente, ò con la previa autorizacion del congreso
jeneral constituyente, conforme à la ley fundamental de
23 de Enero, todo cuanto en virtud del presente ajustàre
y conviniere à su nombre el referido señor gobernador,
y capitan jeneral de la provincia de Salta—Dado en
Buenos Ayres á 8 de febrero de 1825.—HerasManuel
Jose Garcia.

Resolucion del Congreso constituyente del Perú: se
deja al juicio del Libertador el establecimiento de un
gobierno provisorio en las provincias: indemnizacion
para el caso de que las Altas queden separadas de las
del Perú.

Secretaria jeneral del Congreso Constituyente del
Perú—Lima febrero 23 de 1825—Al Señor Ministro de
Estado en el departamento de gobierno y relaciones esteriores
—Señor Ministro—Enterado el Congreso de la nota
de U S., en que S E. el Libertador desea una resolucion
terminante acerca de los lìmites de la Repùblica, para fijar
la respectiva linea de conducta que deba seguir el Jeneral
en jefe del ejército unido en la procsima campaña
sobre las provincias del Alto Perù, ha resuelto:

  • 1.o Que el ejército unido marche contra el enemigo hasta
    destruir, à juicio del Libertador, el último peligro de
    que la libertad del Perú sea nuevamente invadida ò perturbada;
    estableciendo provisoriamente en las provincias
    el gobierno mas anàlogo à sus circunstancias.
  • 2.o Que esta empresa sea de la responsabilidad de la
    república del Perú, hasta tanto que llegue el caso del

    7

    artículo anterior.
  • 3.o Que si verificada la demarcacion segun el artículo
    constitucional, resultaren las provincias Altas separadas de
    esta repùblica, el gobierno á quien pertenecieren indemnizará
    al Perú los costos causados en emanciparlas.

De órden del mismo lo comunicamos á U S., para que
lo ponga en conocimiento de S E. el Libertador—Dios
gue. à U S.—Juan Bautista Navarrete—Diputado Secretario
Joaquin Arrese—Diputado Secretario.

Decreto de 29 de marzo.
Que los ajentes del Gobierno no pidan ni reciban derechos
de obvencion, que solo podràn llevar los empleados
del Poder Judicíario: penas de los contraventores.

El artìculo 2.o de este Decreto està aclarado en la resolucion de 8 de
noviembre de 1825.

ANTONIO JOSE DE SUCRE JENERAL EN JEFE DEL
EJERCITO LIBERTADOR &. &. &.

Teniendo entendido que en los departamentos del
Alto Perú continúa el abominable abuso de los españoles,
de pagar derechos à los presidentes y gobernadores, por
tìtulos, decretos, pasaportes y otros despachos, que hacen
una especial obligacion del Gobierno, he venido en
Decretar.

  • 1.o Los presidentes, gobernadores y demas ajentes del
    Poder Ejecutivo, estàn prohibidos de pedir ni recibir de
    los ciudadanos cantidad alguna, por derechos que antes
    llamaban obvenciones.
  • 2.o Los asesores y empleados del Poder Judiciario, gozarán
    solo de aquellos derechos que les conceden las leyes.
  • 3.o Los majistrados que contravinieren à este decreto, sufriràn
    por la primera vez, la multa de quinientos pesos,
    aplicables á los ramos de propios y arbitrios, y por segunda
    la pèrdida de su empleo. Alos ciudadanos que denunciaren

    8

    al juez que haya exijido, ò recibido cantidad alguna,
    por gajes ù obvenciones de las que quedan prohibidas,
    se les darán ìntegros estos quinientos pesos.
  • 4.o Los presidentes de los departamentos son responsables
    del cumplimiento de este decreto.

Dado en el Cuartel jeneral de Potosí á 29 de marzo
de 1825—Firmado—Antonio José de SucreAgustin Geraldino
—Secretario.

Orden de 13 de abril.
Para que se devuelvan à los emigrados las propiedades
que se les hubiesen confiscado, ó embargado por
castigo asu patriotismo.

Esta órden está ratificada por la Ley de 18 de agosto de 1826.

Ejército unido libertador del Perú—Cuartel Jral. en Potosí
à 13 de abril de 1825—Al Señor jeneral presidente del
departamento—A consecuencia de representacion hecha
por Don Felipe Avendaño, reclamando cuarenta y tantos
quintales de aguardiente, que tenia como producto de las
haciendas de S. Antonio y Santa Ana, en el valle de
Sinti, de que era arrendatario, en virtud del secuestro que
de ellas hicieron los españoles por la emigracion de los
ciudadanos Montellanos à quienes corresponden, y que estos
entraron á su regreso à dichas haciendas como lejítimos
dueños, he tenido à bien decretar lo siguiente—Pase al
conocimiento del señor presidente, entendiendo que las
propiedades que han sido confiscadas ò embargadas á los
emigrados patriotas, por castigo á su patriotismo, se les
deben devolver, y que estos emigrados tienen derecho á
tomar sus cosas donde quiera que las encuentren como lejìtimos
poseedores de ellas; y que solo necesitan de aclaracion
ante las justicias, respecto de aquellas propiedades
que les han sido confiscadas, por deuda ú otros motivos
particulares—Lo que trascribo à U S. para su inteligencia
y cumplimiento, en el departamento de su mando.


9

Dios guarde à US.———Antonio José de Sucre.

Decreto de 27 de abril.
Ereccion de una Corte Superior de justicia en Chuquisaca,
con las mismas atribuciones y jurisdiccion que
las antiguas audiencias: miembros de que hade componerse:
son nombrados.

Este decreto està ratificado por el artículo 94 de la ley de 8 de
enero de 1827, y es conforme al artículo 1033 del còdigo de Procederes
Santa–Cruz.

ANTONIO JOSE DE SUCRE, JENERAL EN JEFE DEL
EJERCITO LIBERTADOR DEL PERU &. &. &.

Siendo uno de los primeros deberes del Gobierno el establecimiento
de los tribunales de justicia, para que los ciudadanos
encuentren en ellos la ecsacta administracion de
las leyes, he vertido en uso de las facultades que me son
conferidas, en decretar:

  • 1.o Se establece en Chuquisaca la corte superior de justicia
    de las provincias del Alto Perù, que sustituye à la antigua
    audiencia española.
  • 2.o Que sus atribuciones y jurisdiccion son las mismas que
    aquellas tenian, hasta la reforma que se hará por nuevos
    reglamentos, esceptuando desde ahora las que se opongan
    à las leyes y al sistema de la independencia.
  • 3.o La corte serà compuesta de siete miembros, esto es,
    cinco ministros y dos fiscales, los cuales elegirá la misma
    Corte à votacion, lo mismo que su presidente que turnarà
    por año.
  • 4.o Los miembros de la presente corte son los doctores
    D. Manuel Maria Urcullu, D. Mariano Serrano, D. Casimiro
    Olañeta, D. Mariano Ulloa, D. Leandro Uzin, D. Mariano

    10

    Guzman, y D. Eusebio Gutierres. Estos individuos necesitan
    la confirmacion del Gobierno supremo à su actual
    nombramiento.
  • 5.o El mas antiguo abogado de los elegidos, se encargarà
    de la instalacion de la corte el 25 de mayo procsimo.

Comuniquesé à quienes corresponda, publiquesè y circúlese.
Dado en Chuquisaca á 27 de abril de 1825—Antonio
Josè de Sucre.
Agustin Geraldino. Secretario.

Resolucion de 7 de mayo.
Sobre que el Vice-patronato reside en los presidentes
de los departamentos respectivos.

Esta resolucion está derogada por la atribucion 23a del artículo
72 de la Constitucion vigente.

Ejército libertador—Cuartel jeneral en Chuquisaca á
7 de mayo de 1825.—Al Sr. jeneral presidente del Departamento
de.... Con esta fecha digo al S. Dean gobernador
del Arzobispado lo siguiente.—Tengo el honor de contestar
la consulta que US. se sirve hacerme en nota de hoy,
resolviendo que conforme á las ùltimas disposiciones del
gobierno anterior, y que estàn ecsistentes, mientras haya nuevos
reglamentos, el vice-patronato reside en los presidentes
de los departamentos, ejerciendolo cada uno de ellos en
el territorio de su jurisdiccion; y que por tanto US. se entenderà
con dichos señores presidentes en la provision de
los curatos vacantes, ó en la remocion de los que deban
separarse; prohibiendosè que un jefe civil se mezcle en los
pueblos que están al mando de otro.—Lo que trascribo a
US. para su intelijencia—Dios guarde à US.—Antonio Josè
de Sucre.


11

Decreto del Congreso jeneral
Constituyente de las provincias
unidas del Rio de la Plata.
Se ordena la salida de una legacion, que á nombre de
la nacion Arjentina felicite al Libertador, y regle con
él cualquiera dificultad que pueda sucitarse de resultas
de hallarse libres las provincias del Alto Perù: que la
legacion invite á estas para que concurran á aquel
congreso Constituyente, reconociendo por base la plena
libertad que tienen para disponer de su suerte.

El Congreso jeneral constituyente de las provincias
unidas del Rio de la Plata, ha acordado y decreta lo
siguiente:

  • 1.o El poder ejecutivo destinarà con la posible brevedad
    á las provincias del Alto Perù, una legacion bastantemente
    caracterizada, que en nombre de la nacion Arjentina felicite
    al benemérito Libertador Simon Bolivar, presidente
    de la repùblica de Colombia, y encargado del mando supremo
    de la del Perú, por los altos y distinguidos servicios
    que ha prestado à la causa del nuevo mundo, cuya libertad
    è independencia acaba de afianzar irrevocablemente: transmitiendolè
    al mismo tiempo los sentimientos mas sínceros de
    gratitud y reconocimiento de que estàn animadas las provincias
    de la union, por los heróicos y jenerosos esfuerzos del
    ejército libertador, que despues de haber dado la libertad
    à las del Alto Perù, ha tomado sobre sì el noble empeño
    de sostener en ellas el órden, libertarlas de los horrores
    de la anarquìa, y facilitarles los medios de organizarse por
    si mismas.
  • 2.o La legacion reglará con el Libertador, como encargado
    del supremo mando de la repùblica del Perú, cualquiera
    dificultad que pueda sucitarse entre aquel y este Estado, de
    resultas de la libertad en que hoy se hallan las cuatro
    provincias del Alto Perù, que han pertenecido siempre à
    las de la union.

    12

  • 3.o Sera autorizada respecto de la Asamblea de diputados
    de dichas provincias, que ha convocado el gran mariscal
    de Ayacucho Antonio José de Sucre, jeneral en jefe del
    ejèrcito libertador; y especialmente encargada de invitarlas
    à que concurran por medio de sus representantes al
    congreso jeneral Constituyente que se halla legal y solemnemente
    instalado.
  • 4.o La invitacion de que habla el artículo anterior, y las
    instrucciones que la legacion reciba del supremo poder
    ejecutivo, reconoceràn por base, que aunque las cuatro provincias
    del Alto Perù han pertenecido siempre à este Estado,
    es la voluntad del congreso jeneral Constituyente, que
    ellas queden en plena libertad para disponer de su suerte,
    segun crean convenir mejor á sus intereses y à su felicidad.
  • 5.o Esta resolucion servirà igualmente al poder ejecutivo,
    para reglar respecto del Alto Perù, la conducta ulterior del
    jeneral don Juan Antonio Alvares de Arenales—Sala del
    Congreso—Buenos Ayres 9 de mayo de 1825.—Manuel
    Arroyo y Pinedo
    Presidente.—Alejo Villegas Secretario.

Decreto del Libertador.
Que las provincias del alto Perú se reunan en Asamblea
jeneral, conforme al decreto de 9 de febrero, para
espresar libremente su voluntad sobre sus intereses,
y gobierno.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que el soberano congreso del Perù ha manifestado
    en sus sesiones, el mas grande desprendimiento en todo lo

    13

    relativo à su propia política y á la de sus vecinos.
  • 2.o Que su resolucion de 23 de febrero del presente año
    manifiesta esplicitamente el respeto que profesa à los derechos
    de la república del Rio de la Plata, y provincias
    del Alto Perú.
  • 3.o Que el gran mariscal de Ayacucho, jeneral en jefe del
    ejército libertador, convocò al entrar en el territorio de
    las provincias del Alto Perù, una Asamblea de representantes.
  • 4.o Que el gran mariscal don Juan Antonio Alvares
    de Arenales me ha manifestado, que el poder ejecutivo
    de las provincias unidas del Rio de la Plata, le ha prevenido
    colocar aquellas provincias en aptitud de pronunciarse
    libremente sobre sus intereses y gobierno.
  • 5.o Que siendo el objeto de la guerra de Colombia y del
    Perù, romper las cadenas que oprimian à los pueblos Americanos,
    para que reasuman las augustas funciones de la
    soberanìa, y decidan legal, pacìfica y competentemente de
    su propia suerte.

HE VENIDO EN DECRETAR, Y DECRETO:

  • 1.o Las provincias del Alto Perú, antes españolas, se
    reuniràn conforme al decreto del gran mariscal de Ayacucho,
    en una Asamblea jeneral, para espresar libremente
    en ella su voluntad sobre sus intereses y gobierno,
    conforme al deseo del poder ejecutivo de las provincias
    unidas del Rio de la Plata, y dejas mismas dichas provincias.
  • 2.o La deliberacion de esta Asamblea, no recibirà ninguna
    sancion, hasta la instalacion del nuevo congreso del
    Perù en el año procsimo.
  • 3.o Las provincias del Alto Perú, quedarán entretanto
    sujetas á la autoridad inmediata del gran mariscal de Ayacucho,
    jeneral en jefe del ejèrcito libertador, Antonio Josè
    de Sucre.
  • 4.o La resolucion del soberano congreso del Perú de
    23 de febrero citada, será cumplida en todas sus partes
    sin la menor alteracion.

    14

  • 5.o Las provincias del Alto Perù no reconoceràn otro
    centro de autoridad, por ahora, y hasta la instalacion del
    nuevo congreso peruano, sino la del Gobierno supremo
    de esta repùblica.
  • 6.o El secretario jeneral queda encargado de la ejecucion
    de este decreto—Imprimasé publiquesè, y circùlese.
    Dado en el cuartel jeneral de Arequipa á 16 de mayo
    de 1825—4.o —y 6.oSimon Bolivar—Por òrden de S. E.
    José Gabriel Peres.

Resolucion de 17 de mayo.
La facultad de conceder licencias absolutas à los soldados
de cuerpos de linea, pertenece esclusivamente al jefe
del E. M. J.

Esta resolucion està alterada por el artículò 84 del reglamento orgànico
del ejército.

Ejército libertador—Cuartel jeneral en Chuquisaca à 17
de mayo de 1825—Al señor jeneral presidente del departamento
de…

Habiendosè sucitado una cuestion entre un comandante
de cuerpo, y un comandante jeneral, en que aquel
negò á este la autoridad de dar licencia final à un soldado,
he resuelto se cumpla la órden jeneral de 10 de marzo,
por la cual se previene que la facultad de conceder licencias
absolutas à los soldados de cuerpos de linea, pertenece
ùnica y esclusivamente al jefe del estado mayor jeneral,
y que no debe darse curso ni cumplimiento à las licencias
finales concedidas por otros jefes, inclusive los comandantes
jenerales de division ò departamento; aprobandosè
por tanto la conducta del comandante del cuerpo que
rechazó aquella licencia absoluta, puesto que no vino por
el estado mayor jeneral—Y lo trascribo à U. S. para su
intelijencia y cumplimiento—Dios guarde á U. S.—Antonio
José de Sucre
.


15

Orden de 3 de junio.
Para que la Asamblea jeneral se reuna el 24 del mismo
en Chuquisaca.

Ejército libertador—Cuartel jeneral en Chuquisaca à 3
de junio do 1825—Al señor presidente del departamento
de.. Algunos señores diputados han manifestado que siendo
ellos de alguna edad les es imposible venir á Oruro,
donde el ecsesivo frio de la presente estacion los destruiria:
he resuelto en consecuencia, que la Asamblea jeneral
se reuna en esta ciudad, el 24 de este mes de junio.
U. S. se servirà hacerlo conocer á los señores diputados,
para que todos se pongan en marcha á fin de llegar à lo
menos un dia antes del 24, para que haya tiempo de reconocer
sus poderes. Está determinado que ningun diputado
tiene escusa por pretesto alguno, y por tanto todos,
todos deben venir sin falta alguna, removiendo U. S. cualesquiera
obstaculos que ocurran—Dios guarde á U. S.—Antonio
Josè de Sucre
.

Orden de 3 de agosto.
Se declara, que cada departamento debe costear el correo
que transite por su territorio.

Ejèrcito libertador—Cuartel jeneral en la Paz à 3 de
agosto de 1825—Al señor jefe polìtico del departamento
de..Considerando que la administracion do correos de esta
ciudad es recargada con el pago de los correos, y postas
ordinarias, que hacen la carrera por territorios pertenecientes
á otros departamentos, de que le resultan gastos
ecsesivos que à veces no sufragan sus entradas; he
resuelto que cada departamento satisfaga la parte que le
toque, segun sea la distancia que transiten por el territorio


16

de cada uno, dichos correos; y U. S. se servirà comunicarlo
á quienes corresponda, y disponer se cumpla esta resolucion.
Los oficiales en posta iràn pagados de capital à
capital—Dios guarde à U. S.—Antonio José de Sucre.

Acta de independencia de las
provincias del Alto Perú.

Lanzandose furioso el Leon de Iberia desde las columnas
de Hèrcules hasta los imperios de Motezuma, y
de Atahualpa, es por muchas centurias que ha despedazado
el desgraciado cuerpo de Amèrica y nutridosè con
su sustancia. Todos los Estados del continente pueden mostrar
al mundo sus profundas heridas para comprobar el
dilaceramiento que sufrieron; pero el Alto Perù aun las
tiene mas enormes, y la sangre que vierten hasta el dia,
es el monumento mas autèntico de la ferocidad de aquel
monstruo.

Despues de diez y seis años que la Amèrica ha sido
un campo de batalla, y que en toda su estension los
gritos de libertad, repetidos por sus hijos, se han encontrado
los de los unos con los de los otros, sin quedar
un ángulo en toda la tierra, donde este sagrado nombre
no hubiese sido el encanto del americano, y la rabia
del español; despues que en tan dilatada lucha, las naciones
del mundo han recibido diferentes informaciones de
la justicia y legalidad con que las rejiones todas de Amèrica
han apelado, para salvarse, á la santa insurreccion;
cuando los genios de Junin y de Ayacucho han purgado
la tierra de la raza de los déspotas; cuando en fin grandes
naciones han reconocido ya la independencia de Mèjico,
Colombia y Buenos Aires, cuyas quejas y agravios
no han sido superiores á las del Alto Perù: serìa superfluo
presentar un nuevo manifiesto justificativo de la resolucion
que tomamos.


17

El mundo sabe que el Alto Perú ha sido, en el continente
de América, el ara donde se virtiò la primera sangre
de los libres, y la tierra donde ecsiste la tumba del
último de los tiranos: que Charcas, Potosì, Cochabamba, la
Paz y Santa–Cruz, han hecho constantes esfuerzos para
sacudir el yugo peninsular; y que la irretractabilidad de
sus votos contra el dominio español, su hèroica oposicion,
han detenido mil veces las impetuosas marchas del enemigo
sobre rejiones que, sin esto, habrian sido encadenadas,
ò salvádose solo con el ùltimo y mas prodijioso de
los esfuerzos.

El mundo sabe tambien, que colocados en el corazon
del continente, destituidos de armas, y de toda clase de
elementos de guerra, sin las proporciones que los otros
estados para obtenerlos en las naciones de ultramar, los alto-peruanos
han abatido el estandarte de los déspotas en Aroma
y la Florida, en Chiquitos, Tarabuco, Sinti, en los valles
de Sicasica y Ayopaya, Tumusla, y en otros puntos
diferentes: que el incendio bàrbaro de mas de cien pueblos,
el saqueo de las ciudades, cadalsos por cientos levantados
contra los libres, la sangre de miles de mártires
de la patria ultimados con suplicios atroces que estremecerian
á los caribes, contribuciones, pechos y ecsacciones
arbitrarias è inhumanas, la inseguridad absoluta del honor,
de la vida, de las personas y propiedades, y un sistema,
en fin, inquisitorial, atròz y salvaje, no han podido
apagar en el Alto Perú el fuego sagrado de la libertad,
el òdio santo al poder de Iberia.

Cuando, pues, nos llega la vez de declarar nuestra
independencia de la España, y decretar nuestro futuro destino
de un modo decoroso, legal y solemne, creemos llenar
nuestro deber de respeto à las naciones estranjeras,
y de informacion consiguiente de las razones poderosas,
y justos fundamentos impulsores de nuestra conducta, reproduciendo
cuanto han publicado los manifiestos de los
otros estados de América con respecto a la crueldad, injusticia,
opresion y ninguna proteccion con que han sido
tratados por el gobierno español; pero sí esto, y la seguridad


18

con que protestamos á presencia del gran padre del
Universo, que ninguna rejion del continente de Colòn ha
sido tan tiranizada como el Alto Perù, no bastase à persuadir
nuestra justicia, apelaremos à la publicidad con que
las lejiones españolas, y sus jefes mas principales, han profanado
los altares, atacado el dogma, han insultado el culto,
al mismo tiempo que el gabinete de Madrid ha fomentado,
desde la conquista, la mas hòrrida y destructora
supersticion: les mostraremos un territorio con mas de trescientas
leguas de estension de norte á sur, y casi otras
tantas de este á oeste, con rios navegables, con terrenos
feraces, con todos los tesoros del reino vejetal en las inmensas
montañas de Yungas, Apolobamba, Yuracarè, Mojos
y Chiquitos, poblado de los animales los mas preciosos
y útiles para el sustento, recreo é industria del hombre,
situado donde ecsiste el gran manantial de los metales
que hacen la dicha del orbe, y le de llenan de opulencia,
con una poblacion, en fin, superior á la que tienen
las repúblicas Arjentina, y la de Chile; todo esto les mostrariamos
y diriamos: ved, que donde ha podido ecsìstir
un floreciente imperio, solo aparece, bajo la torpe y desecante
mano de Iberia, el sìmbolo de la ignorancia, del
fanatismo, de la esclavitud é ignominia; venid y ved, en
una educacion bàrbara calculada para romper todos los
resortes del alma, en una agricultura agonizante guiada
por sola rutina, en el monopòlio escandaloso del comercio,
en el desplome é inutilizacion de nuestras poderosas
minas, por la barbàrie del poder español, en el cuidado
con que en el siglo 19. se ha tratado de perpetùar
entre nosotros solo los conocimientos, artes y ciencias del
siglo 8.o; venid, en fin, y si cuando contempleis à nuestros
hermanos los indigenas, hijos del grande Manco–Capac,
no se cubren vuestros ojos de torrentes de làgrimas,
viendo en ellos hombres los mas desgraciados, esclavos
tan humillados, seres sacrificados à tantas clases de tormentos,
ultrajes y penurias, direis, que respecto de èllos
parecerian los Ilotas ciudadanos de Esparta, y hombres
muy dichosos los Nijeros Ojandalams del Indostán, concluyendo

19

con nosotros, que nada es tan justo como romper
los inicuos vìnculos con que fuimos uncidos à la cruel
España.

Nosotros habriamos tambien presentado al mundo
una nerviosa y grande manifestacion de los sólidos fundamentos
con que despues de las mas graves, prolijas, y
detenidas meditaciones, hemos creido interesar à nuestra
dicha, no asociarnos, ni à la repùblica del Bajo Perú
ni à la del Rio de la Plata, si los respetables Congresos
de una y otra, presididos de la sabidurìa, desinteres y
prudencia, no nos hubiesen dejado en plena libertad para
disponer de nuestra suerte. Peto cuando la ley de 9 de
mayo del uno, y el decreto de 23 de febrero del otro,
muestran notoriamente un generoso y laudable desprendimiento,
relativamente à nuestro futuro destino, y colocan
en nuestras propias manos la libre y espontanea decision
de lo que mejor conduzca á nuestra felicidad y gobierno;
protestando á uno y otro estado eterno reconocimiento,
junto con nuestra justa consideracion, y ardientes votos
de amistad, paz y buena correspondencia, hemos venido
por unanimidad de sufrajios en fijar la siguiente

DECLARACION:

La representacion soberana de las provincias del
Alto Perú, profundamente penetrada del grandor è inmenso
peso de su responsabilidad para con el cielo y con la
tierra, en el acto de pronunciar la futura suerte de sus
comitentes, despojàndose en las aras de la justicia de
todo espíritu de parcialìdad interes y miras privadas;
habiendo implorado, llena de sumision y respetuoso
ardor, la paternal asistencia del Hacedor santo del orbe,
y tranquila en lo ìntimo de su conciencia por la buena
fé, detencion, justicia, moderacion y profundas meditaciones
que presiden á la presente resolucion, declara solemnemente
á nombre y absoluto poder de sus dignos
representados: Que ha llegado el venturoso dia en que
los inalterables y ardientes votos del Alto–Perù, por emanciparse
del poder injusto, opresor y miserable del rey


20

Fernando 7o., mil veces corroborados la sangre de
sus hijos, consten con la solemnidad y autenticidad que
al presente, y que cese para con esta privilejiada rejion
la condicion degradante de colonia de la España, junto
con toda dependencia, tanto de élla, como de su actual
y posteriores monarcas: que en consecuencia, y siendo
al mismo tiempo interesante á su dicha, no asociarse á
ninguna de las repùblicas vecinas, se erije en un Estado
soberano è independiente de todas las naciones, tanto del
viejo como del nuevo mundo; y los departamentos del
Alto Peru, firmes y unànimes en esta tan justa y magnanima
resolucion, protestan á la faz de la tierra entera,
que su voluntad irrevocable es gobernarse por si mismos, y
ser rejidos por la constitucion, leyes y autoridades que ellos
propios se diesen, y creyesen mas conducentes á su futura
felicidad en clase de nacion, y el sosten inalterable
de su santa relijion Católica, y de los sacrosantos derechos
de honor, vida, libertad, igualdad, propiedad y
seguridad. Y para la invariabilidad y firmeza de esta resolucion,
se ligan, vinculan y comprometen, por medio de
esta representacion soberana, á sostenerla tan firme, constante
y heroicamente, que en caso necesario sean consagrados
con placer á su cumplimiento, defensa é inalterabilidad,
la vida misma con los haberes, y cuanto hay
grato para los hombres. Imprímase y comunìquese á quien
corresponde para su publicacion y circulacion. Dada en
la Sala de sesiones en 6 de agosto de 1825, firmada
de nuestra mano, y refrendada por nuestros diputados secretarios
Josè Mariano Serrano, diputado, por Charcas, presidente
José Maria Mendizabal, diputado por la Paz, vice-presidente
Josè Maria de Asin, diputado por la Paz–Miguel
Josè Cabrera
, diputado por Cochabamba—Miguel Fermin
Aparicio
, diputado por la Paz—José Miguel Lanza,
diputado por la Paz—Fermin Eysaguirre, diputado por
la Paz—Francisco Vidal, diputado por Cochabamba— Melchor
Daza
, diputado por Potosì—Manuel Josè Calderon, diputado
por Potosì—Dr. Manuel Antonio Arellano, diputado
por Potosì—Josè Ballivian, diputado por la Paz—Dr. José

21

Manuel Perez, diputado por Cochabamba—Martin Cardon,
diputado por la Paz—Dr. Juan Manuel Velarde, diputado por
la Paz—Francisco Maria Pinedo, diputado por la Paz—
José Indalecio Calderon y Sangines, diputado por la Paz—
Casimiro Olañeta, diputado por Charcas—Manuel Anselmo
de Tapia
, diputado por Potosì—Manuel Maria Urcullu,
diputado por Charcas—Dr. Rafael Monje, diputado por la
Paz—Dr. Eusebio Gutierres, diputado por la Paz— Nicolas
de Cabrera
, diputado por Cochabamba—Manuel Martin,
diputado por Potosí—Manuel Mariano Centeno, diputado
por Cochabamba—Dionicio de la Borda, diputado
por Cochabamba—Manuel Argote, diputado por Potosí.
José Antonio Pallares, diputado por Potosì—José Eustaquio
Gareca
, diputado por Potosì—José Manuel Tames,
diputado por Cochabamba—Dr. Pedro Terrazas, diputado
por Cochabamba—José Maria Dalence, diputado por Charcas
Melchor Paz, diputado por Cochabamba—Francisco
Palazuelos
, diputado por Charcas—Miguel Vargas, diputado
por Cochabamba—Antonio Vicente Seoane, diputado por
Santa–Cruz—Manuel Maria Garcia, diputado por Potosí–
Marcos Escudero, diputado por Cochabamba—Marìano
Mendez
, diputado por Cochabamba—Manuel Cabello, diputado
por Cochabamba—Dr. Josè Mariano Enriquez,
diputado por Potosí—Isidoro Trugillo, diputado por Potosí
J. Manuel Montoya, diputado por Potosí—Ambrosio Mariano
Hidalgo
, diputado por Charcas—Martiniano Vargas,
diputado por Potosí—Vicente Caballero, diputado por Santa
Cruz—José Ignacio de Sanjines, diputado por Potosì, secretario
Angel Mariano Moscoso, diputado por Charcas, secretario.

Decreto de 11 de agosto:
Denominacion del nuevo estado; reconocimiento de gratitud,
premios y honores al Libertador, y gran mariscal
de Ayacucho: gratificacion al ejèrcito libertador.

El artículo 5o de este Decreto està mandado observar por el de 10
de mayo de 1831: el 10o por la ley de 15 do setiembre del mismo


22

31: el 18 està ampliado por el decreto de 17 de setiembre de 1825,
y ratificado por la Constitucion del año 26; y el 19 corroborádo
por el decreto de 5 de mayo de 1828.

La Asamblea jeneral del Alto–Perù, deseando acreditar
pùblica, espresiva y solemnemente su eternal gratitud,
y reconocimiento eminentemente justo, al inmortal
Libertador de Colombia y del Perù, Simon Bolivar,
al valiente y virtuoso Gran Mariscal de Ayacucho, y al
ejèrcito libertador, vencedor de los vencedores de Guaqui,
Vilcapugio, Ayoma, Sipesipe y Torata: deseando igualmente
perpetuar en la memoria de los alto–peruanos, que
à tan heroicas, jenerosas y nobles manos debe esta rejion
su ecsistencia polìtica, su libertad y la reunion del
cuerpo que ha deliberado sobre su futura suerte; ha venido
en decretar y decreta lo siguiente:

  • 1.o La denominacion del nuevo estado es, y serà para
    lo sucesivo, Repùblica Bolivar.
  • 2.o El Alto–Perù espresa al continente entero, que en
    razon de su ilimitada confianza en el Libertador de Colombia
    y del Perú, le reconoce por su buen padre, y
    mejor apoyo contra los peligros del desórden, anarquìa,
    tiranìa, invasiones injustas, y ataque cualquiera al caracter
    de nacion de que se ha investido, por voto unànime
    de sus representantes.
  • 3.o S. E. el Libertador tendrá el supremo poder Ejecutivo
    de la República, por todo el tiempo que resida
    entre los lìmites de èlla, y donde quiera que ecsista fuera
    de estos, tendrà los honores de Protector y Presidente
    de èlla.
  • 4.o El 6 de agosto, memorable por que en el aprendió
    el Ibero feróz, en los campos de Junin, á huir en el Perù
    de las lejiones inmortales mandadas por el Libertador,
    será consagrado en fiesta civìca, y se celebrarà anualmente
    en todo el territorio de la Repùblica.
  • 5.o El nacimiento del Libertador serà anualmente una
    fiesta cívica en todo el territorio de la Repùblica; mas
    esta resolucion no tendrá efecto, sino despues de la vida
    de S. E.

    23

  • 6.o El retrato de S. E. el Libertador será colocado
    en todos los tribunales, cabildos, universidades, colejios,
    escuelas, y casas de pùblica enseñanza, para que su vista
    recuerde la memoria del padre de la patria, y estimule
    à la imitacion de sus excelsas virtudes.
  • 7.o En cada una de las capitales de los departamentos
    de la Repùblica, se colocará la estatua ecuestre de
    S. E. el Libertador, sobre una columna.
  • 8.o El Gran Mariscal de Ayacucho, como encargado
    inmediato del mando de los departamentos de la República,
    mandarà formar, y presentará à S. E. el Libertador,
    una medalla de oro, tachoneada de brillantes, del diámetro
    que juzgue mas adecuado, para que en el anverso de
    élla se figure el cerro de Potosì, y al Libertador colocado
    al término de una escala formada de fusiles, espadas,
    cañones y banderas, en actitud de fijar, sobre la cima de
    dicho cerro, la gorra de la libertad, y en el reverso, entre
    una guirnalda de oliva y laurel, la siguiente inscripcion:
    la República Bolivar agradecida al héroe cuyo nombre
    lleva.
  • 9.o El dia 9 de diciembre serà consagrado en fiesta
    cívica, en todo el territorio de la República, en celebridad
    y grata memoria de la eminente gloriosa jornada
    de Ayacucho.
  • 10.o El aniversario del nacimiento de S. E. el Gran
    Mariscal de Ayacucho, serà tambien celebrado anualmente,
    como fiesta cìvica, en todo el territorio de la Repùblica,
    despues de los dias de S. E.
  • 11.o El retrato del Gran Mariscal serà colocado à la
    izquierda de S. E. el Libertador de Colombia y del
    Perù, en todos los lugares, y con los mismos objetos que
    espresa el art. 6.o de este decreto.
  • 12.o El Gran Mariscal de Ayacucho será reconocido primer
    jeneral de la República, con la denominacion de Capitan Jeneral,
    hasta que la ley determine la correspondiente al
    ùltimo grado militar del estado.
  • 13.o S. E. gozarà tambien del título de defensor y
    gran ciudadano de la República Bolivar.

    24

  • 14.o La ciudad capital de la Repùblica y su departamento,
    se denominarán en lo sucesivo, Sucre.
  • 15.o El presidente de este departamento queda encargado
    de mandar gravar, y presentar á S. E. el gran mariscal
    Antonio José de Sucre, à nombre del Congreso, una
    medalla de oro, guarnecida de diamantes, del diàmetro que
    crea bastante, para que en su anverso se grave á S. E.
    arrancando al Perú, figurado por una vicuña, de entre las
    garras de un leon, y al reverso la siguiente inscripcion:
    la Repùblica Bolivar á su defensor heroe de Ayacucho.
  • 16.o Una estátua pedestre del Gran Mariscal será colocada
    sobre una columna, en cada una de las capitales de
    los departamentos de la República.
  • 17.o Se mandará construir una gran làmina de oro, en
    cuyo centro se verà una hermosa jòven indíjena, sìmbolo
    de América, sentada sobre los despojos de un leon, y
    bajo de un pabellon, formado de los estandartes de los
    estados del continente, esta jòven estará abrazando con
    la diestra al Libertador, y con la siniestra al Gran Mariscal
    de Ayacucho, y estos dos hèroes se veràn en actitud
    de decorarla con la gorra de la libertad, y pisando grillos
    y cadenas despedazadas. En los costados se gravaràn
    los nombres de los otros jenerales y jefes, que concurrieron
    à las acciones de Junin y Ayacucho, y al pie los
    de todos los comandantes y oficiales que se hubiesen distinguido
    en ambas. Esta lámina se colocará en la sala
    de sesiones de la Repùblica Bolivar.
  • 18.o Todo hombre que hubiese combatido por la libertad
    en Junin ò Ayacucho, se reputará natural y ciudadano
    de la Repùblica Bolivar.
  • 19.o Un millon de pesos serà distribuido oportunamente,
    por S. E. el Libertador, al ejèrcito unido libertador
    vencedor en Junin y Ayacucho, como un pequeño premio
    de su valor y servicios hechos á la Amèrica en jeneral,
    y à esta Repùblica en particular.
  • 20.o Para que el premio establecido en el artìculo anterior
    tenga su debido lleno y cumplimiento, se autoriza
    plenamente à S. E. el. Libertador, â efecto de que por

    25

    medio del ajente ò ajentes que tuviere á bien nombrar,
    negocie un empréstito de la cantidad necesaria para
    realizar el premio, afianzando el pago con los fondos
    de la República.

Comuníquese à S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho
para su publicacíon y cumplimiento. Dado en la
Sala de sesiones de Chuquisaca à 11 de agosto de 1825.
Josè Mariano Serrano, presidente-Angel Mariano Moscoso,
dimita lo secretario—José Ignacio de Sanjines, diputado
secretario.

Decreto de 13 de agosto:
Declara la forma de gobierno del Estado del Alto–
Perù, ó República Boliviana: division de poderes.

Este decreto está ratificado por la Constitucion.

La Asamblea jeneral de la Repùblica Bolivar, despues
del solemne pronunciamiento de 6 del presente,
que erije el Alto-Perú en un Estado libre é independiente,
ha creido interesante decretar, y decreta lo que
sigue:

  • 1.o El estado del Alto Perù se declara, en su forma de
    gobierno, representativo republicano.
  • 2.o Este gobierno es concentrado, jeneral y uno, para
    toda la República, y sus departamentos.
  • 3.o El se espedirá por los tres poderes Lejislativo,
    Ejecutivo, y Judiciario, separados y divididos entre
    sí.

Comunìquese â S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que lo eleve al conocimiento de S. E. el
Libertador, y lo mande imprimir, publicar y circular.
Dado en la Sala de sesiones de Chuquisaca à 13 de
agosto de 1825—José Mariano Serrano, presidente—
Angel Mariano Moscoso, diputado secretario.—José Ignacio
Sanjines
, diputado secretario.


26

Decreto de 17 de agosto:
Se descifran las banderas de la República: sus
colores.

Este decreto está reformado por la ley de 25 de julio de 1826:

La Asamblea jeneral de la Repùblica Bolivar, deseando
fijar las banderas de este nuevo estado, ha decretado
y decreta lo que sigue:

  • 1.o La bandera nacional será vicolor, verde y punzò;
    el campo principal serà punzò, y á uno y otro costado
    iran colocadas dos fajas verdes del ancho de un pie:
    sobre el campo punzò se colocarán cinco óvalos verdes,
    formados de ramas de olivo y laurel, uno en el medio
    y cuatro en los costados, y dentro de cada uno de estos
    óvalos se colocará una estrella color de oro.
  • 2.o La bandera menor solo llevarà, en el centro del
    campo punzó, uno de los òvalos mencionados en el artículo
    anterior, con una estrella en el medio.

Comunìquese á S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que lo eleve al conocimiento de S. E. el Libertador,
y lo mande imprimir, publicar y circular. Dado
en la Sala de sesiones de Chuquisaca à 17 de agosto
de 1825.—Josè Mariano Serrano, presidente—Angel Mariano
Moscoso
, diputado secretario—José Ignacio Sanjines,
diputado secretario.

Decreto de 17 de agosto:
Designa el escudo de las armas de la Repùblica, y
la escarapela para los ciudadanos.

Este decreto se halla modificado por la ley de 26 de julio de 1826.

La Asamblea jeneral de la Repùblica Bolivar, deseando


27

fijar el escudo de armas del nuevo Estado, ha
venido en decretar, y decreta lo que sigue:

  • 1.o El escudo de armas de la Repùblica Bolivar, estará
    dividido en cuatro cuarteles, dos de ellos grandes,
    à saber, el de la parte superior, y el del pie; y el del
    medio, dividido por la mitad, formarà los otros dos.
  • 2.o En el cuartel superior se veràn cinco estrellas de
    plata, sobre esmalte ó campo azul, y estas seràn significativas
    de los cinco departamentos que forman la Repùblica.
  • 3.o En el cuartel del pie del escudo se verá el cerro
    de Potosí, sobre campo de oro, y esto denotará la
    riqueza de la Repùblica en el reyno mineral.
  • 4.o En el cuartel del medio, en el costado irà gravado
    sobre campo blanco, el àrbol prodijioso denominado del
    pan, que se encuentra en varias de las montañas de la
    Repùblica, significàndose por èl la riqueza del estado
    en el reyno vejetal.
  • 5.o Al costado de dicho cuartel se verá, sobre campo
    ò esmalte verde, una alpaca, y esto significarà la riqueza
    del estado en el reyno animal.
  • 6.o A la cabeza del escudo se verà la gorra de la
    libertad, y dos jènios à los lados de élla, teniendo por
    los estremos una cinta, en que se lea República Bolivar.
  • 7.o La escarapela que hande llevar los ciudadanos
    de la Repùblica serà vicolor, como sus banderas, es
    decir, entre verde y punzò, y una estrella color de oro
    en el centro.

Comunìquese à S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que lo eleve al conocimiento de S. E. el
Libertador, y lo mande imprimir, circular y publicar.
Dado en la Sala de sesiones de Chuquisaca à 17 de
agosto de 1825.—José Mariano Serrano, presidente—
Anjel Mariano Moscoso, diputado secretario—José Ignacio
de Sanjines
, diputado secretario.


28

Decreto de 17 de agosto:
Sobre el peso, ley, denominacion &. de las monedas.

Este decreto està reformado por la ley de 20 de noviembre de 1826.

La asamblea jeneral de la Repùblica Bolivar, deseando
establecer el nuevo cuño de las monedas de oro
y plata del estado, ha decretado y decreta lo que sigue:

  • 1.o Las monedas de oro y de plata de la República
    Bolivar, seràn del mismo diámetro, peso y ley que hasta
    el presente.
  • 2.o La moneda de plata, en su anverso, llevará gravado
    el cerro de Potosí, y un sol nacido sobre su cima, y á los
    costados del cerro ira espresado en un número, y una
    letra mayuscula, el valor de la moneda.
  • 3.o En la circunferencia se verà, en el costado izquierdo,
    la palabra Repùblcia, y en el derecho Bolivar.
  • 4.o En la parte superior è inferior, en los lugares intermedios
    entre las mencionadas palabras, se veràn en abreviatura,
    el lugar de la amonedacion y nombre del ensayador,
    y en números el año en que fuere acuñada la moneda.
  • 5.o En el reverso se gravarà en el centro el árbol de
    la libertad, y cinco estrellas coronandole: al pie del arbol
    de la libertad aparecerán dos alpacas sentadas y enfrentadas,
    pero con el cuello levantado, y la vista fija en la copa
    del arbol.
  • 6.o En la circunferencia se leerá: Con union, firmeza,
    órden y ley.
  • 7.o La moneda fuerte conservarà el nombre de Peso,
    que hasta aqui: su division serà en ocho soles, y no reales
    como antes.
  • 8.o La moneda de oro no tendrà en su cuño otra diferencia
    de la de plata, que llevar gravado en el reverso el
    escudo de armas de la Repùblica, con dos pabellones à los
    costados, y trofeos militares al pie de dicho escudo.

29

Comunìquese á S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que lo eleve al conocimiento de S. E. el Libertador,
y lo mande imprimir, publicar y circular. Dado en
la Sala de sesiones de Chuquisaca à 17 de agosto de 1825—
José Mariano Serrano, presidente—Angel Mariano Moscoso,
diputado secretario—José Ignacio Sangines, diputado
secretario.

Orden de 23 de agosto:
Que los curas propios removidos por justas causas,
gocen la mitad de los productos de su beneficio.

Secretaria jeneral—Cuartel jeneral en la Paz à
23 de agosto de 1825—Al Sr. Gobernador eclesiàstìco de
este Obispado.—Hallandose informado S. E. el Libertador,
de que varios curas de este obispado han sido removidos
de sus doctrinas, sin señalarseles la congrua sustentacion
que por todo derecho les corresponde; me manda
decir á U. S, que tales curas propios removidos por
justas causas, deben gozar de la mitad de los productos de
sus respectivos beneficios. Tengo la honra de comunicarlo
a US, de òrden, de S. E, para su cumplimiento. Soy de
US. &.—Felipe Santiago Estenós.

Orden de 25 de agosto:
Todo oficial que marche por la posta, en asuntos del
servicio, lleve pasaporte del comandante jeneral, en
que esprese habersele dado el dinero necesario para
el pago de las cabalgaduras: cualquier otro individuo
que transite en posta, saque pasaporte de la administracion

30

de correos, con igual espresion.

Esta orden es referente á la de 22 de marzo de 1826.

Ejército libertador—Cuartel jeneral en la Paz à
25 de agosto de 1825—Al Sr. Gobernador político del departamento
de.... Considerando conveniente que las administraciones
de correos tengan conocimiento de los individuos
que salen en posta de un lugar à otro, he resuelto,
que todo oficial del ejército que marche por la
posta, en asuntos del servicio, lleve el correspondiente
pasaporte del comandante jeneral, espresando en èl que
se le ha dado el dinero necesario para el pago de las
cabalgaduras, que debe ocupar hasta la capital inmediata;
y que todo otro individuo que transite del mismo modo
en posta, saque precisamente pasaporte de la administracion
de correos, con la misma anotacion, à fin de evitar
las quejas que continuamente ocurren, y que la renta
no se perjudique en los derechos que deben satisfacer
los interesados.—U.S. se servirà zelar sobre el ecsacto
cumplimiento de esta determinacion, y comunicarla à quienes
corresponda—Dios guarde à US.—Antonio José de
Sucre.

Resolucion de 29 de agosto:
Los intereses de D. Julian Noboa pertenecen á los
fondos públicos, lo mismo que los de aquellos individuos
que se hallen en igual caso.

Esta resolucion està derogada, en su segunda parte, por la Constitucion
del Estado.

Secretaria jeneral—Cuartel jeneral en la Paz á 29
de agosto de 1825,—Al Exemo. Sor. Gran Mariscal de


31

Ayacucbo, Antonio Jose de Sucre—Exemo Sor—Puesta
en el conocimiento de S. E. el Libertador, la nota de V E.
de 26 del que rije, y el espediente que se sirve incluir
sobre la averiguacion de los intereses de don Julian Noboa
que se halla en España, ha resuelto, que los nueve
mil pesos que están en poder de don Ildefonso Villamil,
y cualesquiera otros bienes que se descubran de la pertenencia
del referido español Noboa, pertenecen à los fondos
públicos, lo mismo que los de aquellos individuos que se
hallen en igual caso. En esta virtud, V E. se servirá disponer,
que los enunciados nueve mil pesos ingresen en
la tesorería jeneral; para cuyo efecto tengo el honor de
devolver à V E. el espediente.—Soy de V E. muy atento,
obsecuente servidor—Excmo Sor—Felipe Santiago
Estenós.

Resolucion de 29 de agosto.
Para que en las provincias del Alto Perú se cumpla
el decreto espedido en Pucará á 2 de dicho mes, declarando
propiedad del Estado las minas derrumbadas,
aguadas ó abandonadas.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en la Paz á 29
de agosto de 1825—Al Excmo Sor Gran Mariscal de
Ayacucho, Antonio José de Sucre—Exemo Sor—S E.
el Libertador en vista de la consulta que V. E. se sirve
hacer, en su apreciable nota de 26 del presente, ha resuelto,
que se cumpla y ejecute en estas provincias del Alto Perú,
el supremo decreto espedído en Pucarà, à 2. de dicho mes,
declarando propiedad del Estado las minas derrumbadas,
aguadas ò abandonadas, que tuve el honor de incluir á V.
E. con nota del 25.—Soy de V. E. &c.—Exemo Señor—
Felipe Santiago Estenòs.


32

Decreto à que se refiere la resolucion
anterior.

El artìculo 3.o de este decreto está esplicado por la resolucion de 18
de octubre de 1825; y en lo demas se halla corroborado por la órden
de 5 do Agosto de 1829.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que sobre el gobierno de la República gravita una inmensa
    deuda
  • 2.o Que debe procurar el gobierno, por todos los medios
    posibles, la estincion de dicha deuda.
  • 3.o Que las minas abandonadas pertenecen de derecho
    al Estado.
DECRETO.
  • 1.o Que las minas derrumbadas, aguadas y abandonadas
    por sus antiguos poseedores, que eran denunciables segun
    las ordenanzas de minería, son de la propiedad del Estado.
  • 2.o Que se entiendan compreendidas en el artículo anterior,
    las minas que al tiempo de proclamarse la independencia,
    en los diferentes departamentos de la República, se
    hallaban despobladas o abandonadas, conforme à las dichas
    ordenanzas
  • 3.o Que à los ciudadanos que hubiesen denunciado minas
    abandonadas, y hubieren cumplido todos los requisitos
    que la ley ecsije para ser lejítimos poseedores de éllas,
    se les ampare en su posesion, y por consiguiente no les
    comprenda el artículo anterior, aunque hayan tomado dichas
    minas despues de proclamada la independencia.
  • 4.o Que las minas se arrienden, ò se vendan en público
    remate, de cuenta del gobierno, adjudicándose su valor à los
    acreedores del Estado en pago de sus crèditos calificados.

    33

  • 5.o Que los prefectos, con intervencion de las diputaciones
    de minerìa, donde las haya actualmente, y sinó por
    si solos, tomen un ecsacto conocimiento de las minas aguadas,
    despobladas ò abandonadas, que ecsistan en sus respectivos
    departamentos, y lo comuniquen al gobierno supremo.
  • 6.o El Secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circúlese. Dado en Pucará
á 2 de agosto de 1825–6o y 4o ——Simon Bolivar
—Por órden de S E.—Felipe Santiago Estenós.

Resolucion de 29 de agosto:
Que se ejecute en estas provincias el decreto espedido
en el Cuzco á 4 de julio ùltimo, como tambien los de la
misma fecha que favorecen á los indios.

Secretaría jeneral.—Cuartel jeneral en la Paz à 29
de agosto de 1825—Al Excmo Sor Gran Mariscal de Ayacucho,
Antonio Josè de Sucre—Excmo Sor. Puestas en
el conocimiento de S E. el Libertador, las comunicaciones
que V E. se sirviò incluir en nota de 26 del presente, y
que tengo la honra de devolver, me manda decir á V E.,
que todas las usurpaciones de tierras á los indíjenas, se
salvan con el decreto espedido en el Cuzco à 4 del procsimo
pasado. S E. dispone que dicho decreto se publique,
y ejecute en estas provincias, como igualmente todos los
demas que favorecen á los indios—Soy de V E. &c.—
Excmo Sor—Felipe Santiago Estenós

Primer decreto á que se refiere

34

la resolucion antecedente:

Estingue el tìtulo y autoridad de los caciques.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &. &. &.

CONSIDERANDO

  • 1.o Que la Constitucion de la Repùblica no conoce
    desigualdad entre los ciudadanos:
  • 2.o Que se hallan estinguidos los tìtulos hereditarios.
  • 3.o Que la Constitucion no señala ninguna autoridad à
    los caciques.
He venido en decretar y decreto:
  • 1.o El título y autoridad de los caciques quedan estinguidos.
  • 2.o Las autoridades locales ejercerán las funciones de
    los estinguidos caciques.
  • 3.o Los antiguos caciques deberàn ser tratados por
    las autoridades de la Repùblica, como ciudadanos dignos
    de consideracion, en todo lo que no perjudique à los
    derechos é intereses de los demas ciudadanos.
  • 4.o El Secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion y cumplimiento de este decreto. Imprímase. publíquese
    y circùlese. Dado en el Cuzco à 4 de julio de
    1825—6.o y 4.o ——Simon Bolivar.—Por órden de
    S E.—Felipe Santiago Estenós.

Segundo decreto á que es referente
la misma resolucion:

35

Prohibe que se ecsija el servicio personal de los indíjenas,
sin precedente contrato libre con ellos: no se
les pensione, ni grave mas que á los demas ciudadanos,
en el trabajo de obras pùblicas, repartimientos &.
ni se les obligue á recibir por su trabajo especies
contra su voluntad: que no paguen por derechos parroquiales
mas que los que designa el arancel, ni los
pàrrocos los concierten, sin la intervencion de las
autoridades del pueblo: las contravenciones producen
accion popular.

Este decreto se halla modificado, y explicado por el de 2 de julio de de 1829.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &. &. &.

CONSIDERANDO

  • 1.o Que la igualdad, entre todos los ciudadanos, es la base
    de la Constitucion de la República.
  • 2.o Que esta igualdad es incompatible con el servicio
    personal que se ha ecsijido por fuerza á los indíjenas, y
    con las ecsacciones y malos tratamientos, que por su estado
    miserable han sufrido estos en todos tiempos, por parte
    de los jefes civíles, curas, caciques y aun hacendados.
  • 3.o Que en la distribucion de algunas pensiones y servicios
    pùblicos, han sido injustamente recargados los indíjenas.
  • 4.o Que el precio del trabajo á que ellos han sido dedicados,
    de grado ó por fuerza, en la esplotacion de minas,
    en labores de tierras, y obrajes, ha sido defraudado de
    varios modos.
  • 5.o Que una de las pensiones mus gravosas que sufren,
    es el pago de los derechos ecsesivos y arbitrarios, que
    suelen cobrarles por la administracion de los sacramentos.

36

DECRETO.
  • 1.o Que ningun individuo del Estado ecsija directa ó indirectamente
    el servicio personal de los peruanos indìjenas,
    sin que preceda un contrato libre del precio de su
    trabajo.
  • 2.o Se prohibe à los prefectos de los departamentos, intendentes,
    gobernadores y jueces; á los prelados eclesiásticos,
    curas y sus tenientes, hacendados, dueños de minas
    y obrajes, que puedan emplear á los indíjenas contra su
    voluntad en faenas, septimas, mitas, pongueajes, y otros
    servicios domésticos y rurales.
  • 3.o Que para las obras públicas de comun utilidad, que
    el gobierno ordenàre, no sean pensionados unicamente los
    indíjenas como hasta aquí, debiendo concurrir todo ciudadano
    proporcionalmente, segun su número y facultades.
  • 4.o Las autoridades politicas, por medio de los alcaldes
    ò municipalidades de los pueblos, harán el repartimiento
    de vagajes, víveres y demas aucilios para las tropas, ó
    cualquiera otro objeto de interes, sin gravar mas à los indíjenas
    que à los demas ciudadanos.
  • 5.o Los jornales de los trabajadores en minas, obrajes
    y haciendas, deberàn satisfacerse, segun el precio que contrataren,
    en dinero contante, sin obligarles à recibir especies
    contra su voluntad, y à precios que no sean corrientes
    de plaza.
  • 6.o El ecsacto cumplimiento del artículo anterior, queda,
    encargado à la vigilancia y zelo de los intendentes, gobernadores,
    y diputados territoriales de minerìa.
  • 7.o Que los indijenas no deberán, pagar mas cantidad,
    por derechos parroquiales, que la que designen los aranceles
    ecsistentes, ò los que se dieren en adelante.
  • 8.o Que los párrocos, y sus tenientes no puedan concertar
    estos derechos con los indìjenas, sin la intervencion del
    intendente ò gobernador del pueblo.
  • 9.o Cualquiera falta ú omision en el cumplimiento de los
    anteriores articulos, producirà accion popular, y será capítulo
    espreso de que deba hacerse cargo en residencia.

    37

  • 10. El Secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion y cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circúlese. Dado en el Cuzco
á 4. de julio de 1825.—6.o y—4.o Simon Boliver—Por
òrden de S.E. —Felipe Santiago Estenós.

Tercer decreto relativo á la espresada
resolucion:
Ordena se haga el repartimiento de las tierras de comunidad
á los indìjenas: forma y calidades con que debe
practicarse.

Este Decreto està mandado suspender, en cuanto al repartimiento de
tierras, por la ley de 20 de setiembre de 1826; mas su artìculo 4.o se
halla ratificado por la ley de 28 de setiembre de 1831.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que à pesar de las disposiciones de las leyes antiguas,
    nunca se ha verificado la reparticion de las tierras
    con la proporcion debida.
  • 2.o Que la mayor parte de los naturales ha carecido
    del goce, y posesion de ellas.
  • 3.o Que mucha parte de dichas tierras, aplicables à los
    llamados indios, se halla usurpada con varios pretestos, por
    los caciques y recaudadores.
  • 4.o Que el uso precario que se les concediò en el gobierno

    38

    español, ha sido sumamente perjudicial á los progresos
    de la agricultura, y à la prosperidad del Estado.
  • 5.o Que la Constitucion de la República no conoce la
    autoridad de los caciques, sino la de los intendentes de
    provincia, y gobernadores de sus respectivos distritos.
DECRETO.
  • 1.o Que se ponga en ejecucion lo mandado en los artículos
    3.o 4.o y 5.o del decreto dado en Trujillo, á 8
    de abril de 1824, sobre repartimiento de tierras de comunidad.
  • 2.o Que en la masa repartible se incluirán aquellas de
    que se han aprovechado los caciques y recaudadores, por
    razon de su oficio, esclareciendolas los comisionados para
    la distribucion y venta de tierras.
  • 3.o La mensura, reparticion y venta de tierras de cada
    provincia, se ejecutarà por personas de providad é intelijencia,
    que proponga en terna al Prefecto, la junta departamental,
    formándose por ella misma el arancel de las dietas
    y derechos que deban llevar aquellos, en el desempeño
    de esta comision.
  • 4.o No se comprenden en el artículo 2.o los caciques
    de sangre en posesion, y los que acrediten su legitimo derecho,
    à quienes se declara la propiedad absoluta de las
    tierras que en repartimiento les hayan sido asignadas.
  • 5.o Los caciques que no tengan ninguna posesion de
    tierra propia, recibiràn por su mujer, y cada uno de sus
    hijos, la medida de cinco topos de tierra, de cinco mil varas
    cuadradas cada topo.
  • 6.o Cada indìjena, de cualquiera secso ò edad que sea,
    recibirá un topo de tierra en los lugares pingües y regados.
  • 7.o En los lugares privados de riego y estèriles, recibirá
    dos topos.
  • 8.o A los indìjenas que fueron despojados de sus tierras
    en tiempo del gobierno español, para recompensar con
    ellas á los llamados pacificadores de la revolucion del año
    14, se les compensarà en el repartimiento que se haga de
    las tierras de comunidad, con un tercio mas de terreno que

    39

    el que se asigne à los demas que no hayan esperimentado
    este perjuicio.
  • 9.o Que la propiedad absoluta declarada à los denominados
    indios, en el artìculo 2.o del citado decreto de 8
    de abril de 1824, se entienda con la limitacion de no poder
    enajenar las tierras que se les repartan, hasta el año
    50, y jamàs en favor de manos muertas, bajo pena de
    nulidad.
  • 10. El secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion y cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circùlese. Dado en el
Cuzco à 4 de julio de 1825—6.o y 4.oSimon Bolivar
Por órden de S. E.—Felipe Santiago Estenós.

Cuarto decreto, concerniente à la
propia resolucion:
Citado en el artìculo 1.o del decreto anterior.

Este decreto está suspenso en igual conformidad que el presedente.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE COLOMBIA,
ENCARGADO DEL PODER DICTATORIAL DE LA
REPUBLICA DEL PERU. &. &. &.

Teniendo presente.

  • 1.o Que la decadencia de estas provincias depende en
    mucha parte del desaliento con que se labran las tierras,
    por hallarse las mas de ellas en posesion precaria, ò en
    arrendamiento.
  • 2.o Que nada es mas justo que admitir à composicion,
    y vender todas las tierras sobrantes de las que han sido
    rematadas, compuestas ó adjudicadas conforme à la ley.
  • 3.o Que el Estado à quien todas estas pertenecen, como propiedad,

    40

    nacional, se halla sin fondos para llevar à su término
    la actual contienda contra la dominacion española, y salvar
    el pais conforme al voto nacional.
  • 4.o Que la constitucion polìtica de la Repùblica radica
    el progreso de la Hacienda, en el fomento de ramos productivos,
    à fin de disminuir las imposiciones personales,

HE VENIDO EN DECRETAR Y DECRETO:

lo que sigue.

  • 1.o Se venderán de cuenta del Estado todas las tierras
    de su pertenencia, por una tercia parte menos de
    su tazacion legítima.
  • 2.o No se comprenden en el art.o anterior las tierras
    que tienen en posesion los denominados indios, antes bien
    se les declara propietarios en ellas, para que puedan venderlas,
    ò enajenarlas de cualquier modo.
  • 3.o Las tierras llamadas de comunidad se repartirán, conforme
    á ordenanza, entre todos los indios que no gozen de
    alguna otra suerte de tierras, quedando dueños de ellas,
    como lo declara el art. 2.o, y vendiendose las sobrantes
    segun, el art.1.o
  • 4.o Se hará este repartimiento con consideracion al estado
    de cada porcionero, asignandose siempre mas al casado
    que al que no lo sea, y de manera que ningun indio
    pueda quedarse sin su respectivo terreno.
  • 5.o Esta mensura se hará con consideracion à las circunstancias
    locales de cada provincia, reduciendose á la estension
    correspondiente, las tierras que con perjuicio de
    unos se han aplicado à otros indios por via de posesion.
  • 6.o Seràn preferidos en la venta de que hablan los
    artìculos 1.o y 3.o, los que actualmente las poseyeren,
    cultivaren, habitaren ó tuvieren en arrendamiento.
  • 7.o Se nombraràn, para la venta y repartimiento que
    ordena este decreto, visitadores en todas las provincias del
    Perù libre, afin de que todo se haga con la debida ecsactitud,
    imparcialidad y justicia.
  • 8.o Es estensiva esta disposicion à las haciendas que
    por la ley correspondan al Estado, vendiendose por suertes

    41

    el terreno para que al mismo tiempo de promoverse por
    este medio la agricultura, y el aumento del tesoro, puedan
    fundarse nuevos pueblos en ellas.

Publíquese por bando, circùlese è insèrtese en la
gaceta. Dado en Trujillo á 8 de abril de 1824. 5.o y
3.oSimon Bolivar—Por òrden de S.E.—José Sanchez
Carrion
.

Resolucion de 29 de agosto:
Que se cierren los noviciados de las casas de regulares
de uno y otro secso: para profesar los
religiosos que tomaron el hábito deben tener la edad
de treinta años, y siendo religiosas la de veinte y
cinco
.

Esta resolucion no tiene lugar, con respecto á los monasterios del
Carmen, por el articulo 11 de la ley de 23 de agosto de 1826, que
la ratifica en lo demas; y está reformada en cuanto á los novicia—
dos de san Francisco de la Paz, Tarija y Tarata, que se mandan
abrir por la ley de 27 de setiembre de 1831. Por lo relativo à la edad
para la profesion de las carmelitas, està derogada por la
òrden de 25 de octubre de 1829, y para la de los conversores,
por la ley de 31 de octubre de 1833.

Secretarìa jeneral—Cuartel jeneral en la Paz à 29
de agosto de 1825. Al Exemo Señor Gran Mariscal de
Ayacucho, Antonio Josè de Sucre—Excmo Señor—Vista
por S. E. el Libertador la nota del gobernador eclesiástico
del arzobispado de Charcas, de 12 del presente,
que V.E. se sirviò acompañar à su respetable comunicacion
de 26 del mismo, y que tengo la honra de devolver
à VE; me manda decir á VE, que se cierren los noviciados
de las casas regulares de uno y otro secso, y
que las religiosas y religiosos, que tomaron el hàbito antes
de la publicacion de la circular pasada por el Ministerio
de Estado, el 28 de mayo último, á los reverendos


42

obispos, y gobernadores eclesiàsticos, y de las resoluciones
anteriores à que se refiere, estàn comprendidos en
aquella, y por consiguiente deben esperar, para hacer su
profesion, à la edad de treinta años los unos, y de veinte
y cinco las otras—Soy de VE. &.—Felipe Santiago
Estenós
.

Decreto de 17 de setiembre:
Se declara estensivo, á favor de los prisioneros de
la Isla de Estebes, el artículo
18 del decreto de 11
de agosto anterior.

La Asamblea jeneral del Alto–Perù, en consideracion
al distinguido mèrito de los prisioneros de la Isla
de Estebes, declara estensivo à su favor el artículo 18 del
decreto de premios de 11 de agosto.

Comunìquese á S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que se sirva ponerlo en conocimiento de S. E. el
Libertador. Dado en la sala de sesiones en Chuquisaca á
17 de setiembre de 1825.—José Mariano Serrano, presidente
Angel Mariano Moscoso, diputado secretario—Josè
Ignacio de Sanjines
, diputado secretario.

Orden de 19 de setiembre:
Ecsijanse fianzas á los empleados, que por la Calidad
de sus destinos deben otorgarlas, y no verificandolo
se les separe de ellos
.

Esta órden está ratificada por la de 22 de agosto de 1828.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en la Paz à 19
de setiembre de 1825—Al Excmo señor Gran Mariscal


43

de Ayacucho, Antonio José de Sucre—Excmo Sor—S. E.
el Libertador està informado de que muchos de los empleados
de esta provincia han obtenido destinos, y los poseen
sin haber otorgado las fianzas correspondientes. Asi que,
S. E. me manda decir á V. E, que à todos los empleados
que por la responsabilidad de sus destinos deban dar
fianzas, se les ecsijan irremisiblemente, y que en caso de
no darlas se les separe de los destinos.—Tengo la honra
de comunicarlo à VE, para los fines consiguientes.
Soy de VE. &.—Excmo Señor—Felipe Santiago Estenós.

Decreto de 3 de octubre:
Que el Gran Mariscal de Ayacucho obtenga el
mando supremo de la Repùblica, en ausencia del
Libertador
.

CONSIDERANDO LA ASAMBLEA:

  • 1.o Que las atenciones que tiene SE. el Libertador en
    las repùblicas de Colombia, Bajo Perù, y en el gran
    congreso de Panamà, probablemente lo arrancarán de nuestro
    seno por ser necesaria su presencia en aquellos
    puntos.
  • 2.o Que el objeto de la Asamblea al pedir á S. E. el Libertador
    interpusiera sus respetos con el gobierno de Colombia,
    à efecto de que SE. el Gran Mariscal de Ayacucho
    permanezca entre nosotros, ha sido el de que en defecto
    de S. E. el Libertador se haga cargo del gobierno
    de esta Repùblica, como el único que puede salvarla
    de las convulsiones, calamidades y anarquia á que podria
    quedar espuesta en tal caso.
  • 3.o Que debiendo el enviado à Colombia dar las gracias
    à aquel Congreso por haberse prestado, à la permanencia
    de S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho entre nosotros,
    caso de que asi se verifique, ecsijen tanto el decoro
    de S.E. el Gran Mariscal de Ayacucho, cuanto el

    44

    de aquella República, que haya una constancia del objeto de
    esta solicitud.

Ha venido en decretar y decreta.

  • 1.o S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho obtendrá el
    mando supremo de la República, en ausencia del Libertador
    de Colombia y del Perú.
  • 2.o El enviado cerca de la República negociarà, con
    el mas decidido empeño, la permanencia del jeneral Antonio
    Josè de Sucre en este Estado, con el objeto de que hallándose
    espedito por el accesit de su gobierno, el congreso
    constituyente le pueda confiar el supremo poder
    Ejecutivo, segun la voluntad de la Asamblea y la jeneral
    de los pueblos.

Comunìquese à S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que se sirva elevarlo al conocimiento de S.E.
el Libertador. Dado en la Sala de sesiones de Chuquisaca
à 3 de octubre de 1825.—José Mariano Serrano, presidente
Anjel Mariano Moscoso, diputado secretario—José
Ignacio de Sanjines
, diputado secretario.

Decreto de 3 de octubre:
Sobre el nombramiento de enviados, con destino á
la Repùblica Arjentina, el Perú, y Colombia, al
objeto de negociar el reconocimiento de Bolivia
.

La Asamblea del Alto Perù, deseando obtener cuanto
antes de los Estados Arjentino y Peruano, el reconocimiento
de la Repùblica Bolivia, manifestarles su gratitud
por los constantes esfuerzos que han en favor
de la sagrada causa de la libertad, como tambien al
de Colombia que ha prodigado sus héroes, sus fuerzas,
su sangre y caudales, en beneficio del suelo de los Incas,
y protestar á todos las mas cordiales, y firmes relaciones
de amistad, fraternidad y alianza:


45

Ha venido en decretar.

  • 1.o Se nombra, por la Asamblea, un enviado á la repùblica
    Arjentina, para que negocie nuestro reconocimiento,
    dé las gracias por su conducta franca y jenerosa, espresada
    en decreto de 9 de mayo último, y ofrezca à su favor
    y defensa cuantos aucilios estèn à nuestros alcances.
  • 2.o Se nombrarà otro para la repùblica Peruana con
    el mismo fin de negociar el reconocimiento, y aun la espresion
    de gratitud, por haber decretado el esterminio de
    los tiranos, mandando que las tropas pasen el Desaguadero.
  • 3.o El mismo irà á Colombia á negociar igual reconocimiento,
    á espresarla nuestros respetos y gratitud por
    haber conquistado la libertad, no solo del Perù, sinó de
    la Amèrica toda, y á pedir la permanencia del Gran Mariscal
    de Ayacucho, Antonio José de Sucre, entre nosotros,
    por el tiempo que sea necesario para consolidar la ecsistencia
    de la república Bolivia, conforme à lo prevenido
    en otro decreto de esta misma fecha.
  • 4.o Este mismo pasarà oportunamente al congreso de
    Panamà, al objeto del reconocimiento.
  • 5.o Estos enviados recibirán su nombramiento y credenciales
    de esta Asamblea jeneral, á los cuales darà S. E.
    el Padre de la Repùblica la competente autorizacion.
  • 6.o La dotacion de dichos enviados y sus secretarios,
    la regularà el mismo Sr. Libertador.
  • 7.o Si por muerte, ó impotencia fisica ò moral de los
    enviados, no pudiesen estos desempeñar las funciones que
    se les encargan, haràn sus veces los secretarios.

Comuníquese à S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que se sirva elevarlo al conocimiento de S. E.
el Libertador. Dado en la sala de sesiones de Chuquisaca
á 3 de octubre de 1825.—Josè Mariano Serrano, presidente
Angel Mariano Moscoso, diputado secretario—
José Ignacio de Sanjines, diputado secretario.


46

Decreto de 6 de octubre:
Recomendacion ante el Libertador en favor de los
emigrados de aptitud, moralidad y espìritu de òrden:

La Asamblea jeneral del Alto Perú, à pesar de
estar intimamente penetrada de que el prémio del mèrito,
y el castigo del crimen, hace todo el caracter de S. E. el
Libertador; deseando por su parte dar un testimonio de la
distinguida consideracion que le merecen todos aquellos
ciudadanos, que por no hincar la rodilla ante el ìdolo de
la tiranìa, emigraron á paises libres, abandonando sus hogares,
bienes y familia, los recomienda ante S. E. para
que se sirva tenerlos en consideracion, siempre que á dicha
calidad reunan las de aptitud, moral y espìritu de órden.

Comuníquese â S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que se sirva elevarlo al conocimiento de S. E. el Libertador.
Dado en la sala de sesiones de Chuquisaca á 6
de octubre de 1825.—José Mariano Serrano presidente—
Anjel Mariano Moscoso—diputado secretario.—José Ignacio
de Sanjines
—diputado secretario.

Decreto de 6 de octubre.
La Asamblea jeneral se declara disuelta: que quede
una diputacion permanente de cinco individuos de su
seno; y que el
25 de mayo siguiente se reuna nueva
representacion nacional
.

La Asamblea jeneral del Alto Perù, habiendo decidido
libremente sobre su suerte, adoptado la forma de su
gobierno, y llenado los objetos à que fue convocada por
decreto de 9 de febrero, y 16 de mayo ùltimos, ha venido
en decretar y decreta lo siguiente:


47

  • 1.o La Asamblea se declara disuelta.
  • 2.o La Asamblea, antes de su disolucion, nombrará cinco
    individuos de su seno, uno por cada departamento, para
    que permanezcan en esta capital como una diputacion que
    coopere, con el Padre de la Repùblica, al bien y felicidad
    de ella, hasta el 25 de mayo del año entrante en que deberà
    reunirse nueva representacion nacional.
  • 3.o Asi mismo se nombrarán otros cinco individuos, en
    calidad de suplentes, los cuales seràn llamados á ocupar el
    lugar de los anteriores, en caso de su inhabilidad, ó muerte.

Comuníquese á S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
para que se sirva elevarlo al conocimiento de S. E.
el Libertador. Dado en la sala de sesiones de Chuquisaca
á 6 de octubre de 1825.—José Mariano Serrano,
presidente.—Angel Mariano Moscoso, diputado secretario.
Josè Ignacio de Sanjinés, diputado secretario.

Decreto de 10 de octubre:
El impuesto que el marco de plata pagaba al tesoro
de Potosí, se reduce á medio real, para fondos del colejio
del mismo departamento
.

Este decreto està ratificado por el artículo 6.o del de 2 de marzo
de 1826.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que el impuesto de dos reales y medio que se ecsije
    en el banco de rescate de esta villa, sobre cada marco de
    plata, es opuesto al progreso de la minerìa.

    48

  • 2.o Que el gobierno debe fomentar tan importante ramo.

DECRETO.

  • 1.o El derecho de dos y medio reales de plata, que se
    pagaba al tesoro nacional sobre cada marco de plata, queda suprimido.
  • 2.o De cada marco de plata se pagará solo un medio real,
    que se destina á formar la renta del colejio, que se hade
    establecer en esta villa.
  • 3.o El administrador del banco dispondrá que en un
    libro separado se sienten las partidas de ingreso de este
    impuesto en beneficio del colejio, bajo las mismas formulas
    en que se sentaban las de aquel derecho, para que pueda
    entregar estos fondos al director del establecimiento, segun
    las disposiciones del Gobierno.
  • 4.o El Secretario jeneral se encargará de la ejecucion
    de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circúlese. Dado en la villa
de Potosí à 10 de octubre de 1825—Simon Bolivar
Por òrden de S E.—Felipe Santiago Estenós.

Resolucion de 17 de octubre:
Que los españoles, para casarse, obtengan permiso especial
de la autoridad suprema
.

Esta resolucion està derogada por la òrden de 9 de noviembre de
1831.

Secretarìa jeneral—Cuartel jeneral en Potosí à 17
de octubre de 1825.—Al Excmo Sor. Gran Mariscal de
Ayacucho, Antonio José de Sucre—Excmo Sor—He tenido
la honra de someter al conocimiento de S.E. el Libertador,
la digna nota de V E. 13 del presente, y la representacion


49

del español don Juan Erne recidente en la Paz,
en que solicita permiso para contraer matrimonio con doña
Mercedes Velarde. Impuesto de todo S E. me manda
devolver à V E. el espediente para que dirijiéndolo al
Presidente del departamento de la Paz, siga su curso natural,
y prueve el español recurrente su patriotismo. El
Presidente darà cuenta al Supremo Gobierno para su resolucion.
S E. ha resuelto por punto jeneral que pueden casarse
en el Perú todos los estranjeros, á eccepcion de los
españoles que deben obtener permiso especial de la autoridad
Suprema para verificarlo. Soy de V E. &.—Exemo
Sor.—Felipe Santiago Estenós.

Resolucion de 18 de octubre.
Inteligencia que debe darse al artìculo 3.o del decreto
sobre minas dado en Pucará á 2 de agosto ùltimo
.

Esta resolucion se refiere à la de 6 de diciembre de 1825.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Potosí á 18
de octubre de 1825.—Al Excmo Sor. Gran Mariscal de
Ayacucho, Antonio José de Sucre.—Excmo Sor.—He tenido
la honra de someter al conocimiento de S E. el Libertador
la consulta que con fecha 21 de setiembre último
hizo à V E. el Presidente de este departamento, sobre la
inteligencia del artìculo 3.o del decreto dado en Pucarà
à 2 de agosto sobre minas. Enterado de todo S E. me
manda decir á V E, para que sirva de regla jeneral: que
el espíritu é inteligencia natural del citado artìculo, se reducen
á amparar en la posecion de las minas denunciadas
à los ciudadanos que se les hubiese dado posecion de hecho
y de derecho de las minas à que se contrae el enunciado
artìculo 3.o Los gastos de actuacìon puramente, que


50

hubiesen hecho los denunciantes de minas, que no deben
ser amparados en la posecion conforme al dicho decreto,
se abonarán por el Gobierno à justa tasacion de peritos.
En el artìculo 3.o sitado son de observarse las palabras
siguientes: ciudadanos, y se les ampare. La palabra ciudadanos,
eseluye à los estranjeros. Esto es de tenerse muy
presente; no solo para el caso de haberse denunciado algunas
minas por estranjeros, sinò por que puede suceder muy
bien, que estos por toda precaucion hubiesen nombrado
testas ciudadanos; en cualquiera de los dos casos serà nulo
y de ningun valor ni efecto, hasta la misma posecion
de hecho. La espresion se les ampare dice relacion precisa
con la posecion yà tomada; por que de otro modo no
se diria amparo, sinò restitucion a la posecion, ó peticion
de posecion. En estas provincias del Alto Perù, quiere S
E. el Libertador que solos los naturales de ellas, que segun
el espresado decreto hubiesen alcanzado la posecion
en los términos prescritos, sean amparados en ella, y no
asi los que no sean naturales. Ordena tambien S E. que
estos mismos naturales del pais en el tèrmino de dos meses
presenten y hagan constar por medio de los respectivos
documentos ante el gobierno, la propiedad adquirida así
para que reciba esta la correspondiente aprovacion; y que
en caso de enajenacion por cualquiera contrato, ocurran
tambien al gobierno, para que con el conocimiento debido,
se celebren estos contratos. Tengo la honra de comunicarlo
à VE. de órden de S E. el Libertador, y en contestacion
á su respetable nota de 15 del presente, con que se sirve
acompañar la consulta absuelta del Sr. Presidente de este
departamento Soy de V E. &.—Excmo Sor.—Felipe Santiago
Estenós
.

Orden de 25 se octubre.
Se declara franca de derechos de conduccion, la remision
por el correo de toda clase de impresos, no entendiendose

51

tales los libros, ni folletos, sino solo los
periòdicos ó gazetas
.

Cuartel jeneral en Potosí à 25 de octubre de 1825.—
Al Sor. Presidente del departamento de.... S E.
el Libertador teniendo en consideracion que por un decreto
del gobierno del Perù, son libres de porte las gazetas
y papeles públicos que vienen en el correo, y que es
no solo ùtil sino muy conveniente al pùblico proporcionarse
de todas partes periòdicos; ha dispuesto que se quite
el derecho ó porte que se cobra en las administraciones
de correos, de estos departamentos por toda clase de impresos,
siendo por tanto de gratis la conduccion ó el porte,
y que los administradores formen de ellos guias separadas
para la remision de una á otra estafeta, poniéndolos francos.

U S. publicará y circularà en ese departamento la
presente resolucion, espresando que para evitar todo fraude
á la renta, se ponga á los periódicos en lugar de sobres
unas fajas, y que si alguno incluyese dentro de ellos
algunas cartas, serà obligado à pagar el importe total del
pliego de impresos. Se entenderá tambien que los libros
ni folletos son comprendidos, sino solo los periòdicos ó
gazetas. Dios gue. á U S.—Antonio José de Sucre.

Resolucion de 8 de noviembre.
En aclaracion del artículo 2.o del decreto de 29 de
marzo anterior; se dispone que los presidentes
y gobernadores
no lleven derechos por administrar justicia
.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca
á 8 de noviembre de 1825.—Al Excmo Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho Antonio Josè de Sucre.—Excmo Sor. He


52

sometido segunda vez al conocimiento de S E. el Libertador
la nota de V E. 18 de octubre ùltimo, y el decreto
que V E. se sirviò acompañar en copia. Para salvar las
diferentes interpretaciones que ha tenido el artículo 2.o
dispone S E. que los presidentes y gobernadores, no lleven
derechos algunos de actuaciones en la administracion
de justicia, por que el ecsijirlos es contravenir al espíritu
del mismo decreto.—Soy de V E. &.—Felipe Santiago
Estenós
.

Orden de 8 de noviembre.
Para que en las provincias del Alto Perù no sean empleados
en clase alguna, otros individuos que los naturales
de ellas
.

Esta órden está derogada por la Constitucion del Estado.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca,
à 8 de noviembre de 1825.—Al Excmo Sr. Gran Mariscal
de Ayacucho Antonio Josè de Sucre—Excmo Sr.—S.
E. el Libertador quiere que en ninguna de las provincias
del Alto–Perú, sean empleados en clase alguna otros individuos
que los naturales de dichas provincias y que
tanto á los oficiales del Perú, como, á los de las repúblicas
de Buenos-Ayres, Chile y Colombia que ecsisten
empleados, se los ajuste y pague el tiempo de su servicio
en este pais, y se les den sus correspondiontes pasaportes,
para que se pongan à disposicion del consejo
de gobierno los oficiales del ejército del Perú, y marchen
à Buenos–Ayres, Chile y Colombia, los que correspondan
à los de estas repùblicas. Los oficiales que
pertenezcan al ejèrcito del Perú aun cuando no sean peruanos
deberàn pasar tambien al otro lado del Desaguadero,


53

y ponerse á las órdenes del consejo, de gobierno.

De òrden de S. E. el Libertador tengo la honra
de comunicarlo á V. E, para que se sirva disponer
su cumplimiento.

Soy de V. E.—muy atento y obsecuente servidor
—Excmo. Sr.—Felipe Santiago Estenós.

Resolucion de 9 de nobiembre:
Que llevándose á efecto el decreto de 4 de julio, sobre
repartimiento de tierras de comunidad, se vendan
las sobrantes á beneficio del Estado
.

Esta resolucion està suspensa por la ley de 20 de setiembre de 1826.

Secretaría jeneral.—Cuartel jeneral en Chuquisaca
à 9 de noviembre de 1825—Al Excmo, Sr. Gran Mariscal
de Ayacucho Antonio Josè de Sucre—Excmo Sor—
He tenido la honra de poner en el conocimiento de S. E.
el Libertador la nota de V. E. 7 del corriente, en contestacion
á la mia del 29 del prócsimo pasado, á que
acompañé de òrden de S. E. la consulta del gobernador
político de la Paz, sobre la aplícacion de las tierras de comunidad.
S. E. quiere que se lleve à debido efecto el
decreto de 4 de julio último espedido en el Cuzco: que
las tierras sobrantes de comunidad se vendan à beneficio
del estado, y que mientras tanto continuen en arrendamiento,
depositándose sus productos en el Tesoro pùblico.
—Soy de V E. &c.—Excmo Sor—Felipe Santiago
Estenós
.

Decreto de 16 de noviembre.
Prohive la introduccion de estampas obcenas, cajas,
cellos &c pena de comiso
.


54

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que la conservacion y prosperidad de la moral pùblica
    contribuyen escencialmente á la de la sociedad.
  • 2.o Que los folletos ìmpuros, estampas obcenas, y demas
    de este jenero corrompen las costumbres de los ciudadanos
    y los conducen à la inmoralidad.

DECRETO.

  • 1.o Se prohive la introduccion à estas provincias del
    Alto–Perù de estampas, cajas, sellos, y abanicos obcenos,
    y folletos impuros, so pena de caer en comiso las que
    se aprendieren.
  • 2.o Los vistas y administradores de aduana serán responsables
    con sus empleos de la infraccion de este decreto,
    y los Presidentes, Gobernadores y demas autoridades
    subalternas cuidaràn de su cumplimiento.
  • 3.o El Secretario jeneral interino queda encargado de
    su ejecucion.

Imprìmase, publíquese y circùlese. Dado en
Chuquisaca á 16 de noviembre de 1825.—Simon Bolivar.
Por órden de S. E.—Felipe Santiago Estenós.

Resolucion de 26 de noviembre:
Se permite introducir en Bolivia el aguardiente y
otros licores pertenecientes al gobierno del Perù sin
derechos
.

Esta resolucion quedò sin efeto deste el primer arancel de aforos
de la Repùblica.

Cuartel jeneral en Chuquisaca á 26 de noviembre


55

de 1825—Al Sr. Gobernador político de la Paz—
El Sr. secretario jeneral me dice en nota del 19, lo sigiente
—Hè sometido al conocimiento de S. E. el Libertador
la nota de VE. 18 del presente, y las consultas
que se sirve acompañar del Intendente de hacienda y
del Gobernador político de la Paz, relativas á la pretencion
del Intendente de Tacna, que solicita sea libre de
derechos nacionales la introduccion del aguardiente, y otros
licores partenecientes al gobierno del Perú, S. E. hà resuelto,
que en consideracion à la que estas provincias
deben guardar à aquella repùblica, se permita la introduccion
de dichos artìculos libre de derechos y alcabalas;
sin que sirva de ejemplar esta gracia que se consede
por ser los licores referidos de la propiedad particulas
del gobierno del Perù, que es el unico interezado en
su espendio.—Lo comunico à VE. para que se sirva disponer
su cumplimiento, y admitir los enunciados documentos
que tengo la honrra de devolver.—Y lo transcribo á
VS. en contestacion à su nota de 31 de octubre—Dios
guarde à VS.—Antonio José de Sucre,

Reglamento de elecciones de diputados
para la Asamblea jeneral
constituyente.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA
REPUBLICA DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL
PERU, y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE
ELLA. &. &. &.

CONCIDERANDO:

  • 1.o Que la Asamblea jeneral del Alto–Perù, que se declaró
    disuelta por decreto de 6 de octubre, carecià de
    facultades para poder constituir á la decretada Repùblica
    Boliviana.

    56

  • 2.o Que la misma Asamblea por medio de una diputacion
    de su seno me ha pedido el proyecto de una constitucioo
    que la rija.
  • 3.o Que la representacion nacional es el único poder
    lejítima para la formacion de aquella.
  • 4.o Que es de esperar que las Repùblicas Arjentina y
    Peruana habràn reconocido ya para el 19 del mes de
    abril del año entrante, la independencia de esta nueba
    Repùblica, y que para el citado dia 19, deve reunirse su
    Asamblea jeneral: oida la diputacion permanente.

HE VENIDO EN ESPEDIR EL SIGUIENTE:

Reglamento provicional de elecciones de diputados
para la Asamblea jeneral constituyente de la decretada
Repùblica Bolibiana que deve instalarse el
19
de abril de 1826 en la Capital del Departamento
de Charcas.

CAPITULO 1.o DE LAS ELECCIONES DE PARROQUIA.

1.o

Se celebraràn juntas Parroquiales en todo el territorio
de la República Boliviana precisamente el Domingo
15 de enero del año entrante.

2.o

Todo Bolibiano desde lardad de diez y ocho años
para adelante y estranjero con carta de ciudadania, vecino
ò recidente en la Parroquia, compondrán esta junta,
sin que nadie pueda dejar de concurrir si no con impedimento
grave.

3.o

Ella se reunirá en las casas de cabildo, ó parajes
mas còmodos, donde no las haya, presidida por el alcalde
y Parroco respectivo, y en el pueblo donde se hallen
dos ó mas parroquias seràn las juntas presididas por
los Alcaldes y Rejidores mas antiguos.

4.o

Por ahora y mientras la ley designe la base de representacion,
toda Parroquia nombrarà un solo elector escepto
las de las capitales de Departamento, que por su estencion
nombraràn un nùmero triple al de los electores de partido,
que se les designen.


57

5.o

Los votos se recibirán pùblicamente por el Alcalde
y el Cura, y dos escrutadores electos por la junta de
entre los mismos Parroquianos, y se escribirán por un
secretario nombrado en la misma que los escrutadores.

6.o

Concluida la votacion en el mismo dia, se publicará
en voz alta por el secretario, y resultará electo el
que reuna mayor nùmero de sufragios, estendiendose en
seguida la Acta, que deberàn firmar Presidente, Pârroco,
Escrutadores y secretario.

7.o

Ninguno podrá votar por sí, y toda duda que se sucite
sobre la lejitimidad de la votacion, ó tachas que se
pongan al electo por defectos personales, ó cohecho, se
resolverà inmediatamente, sin lugar á reclamos, por la mesa,
es decir por el Alcalde, Pàrroco, Escrutadores y
secretario.

8.o

Para ser Elector parroquial se requiere ser mayor
de veinte y cinco años, ciudadano en ejercicio de sus
derechos con buena reputacion y recidencia al menos
de un año. Este encargo se admitirá por todos sin escusa
ni demora.

9.o

Se darà por credencial al Elector una copia de la
Acta, firmada por los de la mesa, y se remitirá otra
cerrada al Gobernador del partido, quedando la orijinal
en los registros de la Parroquia.

CAPITULO 2.o DE LAS JUNTAS ELECTORALES
DE PARTIDO.

10.

El Domingo 29 de enero se reunirán necesariamente
las juntas electorales de partido, en las capitales respectivas,
y se compondrán de todos los electores parroquiales.

11.

Estos presentaràn las credenciales de su nombramiento
à su gobernador subdelegado, y en la capital al
primer Alcalde, que presidiràn respectivamente las juntas
sin voto.

12.

El dia señalado congregados en las salas capitulo
res, ò paraje mas acomodado, comensarán á nombrar


58

pùblicamente los escrutadores, y un secretario de entre
los mismos electores.

13.

Ecsaminadas las credenciales, y halladas buenas, procederàn
al pùblico nombramiento de electores de partido
en la proporsion siguiente.

14.

En el Departamento de la Paz se elejirán en la
capital cinco, en Omasuyos cinco, en Larecaja cinco, en
Sicasica cinco, en Pacajes cuatro, en Yungas cuatro, en
Caupolican ò Apolo dos.

15.

En el Departamento de Cochabamba cuatro por la
Capital, por Cliza seis, por Tapacari cuatro, por Arque
cuatro, por Misque cuatro, por Ayopaya cuatro, y por
Sacaba uno.

16.

En el Departamento de Potosí cuatro por la Capital,
seis por Chayanta, seis por Porco, otros seis por
Chichas, por Atacama uno, y por Lipez otro.

17.

En el Departamento de Charcas por la capital cuatro,
por Sinti cuatro, por Yamparaes cuatro, por Tomina
tres, por Oruro tres, por Poopo cuatro, y por Carangas
dos.

18.

En el Departamento de Santa-Cruz por la capital
tres, por Mojos tres, por Chiquitos tres, por Valle-grande
tres, y por Cordillera tres.

19.

Los electores se nombrarán de uno en uno, y hecho
el escrutinio quedará electo el que reuna uno mas,
sobre la mitad de los votos; y si ninguno reuniere esta
pluralidad absoluta de sufrajios, se procederà à segunda
y tercera votacion hasta que sea legal.

20.

Para ser elector de partido se requieren las mismas
calidades que se ecsijen para los electores parroquiales;
y toda duda se resolverá como previene el articulo
7.o

21.

El Secretario estenderá el Acta que con él firmaràn
el Presidente y Escrutadores; se entregará copia de
ella firmada por los mismos à cada uno de los electores
de partido para hacer constar su nombramiento: se
remitirà otra al Presidente del Departamento, y quedará
en el archivo del partido la orijinal.


59

CAPITULO 3.o DE LAS ELECCIONES DEPARTAMENTALES.

22.

Las juntas Departamentales se compondrán de los
electores de todos los partidos de su comprencion, que
se congregaràn en la Capital, à fin de nombrar diputados
para la Asamblea jeneral Constituyente.

23.

Los de Poopò, Carangas y Oruro se reunirán en
este ùltimo punto à fin de evitar gastos y dilaciones.

24.

Estas juntas se celebrarán el 26 de febrero, rejidas
por el Presidente del Departamento, à quien se presentarán
los electores con los documentos de su nombramiento.
Dicho Presidente no tendrá voto.

25.

El dia señalado juntos en las casas consistoriales,
comenzarán por nombrar à pluralidad de votos un secretario
y dos escrutadores de entre los mismos electores.

26.

Ecsaminadas las credenciales, sino hubiese reparos,
ó salvados por la junta en el acto, se dirijirán á la Catedral
ó la Iglesia mayor en donde se cantarà una misa
solemne de Espiritu Santo, y el eclesiástico de mas
dignidad harà un discurso propio de las circunstancias.

27.

Concluido este acto, volveràn al lugar de donde salieron,
y con la publicidad pocible se procederà por los
electores que se hallen presentes al nombramiento de diputados
á razon de uno por veinte y cinco mil almas en
la proporcion siguiente.

28.

El Departamento de la Paz nombrará diez, el de
Cochabamba nueve, el de Potosí ocho, el de Chuquisaca
cinco, el de Santa–Cruz cinco y Oruro tres,

29.

Las votaciones serán de uno en uno, y hecha por
los escrutadores la regulacion, quedará elejido aquel que
haya reunido la mitad de los votos y uno mas, haciendose
lo mismo que se previene en el articulo 19, si ninguno
hubiese reunido la pluralidad absoluta.

30.

El haber desempeñado las funciones para que fué
convocada la Asamblea que se instaló el diez de julio
del presente año, no impide á los individuos que la compusierón
poder ser elejidos diputados para la Asamblea


60

constituyente.

31.

Despues de elejidos los diputados se procederà por
el mismo modo y forma al de suplentes en la proporcion
siguiente:- la Paz tres, Cochabamba tres, Potosí tres,
Chuquisaca dos, Santa-Cruz dos, Oruro uno. Estos seràn
llamados en lugar de los propietarios en caso de muerte
ò impocibilidad à juicio de la Asamblea.

32.

Para ser diputado á mas de ser ciudadano mayor
de veinticinco años de buena reputacion y luces, se requiere
que sea natural de la Repùblica Boliviana, ò avecindado
en ella espacio de siete años.

33.

El secretario estenderà la acta, que con el firmarán
el Presidente y escrutadores; y à mas de este documento
se otorgará por los mismos à todos y cada una de
los diputados poderes àmplios.

34.

Los presidentes darán cuenta del nombramiento de
diputados al Gobierno Supremo por conducto de su secretaría
jeneral, para su publicacion por la prensa.

35.

El secretario jeneral interino queda encargado de
su ejecucion.

Imprìmase publíquese y circùlese. Dado en el Palacio
del Gobierno en Chuquisaca à 26 de noviembre de
1825 —Simon Bolívar — por órden de S. E. Felipe Santiago Estenós.

Orden de 28 de noviembre:
Para que se publique y observe en la Repùblica, el
decreto del consejo de gobierno del Perù, de 4 de octubre,
sobre las facultades coactivas de los empleados
de hacienda.

Secretaria jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca
à 28 de noviembre de 1825—Al Ecxmo Sr. Gran Mariscal


61

de Ayacucho, Antonio José de Sucre—Ecxmo Sr.—
Tengo el honor de acompañar à V. E. copia autorizada
del decreto espedido por el consejo de gobierno del
Perù, declarando á los empleados de hacienda, à quienes
està encomendada por las leyes la percepcion de las rentas
pùblicas, las facultades coactivas que antes ejercian,
y demas incidencias que él comprende, como ùnico modo
de hacer efectivos los fondos con que cuenta la repùblica
para sus grandes atenciones. S. E. el Libertador
desea que este decreto se publique, circule y observe
en las provincias de la Repùblica. Lo comunico
á V. E. para los fines consiguientes. Soy de V. E.
muy atento obsecuente servidor—Ecxmo Sr.—Felipe Santiago
Estenòs

Decreto á que se refiere la órden
anterior:

Este decreto està ratificado, y ampliado por la ley y órden de 4
de setiembre de 1826.

El consejo De gobierno deseoso de remover los
obstàculos que se oponen à la pronta y efectiva recaudacion
de los ingresos pùblicos por carecer de las facultades
necesarias los funcionarios encargados de ella,
y atendiendo á que la falta de entradas de estos fondos
en sus respectivos tiempos frustran las mejores medidas y
aumentan las necesidades y embarazos de la adminiscion.

DECRETA.

  • 1.o Se declara à los empleados de hacienda, á quienes
    està encomendada por las leyes la percepcion de las
    rentas pùblicas, las facultades coactivas que antes ejercian.
  • 2.o Solo tendràn lugar estas con los deudores constituidos
    en mora, y en los crèditos liquidados è incontestables

    62

    que no estàn sujetos à controvercia.
  • 3.o El mayor de plaza de esta capital y los comandantes
    de armas de los demas distritos de la Repùblica,
    auxiliarian á dichos empleados con los soldados que
    necesiten para guardias.
  • 4.o Son inmediatamente responsables los referidos empleados
    de cualquiera clase que sean, del retardo que se
    advierta en los enteros, á no acreditar documentalmente
    no haber estado en su arbitrio el evitarlo.
  • 5.o Si llegare el caso de declararse la responsabilidad
    del anterior artículo, pagaràn los empleados que hayan
    incurrido en ella, el uno por ciento de las cantidades que
    por su defecto se hubiesen dejado de recaudar, deducièndose
    aquella de los sueldos que posteriormente devengaren.
  • 6.o En los cortes y tanteos mensuales de las oficinas
    de cuenta y razon del Estado, se escribirà precisamente
    una razon por mayor de lo adeudado en cada ramo,
    à fin de que bien ecsaminada por el prefecto, ò por el
    intendente, donde aquel no se hallare, tengan lugar las
    disposiciones de los anteriores artículos, ò el visto bueno,
    con terminante espresion de no haber novedad sobre
    lo adeudado.
  • 7.o Estàn comprendidos en el presente decreto los intendentes,
    y demas comisionados para la recaudacion de
    predios rústicos y urbanos, asi como los prefectos, si se
    les nota disimulo ó descuido en la ejecucion de estas medidas:
    debièndose tener presente la de este artículo en
    la visita jeneral que hade abrirse procsimamente en cada
    departamento.
  • 8.o El ministro de estado en el departamento de hacienda
    queda encargado del cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circúlese á quienes corresponda.
Dado en el palacio del supremo gobierno en
Lima á 4 de octubre de 1825.—6.o—4.oHipólito
Unanue
Juan Zalasar—por órden de S. E.—Larrea
es copia—Tarramona—es copia—Estenós.


63

Decreto de 29 de noviembre:
Se consede el título de villa al pueblo de Tarata.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&c.&c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que la doctrina de Tarata en la provincia de Cliza,
    departamento de Cochabamba es de poblacion numerosa:
  • 2.o Que su entusiasmo por la causa de independencia
    ha sido invariable durante la revolucion: oida la diputacion
    permanente:

DECRETO.

  • 1.o Se concede à la doctrina do Tarata el tìtulo de
    villa de Tarata en premio de su constancia, desicion y
    servicios hechos por la libertad è independencia.
  • 2.o Esta deliberacion se someterà á la procsima Asamblea
    jeneral para su aprobacion, si lo tiene à bien.
  • 3.o El secretario jeneral interino queda encargado del
    cumplimiento de este decreto.

Inprìmase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 29 de noviembre de
1825——Simon Bolivar—por órden de S. E.—Felipe
Santiago Estenós.

Orden de 1.o de diciembre.
Que para la provicion de cualquier empleo se hagan

64

propuestas en terna por los jefes respectivos, y las remitan
con su informe.

Esta órden queda sujeta á lo dispuesto en la constitucion de la República,
para la provicion de los empleos.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca,
à 1.o de diciembre de 1825.—Al Excmo Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho Antonio José de Sucre—Excmo Sor—
Deseando S. E. el Libertador la mayor regularidad en la
provicion de empleos de la lista civil, y que el mérito y
las aptitudes respectivas sean atendidas para el mejor desempeño
de la administracion pública; ha dispuesto: que
para la provicion de cualquiera empleo se hagan propuestas
en terna por los respectivos jefes de cada uno de los
departamentos de administracion; y que estos acompañen
à aquellas, informes que las apoyen en su concepto, so
pena de hacerse responsables por los que resulten infundados.

Tengo la honra de comunicarlo á VE. para que
se sirva circularlo á quienes corresponda—Soy de VE.
muy atento obsecuente servidor—Excmo Sor—Felipe Santiago
Estenòs.

Resolucion de 5 de diciembre:
Sobre el modo de habilitarse el papel sellado para los
años de
1826 y 1827.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca
à 5 de diciembre de 1825—Al Excmo Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho Antonio Josè de Sucre.—Excmo Sor—Enterado
S. E. el Libertador de la nota dirijida à V. E. por
el Presidente de este departamento, y copia en que acompaña;


65

ha dispuesto se habilite el papel sellado con la inscripcion
siguiente: Por la República Boliviana: para los
años de
1826 y 1827.

Tengo la honra de comunicarlo à V. E. en contestacion
á su apreciable nota 2 del presente, y de devolverlo
los antecedentes.—Soy de V. E. &c.—Excmo Sor—Felipe
Santiago Estenós.

Resolucion de 5 da diciembre:
Los efectos que se introduzcan por el puerto de Cobija,
solo satisfagan el ocho por ciento.

Esta resolucion ha sido alterada por la ley, de 6 de enero de 1827.

Secretaria jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca
à 5 de diciembre de 1825.—Al Exemo. Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho, Antonio Josè de Sucre.—Excmo.
Sor.—S. E. el Libertador, en vista de la nota de
V.E. de 2 del presente, se ha servido resolver: que habilitado
el puerto de Atacama perteneciente á esta Repùblica,
los efectos que se introduzcan por él, solo satisfarán
el ocho por ciento sobre los avaluos que se hagan
en dicho puerto, y nada por la internacion à las provincias
del alto Perú—Tengo la honra de comunicarlo á U.
E.&c.—Excmo. Sor—Felipe, Santiago Estenós.

Resolucion de 6 de diciembre:
Los extranjeros no puedan catear minas, pero si comprarlas.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca
16 de diciembre de 1825.—Al Excmo Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho, Antonio Josè de Sucre.—Excmo
Sor.—Informado S. E. el Libertador, de la consulta que V.
E. se sirve hacer en nota 5 del presente, ha tenido à bien
resolver: que los estranjeros no están autorizados para catear
ó descubrir minas de ninguna clase: que los estranjeros


66

pueden comprar minas, y entrar en otros contratos
particulares con los mineros propietarios.—Soy de V. E.
&c.—Excmo. Sor.—Felipe Santiago Estenòs.

Orden de 6 de diciembre:
Manda observar en la Repùblica los dos decretos espedidos
en el Perù, á
31 de mayo de 1823, y 22 de
abril del año corriente.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca
á 6 de diciembre de 1825.— Al Excmo Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho, Antonio Josè de Sucre—Excmo Sor.—
S. E. el Libertador, considerando el estado deplorable á
que han sido reducidos los prèdios rùsticos y urbanos, por
la guerra sostenida en estas provincias del alto Perú, ha
venido en resolver, se observen por ahora los decretos espedidos
por el gobierno del bajo Perù, á 31 de mayo de
1823, 22 de abril del año presente, que tengo la honra
de acompañar à V. E. en copias certificadas, hasta que
reunida la Asamblea jeneral resuelva sobre la reduccion
de censos lo que tenga à bien.—Soy de V. E. &c.—Excmo
Sor.—Felipe Santiago Estenós.

Primer decreto enunciado en la
òrden anterior:
Que se suspenda todo procedimiento ejecutivo en el cobro
de responsabilidades de los fundos, que hubiesen
padecido ruina durante la guerra: se establece para
estos casos otra forma de proceder.

Este decreto està derogado por el código de Procederes Santacruz.

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA PERUANA.

Por cuanto el soberano congreso ha decretado lo
siguiente:

Atendiendo á la notoria destruccion que, por causa de la


67

guerra, han padecido muchos prèdios rùsticos en sus frutos,
capitales, brazos è instrumentos de labranza; por ahora,
y mientras que con detenido ecsámen se establece una
regla jeneral, que consulte en justicia la responsabilidad
de los que estuviesen sujetos á estas obligaciones,

Ha venido en decretar y decreta:

  • 1.o Se suspenderà, por ahora, todo procedimiento ejecutivo
    en las demandas interpuestas, y que se interpusieren,
    sobre el cobro de arrendamientos, réditos de principales,
    pensiones, y demàs responsabilidades de los fundos que hubiesen
    padecido ruina en la presente guerra.
  • 2.o Se declaran obligados los poseedores à pagar los arrendamientos,
    réditos, principales, pensiones y demàs responsabilidades,
    con proporcion à los frutos que hubiesen
    producido los fundos, cuyo esclarecimiento se harà en juicio
    breve, y sabida la verdad.
  • 3.o Se admitirá en juicio tan solo un escrito de cada
    parte sobre lo principal: en seguida se recibirà la causa á
    prueba por el tèrmino de cuarenta dias perentorios, con todos
    cargos, y concluido pronunciarà el juez su sentencia.
  • 4.o En caso de que se interponga apelacion, se resolverá
    con solo el mérito del proceso.
  • 5.o El juicio de paz deberà preceder al designado en
    el artículo 3.o, sin causar derechos à las partes.
  • 6.o No se comprenden en este decreto los compromisos
    que se hubiesen celebrado despues de la ruina, y que se
    hallen pendientes, ni las diferencias que por este ù otro
    medio se hallen transijidas, ni las obligaciones que se hubiesen
    estipulado en razon de pago con los acreedores, no
    obstante el acaecimiento que motiva esta disposicion.

Tendreislo entendido, y dispondreis lo necesario á
su cumplimiento, mandàndolo imprimir, publicar y circular.
Dado en la sala del congreso en Lima á 31 de mayo de
1823—4.o y 2.oCarlos Pedemonte, presidente—Francisco
Herrera,
diputado secretario—Jerónimo Aguero, diputado
secretario.—Por tanto, ejecùtese, guàrdese y cumplase
en todas sus partes por quienes convenga. Darà cuenta de
su cumplimiento el ministro Estado en el departamento


68

de gobierno. Dado en el palacio del supremo gobierno en
Lima á 31 de mayo de 1823—4.o y 2.oJosè de la Riva-Agüero
—Por órden de S. E.—Francisco Baldivieso.

Segundo decreto contenido en la
referida òrden:
Se reducen los censos impuestos en prédios rùsticos al dos
por ciento, y al tres los constituidos sobre prédios urbanos.

Los artículos 1.o y 2,o de este decreto son conformes al 1315 del còdigo
Civil Santacruz.

EL CONSEJO DE GOBIERNO.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que por la guerra de la independencia que tan heroicamente
    ha sostenido la República, han sido arruinadas ò
    destruidas en gran parte las propiedades de los ciudadanos,
    afectando de este modo à la agricultura en todos los departamentos,
    ya por la destruccion de los capitales en la labranza,
    y ya en fin, por acontecimientos desgraciados è inevitables.
  • 2.o Que los prédios urbanos, aunque no han sufrido los
    mismos males en toda su fuerza, no pueden con todo, por el
    estado en que se encuentran, producir lo suficiente para el
    pago proporcional de los rèditos censuales, y la indemnizacion
    de los censuatarios ò poseedores, tanto por los efectos
    de la misma guerra, como por las cargas con que se hallan
    gravados los propietarios por las circunstancias del dia.
  • 3.o Que los propietarios son los que sufren el peso de la
    industria, corren el riesgo de las pèrdidas, y llevan el gravamen
    de las refacciones, mientras que los censualistas cobran
    los rèditos sin contemplacion alguna; resultando de aqui las
    mayores contradicciones para la reposicion de las fincas, y
    restablecimiento de la agricultura, que debe protejer el gobierno
    por todos los medios de justicia.
  • 4.o Que una gran parte de la diminucion de capitales, ha

    69

    provenido del decreto que declara los vientres libres desde
    28 de julio de 1821; y que la razon y la justicia dictan
    que esta benèfica providencia, sea lo menos gravosa
    posible á los propietarios.
  • 5.o Que el soberano congreso, por resolucion de 10
    de mayo ha facultado al gobierno, para que determine lo
    que tenga por conveniente sobre la materia, encargándole
    alivie à los propietarios en el pago de los censos.
  • 6.o Que sobre el particular han espuesto sus dictámenes
    las comisiones de lejislacion y justicia del soberano congreso,
    y la suprema corte de justicia.
Ha venido en decretar y decreta:
  • 1.o Los réditos de los censos impuestos en prédios rùsticos,
    quedan reducidos en lo sucesivo al dos por ciento.
  • 2.o Los réditos de capitales impuestos en prédios urbanos,
    quedan todos reducidos al tres por ciento.
  • 3.o Los réditos vencidos, y que se debieren desde que
    empezó la guerra de la independencia de la República,
    seràn satisfechos con la proporcion, y en la forma que
    prescribe el decreto de 31 de mayo de 1823.
  • 4.o Los propietarios no estàn obligados al pago de réditos,
    por el tiempo que los enemigos hayan ocupado los
    fundos ó dispuesto de sus productos.
  • 5.o En cuanto al pago de pensiones conductivas, y otras
    semejantes, queda en su vigor y fuerza el citado decreto
    de 31 de mayo.
  • 6.o No siendo manifiestas y conocidas las diferentes circunstancias
    de los diversos departamentos de la República,
    y con el objeto de que el pròcsimo congreso encuentre
    datos y fundamentos para dictar una ley sobre censos, las
    cortes superiores de justicia, los prefectos de los departamentos,
    y las municipalidades de las capitales respectivas,
    informarán separadamente al gobierno en el particular, ilustrando
    el asunto cuanto sea posible.
  • 7.o Siendo la diminucion de censos objeto de una ley
    especial, toca dictarla al congreso; y por tanto, este decreto
    se considerara puramente provisorio hasta su pròcsima
    reunion.

    70

  • 8.o El ministro de Estado en los departamentos de gobierno
    y relaciones esteriores, queda encargado de este
    decreto.

Imprímase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Lima á 22 de abril de 1825—6.o y
4.oHipólito UnanueJosé Maria Pando—Por òrden
de S. E.—Tomas de Heres.

Orden de 6 de diciembre:
Para que se observe en Bolivia la resolucion del
Congreso constituyente del Perú de 7 de mayo del
mismo año.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca à
6 de diciembre de 1825—Al Excmo. Señor Gran Mariscal
de Ayacucho, Antonio José de Sucre—Excmo. Sr.—Con
motivo de haberse elevado á S. E. el Libertador, varias
solicitudes dirijidas á reclamar la posesion de empleos, y
oficios vendibles y renunciables; ha dispuesto S. E., se
observe por ahora, y mientras se determina otra cosa por
la prócsima Asamblea jeneral, la resolucion del soberano
congreso del Perú espedida á 7 de marzo de este
año, è inserta en la gaceta de aquel gobierno, n.o 26
tomo 7.o—Tengo la honra de comunicarlo à V. E. de
órden suprema, para que se sirva disponer se imprima,
publique y circule.—Soy de V. E. &c.—Excmo. Sr.—
Felipe Santiago Estenós.

Resolucion á que se refiere la órden
precedente.
Prescribe reglas con respecto á los que obtenian

71

juros de heredad, destinos de puro honor, y oficios
vendibles y renunciables.

Esta resolucion està modificada por la ley de 31 de diciembre de 1826.

Secretarìa jeneral del congreso. Constituyente del
Perù—Lima marzo 7 de 1825.—Al Señor ministro de
Estado del departamento de hacienda—El Congreso, con
motivo de la nota de U. S., sobre si deberà ò no proveerse
como vacante la plaza de contador de la casa de
moneda, en virtud de estar abolidos por la Constitucion
los empleos y privilejios hereditarios; ha resuelto:

  • 1.o Que la deuda de los que obtenian los juros de heredad,
    sea reconocida por el Estado, con rebaja de una
    cuarta parte.
  • 2.o Que los destinos de, puro honor, adquiridos por título
    oneroso, no admiten compensacion.
  • 3.o Que los vendibles y renunciables de escribanos
    y procuradores, no son hereditarios.
  • 4.o Que siempre que estos pasen à otra persona por
    contrata ò sucesion, la mitad de su valor sea para el tesoro
    pùblico, y la otra el poseedor ò sus representantes;
    quedando asi abolidas las disposiciones anteriores sobre
    renuncias que no sean conformes à este decreto.
  • 5.o Que las personas que hayan de suceder por sustitucion
    u otro contrato, sean hábiles, y calificadas por el
    respectivo tribunal de justicia.

De órden del mismo lo comunicamos à US. para
que lo ponga en conocimiento de S. E. el Libertador—
Dios guarde, á US.—Juan Bautista Navarrete, diputado
secretario—Manuel Muelle, diputado secretario.

Decreto de 11 de diciembre:
Aplicacion de capellanías y otros ramos á los fondos
de beneficencia pública: el Estado pagará las dotaciones
de los sacristanes &c: creacion de las juntas

72

inspectoras: que se nombre un administrador de estos
fondos, dotado con el cinco por ciento: lo cobrado
se deposite con separacion &c.

A este decreto se refieren las órdenes de 6 de junio de 1826, 30 de
junio de 1827, y 22 de julio de 1829. Ademas, su articulo 1.o està
esplicado por la resolucion de 12 de diciembre del año 26: el 8.o
ampliado por la resolucion de 19 de junio de dicho 26; y el 9.o y 10, ratificados
por las órdenes de 15 de junio de 1829, y 19 de mayo de 1830.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARCADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que las mas de las obras pias tienen por objeto la
    educacion, instruccion y beneficencia pùblica.
  • 2.o Que casi todas han esperimentado pérdidas considerables
    por falta de formalidad, de buena fé, ó de zelo en
    la administracion confiada á particulares ó corporaciones.
  • 3.o Que por esta causa han quedado sin efecto las benèficas
    intenciones de los fundadores.
  • 4.o Que el Gobierno està obligado à protejer las instituciones
    útiles; oida la diputacion permanente,

DECRETO.

  • 1.o Todos los bienes raices, derechos, rentas y acciones
    de capellanìas fundadas ò que estén por fundarse, que
    no sean de llamamiento de familias, quedan desde ahora
    aplicadas á los establecimientos pùblicos.
  • 2.o Así mismo quedan aplicadas à estos establecimientos,
    todas las sacristias mayores de canònigos y curas, las
    cofradias, hermandades, memorias, fundaciones ó cualesquier
    otros establecimientos piadosos que no pertenecen à
    familias por sanare.
  • 3.o Quedan aplicadas para el mismo objeto, las rentas de
    los monasterios que se supriman en cada departamento,

    73

    y las de la caja jeneral de censos y comunidades de
    indios.
  • 4.o El Estado pagará las dotaciones asignadas à los
    que hacen el servicio efectivo de las Iglesias, como son
    los sacristanes mayores, canònigos y curas, capellanes
    de monjas y beaterios, y caperos de las catedrales.
  • 5.o Se crearà una junta en cada departamento que cuide
    de la ejecucion de este decreto, para que haya rapidez
    en las operaciones, fruto en los resultados, economía en
    los gastos y ecsacta seguridad en la recaudacion.
  • 6.o Estas juntas estaràn bajo la inspeccion y vijilancia
    suprema del gobierno, à cuya autoridad toca nombrar los
    vocales, y resolver las consultas.
  • 7.o Que todos los fondos se reunan bajo una sola admininistracion
    en cada departamento, sujeta á una administracion
    jeneral.
  • 8.o Que para esta administracion se nombre por el
    gobierno en cada departamento una persona de responsabilidad
    y con fianzas abonadas, á cuyo cargo esté el
    arrendamiento de las fincas y la recaudacion de las rentas
    que produzcan.
  • 9.o Que asi como entren las rentas en poder del administrador,
    asi se depositen en las cajas pùblicas, partida
    por partida, segun se cumplan los plazos.
  • 10. Que este depósito estè absolutamente separado de
    todo otro, y que en ningun caso se haga de él otro uso,
    que aquel para que está destinado.
  • 11. Que el administrador departamental lleve por su trabajo
    el cinco por ciento, sobre el total de las rentas que
    recaude.
  • 12. La administracion jeneral tendrà una competente
    dotacion.
  • 23. El secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase publìquese y circùlese. Dado en el Palacio
de gobierno en Chuquisaca á 11 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por òrden de S.E.—Felipe Santiago
Estenós.


74

Decreto de 11 de diciembre:
Establecimiento de escuelas primarias y colejios deciencias
en las capitales de departamento, y ademas
una escuela militar en la de la Repùblica: fondos: que
la administracion ellos esté sujeta á una direccion
jeneral: no se distraigan de los usos de su destino.

La escuela militar de qua habla este decreto fuè establecida por
decreto de 13 de diciembre de 1825.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que el primer deber del gobierno es dar educacion
    al pueblo.
  • 2.o Que esta educacion debe ser uniforme y jeneral.
  • 3.o Que los establecimientos de este jènero deben ponerse
    acuerdo con las leyes del Estado.
  • 4.o Que la salud de una Repùblica depende de la
    moral que por la educacion adquieren los ciudadanos en
    la infancia: oida la diputacion permanente.

DECRETO.

  • 1.o Que el director jeneral de enseñanza pública,
    instruido de lo que ecsiste relativo à este ramo en toda
    la estencion de la Repùblica dé cuenta al gobierno del
    estado de las escuelas y colejios, y de los fondos que los
    sostienen.
  • 2.o Que para cumplir con este encargo, tenga el director
    facultad, para pedir á quien corresponda, todas las
    instrucciones y documentos que necesite.
  • 3.o Que el director proponga al gobierno un plan para
    el establecimiento de una institucion de enseñanza que

    75

    abraze todos los ramos de instruccion, haciéndola jeneral
    á todos los pueblos de la Repùblica.
  • 4.o Que entretanto, y sin pèrdida de tiempo, proceda
    à establecer en cada ciudad, capital de departamento,
    una escuela primaria con las divisiones correspondientes,
    para recibir todos los niños de ambos secsos, que
    estèn en estado de instruirse.
  • 5.o Que se establezca una escuela militar en la capital
    de la República.
  • 6.o Que para el colejio de ciencias y artes, se haga
    reparar, y disponer como convenga à su nuevo destino el
    colejio nombrado de San Juan de esta ciudad.
  • 7.o Que mientras se construyen los edificios que hande
    ocupar las escuelas primaria y militar, se pongan estas
    en el colejio San Juan.
  • 8.o Que en la visita que el director debe hacer à todas
    las capitales de los departamentos, designe con consulta
    de los presidentes, los mejores edificios al uso de
    los colejios de ciencias y artes, y de la escuela primaria,
    que se hande establecer conforme à los de Chuquisaca.
  • 9.o Que para fondos de estos establecimientos se destinen
    en cada departamento—1.o Todos los bienes raices,
    derechos, rentas y acciones de capellanias aplicadas
    á los establecimientos públicos por decreto de este dia—
    2.o El derecho que se cobra por cada fanega de arina
    al entrar en las ciudades, mientras no se suprima este
    derecho.
  • 10. Quedarán afectos à estos establecimientos, no solo
    las fincas que reconocen los censos, sino los rèditos—
    1.o de la caja de censos—2.o de la obra pìa de Paria,
    fundada por don Lorenzo Aldana—3.o de los monasterios
    que se supriman.
  • 11. Que todos estos fondos se reunan bajo una sola administracion
    en cada departamento, sujeta à una direccion
    jeneral.
  • 12. Que para estas administraciones se nombren por el gobierno,
    personas de responsabilidad, y con fianzas abonadas,

    76

    à cuyo cargo estén el arrendamiento de las fineas,
    y la recaudacion de las rentas que produzcan; señalándoles
    por su trabajo el cinco por ciento sobre el total de
    las rentas que recauden.
  • 13. Que la direccion jeneral tenga una competente dotacion.
  • 14. Que los administradores depositen, ahora, en
    las cajas pùblicas las rentas de su cargo, así como las
    recauden partida por partida, segun se cumplan los plazos.
  • 15. Que este depòsito esté absolutamente separado de
    todo otro, y que en ningun caso se haga de èl otro uso
    que aquel para que està destinado.
  • 16. El gobierno se compromete á señalar en favor de
    la educacion, todos los ahorros que en lo sucesivo puedan
    hacerse en el arreglo de otros ramos de administracion
    pùblica.
  • 17. El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 11 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por òrden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 11 de diciembre.
Que se reuna en las escuelas á los niños varones
huérfanos, y se organizen otras para las niñas huérfanas.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que una gran parte de los males de que adolece

    77

    la sociedad, proviene del abandono en que se crian muchos
    individuos, por haber perdido en su infancia el apoyo de
    sus padres.
  • 2.o Que para ocurrir à esta necesidad el gobierno debe adoptar
    estos huérfanos.
  • 3.o Que por decreto de este dia se ha ordenado el establecimiento
    de escuelas primarias en cada ciudad, capital
    de departamento, como escuela madre para todos los
    demas lugares de la Repùblica: Oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Que se proceda á recojer los niños varones huèrfanos
    de ambos padres, ó de uno de ellos solamente, y à
    reunirlos en las escuelas.
  • 2.o Que para este procedimiento se dè preferencia à
    los niños mas pobres.
  • 3.o Que siendo la escuela de Chuquisaca la primera
    que debe establecerse, el presidente del departamento
    proceda inmediatamente à hacer recojer los huérfanos de
    la ciudad y de sus inmediaciones, y á entregarlos al director
    jeneral de la enseñanza pùblica.
  • 4.o Que los presidentes de los demas departamentos
    practiquen igual dilijencia á la llegada del director à sus
    capitales, en la visita que debe hacer à ellas con el mismo
    fin.
  • 5.o Que luego que el director haya organizado las escuelas
    primarias para los niños huèrfanos, proceda á organizar
    otras para las huérfanas.
  • 6.o El secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 11 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por orden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 12 de diciembre:

78

Los que tengan á su cargo archivos pùblicos, presenten
un índice de los instrumentos de fundaciones,
un estracto de sus condiciones &c: los que mantengan
documentos relativos á censos, presenten una copia
simple: término en que hande hacerlo; los presidentes
acusen recibo, y den parte al gobierno del resultado.

Este decreto està corroborado por el de 17 de julio de 1829.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que por el enlace de las relaciones sociales, y por
    la transmision de derechos han venido á confundirse algunas
    instituciones piadosas.
  • 2.o Que bajo el rèjimen español estos accidentes han
    ocacionado confusion, discordias, pèrdidas particulares, y
    en varios casos la ruina total de muchos fondos à que
    pueden tener derecho el fisco, ó las referidas instituciones
    aplicables en el dia á los establecimientos pùblicos:
    oida la diputacion permanente,

DECRETO.

  • 1.o Que las personas á cuyo cargo estèn los archivos
    públicos en toda la estencion de la Repùblica, presenten
    á los presidentes de sus respectivas provincias, un
    indice de todos los instrumentos pùblicos, en que consten
    instituciones ó fundaciones de censos, obras pias, capellanias,
    patronatos ù otros.
  • 2.o Que el indice acompañe, 1.o: un estracto claro
    y sucinto de las cláusulas de institucion, y de las condiciones
    à que las sujetaron los fundadores; 2.o: una relacion
    clara y sucinta de las vicisitudes que hayan esperimentado
    las fundaciones, y el estado en que se hallen las fincas y

    79

    sus rèditos, indicando quien posee los primeros, y percibe
    los segundos.
  • 3.o Que todas las personas en cuyo poder ecsistan documentos
    relativos à censos de cualquiera especie, presenten
    al presidente de sus respectivas provincias, una copia
    simple de ellos.
  • 4.o Que la persona que haya presentado la copia bajo
    su firma, sea responsable de la fidelidad de su tenòr, bajo
    la pena que le corresponda como à falsario.
  • 5.o Que esta operacion se haga en el preciso término
    de tres meses.
  • 6.o Que los presidentes acusen, oficialmente à los interesados,
    recibo de los documentos é instrucciones que
    les dirijan; y den parte al gobierno de su resultado à
    la espiracion del término prescrito por el artículo precedente.
  • 7.o El secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprimase, publíquese y circùlese. Dado en el
palacio de gobierno en Chuquisaca à 12 de diciembre de
1825.—Simon Bolivar—Por órden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Orden de 12 de diciembre.
En que se previene que las onzas de oro selladas, se
den y reciban por las tesorerias à 17 pesos.

Esta órden està revocada por el artìculo 5.o del decreto de 15 de
octubre de 1829.

CIRCULAR.

Cuartel jeneral en Chuquisaca á 12 de diciembre
de 1825—Al Sr. Presidente del departamento de......


80

He recibido de algunos departamentos diferentes
reclamos sobre el valor de las onzas de oro, que es diverso
en cada ciudad, y han solicitado que se iguale en todas
partes. El gobierno no debe mesclarse en igualar el
precio de las onzas en el comercio y en las relaciones
particulares
porque esto depende de contratos, de circunstancias
ò de necesidades; pero si debe fijar un precio
igual en todas las tesorerias. Así pues en adelante las
tesorerias recibiràn las onzas de oro selladas, de peso
y ley corriente, al respecto de diez y siete pesos, y al
mismo precio saldrán de tesorerìa en les pagos que hagan
las cajas. V. S. lo publicarà y circulará, haciendo
entender que solo es el precio respecto de el gebierno;
pero que los particulares son libres entre sì para dar
á las onzas el valor que puedan en sus relaciones de
comercio—Dios guarde à U. S.—Antonio José de Sucre.

Orden de 12 de diciembre:
La administracion de correos de Chuquisaca, se declara
la jeneral de la Repùblica.

CIRULAR.

Cuartel jeneral en Chuquisaca á 12 de diciembre
de 1825—Al Sr. Presidente del departamento de......
S. E. el Libertador ha declarado el 7 del corriente
que la administracion de correos de Chuquisaca es la
administracion jeneral, y que le corresponde y tiene la
misma atribucion y facultades que le detalla la ordenanza
de correos à la administracion jeneral. Sirvase U. S.
comunicarlo à quienes corresponda para su intelijencia y
gobierno—Dios guarde à U. S. — Antonio José de Sucre.


81

Orden de 12 de diciembre:
Que la correspondencia con el gobierno se dirija numerada
y con índice.

Cuartel jeneral en Chuquisaca, a 12 de diciembre
de 1825—Al Sor. gobernador polìtico de....Como la
llegada y salida de los correos està arreglada de tal modo
que apenas dà doce horas de tiempo, y muchas veces
ni cuatro, y que sucede que no hay ni el tiempo necesario
para leer la correspondencia, de que resulta que
es menester contestarla en el correo siguiente en algunos
casos urjentes, es preciso arreglar esta correspondencia del
modo mas fàcil. Así, pues, desde el primero de enero prócsimo
la correspondencia vendrà marcada con nùmeros desde
uno hasta fin del año con el nùmero que acabe, sin mesclar
en esta numeracion correspondencias con otros, sino que
hade venir seguida con mi secretaría. En cada correo
se acompañará un ìndice donde haya un estracto lijero
de la correspondencia que viene; esto es, se dirá, el nùmero
tantos contiene tal cosa, espresando si es de urjente
despacho, ô si lo es, ó sí es solo contestacion,
para que de este modo se conozca de pronto lo que haya
de responderse con priesa, y que vuelva en el mismo correo
—Dios guarde à U. S.—Antonio Josè de Sucre.

Decreto de 13 de diciembre:
Se establece una escuela militar en Chuquisaca, con el
nombre de compañia de alumnos militares: su número,
y organizacion: calidades y haber de los alumnos:

82

penas para los desaplicados, y carrera de los
que adelanten.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que la instruccion es la base de la buena organizacion
    de los ejércitos.
  • 2.o Que esta instruccion no puede obtenerse sólidamente,
    sino con un mètodo uniforme, constante y regular.
  • 3.o Y deseando, ademas, proporcionar à los jóvenes que
    se dedican á la carrera de las armas una brillante educacion:
    oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Se establecerá en Chuquisaca una escuela militar,
    en la que tendrán opcion à entrar todos los jóvenes
    de la Repùblica, desde la edad de doce años hasta la de
    veinte.
  • 2.o Se llamará esta escuela compañia de alumnos militares.
  • 3.o La compañia se compondrà de un capitan, dos tenientes,
    dos subtenientes, y de cien alumnos: de los mas adelantados
    de ellos se elejirá, por el capitan, el nùmero de
    sarjentos y cabos para la mejor organizacion de aquella.
  • 4.o Para ser alumno militar hade saberse, cuando menos,
    leer y escribir medianamente; tener buenas costumbres
    y educacion.
  • 5.o Los alumnos tendràn por el gobierno el haber de
    soldado de infanteria, y ademàs pagarà cada uno medio
    peso diario al establecimiento.
  • 6.o El jóven que por inaplicacion pierda dos cursos, será
    irremisiblemente espulsado de la compañia, sin que el
    tiempo que há estado en ella le sirva cuando le toque ser,
    soldado en los cuerpos del ejèrcito.

    83

  • 7.o De entre los alumnos mas adelantados hande llenarse
    la mitad de las subtenencias vacantes de los cuerpos
    de caballeria, é infanteria del ejército, y todas las de artillería,
    è injenieros.
  • 8.o El mètodo de la enseñanza, años que hade durar esta,
    ventajas, uniforme y sistema interior para el mejor adelantamiento
    de los alumnos, se espresará en un reglamento
    particular.
  • 9.o El Secretario jeneral interino queda encargado del
    cumplimiento de este decreto.

Imprímase, publíquese y circúlese—Dado en el Palacio
de Gobierno en Chuquisaca à 13 de diciembre de
1825.—Simon Bolivar—Por órden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Contestacion del Secretario jeneral
del Libertador.
Se declara, á que cargas deben estar sujetos los ciudadanos
de la Repùblica Arjentina, durante su mansion
en Bolivia.

Secretaría jeneral—Palacio de gobierno en Chuqisaca
à 14 de diciembre de 1825.—Alos Señores Ministros
plenipotenciarios, y enviados estraordinarios por la República
Arjentina, cerca de S. E. el Libertador.—El insfrascrito
secretario jeneral, ha recibido òrden de S. E. el
Libertador de Colombia y del Perú, para contestar al ùltimo
pàrrafo de la comunicacion, que con fecha 7 del corriente
se sirvieron dirijir los Señores Ministros plenipotenciarios
à S. E. Como en aquel proponen los Señores
Ministros la declaracion oficial de que el comercio de las
Provincias Unidas, considerado como extranjero, pero
perteneciente à una nacion amiga, no debe estar sujeto á
las contribuciones estraordinarias, ni empréstitos forzosos,


84

que el apremio de las circunstancias obliga á imponer, S.
E. el Libertador, consiguiente con los principios de justicia
que profesa, hà venido en mandar al que firma, esprese
à los Señores Ministros, que los comerciantes ciudadanos
de la República Arjentina, reputados como estranjeros
en la República Boliviana, no pueden ser sujetados
á las cargas que unicamente se refieren á la calidad
de ciudadano; pero que todas las demas las deberán
soportar con arreglo à los principios establecidos en iguales
casos por el derecho de jentes. Estarán esentos de la
milicia, y de los tributos destinados á sostener los derechos
de la nacion; pero pagarán los derechos impuestos sobre
viveres, mercancias &; en una palabra, todo lo que tenga
solamente relacion con su mansion en el pais, ò con los
negocios que á êl les hayan traido. S. E. espera, que la
Repùblica Arjentina reglarà del mismo modo su conducta
para con los ciudadanos de esta.—Al que suscribe le es
muy agradable reiterar, à los Señores ministros, su mayor
consideracion y respeto—Felipe Santiago Estenós

Decreto de 14 de diciembre:
Proteccion al derecho de propiedad en el departamento
de Santa–Cruz: que las del Estado reparian
entre sus naturales: si unos no las cultivan, que se
adjudiquen á otros: que no las puedan enajenar.

SIMON BOLIVAR, LIBERATOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que la agricultura, en el departamento de Santa–cruz,

    85

    sufre atrasos progresivos, por el desprecio con que
    hasta ahora ha sido mirada por el gobierno español.
  • 2.o Que la feracidad de sus terrenos convida al hombre
    trabajador con las riquezas seguras que promete.
  • 3.o Que los naturales de aquel departamento, por falta
    de providencias que aseguren la propiedad, y protejan
    la conservacion de ella, han abandonado en el todo este
    tan precioso ramo de industria: oida la diputacion permanente:
DECRETO.
  • 1.o Los derechos, de propiedad adquirida en el departamento
    de Santa cruz, por justos títulos, y conforme á
    las leyes, seràn protejidos por el gobierno.
  • 2.o Las tierras pertenecientes al Estado, se repartiràn
    entre los naturales del pais, baja de mensura y amojonamiento,
    adjudicándoseles en propiedad.
  • 3.o Cada individuo, de cualquiera secso ó edad que sea,
    recibirà una fanegada de tierra en los lugares pingües y
    regados, y en los lugares privados de riego y estériles,
    recibirà dos.
  • 4.o Seràn preferidos en este repartimiento, los indìjenas
    y los que hayan acreditado mayor decision por la causa
    de la independencia, ó que hayan sido perjudicados por
    este principio.
  • 5.o Si al cabo del año, despues de hecha la adjudicacion
    y amojonamiento de las tierras, los beneficiados en ellas
    no hubiesen emprendido el trabaja que demanda la estacion
    del tiempo, y no dan muestras de dedicacion al trabajo,
    se les separará de la posesion y propiedad de dichas
    tierras, y se adjudiearàn á otros que las cultiven cual corresponde.
  • 6.o Los terrenos destinados à pacer los ganados, serán
    comunes á todos los individuos de las provincias, ò partidos
    à que correspondan los dichos terrenos, mientras que
    no sean repartidos coma los demas.
  • 7.o La propiedad declarada á que se contrae el artículo
    2.o, se entenderà con la restriccion de no poderse enajenar
    las tierras adjudicadas hasta el año 5.o y jamàs à favor

    86

    de manos muertas, so pena de nulidad.
  • 8.o La mensura y reparticion de tierras se ejecutará por
    personas de providad é intelijencia, que se propongan en
    terna àl presidente del departamento, por la municipalidad
    respectiva, que tambien deberà formar el arancél de
    las dietas y derechos que se hande pagar à los comisionados
    por sus trabajos.
  • 9.o La mensura y reparticion de tierras, se harà con
    anuencia del director jeneral de agricultura á su llegada
    al departamento, en la visita que debe hacer á èl.
  • 10.o El presidente del departamento de Santacruz,
    cuidarà de remitir al conocimiento del suprema gobierno,
    una razon ecsacta de las tierras sobrantes, y que se declaren
    de la propiedad del gobierno, y todas las observaciones
    y noticias que pueda adquirir, relativas al mejor
    desempeño y ejecucion de los objetos comprendidos en
    este decreto.
  • 11.o El Secretario jeneral interino queda encargada de
    su cumplimiento.

Imprìmase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 14 de diciembre de
1825.—Simon Bolivar—Por òrden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 15 de diciembre:
Creacion de una corte Superior de justicia en la Paz,
con las mismas atribuciones que las antiguas audiencias:
su jurisdiccion abraza el territorio, de los departamentos
de la Paz, Oruro y Cochabamba.

Este decreto es conforme con el artículo 94 de la ley de 8 de enero
de 1827, y con el còdìgo de Procederes Santa–Cruz.
El artículo 1.o y 3.o estàn reformados por el artìculo 97 de la citada
ley de 8 de enero, por la òrden de 23 de mayo de 1826 y
por el artículo 1035 del mismo código; y el artìculo 6.o alterado por
la ley de 15 de julio de 1831 y por el articulo 1033 del repetido còdigo.


87

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &.&.&.

CONSIDERANDO.

Que por falta de inmediato recurso se retardan los
juicios, y se orijinan gastos á los litigantes: oida la diputacion
permanente.

DECRETO:

  • 1.o La creacion de un tribunal superior de justicia en
    la Paz, que serà compuesto de cuatro jueces y un fiscal.
  • 2.o El presidente serà elejido por el mismo tribunal
    el 31 de diciembre de cada año, para servir como tal
    el siguiente.
  • 3.o Cada individuo gozará de un sueldo de dos mil
    cuatrocientos pesos anuales.
  • 4.o Los subalternos de este tribunal, serán dos relatores
    con novecientos pesos de renta cada uno; un ajente
    fiscal, con ochocientos pesos: dos alguaciles, que alternen
    de porteros, con doscientos pesos cada uno: dos escribanos
    de càmara, con los derechos de arancel por
    ahora.
  • 5.o El tribunal se instalara con la brevedad posible.
  • 6.o El territorio de esta nueva corte comprenderá
    los departamentos de Cochabamba y la Paz, con las provincias
    de Oruro, Paria y Carangas.
  • 7.o Las atribuciones de esta corte, su réjimen y economia,
    serán los mismos que estaban señalados á las antiguas
    audiencias, hasta que la constitucion y reglamentos
    concernientes les den otra forma.
  • 8.o El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 15 de diciembre de
1825——Simon Bolivar—Por órden de S. E.—Felipe
Santiago Estenós.


88

Resolucion de 15 de diciembre:
Que los curas no paguen mas de treinta y siete
pesos, por derechos de colacion, título de párroco
y de vicario.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca,
à 15, de diciembre de 1825.—Al Excmo Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho, Antonio José de Sucre—Excmo Sor—
El Sr. gobernador eclesiástico de este arzobispado dirijió
á S.E. el Libertador una nota, con fecha 22 de noviembre
proximo pasado, reclamando la rebaja de derechos de
concurso à curatos vacantes. S.E. se sirvió mandar se
pase al conocimiento de la diputacion permanente, y con
lo que esta ha espuesto, ha tenido à bien S.E. decretar
con esta fecha, lo siguiente.

Vistos, y en conformidad de lo espuesto por la diputacion
permanente; se declara, con la calidad de por
ahora, que los curas no son obligados á pagar por derechos
de colacion, título de pàrroco, y de vicario foraneo
mas que treinta y siete pesos, mitad de los designados
por el arancel que se acompañó en copia por el gobernador
del arzobispado: trascribase à quienes corresponde
para su cumplimiento—Por órden de SE.—Estenòs.

Tengo la honra de trascribirlo á VE. para que
se sirva disponer su cumplimiento.—Dios guarde à VE.
Excmo Sor—Felipe Santiago Estenós.

Orden de 15 de diciembre:
Habilitacion concedida á los eclesiásticos, que por
defecto de natales debian solicitarla del patronato, para
poder ser presentados á beneficios curados, prebendas,
canòngias y dignidades.


89

Esta òrden esta corroborada por la ley de 7 de enero de 1827.

Secretarìa jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca
à 15 de diciembre de 1825 — Al Reverendo Obispo
de la diocesis de Santa cruz, y gobernadores eclesiàsticos
de este arzobispado, y del obispado de la Paz....
El sistema de independencia y libertad con que tan gloriosamente
han peleado los pueblos, que hoy disfrutan tranquiles
de esta garantia de los seres intelectuales, ha desertado
para siempre las trabas ominosas, que oponian barreras
insuperables al progreso de la especie humana. Los
defectos de cualquiera clase que por principios desconocidos
trascendian á la inocencia, que arrastraba su desgracia
con ellos, solo estàn circunscritos ya à la esfera
delineada por la justicia: en palabra, solo es responsable
ante la ley el que la infrinjió, y la pena que
aquella señala ha dejado de ser hereditaria. Los rescriptos
que por defecto de natales se solicitaban, y alcanzaban
alguna vez, á mucha costa, de la Corte de España
para poder ser presentados á beneficios curados, prebendas,
canònjias y dignidades los que abrazaban esta carrera,
se hallaban comprendidos en aquellos casos. S.E. el Libertador
que nada desea tanto como el ejercicio de la mas
estricta justicia, y el premio del verdadero mérito, para
remover los obstaculos que puedan contradecir à tan benéficas
intenciones, ha resuelto: que todos los eclesiàsticos
que por defecto de natales se hallaban obligados á
solicitar habilitaciones para poder ser presentados à beneficios
curados, prebendas, canonjías y dignidades, queden
y se entiendan habilitados, desde hoy, para en todos estos
casos que eran reservados y propios del patronato.—Lo comunico
á US. de órden suprema para su debido cumplimiento—
Soy &.—Felipe Santiago Estenòs.

Decreto de 16 de diciembre:

90

Se aplica un noveno mas de la masa de diezmos en
favor de los hospitales: nombramiento de un administrador
ecònomo sujeto á la inspeccion de una direccion
jeneral: haber del ecònomo, y fianza anual que
debe prestar: que se reparen y mejoren los hospitales.

Este decreto està ratificado por la òrden 20 de marzo de 1826.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&c.&c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que los hospitales no tienen fondos suficientes para
    subvenir á sus gastos.
  • 3.o Que los accidentes de la guerra han causado alguna
    decadencia, tanto en lo material de las cosas, como
    en su economìa: oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Que á mas del noveno y medio sobre la mitad de
    la masa de diezmos, que actualmente perciben los hospitales,
    se les aumente el noveno que antes estaba destinado
    á amortizar los vales reales.
  • 2.o Que estos dos novenos y medio sean de primera
    deduccion en el repartimiento de la masa decimal.
  • 3.o Que la administracion de los hospitales se rija en
    lo venidero por un reglamento dictado por el gobierno.
  • 4.o Que para hacer efectivo el nuevo reglamento, se
    nombre por el gobierno un administrador ecònomo en
    cada hospital, sujeto à la inspeccion que ordene una direccion
    jeneral que se creará para el efecto.
  • 5.o Que el administrador ecònomo reciba de la caja
    de diezmos el montamiento de los dos novenos y medio
    señalados, lo invierta segun las necesidades del hospital,
    y presente mensualmente, al inspector departamental
    un estado de la inversion. Por esta incumbencia cobrarà

    91

    el administrador un cinco por ciento, sobre el total
    del dinero que reciba.
  • 6.o Que la direccion jeneral tenga una competente dotacion.
  • 7.o Que el administrador ecónomo dé anualmente fianza
    abonada, por la suma del dinero que debe entrar en
    su poder, segun resulte de la hijuela que toque al hospital.
  • 8.o Que todas las personas á cuyo cargo esté la administracion
    de los diferentes ramos que hacen la subsistencia
    de los hospitales, den razon de ellos à los inspectores
    de sus departamentos.
  • 9.o Que entretanto se establece otro rèjimen, se hagan
    en todos los hospitales, y en particular en los que actualmente
    están al cuidado do los padres de San Juan de
    Dios, todas las reparaciones y mejoras que permitan sus
    fondos, para que los enfermos tengan la mejor asistencìa.
  • 10. El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circùlese. Dado en el Palacio
de Gobierno en Chuquisaca à 16 de diciembre de
1825.—Simon Bolívar—Por órden de S. E.—Felipe
Santiago Estenós
.

Decreto de 18 de diciembre:
Que se abran caminos para carruajes, estableciéndose
un peaje.

Este decreto es análogo â las òrdenes de 29 y 30 de diciembre de 1832:

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO:

La urjente necesidad de abrir comunicaciones, y


92

de mejorar las que ecsisten entre los lugares principales
del territorio de la Repùblica: oida la diputacion permanente.

DECRETO.

  • 1.o Que se abran caminos por via recta, y còmoda para
    carruajes, donde el territorio lo permita, entre Chuquisaca
    y Oruro, Cochabamba y Santa–Cruz, Oruro y Tacna,
    Potosí y Atacama, Potosí y los límites de Salta.
  • 2.o Que los caminos que ecsisten se reparen provisionalmente,
    de modo que faciliten la comunicacion en todas
    estaciones.
  • 3.o Que el director jeneral de caminos proponga al gobierno,
    el mètodo que le paresca deberse seguir en la ejecucion
    de los caminos provisionales, y un plan para establecer
    en lo futuro una comunicacion regular entre todos
    los lugares importantes de la República.
  • 4.o Que en todo camino nuevamente abierto, ò reparado,
    se establezca un peaje para cubrir los gastos que ocasionen
    su construccion y conservacion.
  • 5.o Que los particulares conocidos bajo el nombre de
    camineros, que están actualmente en posesion de algunos
    caminos, los reparen en toda su estencion, y los ensanchen
    y guarnezcan en las partes donde corra peligro el
    pasajero. Los presidentes de los departamentos harân
    que esta reparacion se verifique con la mayor brevedad,
    y so pena de aplicarse, y encargar de ellos á los que se
    obliguen à repararlos bajo las condiciones prescritas.
  • 6.o Que los presidentes de los departamentos inviten á
    las personas que quieran dedicarse à la apertura de sendas
    y caminos espaciosos, á presentar sus planes al director
    jeneral de caminos, para que informe al gobierno sobre
    la conveniencia ò inutilidad.
  • 7.o Que tanto los actuales dueños de camino, como los
    que emprendan abrir otros nuevos, tengan derecho para
    cobrar á los pasajeros un peaje, que el gobierno asignará
    en vista de la utilidad y gastos de dichos caminos.
  • 8.o Que así para la direccion que deba darse à los nuevos
    caminos, como para la tasa del peaje, se consulte à

    93

    los presidentes de los departamentos, los cuales decidiràn
    con anuencia del director jeneral de caminos.
  • 9.o El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publìquese y circùlese. Dado en el Palacio
de Gobierno en Chuquisaca á 18 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por órden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 20 de diciembre:
Creacion de una contadurìa jeneral de hacienda en
la capital de la República: miembros que hande
componerla: sus atribuciones y sueldos.

Este decreto está reformado por la ley de 22 de setiembre de 1831.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO:

Que la ecsactitud en de las cuentas,
y gastos de hacienda pública, depende de la economía y el
réjimen de los empleados en este ramo: oida la diputacion
permanente.

DECRETO.

  • 1.o Se establecera, en la capital de la decretada Repùblica
    Boliviana, una contadurìa jeneral de hacienda pùblica,
    que será compuesta de tres contadores jenerales, un
    oficial ordenador, y otro de resultas, tres oficiales auciliares,
    un archivero y un portero.
  • 2.o Los trabajos que correspondan á cada uno de los
    contadores jenerales, y el mètodo de las oficinas, se determinará
    por un reglamento especial.

    94

  • 3.o Las atribuciones de esta contaduría jeneral, mientras
    la ley las determine, seràn las mismas que tenian los
    tribunales superiores de hacienda; menos en asuntos contenciosos,
    que deberán sustanciarse, y determinarse en
    primera instancia, por jueces letrados, y en segunda y tercera,
    por las cortes superiores de justicia.
  • 4.o Por ahora, gozarán los contadores jenerales dos mil
    cuatrocientos pesos de sueldo anual, y mil doscientos los
    oficiales, ordenador y de resultas; el primer oficial auciliar,
    seiscientos, quinientos el segundo, y cuatrocientos el
    tercero, sin descuento alguno: el archivero trescientos pesos,
    y el portero doscientos.
  • 5.o El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circúlese. Dado en el Palacio
de Gobierno en Chuquisaca á 20 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por orden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 20 diciembre:
Establecimiento de un colejio jeneral de ordenandos
en Chuquisaca: organizacion y rentas.

Este decreto està alterado por el de 20 de julio de 1829.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que el colejio seminario de Chuquìsaca no tiene
    fondos suficientes con que mantener el número de colejiales
    que viven en él.
  • 2.o Que por falta de fondos, y con la intencion de ecónomizar,

    95

    se ha establecido por costumbre que los colejiales
    se hagan servir de fuera el alimento.
  • 3.o Que este uso se opone à la reunion de los jòvenes
    en comunidad, y priva al rector del ejercicio de una
    de sus principales funciones, que es educar la juventud
    en una buena sociedad: oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Que el colejio seminario de Chuquisaca, sea el colejio
    jeneral de ordenandos de toda la República.
  • 2.o Que en este colejio se enseñen todas las ciencias
    eclesiàsticas, y que el plan de estudios lo dicte el Gobierno.
  • 3.o Que para enseñar las ciencias eclesiásticas haya en
    el colejio cuatro cátedras—Una de historia eclesiàstica—
    Otra de escritura—Otra de cànones—Otra de teo logia.
  • 4.o Que entre tanto se establece, en cada capital de
    departamento, un colejio de artes y ciencias, (como se
    há mandado por el decreto de 11 del presente) se pongan
    en el colejio seminario siete càtedras:—Una de lengua
    castellana y latina—Otra de retòrica, elocuencia y oratoria
    —Otra de matemàticas puras, y arquitectura—Otra de
    medicina—Otra de botánica, y agricultura—Otra de filosofia
    moderna—Otra de moral, y derecho natural, civil y
    de jentes, haciendo particular estudio de la Constitucion
    y las leyes de la Repùblica.
  • 5.o Que luego que se establezca el colejio de artes
    y ciencias, pasen à el las càtedras dichas, suprimiendolas
    en el seminario.
  • 6.o Que cada cátedra de ciencias eclesiàsticas, esté
    dotada con quinientos pesos anuales.
  • 7.o Que para el réjimen moral, profesional y económico
    del seminario, haya en él un rector, un vice-rector,
    y un ministro: el primero dotado con mil pesos, el
    segundo con quinientos, y el tercero con cuatrocientos
    pesos anuales.
  • 8.o Que todo colejial, que viva en el colejio, pague anualmente
    doscientos pesos para el fondo comun.

    96

  • 9.o Que cada uno de los siete catedràticos de ciencias
    humanas, tenga una dotacion de quinientos pesos
    anuales.
  • 10. Que el colejio sostenga veinte y cuatro seminaristas
    de numero; cuatro de la Paz, cuatro de Oruro, cuatro de
    Potosí, cuatro de Santa cruz, cuatro de Cochabamba, cuatro
    de Chuquisaca; y que este nùmero se componga de
    jóvenes de la Repùblica, escojidos entre los huérfanos
    de las victimas de la revolucion.
  • 11o Que para pagar los ocho mil setecientos pesos à
    que ascienden las pensiones de los veinte y cuatro seminaristas
    de nùmero, y las rentas de las cuatro càtedras de ciencias
    eclesiásticas como las de los tres superiores, se apliquen:
    1.o Los seis mil pesos que se enviaban á España deducidos
    de las rentas de la mitra, y de las de los canónigos, á saber:
1.o 1,200 pesos para los pensionados de Carlos 3.o
1,000 para el Colejio de nobles de Madrid.
2,000 para la universidad de Salamanca.
1,800 que se descontaban á los Canònigos para
los pensionados de Carlos 3.o
6,000.
2.o 3,000 pesos de renta anual que tiene el seminario
procedentes del tres por ciento sobre la masa
de diezmas.
9,000 pesos.
  • 12. Que los trescientos pesos sobrantes, entren al fondo
    del colejio para su conservacion y mejoras.
  • 13. Que los tres mil y quinientos pesos á que ascienden
    las rentas de los siete profesores de ciencias humanas, se
    paguen de los fondos destinados à la instruccion pùblica.
  • 14. Que el gobierno dè al rector, de acuerdo con el gobernador
    eclesiástico, un reglamento que determine la disciplina
    que debe rejir en el seminario.
  • 15. Que todos los colejiales vistan uniformemente, y con
    decencia, y que tomen su alimento en refectorio.
  • 16. Que no se admita en el colejio, individuo alguno que
    haga ecsepcion á sus estatutos y reglamentos.

    97

  • 17. Que los jóvenes que no puedan pagar la cuota
    de doscientos pesos asignada, sean admitidos en las clases
    de estudio como esternos, con tal que se presenten
    à ellas con la decencia que se les prescriba.
  • 18. Que la facultad de admitir los jòvenes à vivir en
    el colejio, ó á frecuentar las clases como esternos, corresponde
    privativamente al rector, el cual será responsable
    ante el gobierno, de los estudios y del buen órden
    de la casa, y las clases, segun las ordenanzas que se
    le den para el afecto.
  • 19. Que los estudiantes esternos paguen diez pesos
    anuales, para el aseo y reparacion de la casa.
  • 20. Que los estudios eclesiásticos en el seminario de
    la Paz y en el de Santacruz, asi como los rectores,
    vice-rectores, y ministros que dirijen las dos casas, sigan
    come hasta aqui, mientras se establece un colejio de ciencias
    y artes en cada una de estas ciudades.
  • 21. Que entretanto se procede à establecer estos colejios
    se pongan en el seminario de la Paz, y en el de
    Santacruz, las siete cátedras indicadas para las ciencias
    humanas, bajo las mismas condiciones que en el colejio
    de Chuquisaca, y con las mismas rentas pagaderas
    del fondo de la instruccion pública, segun se espresa en
    los artìculos 5.o 6.o y 7.o de este decreto.
  • 22. El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 20 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por òrden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 21 de diciembre.
Que se observe en la Repùblica la ley de 9 de octubre
de
1812, y demás decretos de las cortes españolas,

98

sobre la administracion de justicia: en las súplicas
de las sentencias de una corte superior, conozca
otra corte igual.

Este decreto está derogado por la ley de 8 de enero de 1827, por
el de 10 de setiembre de 1829, y por el código de Procederes
Santa-Cruz.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &.&.&.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por los decretos ecsistentes se hà mandado que
    los tribunales de justicia, en la forma de proceder, se arreglen
    à las leyes del gobierno español, sin haber determinado
    cuales.
  • 2.o Que, por tanto, han ocurrido dudas sobre si esta manera
    de proceder debe arreglarse á las antiguas leyes, ò
    las dictadas por las cortes españolas.
  • 3.o Que es mas conforme al sistema de la Repùblica
    decretada Boliviana, el mètodo establecido por las cortes,
    que èl de las leyes de Indias, de Castilla, &: oida la diputacion
    permanente.

DECRETO:

  • 1.o Los tribunales de justicia, en la forma de proceder,
    se sujetaràn á la ley de las cortes españolas de 9 de
    octubre de 1812, y demas decretos espedidos por las mismas,
    sobre la administracion de justicia, mientras se arreglan
    los códigos Civil, y Penal.
  • 2.o No habiendo en las actuales cortes de justicia mas
    que una sala, las revistas ó instancias de sùplica, se entablarán
    ante las mismas cortes de justicia, que conocieron
    en vista; mas el recurso será llevado despues de
    admitido de una en otra corte para su resolucion: es
    decir los de Chuquisaca para la corte de la Paz, y los
    de la Paz para la de Chuquisaca.

    99

  • 3.o Quedan derogadas, en el territorio de la República,
    las leyes antiguas que estèn en oposision de este decreto.
  • 4.o El secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 21 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por òrden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 21 de diciembre:
Para que las leyes, decretos y òrdenes del gobierno,
se impriman y circulen en una coleccion.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que el mètodo de publicar por bandos las leyes,
    decretos y òrdenes, no les dà toda la necesaria publicidad.
  • 2.o Que tanto los individuos, como los funcionarios pùblicos,
    deben tener á la vista todas las disposiciones del
    gobierno, un solo cuerpo:

DECRETO:

  • 1.o Se imprimirà y circulará, todas las semanas una
    coleccion de leyes, decretos y órdenes del gobierno, por
    el òrden de sus fechas.
  • 2.o En la coleccion oficial no se insertaràn mas
    que
    las leyes, decretos y órdenes del gobierno.
  • 3.o Todo lo inserto la coleccion oficial, serà circulado,

    100

    publicado, y fijado en los lugares pùblicos, por las
    respectivas
    autoridades.
  • 4.o El secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circúlese—Dado en el Palacio
de Gobierno en Chuquisaca à 21 de diciembre de
1825 —Simon Bolivar —Por órden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Orden de 22 de diciembre:
Las cortes superiores juzguen á los presidentes de
departamento, por las faltas en el ejercicio de sus
funciones.

Esta órden està derogada por la constitucion, y por el artìculo 1058
del còdigo de Procederes Santa-cruz.

Cuartel jeneral en Chuquisaca, á 22 de diciembre
de 1825—Al Sor. presidente del departamento de?....
S. E. el Libertador ha declarado, con fecha 17 del corriente,
que el tribunal que debe juzgar á los presidentes
departamentales, por transgresion de las leyes, ó
por las responsabilidades de su destino, son las cortes superiores
de justicia, mientras la constitucion de la Repùblica
determine otra cosa.

Lo trasmito à U. S. para su intelijencia—Dios
guarde à U. S.—Antonio Josè de Sucre.

Decreto de 22 de diciembre:
Se declara abolida la contribucion impuesta á los

101

indíjenas con el nombre de tributo, y se establece la
directa sobre todas las clases: modo de cobrarla, y periodos
en que hade enterarse.

Este decreto es referente al reglamento de 29 de enero de 1826,
està modificado por la ley de 2 de agosto del mismo 26, y declarado
insubsistente por órden de 12 de abril de 1827.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que proclamadas por la Asamblea de estas provincias
    su absoluta independencia, libertad, è igualdad civil,
    dojaron de ecsistir las clases privilegiadas:
  • 2.o Que debe abolirse toda contribucion degradante á
    la dignidad de ciudadanos:
  • 3.o Que la impuesta à los indíjenas esclusivamente, con
    el nombre de tributo, gravita sobre la clase mas miserable
    de la sociedad.
  • 4.o Que la contribucion directa distribuida entre todos
    los ciudadanos, con proporcion à las propiedades que poseen,
    á las ciencias ó artes que profesan, y á la industria
    de cada uno, los hace concurrir de un modo equitativo
    è igual al sostenimiento de las cargas del Estado: oida la
    diputacion permanente.

DECRETO:

  • 1.o La contribucion impuesta á los indíjenas por el gobierno
    español, con el nombre de tributo, quedará abolida
    luego que se haya enterado el tercio vencido en el
    presente mes de diciembre.
  • 2.o Se establecerà en la decretada República Boliviana,
    desde el mes de enero entrante, la contribucion directa,
    que se entenderá: 1.o personal: 2.o contribucion
    sobre las propiedades; y 3.o sobre las rentas anuales

    102

    que produzcan las ciencias, artes, è industria à los
    profesores de ellas.
  • 3.o Esta contribucion durará por un año, y se estinguirá
    ó moderará, segun que el poder lejislativo establezca el
    sistema permanente de hacienda.
  • 4.o Todo hombre indistintamente, desde la edad de diez
    y ocho años hasta la de sesenta, pagarà tres pesos de
    contribucion personal.
  • 5.o Se ecseptuan de la contribucion personal los militares
    en servicio activo, los regulares que vivan dentro
    de sus claustros, y los absolutamente inválidos, fisica ó
    moralmente, con tal que no sean propietarios.
  • 6.o La contribucion personal se satisfarà por mitad en
    cada semestre.
  • 7.o Los predios rústicos contribuirán anualmente el cuatro
    por ciento, sobre la cantidad en que estuvieren arrendados.
    Los cultivados por sus propios dueños contribuiràn
    el tres por cìento, sobre la cantidad que producirian
    en arrendamiento.
  • 8.o Los predios urbanos contribuiràn el tres por ciento,
    sobre el valor del arrendamiento que produzcan, y si
    los ocuparen sus propios dueños, contribuirán el dos
    por ciento sobre el arrendamiento que se abalue.
  • 9.o Las contribuciones correspondientes à los predios
    rùsticos y urbanos, deben satisfacerse por mitades, en cada
    semestre, por los poseedores de aquellos, quienes haràn
    los descuentos á los propietarios ó censualistas en sus respectivos
    casos.
  • 10. Los ministros de justicia, los militares que no esten
    en servicio activo, y demas empleados que tengan por cualquier
    ramo una renta anual pagadera de la hacienda pública,
    contribuirán proporcionalmente un tanto por ciento
    sobre sus respectivas rentas, conforme al decreto de esta
    fecha sobre descuento à los empleados.
  • 11. Los profesores de ciencias, artes ò de cualquiera otra
    industria, contribuiràn en proporcion de los productos que
    se calculen á su profesion.
  • 12. Los empleados de la lista civil, y los de los establecimientos

    103

    públicos, que perciban sus rentas de otros fondos
    que no sean los de la hacienda nacional, contribuiràn
    con la misma proporcion que señala el artículo anterior.
  • 13. En toda contribucion que gravite sobre rentas civiles
    y militares, quedará á cargo de las tesorerias respectivas,
    su descuento y recaudacion en todos los meses.
  • 14. Toda contribucion sobre rentas que se paguen en
    claverìa ó por fondos que no sean los de la hacienda pùblica,
    se descontarà y recaudarà por oficinas correspondientes,
    que deberàn pasar su producto à la tesorería
    departamental en todos los meses.
  • 15. Los abogados, los médicos, los cirujanos, los escribanos,
    y los boticarios, contribuiràn el cuatro por ciento
    anual sobre la ganancia de quinientos pesos que se les
    calcula.
  • 16. Los maestros mayores de cualquiera arte ú oficio,
    contribuiràn el dos por ciento sobre la ganancia de doscientos
    pesos. Los oficiales de cualquier arte ù oficio,
    y los jornaleros, contribuiràn tambien el dos por ciento
    anual sobre la ganancia de cien pesos que se les calcula.
  • 17. Los almaceneros (sean nacionales ó estranjeros) de
    efectos de Europa sobre la ganancia de seis mil pesos,
    y los tenderos sobre la ganancia de mil doscientos anuales,
    contribuiràn el seis por ciento.
  • 18. Los tenderos de efectos del pais, sobre la ganancia
    anual de trescientos pesos, y los denominados pulperos,
    sobre la ganancia de doscientos pesos, contribuirán
    el tres por ciento.
  • 19. Los presidentes, y gobernadores, pasarán al gobierno
    una razon circunstanciada de los contribuyentes que
    residan en sus respectivos departamentos y provincias, designando
    la suma que corresponda à cada uno, por sus
    propiedades, industria &c.
  • 20. El gobierno nombrarà los recaudadores de la contribucion
    que se establece por este decreto y gozaràn un
    tanto por ciento, que se designarà en el título de su
    nombramiento sobre lo que recaudasen. La recaudacion

    104

    de las contribuciones y enteros en las tesorerías departamentales,
    se hará por semestres, con arreglo á las razones
    que el gobierno les pase de los contribuyentes, y
    de la cuota que corresponda à cada uno. Los recaudadores
    podrán nombrar comisionados para el cobro, comunicándoles
    las mismas razones, y pasándoles los boletos
    de pago con anticipacion de un mes, para que cada contribuyente
    haga constar por medio de dicho boleto haber
    eshivido su cuota asignada.
  • 21. Un reglamento particular, que tenga por base el artículo
    anterior, prescribirà detalladamente el modo de verificar
    la recaudacion y entero de la contribucion.
  • 22. Los recaudadores ò cobradores que defraudasen al
    Estado, ó à los ciudadanos, el valor de diez pesos, estaràn
    sujetos à la pena señalada en el decreto dado en
    el Perù à 12 de enero ùltimo, y mandado observar en
    estas provincias.
  • 23. El secretario jeneral interino queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 22 de diciembre de
1825.—Simon Bolivar—Por òrden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 22 de diciembre:
En que se fija una tabla de descuentos, conforme á la
cual deben contribuir los empleados: se ecseptuan los
de la lista diplomática: que este descuento se entienda
temporal.

Este decreto se suspendiò por la órden de 12 de abril de 1828.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.


105

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que conforme á los artículos 11 y 12 del decreto de
    esta fecha, que establece la contribucion, los ministros de
    justicia, los militares que no esten en servicio activo, los
    empleados de la lista civil, y los de los establecimientos
    pùblicos, deben contribuir un tanto por ciento sobre sus
    respectivas rentas.
  • 2.o Que esta contribucion debe verificarse haciendo
    descuentos en razon proporcionada de sus haberes: oida
    la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Que de todos los sueldos, gajes, pensiones, y de toda
    clase de salarios que escedan de 100 pesos, y que se paguen
    de la hacienda pública ó de los productos íntegros
    de rentas, contribuciones ó derechos, se hará el descuento
    en los tèrminos que prescribe la siguiente,

    TABLA DE DESCUENTOS.
    Sueldos—tanto por 100 de rebaja.

    • De 101 à 300. 1 por ciento.
    • De 301 á 400. 2 por ciento.
    • De 401 á 500. 2 ½ por ciento.
    • De 501 à 1000. 3 id. id.
    • De 1001 à 3000. 3 ½ por ciento
    • De 3001 à 5000. 4 id. id.
    • De 5001 á 10000. 5 id. id.
  • 2.o El descuento de sueldos se empezará desde el año
    entrante de 1826, y se entenderá temporal.
  • 3.o Se esceptuan del descuento los sueldos de los ministros
    encargados de negocios, y ajentes diplomáticos de
    la decretada República, cerca de los estados de América,
    y paìses estranjeros, à quienes se abonarán íntegros.
  • 4.o El Secretario jeneral interino queda encargado del
    cumplimiento de este decreto.

Imprímase, publiquese y circúlese. Dado en el Palacio
de gobierno en Chuquisaca à 22. de Diciembre de 1825.—
Simon Bolívar–Por órden de S.E.–Felipe Santiago Esténos.


106

Decreto de 23 de diciembre:
Que á todo delator, ō aprensar de efectos importados
ó esportados clandestinamente, se le adjudiquen
estos: penas de los contrabandistas y empleados de
hacienda, que tomaren parte con ellos.

Este decreto està ratificado por el de 27 de noviembre de 1829.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que ni la rebaja de derechos, ni las penas coercitivas
    que se hallan vigentes, son bastantes para impedir el
    comercio clandestino.
  • 2.o Que la defraudacion de derechos no tendria lugar,
    si los empleados de hacienda pública se contrajesen al desempeño
    de sus obligaciones con todo el zelo y providad
    que el deber y el honor les impone:

DECRETO:

  • 1.o A todo delator de efectos importados ó esportados
    clandestinamente, se le adjudicarà integramente el contrabando,
    sea cual fuese, con tal que su valor esceda de
    diez pesos.
  • 2.o El dueño del contrabando deberá pagar al Estado
    la totalidad de derechos que le correspondan, conforme al
    decreto de esta fecha sobre la materia; y ademas serà espulsado
    para siempre del pais, sea aquel nacional, ò estranjero.
  • 3.o Todo el que aprendiere efectos no delatados por
    otro, y que hayan sido introducidos ó estraidos clandestinamente,
    tiene igual derecho que el delator, en el caso del
    articulo 1.o

    107

  • 4.o Todo empleado en aduana, resguardo, capitania de
    puerto, ò cualquier otro destino de hacienda pùblica, que
    tomare parte en los fraudes que se cometan contra ella,
    (como escedan del valor de diez pesos) ya sea interviniendo
    directamente en el fraude, ó protejiendo el jiro
    clandestino de los efectos de comercio, sufrirá irremisiblemente
    la pena capital.
  • 5.o Todo individuo està autorizado para velar sobre la
    conservacion y aumento de la hacienda pública en jeneral;
    y por lo mismo cualquiera puede reconocer personalmente,
    si los efectos que se introducen son, ò no esencionados
    del derecho de internacion, y hacer las delaciones
    competentes.
  • 6.o El Secretario jeneral interino queda encargado del
    cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el Palacio
de gobierno en Chuquisaca á 23 de diciembre de
1825.—Simon Bolivar—Por órden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.

Resolucion de 23 de diciembre:
Las propuestas para la provision de destinos, se hagan
en terna par los jefes de cada ramo: en igualdad
de aptitudes, tenganse presentes los antiguos empleados
por la patria.

Esta resolucion, en su 1.a parte, está sujeta á la constitucion vigente
en órden á provision de destinos.

Secretaría jeneral—Cuartel jeneral en Chuquisaca à 23.
de diciembre de 1825.—Al Excmo Sor Gran Mariscal
de Ayacucho, Antonio Josè de Sucre—Exemo Sor—
Puesta en conocimiento de S. E. el Libertador la digna
nota de U. E. 20 del presente, sobre la provision de
destinos, me manda decir à U.E., que las propuestas deben
hacerse terna por los jefes de cada ramo, y


108

elevarse à la autoridad suprema por conducto de los
presidentes departamentales que informaràn sobre ellas—
Los antiguos empleados por la patria se tendrán presentes
para las propuestas, en igualdad de aptitudes con
otros.—Dios guarde à V E.— Excmo Sor.—Felipe Santiago
Estenós.

Resolucion de 23 de diciembre:
Sujetando á los administradores de las aduanas de
Yungas, en los casos de fraude, á la pena establecida
por decreto de 12 de enero del propio año.

Esta resolucion, y el decreto de 12 de enero de 1825, estàn derogadas
por el código penal Santa–cruz.

Secretaria jeneral—Cuartel jeneral Chuquisaca
à 23 de Diciembre de 1825.—Al. Excmo Sor. Gran Mariscal
de Ayacucho, Antonio José de Sucre.—Excmo Sr.—
Por la nota de VE. 20 del presente, y por el manifiesto
que se sirve acompañar, queda enterado SE. el Libertador
de que sin embargo de haberse reducido èl
impuesto sobre el ramo de la coca, à dos quintas partes
menos de lo que se ecsijia por el gobierno anterior,
solo se hà perdido de un semestre cinco mil cuatrocientos
sesenta y dos pesos, por el celo que han tenido los
administradores por evitar el contrabando. Para evitar
fraudes en lo sucesivo, y que la administracion de este
ramo sea tambien desempeñada como ahora, dispone
S E., que los que sucedan en ella se entiendan tambien sujetos
á las penas establecidas por decreto de 12 de
enero, conforme á lo propuesto por V.E. en la citada
nota—Tengo la honra de comunicado á V.E., y de debolverle
los antecedentes—Soy de V.E. muy atento servidor
Felipe Santiago Estenós.


109

Decreto de 24 de diciembre:
Establecimiento de una sociedad econòmica en Chuquisaca:
su organizacion.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA
REPUBLICA DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL
PERU, Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA.
&. &. &.

CONSIDERANDO:

Las grandes ventajas que resultarán á la decretada
Repùblica Boliviana, del establecimiento de una sociedad
econòmica, que promueva y avive el adelantamiento
de los ramos que forman la riqueza nacional.

DECRETO.

  • 1.o Se establece, en esta ciudad de Chuquisaca, una
    sociedad econòmica, que se harà estenciva á los demás
    departamentos, segun conviniere.
  • 2.o La organizacion de esta sociedad, el nùmero de sus
    miembros, y el objeto determinado de sus tareas, seràn
    las mismas que detalla el reglamento presentado por el
    jeneral de division D. Andres Santa-cruz, presidente de
    este departamento, que ha sido aprobado por la diputacion
    permanente con fecha 15 de noviembre.
  • 3.o El secretario jeneral interino queda encargado del
    cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circúlese, Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 24 de diciembre de
1825——Simon Bolivar—–Por órden de S. E.—Felipe
Santiago Estenós.

Decreto de 28 de diciembre:

110

Se habilita el puerto de Cobija con el nombre de
Puerto de La—mar.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que estas provincias no tienen un puerto habilitado:
  • 2.o Que en el partido de Atacama se encuentra el denominado
    Cobija, que proporciona muchas ventajas:
  • 3.o Que es justa recompensa al mérito contraido por èl
    gran mariscal don Josè de La–mar, vencedor en Ayacucho,
    la aplicacion de su nombre al enunciado puerto:
    oida la diputacion permanente.

DECRETO.

  • 1.o Quedará habilitado, desde él 1.o de enero entreante,
    por puerto mayor de estas provincias, con èl nombre
    de puerto de la Mar, el de Cobija.
  • 2.o Se arreglarán allí las oficinas correspondientes â la
    ecsaccion y seguridad de los derechos pertenecientes á la
    hacienda pùblica.
  • 3.o El Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de
    Sucre, queda encargado de la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, públiquese y cìrculese. Dado en él palacio
de gobierno en Chuquisaca á 28 de diciembre de
1825.—Simon Bolivar—Por òrden de S.E.—Felipe Santiago
Estenós.

Decreto de 29 de diciembre:
Que la reunion de la Asamblea jeneral Constituyente,

111

anunciada para el
19 de abril, se difiera hasta
el 25 de mayo siguiente.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA. &.&.&.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que la procsima instalacion de la Representacion nacional
    del Perú, ecsije imperiosamente mi presencia á
    ella, para darle cuenta de la administracion que me fue
    confiada por el congreso coso constituyente.
  • 2.o Que es inmensa la confianza con que la Asamblea
    jeneral de estas provincias me ha honrado, pidiendome,
    por medio de una diputacion de su seno, la formacion
    de una constitucion que rija à la decretada Repùblica
    Boliviana.
  • 3.a Que mi marcha á la capital del Perù, me pone en
    la imposibilidad de poderme hallar presente á la instalacion
    de la Asamblea jeneral, en el dia 19 de Abril
    del año entrante, para poder presentar personalmente el
    proyecto de constitucion: oida la diputacion permanente.

DECRETO:

  • 1.o La reunion de la Asamblea jeneral, que se anunció
    para el dia 19 de abril, por decreto de 26 de noviembre
    último, se diferirà hasta el 25 de mayo entrante,
    conforme á lo decretado en 6 de octubre ùltimo por la
    Asamblea jeneral.
  • 2.o El Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio Josè de Sucre,
    cuidará de convocar, para el citado dia 25 de mayo, la
    representacion nacional.
  • 3.o El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de Gobierno en Chuquisaca á 29 de diciembre de
1825—Simon Bolivar—Por órden de S. E.—Felipe Santiago
Estenós.


112

Decreto de 29 de diciembre:
El Libertador delega la autoridad que ejerce en las
provincias del Alto–Perù, en el Gran Mariscal de Ayacucho,
nombrando al Jeneral Andres Santas–Cruz para
que le suceda en los casos de enfermedad, ausencia ó
muerte.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &.&.&.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que el Congreso jeneral constituyente del Perú debe
    instalarse el dia 10 de febrero del año entrante de
    1826.
  • 2.o Que la misma jenerosidad, sin lìmites, con que fui encargado
    del mando supremo del Perú, por los soberanos
    decretos de 10 de febrero, y 10 de marzo del presente
    año, me imponen el agradable deber de dar cuenta, á
    la representacion nacional, de la administracion que se
    me confió, y de mi conducta polìtica durante todo este
    tiempo.
  • 3.o Que conforme à la resolucion del soberano congreso
    del Perù, de 23 de febrero del presente año, me hallo
    autorizado para establecer provisoriamente, en las provincias
    del Alto Perú, el gobierno mas anàlogo á sus circunstancias:
    oida la diputacion permanente.

DECRETO.

  • 1.o Todas las facultades y autoridad que me han sido
    concedidas, respecto de las provincias del Alto Perú,
    por el poder lejislativo de la repùblica Peruana, y las
    decretadas por la Asamblea jeneral de estas provincias:
    quedan delegadas, desde hoy, en el Gran Mariscal de Ayacucho,
    Antonio Josè de Sucre.

    113

  • 2.o Quedan en todo su vigor y fuerza los artículos
    3.o v. 5.o del decreto espedido en Arequipa, á 16 de
    mayo último.
  • 3.o Para los casos de enfermedad, ausencia ò muerte
    del Gran Mariscal de Ayacucho, se nombra al jeneral
    de division don Andres Santa—Cruz.
  • 4.o El secretario jeneral interino queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circùlese. Dado en el palacio
de Gobierno en Chuquisaca à 29 de diciembre de
1825.—Simon Bolívar—Por órden de S. E.—Felipe
Santiago Estenós.

Decreto de 31 de diciembre:
Sobre la separacion de los curatos de Sicasica, y
otros del arzobispado, y su incorporacion al obispado
de la Paz.

Cuartel jeneral en Chuquisaca á 31 de diciembre
de 1825—Al Excmo Sr. Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio
Josè de Sucre-Excmo Sor—La apreciable comunicacion
de V.E, fecha 29 del presente, fué sometida al consejo
de la diputacion permanente, de órden de S.E. el Libertador.
La diputacion, con fecha 30, de opinion, que no
solo los once curatos de que hace mérito V.E. en su
citada nota, si tambien los de Umala, Curahuara de Pacajes,
y demas del departamento de la Paz, deben separarse
de la Iglesia de Charcas, é incorporarse á la
de la Paz.—Opina tambien que esta separacion è incorporacion
deben entenderse, por ahora, y sin perjuicio de
la nueva demarcacion de departamentos: que la aplicacion
de las rentas decimales de dichos curatos, debe quedar
pendiente mientras se arregla la dotacion de la lista
eclesiástica, en el supuesto de que el colejio de ciencias
y artes de la Paz, tendrá la necesaria en los fondos


114

destinados por decretos particulares.—Como la data de
esta nota de la diputacion sea de 30, y por decreto de
29. el Libertador ha delegado en V. E. sus facultades,
me há mandado S.E. que lo remita todo original al conocimiento
de V.E. para que se sìrva resolver.—A S.E.
le parece que los productos decimales de dichos curatos
que se separen é incorporen, deben aplicarse al fondo
comun establecido para instituciones pùblicas, por el supremo
decreto de 11 del corriente, que tengo la honra
de adjuntar en copia; y que se tengan muy presentes estas
rentas decimales, en pro del colejio de ciencias y
artes, y demas establecimientos pùblicos de la Paz.—Dios
guarde à V.E.—Excmo Señor.—Felipe Santiago Estenós
Chuquisaca á 31 de diciembre de 1825—Ejecùtese la separacion
de los curatos del departamento de la Paz que
han pertenecido al arzobispado de Charcas, y se incorporan
al obispado de la Paz: los productos de las rentas
decimales de ellos, entraràn al tesoro pùblico de
aquel departamento, mientras el gobierno resuelva su aplicacion.
Comunìquese à quienes corresponda para su cumplimiento
Sucre—Por òrden de S.E.—Agustin Jeraldino.

FIN DEL AÑO DE 1825.


115

AÑO DE 1826.
Proclama del Libertador, en que
se despide del pueblo boliviano.

CIUDADANOS.

Un deber sagrado para un republicano, me impone
la agradable necesidad de dar cuenta, á los representantes
del pueblo, de mi administracion. El congreso
peruano và à reunirse, y yo debo devolverle el mando
de la Repùblica que me habia confiado. Asi, parto para
la capital de Lima; pero lleno de un profundo dolor,
pues me aparto momentáneamente de vuestra patria,
que es la patria de mi corazon y de mi nombre.

CIUDADANOS: Vuestros representantes me han
hecho confianzas inmensas, y yo me glorîo con la idea
de poder cumplirlas, en cuanto dependa de mis facultades.
Sereis reconocidos por una nacion independiente;
recibireis la constitucion mas liberal del mundo; vuestras
leyes orgànicas serán dignas de la mus completa civilizacion;
el Gran Mariscal de Ayacucho está à la cabeza
de vuestros negocios; y el 25 de mayo prócsimo, serà
el dia en que Bolivia sea. Yo os lo prometo.—Chuquisaca
á 1.o de enero de 1826—Bolivar.

Orden de 6 de enero:
Plazo en que deben satisfacerse los derechos de aduana.

Esta órden està modificada por el articulo 8.o de la de 23 de mayo
del mismo año.

Cuartel jeneral en Chuquisaca à 6 de enero de
1826—Al Sor. Presidente del departamento de.... Sor.


116

presidente—Como en el decreto de 25 de diciembre, que
fija los derechos que hande pagarse à la aduana, no se
espresa el tiempo en que esta deba ser satisfecha, ni hay
hasta ahora determinado un plazo, se dan noventa dias,
que son los concedidos en otras aduanas vecinas, para
pagar al tesoro estos derechos.—Dios guarde á U.S.—
Antonio José de Sucre.

Decreto de 13 de enero:
Division de las secretarias de estado en las secciones
de gobierno y hacienda, y otra militar: se nombran
los individuos que las despachen interinamente: creacion
de dos oficiales mayores.

Esta órden, reformada por la circular de 31 de marzo de 1826, està
sujeta à la Constitucion y al decreto de 30 de noviembre
de 1829.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que el gobierno de estos departamentos ha sido
    servido hasta ahora por la secretaria del ejército:
  • 2.o Que el despacho pùblico ecsije la organizacion de
    otra secretaría, que se encargue de los negocios de gobierno:
    oida la diputacion permanente.

DECRETO

  • 1.o Para el servicio del gobierno, en estos departamentos,
    se divide la secretaría en dos; una de las secciones
    de gobierno y hacienda, y otra militar.

    117

  • 2.o Las dos secciones de gobierno y hacienda, serán
    despachadas interinamente por el teniente coronel Facundo
    Infante, y la militar, del mismo modo, por el teniente
    coronel Agustin Jeraldino. Aquellas tendràn dos oficiales
    mayores encargados de sus respectivos ramos.
  • 3.o Los dos secretarios estan autorizados para firmar
    las órdenes y resoluciones del gobierno, en sus respectivos
    departamentos; pero las comunicaciones á los presidentes
    departamentales, comandantes jenerales, cortes superiores
    de justicia, y gobernadores eclesiàsticos, llevarán
    mi rúbrica al marjen.

Comunìquese á quienes, corresponda, imprìmase y
publìquese. Dado, firmado y refrendado en Chuquisaca
á 13 de enero de 1826—Antonio José de Sucre
Por òrden de S.E.—Agustin Jeraldino, secretario.

Decreto de 16 de enero:
Se establecen cuatro correos mensuales en el interior,
y dos de Oruro á Tacna: dias en que deben salir
de cada capital de departamento: el porte de las cartas
sea el acostumbrado, escepto de Potosì á Chuquisaca:
pena del que conduzca cartas fuera de estafeta.

El articulo 7.o de este decreto està esplicado en la resolucion de
5 de abril de 1826, habièndose suspendido el de número de correos por
la resolucion de 3 de octubre de 1828.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que los dos correos mensuales, que actualmente se

    118

    hallan establecidos dentro del territorio de la República,
    tienen de tal modo su organizacion, que no solo el gobierno,
    pero ni los particulares pueden responder à la
    vuelta, por las pocas horas que hay de plazo para su
    prosecucion, y que resulta, por tanto, la necesidad de demorar
    veinte dias las contestaciones, con perjuicio del servicio
    pùblico.
  • 2.o Que este mètodo no puede alterarse, porque el presente
    arreglo de los correos está con relacion al de los
    demàs estados de América.
  • 3.o Que el gobierno debe remediar este mal, teniendo
    tambien presente que la comunicacion frecuente entre las
    capitales de la Repùblica produce, no solo la mejor union
    de las provincias, sino tambien ventajas positivas á los
    ciudadanos, porque se estrechan mas todas sus relaciones.

HE VENIDO EN DECRETAR.

  • 1.o Se establecen cuatro correos mensuales de esta capital
    à todas las de los departamentos de la Repùblica,
    y otros cuatro de regreso.
  • 2.o El correo partirà de esta ciudad para las de Oruro,
    Cochabamba y la Paz, en los dias 4, 12, 20, y 27:
    para la de Potosí en los dias 2, 9, 15, y 24: para la de
    Santacruz en los dias 6, 13, 21, y 28.
  • 3.o Los correos de regreso, saldràn de las capitales para
    esta ciudad en la forma siguiente: De la Paz y Cochabamba,
    los dias 4, 12, 20, y 28: de Oruro, en los dias
    7, 15, 22, y 30: de Potosì, en los dias 3, 11, 19, y 26:
    de Santacruz, en los dias 4, 12, 21, y 28.
  • 4.o De Oruro continuarà la correspondencia para Potosì,
    en los mismos dias 7, 15, 22, y 30; y de Potosì seguirà
    por la carrera de Salta los dias 6, 13, 21, y 28. La
    administracion de Potosí pagará los correos hasta Salta, y
    los de regreso; los cuales continuarán para Oruro el 5,
    13, 21, y 28.
  • 5.o Se establecen dos correos de à píe de Oruro a Tacna,
    para facilitar à los departamentos sus relaciones de comercio
    con aquella provìncia: estos dos correos partiràn

    119

    de Oruro para la Costa el 1.o y 16 de cada mes.
  • 6.o El porte de las cartas será el mismo que se ha
    pagado hasta ahora à las administraciones, esceptuando de
    Potosì à Chuquisaca, en que solo valdrà un real la carta
    sencilla, y proporcionalmente los demàs pesos.
  • 7.o Será considerado contrabando la remision de una
    carta fuera de estafeta, y el conductor pagarà de multa
    veinte y cinco pesos; pero cualquier ciudadano que por
    un negocio urjente quiera remitir una carta por estraordinario,
    ó aprovechar la salida de algun viajero, podrá
    hacerlo franqueándola antes en las administraciones.
  • 8.o Las administraciones pagarán á los conductores y à
    las postas, por los nuevos correos que se establecen, lo
    mismo que se abona por los que ecsistian anteriormente:
    estos gastos seràn suplidos por los fondos de la renta.
  • 9.o El administrador jeneral de correos dispondrá, que
    en adelante la correspondencia sea conducida en balijas
    cerradas, de que solo tendràn llaves los administradores
    subalternos, para que ninguna persona pueda estraer carta
    alguna en el tránsito; en el concepto que dichos administradores
    son responsables del estravio ò apertura de
    alguna carta, bajo las penas determinadas en la ordenanza.
  • 10. El administrador jeneral de correos propondrá al
    gobierno, el nùmero de conductores que deba aumentarse
    en las administraciones subalternas, y las demás medidas
    necesarias para que el presente decreto tenga su puntual
    cumplimiento.
  • 11. El secretario de gobierno queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 16 de enero de 1825—
Antonio Josè de Sucre—Por òrden de S. E.—Facundo
Infante,
Secretario de la seccion de gobierno y hacienda.

Decreto de 23 de enero:

120

Los departamentos se dividen en provincias, y estas en
cantones: denominacion de los jefes respectivos, y su gradual
subordinacion: quien hade nombrarlos: se les señala
sueldo, sin otro emolumento: les es prohibido todo
conocimiento judicial.

El artìculo 1.o de este decreto se halla reformardo por las leyes de
5 de setiembre del mismo año, y 24 de setiembre de 1831. En lo
demas está sujeto à la constitucion, y á los reglamentos de 10 de diciembre
de 1829, y 28 de setiembre de 1831.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c.&c.&c.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que una gran parte de los males que sufren los
    pueblos, en su gobierno y administracion, depende de la
    irregularidad con que esta dividido el territorio.
  • 2.o Que la division ecsacta de èl toca al cuerpo lejislativo,
    sin embargo de lo cual, debe el gobierno remediar
    aquellos males, interin se hace la nueva demarcacion:
    oida la diputacion permanente.

DECRETO.

  • 1.o Mientras se hace la division constitucional del territorio,
    continuarà el que actualmente tiene en cinco departamentos;
    à saber: el de Chuquisaca, Potosì, la Paz,
    Cochabamba, y Santacruz.
  • 2.o Estos departamentos se dividen en provincias, tomando
    este nombre las que antes se han llamado subdelegacias.
  • 3.o Las provincias se subdividen en cantones: cada canton
    serà una parroquia, si su poblacion es de tres á cuatro
    mil almas; pero sinó, se reuniràn dos parroquias, las mas
    inmediatas, para formar el canton.
  • 4.o Los jefes departamentales propondràn al gobierno
    la organizacion de los cantones de modo que aquellos que

    121

    tengan dos parroquias, se proporcionen la mas fácil y pronta
    comunicacion entre si.
  • 5.o Los departamentos estaràn mandados por un jefe
    civil con el nombre de Prefecto, y las provincias por otro
    con el nombre de Gobernador, subordinado al prefecto;
    los cantones por un ciudadano con el nombre de Correjidor,
    dependiente inmediatamente del gobernador de la
    provincia.
  • 6.o Los prefectos serán nombrados por el gobierno, interin
    la constitucion determine otra cosa. Los gobernadores
    seràn propuestos, por los prefectos, al gobierno. Los
    correjidores seràn nombrados por los cantones mismos, segun
    el reglamento particular que se dè, y este cargo serà
    desempeñado como consejil, relevàndose cada año.
  • 7.o Los cantones donde haya dos parroquias, tendrán
    estas un alcalde nombrado tambien por el pueblo,
    y que estará subordinado al correjidor.
  • 8.o Los prefectos gozarán los sueldos siguientes: seis
    mil pesos anuales los de la Paz, Potosí y Chuquisaca:
    cinco mil el de Cochabamba, y cuatro mil el de Santacruz.
    Los gobernadores gozaràn el sueldo de seiscientos
    pesos anuales, por asignacion total.
  • 9.o Los prefectos ni gobernadores pueden ecsijir de los
    ciudadanos obvenciones, ni emolumento alguno, por el desempeño
    de sus destinos.
  • 10. Los prefectos, y gobernadores, como ajentes del gobierno,
    son solo los funcionarios del poder civil y polìtico,
    conforme á la ley de las cortes españolas de 9 de octubre
    de 1812, mandada observar provisionalmente en la
    Repùblica; y no tendràn, por tanto, intervencion alguna
    en la administracion judicial, que toca à los jueces de
    primera ìnstancia, establecidos por decreto de hoy.
  • 22. El secretario de gobierno queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 23 de enero de 1826—
Antonío José de Sucre—Por òrden de S. E.— Facundo
Infante
, secretario de gobierno.


122

Decreto de 23 de enero:
Creacion de juzgados de letras en las provincias:
que los jueces sean propuestos en terna por las cortes
superiores: su dotacion: los correjidores entiendan, en
los cantones, sobre conciliaciones &: supresion de asesores,
juzgados de hacienda &; responsabilidad de
los jueces
.

Este decreto está contenido en la constitucion, con algunas modificaciones;
y en cuanto à la dotacion de los jueces de letras, se ha
alterado por las órdenes de 15 de marzo y 23 de mayo del mismo
año, con que están conformes el presupuesto comprendido en la ley
de 8 de enero de 1827 y el de 5 de noviembre de 1833.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que es incompatible, con los principios de un gobierno
    liberal, que los ajentes del poder civil tengan tambien
    la administracion de justicia.
  • 2.o Que por el decreto supremo de 21 de diciembre, se
    hà mandado observar provisionalmente en la República,
    la ley de las cortes españolas de 9 de octubre de 1812
    y que es consecuencia de ella el establecimiento de juzgados
    de 1.a instancia: oida la diputacion permanente.

DECRETO:

  • 1.o En la capital de cada provincia se establecerà un
    juzgado de 1.a instancia, con las facultades y atribuciones
    que señala la citada ley de 9 de octubre de 1812.
  • 2.o El ciudadano que administre este juzgado, será conocido
    en la provincia. con el nombre de juez, y deberà
    ser letrado.

    123

  • 3.o Los jueces de 1.a instancia serán nombrados por
    el gobierno, à quien las cortes superiores de justicia propondrán,
    para cada juzgado, tres letrados que hayan ejercido
    su oficio, al menos, por cuatro años, y reunan ademas
    patriotismo, consepto pùblico y moralidad probada.
  • 4.o Los jueces de provincia gozàran totalmente, sobre el
    tesoro pùblico, el sueldo de seiscientos pesos anuales, y
    tendrán por actuaciones los gajes que señala el arancel
    de la Repùblica. Mientras este se forme, estas obvenciones
    quedan reducidas, en las provincias, à la mitad de lo
    que detallaba el antigüo arancel español. En las capitales
    de los departamentos, el juez de la provincia gozará
    el sueldo asignado antes al asesor.
  • 5.o En los cantones, los correjidores ejercerán los juicios
    de concìliacion en demandas verbales sobre injurias
    leves, en que no haya de procederse por escrito, y sobre
    negocios de interes que no pasen de cincuenta pesos.
  • 6.o Por ahora, en las provincias de Mojos, Chiquitos,
    Cordillera y Caupolìcan, los gobernadores ejercerán tambien
    el juicio de conciliacion, en los tèrminos del artìculo
    anterior.
  • 7.o Quedan suprimidos los asesores departamentales, los
    juzgados llamados de diezmos, censos, y bienes de difuntos:
    y las personas que dependian de ellos, sujetas á los jueces
    de provincia, y á los tribunales de justicia. El juzgado
    de consulado quedarà provisionalmente vijente.
  • 8.o Mientras el cuerpo lejislativo determina otra cosa,
    los jueces de las provincias están sujetos, en su responsabilidad,
    al decreto dictatorial de 31 de mayo de 1824.
  • 9.o El secretario de gobierno queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circúlese. Dado en el
Palacio de gobierno en Chuquisaca à 23. de enero de
1826.—Antonio José de Sucre—Por órden de S.E.—Facundo
Infante
,—secretario de gobierno.


124

Resolucion de 24 de enero:
Queden á favor del tesoro los novecientos pesos
que se pagaban á los empleados de la cruzada, y los
quinientos que se gastaban en la publicacion de la
bula: que las mesadas eclesiásticas se regulen por los
gobernadores eclesiásticos &
.

Cuartel jeneral en Chuquisaca à 24 de enero de
1826.—Al Sor Presidente del departamento de.... Sor
Presidente:—Con fecha 21 del que rije, dice el secretario
de la Excma. diputacion permanente á esta secretarìa
de gobierno de mi cargo, lo que sigue:

Los novecientos pesos que se pagaban aquí à los
empleados de cruzada, y los quinientos que se gastan en
la publicacion de las bulas, deben justamente quedar en
la hacienda pùblica para las atenciones del Estado. Este
ramo, en especie y caudales, ha sido siempre manejado
por los administradores de las cajas, quienes han hecho
los repartos y las recaudaciones—El cobro de las anualidades
ha correspondido, por reglamento especial, á los contadores
de diezmos, con un tanto por 100 de su trabajo:
de modo que el comisario, el notario y demàs dependientes
de cruzada, solo han servido para publicar la bula de
dos en dos años, y esta momentanea ocupacion, le ha costados
á la Repùblica, en todos sus departamentos, mas de
cuatro mil pesos anuales. La diputacion se halla convencida
de la necesidad que hay de reformar los gastos inùtiles,
y de estirpar abusos que solo han servido para complicar
y enredar el manejo y economía de hacienda. Que
se estiendan las escrituras de fianza por los escribanos
nacionales, que costarà menos à los otorgantes: que se
regule el importe de las mesadas eclesiásticas por el
gobernador del arzobispado; y que las demandas en
esta razon se hagan, como las demas, ante el provisor


125

y vicario jeneral. Este es el dictamen de la junta, que
trascribo à U S. para que se sirva ponerlo en conocimiento
de S. E., à cuyo fin devuelvo la consulta orijinal
del presidente de este departamento.”

Y S. E. el Gran Mariscal de Ayacucho se conforma
en todas sus partes, con el dictamen de la diputacion,
y me manda prevenga à U S. lo cumpla y haga cumplir
en la parte que le toca.

Dios guarde á U S.—Facundo Infante.

Decreto de 25 de enero:
Se ordena el establecimiento de cementerios para los
cadáveres: penas de los curas que los entierren en sus
Iglesias
.

Este decreto está corroborado por la òrden de 24 de enero de 1831

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que la insalubridad de los pueblos depende, en gran
    parte, de la falta de limpieza y policìa.
  • 2.o Que la esperiencia ha enseñado, que nada corrompe
    tanto la atmósfera de Los pueblos, como el enterramiento
    de cadáveres en ellos, y particularmente en las Iglesias,
    donde la reunion de los fieles hace que el aire, por falta
    de ventilacion, se cargue de miasmas:

DECRETO.

  • 1.o Se estableceràn cementerios, para dar sepultura à

    126

    los cadáveres, en todos los pueblos de la Repùblica, cualquiera
    que sea su vecindario.
  • 2.o Los cementerios se formaràn doscientas varas, cuando
    menos, distantes de las ùltimas casas de la poblacion, y
    en los parajes mas ventilados.
  • 3.o Los curas párrocos, à quienes se les pruebe que se
    han enterrado cadáveres en sus iglesias, un mes despues
    de haber recibido este decreto, seràn irremisiblemente
    separados de sus curatos, sin derecho à obtener ningun
    beneficio eclesiàstico por diez años.
  • 4.o Los presidentes y gobernadores, son los inmediatos
    responsables de ejecutar, y hacer se ejecute este decreto.
  • 5.o El Secretario de gobierno queda encargado del cumplimiento
    de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en el Palacio
de gobierno en Chuquisaca á 25 de enero de 1826.—
Antonio José de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo Infante,
secretario de gobierno.

Reglamento de 29 de enero:
Para que se lleve á efecto la contribucion directa establecida
por el decreto de
22 de diciembre.

Este reglamento està modificado por la ley de 2 de agosto de 1826
y declarado sin efecto por la órden de 12 de abril de 1827.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que el supremo decreto de 22 de diciembre de
    1825, que establece la contribucion directa, previene que

    127

    un reglamento particular determine los medios de su recaudacion.
  • 2.o Que para verificar esta contribucion, deben formarse
    el catastro, y los padrones jenerales, en todo el territorio
    de la Repùblica.
  • 3.o Que de la recaudacion ecsacta de esta contribucion,
    resultará que el gobierno, contando sobre una entrada fija,
    en el tesoro nacional, para los gastos de la República,
    pueda en el año procsimo quitar á los bolivianos las alcabalas,
    y demas contribuciones indirectas, que todavia ecsisten,
    y que despues de ser pesadas y degradantes, son
    trabas à la industria de un pueblo libre: oida la diputacion
    permanente:

DECRETO.
CAPITULO 1.o
De la contribucion personal.

ARTICULO 1.o

Se formarà un padron jeneral de todos
los habitantes del territorio de la Repùblica, sirviendo para
base de él las matrìculas que ecsistan en las secretarías
de los jefes departamentales, las que tenian hechas los
subdelegados, los alcaldes y caciques, las que ecsisten en
poder de los pàrrocos actuales, y las noticias que se hayan
recojido para el plan estadístico que se está formando.

2.o

Para facilitar este empadronamiento, se harà por provincias.
El gobierno nombrarà un comisionado en cada
una de ellas, que con vista de estas matrículas, completo
el padron jeneral.

3.o

El comisionado estractara de este padron, los bolivianos
que, segun el artículo 4.o del citado decreto de
22 de diciembre, son obligados á pagar la contribucion
personal; esto es, los hombres indistintamente que ecsistan
de diez y ocho hasta sesenta años.

4.o

El comisionado es responsable al gobierno, bajo las
penas que establece el artìculo 22 del referido decreto,


128

de la omision de individuos en el padron, y de la suposicion
de facultades físicas ó morales en los individuos. El
gobierno se reserva la autoridad de hacer verificar la invalidez
que declare el comisionado.

5.o

El comisionado es obligado á llevar separadamente,
un estracto nominal de los abogados, médicos, cirujanos,
escribanos, boticarios, maestros mayores de arte ù oficio
y jornaleros, que ecsistan en las provincias, siendo
responsable de cualquiera omision en los términos del artículo
anterior.

6.o

Para que estos padrones tengan la ecsactitud debida,
se subdividiràn por cantones; y para ello el comisionado
se asociará con los correjidores, y con los curas párrocos.

7.o

Del resultado jeneral de estas razones, se formarà
el càlculo del total à que ascienda la contribucion personal,
y sobre ella se abonará al comisionado, por el tesoro
pùblico, el tres por ciento en pagamento de su
trabajo, luego que haya entregado al jefe del departamento
los referidos, padrones y que estén justificados.

CAPITULO 2.o
De la contribucion efectiva de propiedades.

8.o

Para formar el catastro que sirva á la contribucion
efectiva, se nombrará en cada provincia otro comisionado
especial, independiente del de los empadronamientos,
el cual serà encargado de denominar las propiedades,
y apreciar su producto neto.

9.o

El comisionado, para justificar el producto neto de
cada propietario, visitarà personalmente todos los fundos,
y los abaluarà por sì, debiendo asociarse para ello, con el
gobernador de la provincia, el cual harà concurrir al dueño
del fundo y á sus colindantes. Con presencia de todo
se calculará el líquido producto de la propiedad, bien sea
esta mina, casa, hacienda &c, y se especificaràn aquellas
que estàn administradas por sus dueños, en un rejistro;


129

y en otro las que estén arrendadas: en ambos se espresaràn
los principales á censo que hay sobre el fundo, y á
quien pertenecen. Acabada esta operacion sobre una propiedad,
se pasará à otra; citando del mismo modo al dueño
y sus colindantes.

10.

El comisionado especial responderà al gobierno, en
los términos del artìculo 4.o de las omisiones ó suposiciones
que haya en el número de propiedades, y de la desapreciacion
ò ecsajeracion del producto neto de ellas. El
gobierno se reserva la facultad de hacer verificar el estado
jeneral que le presente el comisionado.

11.

El comisionado llevará un rejistro separado, en que
consten los almaceneros, y tenderos de efectos de Europa,
espresando aquellos que son bolivianos, y los que no
lo son, y de los tenderos y pulperos que haya en la provincia.

12.

Terminadas estas operaciones en la provincia, el comisionado
especial entregarà los orijinales al jefe del
departamento, y obtendrá de la tesorerìa, por su trabajo,
el tres por ciento sobre la suma à que ascienda el total
de la contribucion efectiva, que resulte como verificable
en el càlculo que se forme.

CAPITULO 3.o
Recaudacion de las contribuciones.

13.

Para la recaudacion de ambas contribuciones, habrá
un solo recaudador en cada provincia, el cual serà
nombrado por el gobierno, y tendrà de gaje un tanto
por ciento sobre la suma que recaude y entregue en
las cajas pùblicas, cuyo tanto le será señalado al tiempo
de librarle su título ò comision.

14.

El recaudador tiene la autoridad económica y coactiva
concedida à los administradores de hacienda. Tendrá
presente que todo boliviano de edad de diez y ocho á
sesenta años, debe pagar tres pesos de la contribucion personal,
y lo que le toque de la efectiva: el simple jornalero


130

satisface dos pesos, que con los tres de la personal son
cinco pesos.

15.

El recaudador puede conferir sus facultades, para el
cobro en los cantones, á algunos ajentes; pero lo harà por
escrito, y con autorizacion del gobernador de la provincia,
sin cuyas formalidades no seràn reconocidos.

16.

El descargo del recaudador ante el gobierno, serà la
suma de dinero que entregue en la caja del departamento,
conforme resulte del padron jeneral de contribuyentes
personales, y del estado jeneral de propiedades, de donde
està calculado el producto de la contribucion efectiva;
de todo lo cual debe tomar copia en la tesorerìa al recibir
su comision.

17.

Si la ley de la contribucion directa permaneciese en
adelante, ningun recaudador podrá continuar dos años en
su ejercicio, sin rivalidar su tìtulo; para lo cual debe presentar
al gobierno el finiquito de la tesorería del departamento,
en el cual conste que ha enterado integramente
en cajas el producto de las contribuciones, segun los padrones
jenerales, y estados jenerales de propiedades.

18.

Ademàs de las fianzas que deben dar los recaudadores,
estarán sujetos al decreto de 12 de enero de 1825.

19.

El recaudador y sus ajentes, daràn recibo á cada contribuyente
en el acto de cobrar, de la suma que se les entregue,
especificando lo que toca à la contribucion personal,
lo que es producto de la contribucion efectiva, y á
que especie de propiedad corresponde. Si sobre la
propiedad hay algunos censos, le darà recibo separado de
lo que toca por estos, para que responda con èl al censualista,
puesto que el censuatario es que abona la contribucion
al recaudador, segun el artìculo 9.o del decreto
de 22 de diciembre.

20.

Ningun individuo pagará su contribucion efectiva, ó
personal, sino bajo de recibo; so pena de quedar espuesto
á pagarla segunda vez. Los gobernadores de las provincias,
cuidarán muy especialmente de instruir al pùblico
de esta providencia.

21.

El recaudador, y sus ajentes, llevarán un rejistro, en


131

el cual copien à la letra todos los recibos que den á los
contrìbuyentes, y conforme al artículo 19.

22.

Cerrados que sean estos rejistros, los pasarà inmediatamente
el recaudador á la tesorería departamental, para
que comparàndose con los padrones jenerales, y estados
de propiedades, se le dé el finiquito, que para ser
vàlido, sera visado por el prefecto del departamento, el
cual es responsable de dar su firma, sin haber ecsaminado
los documentos con que debe justificarla.

23.

El prefecto del departamento hará dejar una copia
de estos rejistros en sus archivos, y enviará el orijinal á
la secretaria de hacienda.

CAPITULO 4.o
Contribucion de empleados.

24.

El ministro del tesoro pùblico de cada departamento,
hará llevar un rejistro separado del descuento
que se hace á los empleados de la lista civil, militar y
eclesiàstica, y á todos los que segun el decreto de 22 de
diciembre, son comprendidos en la contribucion directa,
para responder con él, á la direccion jeneral de hacienda,
del producto de este ramo. En este rejistro se espresarà
mensualmente lo que se descuenta á cada individuo.

25.

Los claveros, y todo administrador de algun fondo,
sobre el cual tengan rentas algunos individuos, llevaràn
igual rejistro, y con èl responderán en las cajas departamentales
al entregar la suma que toca, por la contribucion
directa, à todos los individuos de su ramo.

26.

Conforme à estos rejistros, las tesorerìas departamentales
tomarán en depòsito las sumas que resulten mensualmente
de estos descuentos, para darles entrada, en el
respectivo semestre, como productos de la contribucion directa.

CAPITULO 5.o
Disposiciones adicionales.

27.

Con los rejistros que presenten los recaudadores,


132

y los administradores de las tesorerìas departamentales,
el secretario de hacienda hará imprimir, al año, las
relaciones nominales de los contribuyentes de cada
provincia, espresando la suma satisfecha por cada individuo,
como contribucion efectiva, y como contribucion personal,
á fin de que fijadas en lugares públicos, puedan los
bolivianos comparar lo que han pagado al recaudador, y lo
enterado por este en cajas, para que en caso de fraude lo denuncie
al gobernador de la provincia, ó al jefe del departamento.

28.

Denunciado de fraude el recaudador por un boliviano,
y apoyado por dos testigos, e gobernador de la provincia
procederá á su detencion ó arresto, aun cuando ya
no esté ocupado como recaudador; y le mandarà seguir
la causa correspondiente conforme al decreto de 12 de
enero citado para que sea castigado:

29.

Al fin del año, deberà el secretario de hacienda
públicar un resumen de lo que ha dado cada provincia,
especificando lo que toca à la contribucion efectìva, y
la personal; y comparados estos estados con las relaciones
de que habla el artìculo 27, serviràn para justificar
la fidelidad de los empleados.

30.

El Secretario de hacienda queda encargado de la
ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el Palacio
de gobierno en Chuquisaca á 27 de enero de
1826.—Antonio Josè de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo
Infante
, secretario de la seccion, de hacienda.

Orden de 1.o de febrero:
Que las cortes superiores propongan jueces de letras
para las provincias, prefiriendo á los emigrados en
igualdad de circunstancias
.

Esta órden ha quedado sin vigor desde que se publicó la Constitocion
del año de 1831.


133

Cuartel jeneral en Chuquisaca à 1.o de febrero
de 1826.—A los presidentes de las cortes superiores de
justicia de Chuquisaca y la Paz—Sr. Presidente—Tengo
el honor de acompañar á US. copia del decreto de
23 de enero, sobre el establecimiento de jueces de primera
ínstancia; y en su consecuencia, S.E. el Gran Mariscal
de Ayacucho me encarga diga à US, que esa corte
superior do justicia se ocupe, á la mayor brevedad, que
le sea posible, de proponerle al tenor del citado decreto,
los individuos que hayan de servir dichos juzgados. Desea
S.E. que todos les propuestos reunan las cualidades
allì espresadas, prefiriendose en igualdad de circunstancias,
à los que hayan sufrido la suerte de emigrados.—
La corte superior de justicia no propondrá, por ahora, jueces
para las provincias de Mojos, Chiquitos, la Cordillera,
Caupolican, ni Sacaba que quedarà sujeta à Cochabamba.
Tampoco propondrá para las capitales de departamento,
pues los actuales asesores hande servir los juzgados.
—Dios guarde á US.—Facundo Infante.

Decreto de 1.o de febrero:
El canton de Caracollo se incorpora á Oruro

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS.
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que la situacion local del canton de Caracollo, lo
    hace pertenecer mas á la provincia de Oruro, que à la
    de Sicasica, de que està separado naturalmente por un
    despoblado.
  • 2.o Que unido Caracollo à la provincia de Oruro, le es

    134

    mas fàcil su gobierno y administracion de justicia: oida
    la diputacion permanente,

DECRETO.

  • 1.o El canton de Caracollo queda separado de la provincia
    de Sicasica, y del departamento de la Paz, è incorporado
    á la provincia de Oruro.
  • 2.o El canton de Caracollo depende, en todos sus ramos
    de administracion, del gobierno de Oruro, y espiritualmente
    del arzobispado de Charcas.
  • 3.o El canton de Caracollo ingresarà, en la tesoreria de
    la Paz, todas sus contribuciones y derechos, hasta 31 de
    diciembre último; y desde 1.o de enero los enterará en
    la caja de Oruro.
  • 4.o El secretario de la seccion, de gobierno queda encargado
    de la ejecucion de este decreto.

Comuníquese á quienes corresponda, imprìmase,
publíquese y circùlese. Dado en el palacio de gobierno
en Chuquisaca à 1.o de febrero de 1826.—Antonio
José de Sucre
—Por órden de S.E.—Facundo Infante,—
secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 3 de febrero:
Que en Cochabamba se plantee el colejio de ciencias
y artes, sobre el plan de organizacion que se
espresa: sus rentas
.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que por el supremo decreto de 11 de diciembre, se ha

    135

    mandado el establecimiento de un colejio de ciencias y
    artes en cada capital de departamento.
  • 2.o Que por otro decreto especial de 31 de diciembre,
    se ha recomendado llevar al cabo, lo mas brevemente posible,
    el establecimiento de este colejio en Cochabamba
    oida la diputacion permanente.

DECRETO.

  • 1.o Se plantificará el colejio de ciencias y artes en la
    ciudad de Cochabamba, conforme al supremo decreto de
    11 de diciembre último.
  • 2.o Se destina para este colejio la antigua casa de la
    compañia, ó cualquier otro edificio pùblico, que el director
    jeneral de enseñanza, con acuerdo del presidente del
    departamento, crea mejor para el establecimiento; y en él
    se harán todas las reparaciones necesarias, por cuenta de
    los fondos que se designan á este establecimiento, para
    ponerlo en estado de recibir los jòvenes que hayan de
    educarse en él. Si fuere necesario, se anticiparà por el
    tesoro pùblico, con calidad de reintegro, la suma necesaria
    para las dichas reparaciones.
  • 3.o Por ahora, se pondràn en este colejio siete cátedras,
    á saber: una de lengua castellana y latina; otra de retórica,
    elocuencia y oratoria: otra de matemàticas puras,
    y arquitectura: otra de medicina: otra de botánica y agricultura:
    otra de filosofía moderna; y otra de moral, derecho
    natural, civil, y de jentes, haciendo particular estudio de
    la constitucion y de las leyes de la República. Cada catedrático
    gozarà una dotacion de quinientos pesos anuales.
  • 4.o Para la direccion y economia de este colejio, tendàr
    un rector, con la dotacion de ochocientos pesos anuales,
    un vicerector, con la de cuatrocientos, y un ministro,
    con la de trescientos.
  • 5.o El colejio sostendrá, por cuenta de sus rentas, treinta
    y dos jòvenes, y cada uno de ellos por siete años.
    Estos jóvenes serán escojidos, veinte de ellos de entre
    los huérfanos de las victimas de la revolucion en todo
    el departamento, y doce de los indíjenas, cuya educacion

    136

    reclama particulares atenciones del gobierno. Todos
    obtendrán esta gracia por el mismo gobierno.
  • 6.o Para la asistencia de estos treinta y dos jóvenes,
    se señala ciento treinta pesos. Ningun jòven de ellos
    entrará al establecimiento con menos de doce años, ni
    con mas de veinte, y deberá saber leer y escribir.
  • 7.o Se señalan como rentas anuales de este colejio.

    1.o 1,800 pesos, en el cànon de la hacienda de Colpa
    de la obra pia fundada por don Marcos Faramonte,
    dejando 208 con que se completan
    los dos mil ocho de su cànon, para
    pagar al capellan que debe cumplir con las
    intenciones del fundador.
    2.o 1.220 pesos, que paga el poseedor de la hacienda
    de Achamoco, por la fundacion piadosa de
    Don Lorenzo Aldana.
    3.o 700 pesos, que satisface el arrendatario de los molinos
    de Sicaya, correspondientes á la obra
    pia del propio Aldana.
    4.o 980 pesos, de la sacristia mayor de Cochabamba
    que se hà supreso, cuya suma es el minimo
    que le ha correspondido; en la inteligencia
    que el producto total de dicha sacristia,
    es lo que se asigna al establecimiento.
    5.o 2,795 pesos, del producto liquido del convento de
    Santo Domingo de Cochabamba, supreso como
    convento menor.
    6.o 1.619 pesos, producto de las obras pias que manejaban
    los jesuitas, fundadas por Don Juan
    Solorzano.
    9.114.
  • 8.o Mientras se establecen las cátedras, y entran jòvenes
    á los estudios, las rentas que se designan servirán
    para la reparacion del edificio, y si faltase, se suplirà del
    fondo jeneral de enseñanza pùblica.
  • 9.o Organizadas las siete cátedras de que habla el art.
    3.o, se estableceràn en el colejio escuelas de pintura,

    137

    dibujo, idiomas estranjeros, y demas que hacen adorno à
    la juventud, pagándose los maestros del fondo jeneral de
    enseñanza pùblica.
  • 10. Todo colejial que viva en el colejio, ademas de
    los treinta y dos jòvenes que él sostiene, pagarà anualmente
    cien pesos para el fondo comun; pero serà obligado
    à costearse su vestuario. Ningun individuo se admitirà
    al colejìo, que haga excepcion á sus estatutos y
    reglamentos.
  • 11. Todos los colejiales vestiràn uniforme y decentemente
    casaca, pantalon, medias y corbata negra, y llevaràn
    sombrero redondo con la escarapela nacional.
  • 12. Los jòvenes que por falta de cuota no puedan ser
    colejiales, seràn admitidos en la clase de estudio, como esternos,
    con tal que concurran à èl con la decencia necesaria,
    y que abonen seis pesos anuales para el aseo y
    reparacion de la casa.
  • 13. La facultad de admitir á los jovenes pensionistas
    en el colejio, ò frecuentar las clases como esternos, serà
    del rector; y este responderà al gobierno, y al director
    jeneral de enseñanza pùblica, del buen òrden de los
    estudios, del rèjimen de la casa y las clases, segun el
    reglamento.
  • 14. El gobierno darà el reglamento que determine la
    disciplina y economìa de este establecimiento, y el órden
    de los estudios, segun el plan jeneral de enseñanza.
  • 15. Luego que el gobierno haya resuelto sobre el plan
    jeneral de educacion que debe rejir en la Repùblica, el
    colejio de Cochabamba se sujetará á las modificaciones que
    ecsija su uniformidad con los demás colejios.
  • 16. El director jeneral de enseñanza pùblica queda, bajo
    su responsabilidad, encargado de la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circúlese. Dado en el Palacio
de gobierno en Chuquisaca á 3 de febrero de 1826—
Antonio José de Sucre—Por órden de S E.—Facundo Infante,
secretario de la seccion de gobierno.


138

Decreto de 4 de febrero:
Que en el colejio de huérfanos de Cochabamba se reunan
los que lo sean en el departamento, y se les enseñen
oficios mecánicos, primeras letras &: rentas: el
prefecto admitirá á los huèrfanos, oyendo á la junta
inspectora de educacion
.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que por un decreto supremo del 11 de diciembre,
    se ha prevenido el establecimiento de escuelas primarias
    en cada capital de departamento:
  • 2.o Que por otro decreto de la misma fecha, se ha dispuesto
    recojer todos los niños varones, huérfanos de ambos
    padres, ó de uno de ellos solamente, y reunirlos en
    escuelas con preferencia à los demás pobres:
  • 3.o Que es necesario determinar rentas fijas á estos establecimientos,
    y hacerlo por departamentos, así como los
    tèrminos de su ereccion.
  • 4.o Que por otros decretos de 11 de diciembre, se han
    designado los fondos que se aplican á la educacion pùblica:
    oida la diputacion permanente:

DECRETO:

  • 1.o En el colejio de huérfanos de Cochabamba, se reunirán
    todos los huérfanos del departamento, de que habla
    el citado decreto de 11 de diciembre.
  • 2.o En el mismo, se organizaràn las escuelas primarias
    de la capital, de que habla el otro decreto de igual fecha.
  • 3.o El director jeneral de enseñanza pùblica, de acuerdo

    139

    con el presidente del departamento, determinaràn los
    superiores que haya de tener el establecimiento, la asignacion
    que gocen, y el réjimen moral, instructivo y econòmico
    que haya de seguirse en él.
  • 4.o Ademas de los oficios mecánicos que se enseñen en
    este colejio, habrá las escuelas necesarias de primeras
    letras, en que tambien se aprendan los principios de la
    aritmética, y los de la relijion. Se procurará que tambien
    haya escuelas de dibujo y de pintura.
  • 5.o Las rentas que se aplican à este colejio para la mantencion
    de los huérfanos, y dotacion de los maestros son:—1.o
    Los 3000 pesos que actualmente tiene el colejio de huérfanos.
    2.o 4558 pesos de los arriendos anuales de
    tierras de comunidad, en todo el departamento: 3.o
    Las rentas que produce la caja jeneral de censos,
    dentro del departamento. 4.o El derecho que se cobra
    por cada fanega de trigo, al entrar en las ciudades, mientras
    no se suprima. 5.o Los productos de los trabajos de
    los mismos huèrfanos, por el resultado de sus oficios mecánicos,
    con la escepcion de una cuarta parte.
  • 6.o Del producto del trabajo de cada huèrfano, en el
    oficio à que se haya inclinado, se le reservará la cuarta
    parte para entregàrsele en su mano al tiempo de salir del
    colejio, que le servirá de un pequeño principal para establecerse.
    Con este objeto, el superior de la casa le llevará
    su cuenta respectiva.
  • 7.o La recepcion de los huérfanos en este colejio, la
    dará el prefecto del departamento, bajo su responsabilidad,
    despues que la junta inspectora de educacion haya declarado,
    que el huérfana es verdaderamente tal.
  • 8.o El gobierno decretará el reglamento que determine
    la disciplina que rija este establecimiento, à cuyo efecto,
    el director jeneral de la enseñanza, lo propondrà.
  • 9.o Luego que el gobierno haya formado el plan jeneral
    de educacion, que debe rejir en toda la República, el
    colejio de huèrfanos de Cochabamba se sujetará á las modificaciones
    que ecsija su uniformidad con los demás.
  • 10. El director de la enseñanza pùblica es responsable

    140

    de la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en el
palacio de gobierro en Chuquisaca, à 4 de febrero de
1826—Antonio Josè de Sucre—Por órden de S.E.—Facundo
Infante
, secretario de gobierno.

Decreto de 5 de febrero:
Ereccion de un hospicio de pobres en Cochabamba:
que se compren herramientas, y se les dé ocupacion:
todos los mendigos del departamento, sean recojidos
en el hospicio: no se permitan pordioseros en las
calles: rentas
.

Este decreto està suprimido por el artículo 1.o del de 27 de
febrero de 1830.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que es un deber del gobierno recojer en hospicios
    los mendigos de la Repùblica, sosteniendo á aquellos que
    sean imposiblitados de procurar su subsistencia, y proporcionando
    á los que pueden trabajar un modo de alimentarse.
  • 2.o Que del departamento de Cochabamba se han enviado
    los conocimientos con que puede arreglarse allí este
    establecimiento: oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Se establece en Cochabamba un hospicio de pobres,

    141

    en el cual serán recojidos todos los mendigos que
    haya en el departamento.
  • 2.o Se destina para casa de este hospicio, el convento
    de la Recoleta, en el cual se harán las reparaciones necesarias
    por cuenta del tesoro público.
  • 3.o El hospicio estarà bajo la direccion del administrador
    de hospitales del departamento, el cual hará observar en
    èl, el reglamento que establezca el director jeneral de
    hospitales, aprobado por el gobierno.
  • 4.o Del fondo jeneral de hospitales, se avanzará una
    cantidad proporcionada, para que se compren herramientas
    de agricultura, máquinas de hilar y tejer, algodon,
    lana & con que dar ocupacion à los pobres del hospicio
    que puedan trabajar, destinando aquellos mas fuertes al
    cultivo de las tierras de la misma Recoleta, que se asignan
    como propiedad del establecimiento.
  • 5.o El prefecto del departamento dispondrà, que todos
    los mendigos de èl vengan al hospicio, y prohibirà que
    haya pordioseros en las calles solicitando limosna; à cuyo
    efecto autorizarà, á todos los gobernadores, y correjidores,
    para que todo el que pide limosna en los pueblos,
    sea remitido al hospicio.
  • 6.o Se asignan para sostener el hospicio: 1.o Las rencas
    que eran de la Recoleta. 2.o El producto de sus alfalfares
    que han estado en arriendo. 3.o El producto del
    arriendo de las tierras de la misma Recoleta, que no
    esten trabajadas por los pobres del hospicio. 4.o Los
    700 pesos, producto de la capellania y obra pia de Tamborada
    y Quintanilla. 5.o Los productos de los trabajos
    de los individuos del hospicio.
  • 7o El prefecto del departamento de Cochabamba está
    encargado de la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, circúlese y publíquese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 5 de febrero de 1826—
Antonio Josè de Sucre— Por órden de S. E.—Facundo
Infante
, secretario de gobierno.


142

Decreto de 6 de febrero:
Que las niñas huérfanas de Cochabamba se recojan
en el colejio, y se les enseñen las primeras letras &:
rentas
.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por el artículo 5.o del supremo decreto de
    11 de diciembre, sobre la educacion de huérfanos, se
    ha recomendado el establecimiento de escuelas para las
    niñas huérfanas.
  • 2.o Que el colejio actual de huérfanas de Cochabamba,
    mejorándose y dotándolo con suficientes rentas, puede
    servir para llenar en aquel departamento las miras del
    referido: oida la diputacion permanente.

DECRETO:

  • 1.o En el colejio de huérfanas de Cochabamba, se recojerán
    las niñas mas pobres que, por no tener padres ni parientes
    que cuiden de su educacion, necesitan el amparo
    del gobierno.
  • 2.o No se admitirán en esta casa, sino las niñas que,
    segun el artìculo anterior, merezcan esta gracia; para lo
    cual la recepcion la darà el Prefecto del departamento
    bajo su responsabilidad, despues de la certificacion de la junta
    inspectora de educacion, que declare la huèrfana verdaderamente
    tal.
  • 3.o Se establecerán en esta casa escuelas de primeras
    letras, y se enseñaràn los principios de la relijion, y todos
    los oficios que correspondan á una madre de familia
    pobre.
  • 4.o Tendrá la casa una superiora nombrada por el prefecto
    del departamento, à propuesta de la junta, à cuyo

    143

    cuidado correrà la economìa del establecimiento, y el
    réjimen moral è instructivo de él.
  • 5.o El gobierno darà el reglamento que determine el
    gobierno interior de la casa, y la enseñanza que deba seguirse
    en la educacion de las niñas.
  • 6.o Para la mantencion de las huèrfanas, y demàs gastos
    de este colejio, se señalan: 1.o las rentas que actualmente
    tiene el colejio de huérfanas de Cochabamba: 2.o
    los 1219 pesos de las rentas del convento de la Merced,
    suprimido como menor: 3.o los 638 pesos de la
    obra pia establecida sobre los molinos de Pocoata, en el
    canton de Arani: 4.o los 570 pesos de la obra pia establecida
    sobre la hacienda de Sabalaba: 5.o la mitad de
    los productos de los trabajos de las mismas huérfanas.
  • 7.o Del producto del trabajo de las huèrfanas, se les reservarà
    á cada una la mitad, para entregársele en su mano
    al tiempo de salir del colejio, à cuyo efecto se le
    llevará su cuenta por la superiora.
  • 8.o Luego que el gobierno haya resuelto sobre el plan
    jeneral de educacion, que debe rejir en toda la Repùblica,
    la casa de huérfanas de Cochabamba se sujetará à las
    modificaciones que ecsija su uniformidad con las demàs.
  • 9.o El director jeneral de enseñanza pública queda,
    bajo su responsabilidad, encargado de la ejecucion de este
    decreto.

Imprímase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 6 de febrero de 1826.—
Antonio Josè de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo
Infante
, secretario de gobierno.

Orden de 6 de febrero:
Los pagos á los oficiales del ejèrcito se hagan por las
tesorerias, con sujecion á la Ordenanza de intendentes:
que en los manifiestos mensuales de ellas, se espresen

144

las partidas de ingreso y egreso, omitiéndose
la
hacienda en comun.

Esta órden está revocada en su primera parte, por la de 3 de mayo
del propio año; y en la segunda, por el decreto de 12 de octubre
de 1829.

Chuquisaca febrero 6 de 1826—Al Sr. Presidente
del departamento de...... Sor. Presidente—En la circular
pasada desde esta ciudad, con fecha 9 de mayo del
año anterior, ordenaba S.E. el Gran Mariscal de Ayacucho,
à que oficiales del ejército debian pagárseles por
las tesorerias departamentales, y con que formalidades habian
de hacerse los pagos. No obstante aquella prevencion
espresa y terminante, S. E. ha observado, que
en los estados presentados por algunas tesorerias se advierten
sumas entregadas, ó à militares sueltos que no
debieron percibirlas (si no) en sus cuerpos, ò à otros individuos
cuya procedencia ó legitimidad del pago ignora
el gobierno. S.E. espera el que desapareceràn, en materia
de inversion de caudales pùblicos, todas las omisiones
ò contemplaciones, pues de otro modo jamas la cuenta
y razon será exacta, y arreglada á los presupuestos que
deben formarse par los respectivos jefes, los que seràn
irremisiblemente responsables de los pagos que hagan ó
manden hacer indebidamente; sujetàndose US. en esta
materia, y hasta que se dispone otra cosa, á la Ordenanza
de intendentes.—Para establecer uniformidad en los
manifiestos, que hande dar mensualmente las tesorerias,
S.E. quiere que se atengan estas al adjunto modelo; espresàndose
minuciosamente, tanto en el cargo como en
la data, las partidas que ingresen y salgan de tesorerias,
omitiéndose la espresion de hacienda en comun, pues
S.E. se propone darle publicidad por medio de la imprenta,
á las entradas y salidas de las tesorerias.

Dios guarde à US. Facundo Infante.


145

Decreto de 7 de febrero:
Supresion de todo impuesto sobre los vìveres de primera
necesidad: el de las harinas se reduce à la mitad:
libertad que deben gozar los introductores: penas
de los que les fuerzen á ír á las canchas ó alhòndigas:
habiendo mercados pùblicos, deben ir á ellos:
zelen las autoridades que los regatones no salgan á
los caminos á detener á los introductores de víveres
.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que al establecer el gobierno la contribucion directa
    para el presente año, se ha propuesto el ir destruyendo
    las contribuciones indirectas, que siempre causan vejámenes
    á los habitantes.
  • 2.o Que una de las mas pesadas al pueblo, es la que
    gravita sobre los vìveres, porque està establecida en artículos
    de un tràfico diario.
  • 3.o Que en el presente año, escaso de aguas, es justo
    que el gobierno alivie de esta carga à los habitantes, y
    que á la vez muestra el interes con que desea destruir,
    poco à poco, las contribuciones indirectas, contando con que
    la directa pagada fielmente, basta à los gastos de la Repùblica:
    oida la diputacion permanente.

DECRETO.

  • 1.o Quedan suprimidos todos los derechos, pensiones,
    cargas, alcabalas y contribuciones de cualquiera especie,
    que ecsistan establecidas sobre los vìveres de primera necesidad,
    bien sea en favor del erario pùblico, de las municipalidades,
    ò de otro cualquier establecimiento.

    146

  • 2.o Se esceptuan ùnicamente las harinas al entrar en
    las capitales de los departamentos, en las cuales se reduce
    el derecho á la mitad del impuesto que tienen hoy,
    y cuyo producto está aplicado por decreto supremo à la
    educacion pública.
  • 3.o Los introductores de víveres en las ciudades y en
    los pueblos, son libres de ir à las canchas, tambos, alhòndigas,
    ó á las plazas establecidas para el mercado, segun
    mejor les convenga para vender sus artìculos.
  • 4.o Los camineros, guardas, alguaciles, fieles de canchas,
    ó cualquiera otra persona que forzase à los introductores
    de vìveres à ir á las canchas, ò alhòndigas, serán destinados
    à servir en el ejército; puesto que una constante
    esperiencia ha justificado los robos y vejaciones que se
    hacen con este pretesto, particularmente sobre los indios,
    encareciendo ademàs los viveres.
  • 5.o Los guardas y camineros contraeràn su vijilancia à
    ecsaminar los cargamentos de efectos que deban conducirse
    á la aduana, para pagar los derechos establecidos.
  • 6.o Los prefectos de departamento, y los gobernadores
    de provincias, determinarán en un reglamento de policìa,
    los lugares pùblicos donde deban establecerse los mercados
    de víveres, á los cuales quedan obligados à ir los
    introductores de estos, bajo las penas que se designen; y
    prohibiràn que los regatones y revendedores salgan à los
    caminos á detenerlos, imponiendo penas à los que contravinieren
    á este artìculo. Además tomaràn todas las medidas
    de precaucion, para evitar que estos revendedores
    encarezcan los vìveres, procurando que el pùblico los compre
    de las primeras manos.
  • 7.o El secretario de gobierno queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circúlece. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 7 febrero de 1826—
Antonio Josè de Sucre—Por òrden de S. E.—Facundo
Infante
, Secretario de gobierno.


147

Decreto de 8 de febrero:
Se establecen escuelas primarias en todos los cantones
de Cochabamba: sus rentas
.

Este decreto està jeneralizado por la ley de 9 de enero de 1827.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que el supremo decreto de 11 de diciembre, sobre
    educacion pública, previene el establecimiento de escuelas
    primarias en todos los pueblos de la Repùblica.
  • 2.o Que del departamento de Cochabamba se han
    enviado ya los conocimientos necesarios para plantificar
    estas escuelas, y dotar sus maestros: oida la diputacion
    permanente:

DECRETO.

  • 1.o Se establecen escuelas primarias en todos los cantones
    del departamento de Cochabamba, y en ellas se
    enseñará à leer y escribir, algunos príncipios de aritmètica,
    y los de la relijion.
  • 2.o Los gobernadores de las provincias procederán á
    proponer, al prefecto del departamento, los maestros que
    deben servir estas escuelas, que sobre su capacidad è
    instruccion, deben tener una moralidad justificada.
  • 3.o La dotacion de estos maestros, será en proporcion de
    las rentas que se designen para estas escuelas.
  • 4.o El director jeneral de enseñanza pùblica, al visitar
    los departamentos tiene facultad de suspender y separar
    à estos maestros, sino cumplen sus deberes.
  • 5.o El prefecto del departamento pasará desde luego
    una noticia de ellos al director jeneral.

    148

  • 6.o Se aplican á estos establecimientos de Cochabamba:
    1.o Los 5,447 pesos del arbitrio de curas. 2.o Los
    1,793 pesos del arbitrio de asientos. 3.o Los 1,049 pesos
    del arbitrio de medidas. 4.o Los 300 pesos de las
    obras pias de los obispos Moscoso, y Bara.
  • 7.o Del fondo jeneral de enseñanza pùblica, se suplirà
    lo necesario para los gastos con que hade llevarse al cabo
    el establecimiento de las escuelas.
  • 8.o Luego que el gobierno haya decretado el plan jeneral
    de educacion, que debe rejir en toda la República,
    las escuelas primarias del departamento de Cochabamba, se
    sujetaràn en todo à las modificaciones que ecsija su uniformidad
    con las demàs.
  • 9.o El prefecto del departamento de Cochabamba queda,
    bajo su responsabilidad, encargado de la ejecucion de
    este decreto.

Imprìmase, y publìquese. Dado en el Palacio de
gobierno en Chuquisaca à 8 de febrero de 1826.—Antonio
José de Sucre
—Por órden de S E.—Facundo Infante,
secretario de la seccion de gobierno.

Orden de 8 de febrero:
Al remitirse el decreto de 1.o del mismo, se manda
erijir en curato la vice-parroquia de Leque
.

Cuartel jeneral en Chuquisaca à 8 de febrero de
1826.—Al Sor Presidente del departamento de la Paz—
Con esta fecha digo, de órden de S.E. el Gran Mariscal
de Ayacucho, al Sor dean gobernador eclesiástico de este
arzobispado, lo que sigue:—Por el decreto que tengo
el honor de incluir à U S., hallarà que el gobierno ha
dispuesto, la incorporacion del canton de Caracollo al gobierno
de Oruro, y espiritualmente al arzobispado de


149

Charcas; con lo cual queda satisfecha esta parte de la
solicitud de U. S. de 25 del pasado—Tambien hâ dispuesto
el gobierno, que la vice-parroquia de Leque, en
el canton de Ayopaya, se erija en un curato indepen
diente del de Mohoza; el cual quedará perteneciente á
este arzobispado, y Mohoza que es de la provincia de
Sicasica, dependerà del obispado de la Paz: con lo cual
se hà satisfecho igualmente, à este respecto, la indicada
solicitud de U S.—Lo que transcribo á U S., incluyendole
copia del citado decreto—Dios guarde à US.—Facundo
Infante
.

Orden de 11 de febrero:
Que el cura que haya ecsijido á los indíjenas, contra
su voluntad, cantidad alguna para fiestas de
Iglesia, sea multado en quinientos pesos
.

Esta òrden està reformada por la de 13 de noviembre de 1829.

Al Sor gobernador eclesiàstico de....—Palacio de
gobierno en Chuquisaca á 11 de febrero de 1826.—A S.
E. el Gran Mariscal de Ayacucho han llegado quejas
contra varios curas, que abusando de su ministerio, y contra
lo mandado, ecsijen á los indíjenas cantidades para
fiestas de iglesia, ó funciones de algunos santos. S. E. no
puede tolerar el que no respetàndose la propiedad de
aquella clase, hasta ahora tan abatida, se le obligue á actos
que por ser contra su voluntad, de ningun modo pueden
ser aceptos á los ojos de Dios y los santos, por mas
que sean útiles à sus ministros, mucho menos cuando
para tales fiestas dejan arruinada una familia de indijenas,
segun y todos tienen la esperiencia. Con presencia de todo,
y deseando S. E. el que la relijion recobre su dignidad,


150

y que los indíjenas no sean vejados bajo pretestos de
ninguna especie, me manda diga à U. S., que el cura
à quien se le pruebe que ha ecsijido cantidad alguna á
estos para fiestas de iglesia, sin que ellos quieran voluntariamente
darla, pagarà irremisiblemente quinientos pesos
aplicados á favor del que diere la queja.—Dios guarde
á U. S.—Facundo Infante.

Decreto de 14 de febrero:
Usufructo de topos de tierras concedido á los maestros
de postas, con la obligacion de sembrarlos: los propietarios
de las tierrás en que se situen las casas de posta,
sean indemnizados, ò preferidos si quieren servirlas:
pierden el usufructo desde que dejan el oficio
.

Este decreto està corroborado por el artìc. 5.o del de 18 de enero
de 1829, y por la órden de 9 de noviembre de 1832.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

  • 1.o La utilidad de dar arraigo y posesion à los maeatros
    de postas:
  • 2.o Que este arraigo lo tengan à la inmediacion de la
    casa destinada al servicio de las mismas postas: oida la
    diputacion permanente;

DECRETO.

  • 1.o A cada maestro de postas se le señalaràn, para que

    151

    goce del usufructo todo el tiempo que tenga aquel encargo,
    cuatro topos de tierra de panllevar ó de riego,
    ò seis topos de secano de las tíerras del Estado; pero son
    obligados à sembrarlos, tanto para el servicio de las postas,
    como, para la venta de forrajes &, á los pasajeros.
  • 2.o Si algun indíviduo fuese poseedor de las tierras
    donde se hallen establecidas las casas de postas, y estas
    no pudíesen removerse sin perjuicio del servicio pùblico,
    se indemnizará al propietario con una medida igual en
    valor á la ocupada, y en el sitio en que interesado mas
    le acomode tomar las tierras, con tal que estas sean del
    comun.
  • 3.o Los propietarios de los terrenos en que están las
    postas, ó inmediatos á ellas, que quieran hacerse cargo de
    las postas, seràn preferidos, y se les completará el usufructo
    de los cuatro topos de tierra de panllevar, ò seis
    de la de secano.
  • 4.o Los maestros de postas perderàn el usufructo de las
    tierras que se les conceden por este decreto, y todo derecho
    á ellas, y á lo que hayan plantado en las mismas,
    desde el acto que dejen su oficio ò comision; y el que los
    releve entrará en el goce de todo.
  • 5.o Los presidentes y gobernadores, cuidarán de que la
    adjudicacion espresada se haga lo mas pronto posible,
    procurando evitar cualquier demora ò disgusto que pudiera
    ocurrir en el cumplimiento de este decreto.
  • 6.o El secretario de gobierno queda encargado del
    cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 14 de febrero de
1826.— Antonio José Sucre—Por órden de S. E.—
Facundo Infante, secretario de gobierno.

Orden de 15 de febrero:
Que el canton de Sacaba se agregue à la ciudad de

152

Cochabamba, y el de Choquecamata á la provincia
de Ayopaya.

Al Señor Presidente de Cochabamba—Chuquisaca
15 de febrero de 1626—Sr. Presidente—S.E. el Gran Mariscal
de Ayacucho, despues de haber oido el dictamen
de la diputacion permanente, ha dispuesto; que el pueblo
de Sacaba quede agregado à la capital de ese departamento,
tanto por que asi lo ecsije su situacion inmediata
à Cochabamba, cuanto el que parece monstruoso el que
forme provincia separada. Tambien ha dispuesto S. E., que
el pueblo de Choquecamata, hasta ahora anejo á Sacaba,
se incorpore à la provincia de Ayopaya, que es de la
que dista menos que de cualquiera otra—Dios guarde à
US.—Facundo Infante

Decreto de 19 de febrero:
Que las parroquias de la ciudad de Potosì se dividan
por barrios, practicándose lo mismo en todos los
púeblos de la Repùblica.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO.

  • 1.o Que los principios del Gobierno estàn opuestos a
    toda especie de desigualdades entre los ciudadanos por
    su nacimiento.
  • 2.o Que en esta ciudad de Potosí están clasificadas
    las parroquias por españoles é indios.

HE VENIDO EN DECRETAR:

  • 1.o El prefecto del departamento, de acuerdo con el

    153

    gobernador del arzobispado, dividirá la ciudad en cuatro
    parroquias, por barrios.
  • 2.o Los habitantes de estos barrios, sean blancos, indios,
    ó de cualquiera clase indistintamente, son feligreses
    de la parroquia á que pertenece el barrio.
  • 3.o Los prefectos de los departamentos cuidarán de que
    en todos los pueblos se haga esta misma division de parroquias,
    sin distincion alguna de clases.
  • 4.o El secretario de la seccion de gobierno queda encargado
    de la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en Potosì
á 19 de febrero de 1826.—Antonio José de Sucre—Por
órden de S. E.—Facundo Infante, secretario de la seccion
de gobierno.

Orden de 21 de febrero:
Los comisionados de comprar vìveres para las tropas,
lleven dinero, y paguen al momento el justo precio:
penas de los contraventores: que se pague à los
indìjenas por el viaje que hagan à las ciudades conduciendo
las especies que se les encarguen.

Potosí 21 de febrero de 1826—Al Señor prefecto
del departamento de....Sr. prefecto—S.E. el Gran Mariscal
de Ayacucho, encargado del gobierno, ha recibido varias
quejas de los indios en que esponen; que los comisionados
que salen de las ciudades en busca de víveres, para los
cuerpos militares de las guarniciones, llegan à sus estancias
y les toman sus ganados &, les dejan una papeleta
de pago para que se presenten con ella en la capital del
departamento; y que aunque es cierto que se les abona
por ella su dinero, lo es tambien que sufren el perjuicio
del viaje, y la pérdida de dos ó tres dias de trabajo.
—S.E. previene, por tanto, que los comisionados que


154

salgan á comprar víveres para las tropas, lleven el dinero
para pagar las especies que tomen al momento de recibirlas,
abonándolas por sus justos precios; y que U. S.
cuide de que si se les hace algun perjuicio en el precio
á los individuos, el autor pague doblemente: asi
como tambien se les pagarà el vìaje à los indíjenas, si
se les necesita para conducir las especies à las ciudades,
pues nada es mas justo que satisfacerles su trabajo.—
S. E. repite las recomendaciones que siempre hà hecho
para que todas las autoridades protejan à los indios, contra
los cuales todavia hay hombres que ejercen la tiranìa
y la opresion.

Dios guarde à US.—Facundo Infante.

Decreto de 28 de febrero:
Se ecsime á los habitantes de Atacama de la contribucion
directa, por un año: que se propongan medios
de dotar sobre la masa de diezmos, á los curas
de aquella provincia.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO.

Que es del interes de todos los departamentos aumentar
la pheadblacion de la provincia de Atacama, para
facilitar la apertura del puerto Lamar, y el tràfico de allì
al interior.

HE DECRETADO:

  • 1.o Los habitantes de la provincia de Atacama, quedan
    ecsimidos de pagar la contribucion directa por el presente año.
  • 2.o El prefecto del departamento, poniéndose de acuerdo

    155

    con el gobernador del arzobispado, propondrá al gobierno
    los medios de dotar sobre la masa de diezmos, á
    los curas de la provincia de Atacama, con la asignacion
    precisa, para que queden ecsimidos aquellos habitantes
    de pagar ningunos derechos parroquiales, y esentos
    de diezmos, primicias &, por un tèrmino que se prefije.
  • 3.o El secretario de la seccion de gobierno queda encargado
    de la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publiquese, y circùlese. Dado en Potosí
à 28 de febrero de 1826.—Antonìo José de Sucre
Por órden de S.E.—Facundo Infante, secretario de la
seccion de gobierno.

Decreto de 2 de marzo:
Establecimiento del colejio de ciencias y artes en Potosí,
bajo el mismo plan de organizacion que los de
Chuquisaca y Cochabamba: rentas.

Este decreto fuè alterado por el de 13 de octubre da 1829, y el colejio
restablecido a su primitiva organizacion, por la ley de 7 de setiembre
de 1831.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS.
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por el decreto supremo de 11 de diciembre
    se ha mandado establecer un colejio de ciencias y artes,
    en cada departamento:
  • 2.o Que por otro de 10 de octubre, se asignò un medio
    real sobre cada marco de plata, de los que se rescatan en
    el banco, para fondos del colejio:

HE VENIDO EN DECRETAR:

  • 1.o El colejio de ciencias y artes de Potosì se organizarà

    156

    inmediatamente destinándole, como edificio propio
    el hospital de Belen, situado ea la plaza principal de esta
    ciudad, en el cual se haràn las reparaciones con los fondos
    que ya tiene en el banco y demàs que le ingresen.
  • 2.o Tendrá este colejio, por ahora, las mismas siete cátedras
    que el de Chuquisaca y Cochabamba; á saber: una de
    lengua castellana y latina: otra de retórica, elocuencia y
    oratoria: otra de matemáticas puras y arquitectura: otra
    de medicina: otra de botànica y agricultura: otra de filosofía
    moderna: otra de moral, derecho natural, civil y de
    jentes, haciendo particular estudio de la Constitucion y de
    las leyes de la Repùblica. Cada catedrático gozarà un
    sueldo de seiscientos pesos libres de toda pension.
  • 3.o La economìa y direccion del colejio correrá à cargo
    de su rector, el cual gozarà la renta de mil doscientos
    pesos; y tendrà un vice-rector con seiscientos pesos,
    y un ministro, con quinientos.
  • 4.o El colejio sostendrà, por cuenta de sus rentas, treinta
    jóvenes, y cada uno por siete años. Para su asistencia
    abonará 150 pesos, por cada colejial. Estos jòvenes
    serán por ahora escojidos, veinte de ellos de entre los
    huérfanos de las victimas de la revolucion en todo el
    departamento, y diez seràn indios puros. Todos treinta
    obtendràn la gracia de su entrada por el gobierno: deben
    saber leer y escribir, y tendràn la edad desde doce à
    veinte años.
  • 5.o Los once mil pesos anuales que se necesitan para
    rector, vice-rector, ministro, siete catedráticos, y los treinta
    jòvenes, se abonarán: de sus fondos que ecsisten en el
    banco; y además mil pesos para una escuela de pintura
    y dibujo, y otra de idiómas estranjeros.
  • 6.o Como segun los càlculos mas ecsactos, el medio real
    sobre cada marco de plata, producirá de quince à veinte
    pesos anuales; de ellos se pagarán todos los gastos
    comunes para la escuela de mineralojia, que debe establecerse
    en la antigua casa de la aduana, y el sobrante se
    aplicará al colejio para la enseñanza de aquellas artes que
    hacen puro adorno de la juventud.

    157

  • 7.o Todo colejial que viva en el colejio, ademàs de los
    treinta jóvenes que el sostiene, pagará anualmente ciento
    veinte posos para gastos de comunidad; pero será obligado
    à costearse su vestuario. Ningun individuo se admitirà
    en el colejio, que haga escepcion à sus estatutos
    y reglamentos.
  • 8.o Todos los colejiales vestiràn uniformemente casaca,
    pantalon, medias y corbata negra; y llevaràn sombrero redondo
    con la escarapela nacional.
  • 9.o Se admitirán en el colejio, como estudiantes esternos,
    à aquellos que no tengan facultades para pagar la cuota
    de colejiales, con tal de que asistan à los estudios con
    el aseo y decencia debida, y paguen diez pesos anuales
    para la reparacion de la casa.
  • 10. Será atribucion del rector la facultad de admitir à
    los jóvenes pensionistas en el colejio, y à los estemos que
    frecuenten las clases; pero responderà al gobierno, y al
    director jeneral de enseñenza pública, del buen órden de
    los estudios, y del réjimen, de la casa, segun reglamento.
  • 11. El gobierno darà el reglamento que determine la
    disciplina de este establecimiento, y òrden de los estudios,
    segun el plan jeneral de enseñanza.
  • 12. Luego que el gobierno haya resuelto sobre el plan
    jeneral de educacion, que deba rejir en toda la Repùblica,
    el colejio de Potosì se sujetará á las modificaciones
    que ecsija su uniformidad con los demás.
  • 13. El hospital de Belen se trasladarà à la casa parroquial
    de san Roque, en los tèrminos que se espresan por
    decreto separado; y para que el colejio tenga toda la manzana,
    en que va á situarse, el gobierno indemnizará con
    otra propiedad al dueño de una casa pequeña que está
    dentro de la manzana, y se le dá al colejio la posesion
    de ella, y de otra pequeña casa de la Merced que
    está contigua.
  • 14. El prefecto del departamento queda ampliamente facultado
    para plantificar el colejio de ciencias y artes de
    Potosí, con la mas posible brevedad, conforme à este decreto,
    poniéndose de acuerde con el director jeneral de

    158

    enseñanza pública, para el nombramiento de superiores y
    catedràtìcos.

Imprímase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Potosì á 2 de marzo de 1826.—Antonio
José de Sucre.
—Por órden de S. E.—Facundo Infante,
secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 3 de Marzo:
Se establece un colejio de huérfanos en Potosì, con
uniformidad al de Cochabamba: sus rentas.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por el decreto supremo de 11 diciembre, se
    ha prevenido el establecimiento de colejios de huérfanos
    en todas las capitales de los departamentos:
  • 2.o Que en Potosì hay medios para llevar al cabo inmediatamente
    este establecimiento:

DECRETO.

  • 1.o Se establece en esta ciudad un colejio de huérfanos,
    en el cual se reuniràn todos los que hay en el departamento,
    y en el mismo se pondrá la escuela primaria de
    la capital.
  • 2.o En este colejio se observaràn todas las reglas prescritas
    para el de Cochabamba, segun el decreto de 4 de
    febrero, en cuanto á la enseñanza, rèjimen y mecanismo.
  • 3.o Se destina como edificio propio de los huérfanos de
    Potosì el convento de san Agustin, que no teniendo mas
    que tres sacerdotes de misa, se suprime como menor.

    159

  • 4.o Para la reparacion de la casa, y disposicion de ella
    al objeto á que se destina, abonará el gobierno la suma
    necesaria del tesoro público, sobre el presupuesto que
    anticipadamente se forme de su costo.
  • 5.o Se aplican como rentas de este establecimiento, los
    2,580 pesos, que tiene el departamento de Potosì en la
    distribucion de la caja jeneral de censos: los 1,780 pesos
    de rentas del convento de san Agustin, con todas las demás
    propiedades que le toquen à este; y los productos de
    los trabajos que se hagan en el colejio, con escepcion de
    una cuarta parte que se reserva para los mismos huérfanos
    al salir de la casa.
  • 6.o El establecimiento queda bajo la inspeccion del director
    jeneral de enseñanza pública, y del prefecto del
    departamento.
  • 7.o Luego que el gobierno baya resuelto sobre el
    plan jeneral de educacion, que debe rejir en toda la República,
    el colejio de huérfanos de Potosì se sujetará á
    las modificaciones que ecsija su uniformidad con los demás.
  • 8.o El prefecto del departamento queda, bajo su responsabilidad,
    encargado de la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publiquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Potosí à 3 da marzo de 1826.—
Antonio José de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo Infante,
secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 4 de marzo:

Colejio de huèrfanas de Potosí, y su rentas.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por el decreto de 11 de deciembre, debe establecerse

    160

    un colejio de niñas huérfanas en cada capital
    de departamento:
  • 2.o Que el departamento de Potosì demanda imperiosamente
    este establecimiento; y hallándose con medios para
    sostenerlo:

DECRETO:

  • 1.o Se recojeràn en esta capital las niñas huérfanas del
    departamento que, desamparadas de parientes y de todo
    aucilio para educarse y mantenerse, necesitan de la proteccion
    del gobierno. Ellas formarán el colejio de huèrfanas
    de Potesì.
  • 2.o En este colejio se observarán todas las reglas prescritas
    para el de Cochabamba, segun el decreto de 6 de
    febrero, en cuanto á la enseñanza, rèjimen interior, mecanismo,
    &.
  • 3.o Se señala como edificio propio de las niñas huèrfanas
    de Potosì, el convento de sto Domingo de esta
    ciudad, que teniendo mas que tres sacerdotes de misa,
    se suprime como menor.
  • 4.o En este edificio se haràn por el momento, de cuenta
    de la tesorerìa nacional, las reparaciones mas precisas
    para ponerlo en estado de recibir las huérfanas, mientras
    que el gobierno designa los fondos necesarios, para que
    la casa quede completamente arreglada.
  • 5.o Las rentas del colejio de huérfanas de Potosí, son:—
    1.o Los 900 pesos, que antes le han pertenecido en la
    casa de recojimiento:
    2.o 1971 pesos, que formaban la renta anual de sto
    Domingo, con todas las demàs propiedades
    que eran de este:
    3.o 500 pesos, de la obra pia de Sta Ana, vinculada
    en la hacienda de Palca de Flores:
    4.o 400 pesos, de la obra pia de da. Juana Almansa
    que eran para la casa de ejercicios:
    5.o 500 pesos, de otra obra pia de la misma Sra.
    Almansa, prevenida en la clausula 46 de su
    testamento:
    Suman 4271 pesos.

    161

  • 6.o Y la mitad de los trabajos de las niñas huèrfanas,
    siendo la otra mitad para ellas al tiempo de salir de la
    casa, segun el referido decreto para el mismo establecimiento
    de Cochabamba.
  • 7.o Las superioras del establecimiento, darán cuenta
    al director jeneral de enseñanza pública, del estado de la
    casa &, cuando se presente á revisarla, y lo mismo serà
    respecto del jefe del departamento.
  • 8.o Luego que el gobierno haya resuelto sobre el plan
    jeneral de educacion que deba rejir en toda la Repùblica,
    el colejio de huérfanas de Potosì se sujetarà à las
    modificaciones que ecsija su uniformidad con los demás.
  • 9.o El prefecto del departamento queda, bajo su responsabilidad,
    encargado de la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en el
palacio de gobierno en Potosí à 4 de marzo de 1826—
Antonio Josè de Sucre—Por órden de S.E.—Facundo Infante,
secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 5 de marzo:

Escuelas de primeras letras en todos los cantones
del departamento de Potosí: sus rentas.

Este decreto està jeneralizado por la ley de 9 de enero de 1827.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMETOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por el decreto supremo de 11 de diciembre,
    está prevenido establecer las escuelas de primeras letras
    en todos los pueblos de la Repùblica:

    162

  • 2.o Que esta medica es ecsijente en el departamento
    de Potasì:

DECRETO:

  • 1.o En cada uno de los cantones, se establecerà una
    escuela en que se enseñe á los niños á leer, escribir,
    las primeras reglas de la aritmètica, y los principios de
    la relijion.
  • 2.o El prefecto del departamento presentarà al gobierno,
    un presupuesta del gasto comun en las dotaciones,
    de los maestros, y demàs, necesario el establecimiento
    de las escuelas.
  • 3.o Estos gastos se cubrirán, del derecho pagan
    las harinas al entrar en las ciudades, y para el resto, se
    tomarà lo necesario de los fondos, destinados à la instruccion
    pública, por los supremos decretos de 11 de
    diciembre.
  • 4.o Los maestros no podràn tomar, ni ecsijir, regalos ó
    pensiones de los discìpulos por razon de la enseñanza.
  • 5.o Los maestros serán propuestos por los gobernadores
    al prefecto; y ademàs, de su capacidad deben tener
    una conducta sin tacha, y una moralidad justificada.
  • 6.o El director jeneral de enseñanza pùblica, al visitar
    los departamentos, inspeccionando las escuelas, puede separar
    estos maestros, y poner otros que sean de su confianza,
    con acuerdo del prefecto.
  • 7.o El prefecto del departamento queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Potosí á 5 de marzo de 1826.—
Antonio Josè de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo Infante,
secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 7 de marzo:
Que el hospital de Belen de Potosí, sirva de hospital

163

de mujeres con las rentas que ha tenido; y que
el de san Juan de Dios de aquella ciudad sea esclusivo
de hombres: las propiedades de este convento
se destinan al hospicio de mendigos.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que los hospitales de esta ciudad de Potosì necesitan
    un mejor arreglo:
  • 2.o Que el hospital de Belen, situado en la plaza principal,
    ha mandàdose trasladar à la casa parroquial de san
    Roque, para que esta casa de la plaza sirva al colejio de
    ciencias y artes, segun el decreto de 3 del corriente:

DECRETO.

  • 1.o El hospital de Belen, trasladado à la casa parroquial
    de San Roque, servirà para hospital de mujeres de esta
    ciudad, y correrà bajo la direccion de los padres Belermitos,
    cen dependencia inmediata del director jeneral de
    hospitales, y del prefecto del departamento.
  • 2.o Las rentas de este hospital son las que tenia el de
    Belen, que alcanzan actualmente à tres mil ciento treinta
    y ocho pesos, y que subiràn à mucho mas con los productos
    de las demás propiedades de Belen, que no redituan
    en el momento por el trastorno de la revolucion.
  • 3.o El hospital de san Juan de Dios será esclusivamente
    el hospital de hombres de esta ciudad, y correrá bajo
    la direccion de los padres de san Juan de Dios, con
    dependencia inmediata del director jeneral de hospitales,
    y del prefecto del departamento.
  • 4.o Las rentas de este hospital son los dos novenos y
    medio, sobre la masa de diezmos del departamento, concedidos
    á los hospitales por decreto supremo de 10 de
    diciembre.

    164

  • 5.o Para la reparacion de este edificio, y sostenimiento
    del hospital, se le abonaràn las sumas necesarias del
    tesoro público, con calidad de ser reintegradas de sus
    rentas.
  • 6.o Los mil seiscientos cuarenta y cinco pesos y medio,
    con todas las demás propiedades que antes eran de
    san Juan de Dios, se destinan al hospicio de mendigos
    de Potosì.
  • 7.o El director jeneral de hospitales presentará al gobierno
    un reglamento para el rèjimen económico y administrativo
    de los hospitales de Potosí; à reserva de quedar
    luego sujetos al reglamento jeneral que decrete el gobierno
    para todos los hospitales.
  • 8.o El prefecto del departamento queda encargada de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Potosí à 7 de marzo de 1826.—
Antonio José de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo
Infante
, secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 7 de marzo:
Hospicio de mendigos en Potosí, bajo el mismo plan
que el de Cochabamba: sus rentas.

Este decreto està derogado por el artìculo 1.o del de 27 febrero
de 1830.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

Que es un deber del gobierno recojer todos los
mendigos en hospicios, donde puedan ser mantenidos:


165

HE VENIDO EN DECRETAR.

  • 1.o Se establece en esta ciudad un hospicio de mendigos,
    en el cual seràn recojidos todos los pordioseros que
    hay en el departamento.
  • 2.o El edificio que se destina para ellos es la casa de
    Copacabana.
  • 3.o El réjimen interior, mètodo que pueda adaptarse
    para hacer útiles à los mendigos, que aun puedan trabajar
    en hilados &c., serà el mismo decretado para el hospicio
    de Cochabamba en 5 de febrero; á cuyo efecto y
    el de comprar las màquinas y herramientas necesarias, se
    darán las cantidades mas precisas por el tesoro público.
  • 4.o Se señalan al hospicio de mendigos, los mil seiscientos
    cuarenta y cinco pesos y medio, que antes eran
    del hospital de san Juan de Dios, y las demàs rentas
    de las casas de misericordia de esta ciudad, que no tengan
    aplicacion señalada con aprobacion del gobierno.
  • 5.o El prefecto del departamento tomará las medidas
    necesarias, con los gobernadores de las provincias, para prohibir
    que haya en ningun, pueblo mendigos que pidan limosna,
    haciendo que tocios los impedidos, ò verdaderos pordioseros,
    vengan al hospicio.
  • 6.o El prefecto del departamento queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Potosì, á 7 de marzo de 1826.—
Antonio Josè de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo
Infante
, secretario de la seccion de gobierno.

Orden de 15 de marzo:
Sueldo de los jueces de letras de las capitales de
departamento.

Esta òrden está ratificada por los presupuestos jenerales.

Chuquisaca 15 de marzo de 1826.—Al Sor. Prefecto


166

del departamento de...... Sor. Prefecto—S. E. el
Gran Mariscal de Ayacucho, ha recibido reclamos de algunas
municipalidades, manifestando que en consecuencia
del decreto de 7 de febrero han bajado las rentas del cuerpo,
y tienen dificultad de cubrir algunos gastos, y entre otros
el de asesor. Como este empleo resulta quitado, y por
otra parte considera el gobierno que los jueces de primera
instancia son pagados por el tesoro pùblico, ha resuelto
S. E., que el sueldo total de los jueces de primera
instancia de las capitales, sea de mil doscientos pesos,
que recibirán de la tesorerìa desde 1.o de abril prócsimo,
sin que los fondos municipales queden gravados en cosa
alguna por este empleo. El gobierno ha duplicado el sueldo
de los jueces de las capitales sobre los de las provincias,
en razon á su recargo de trabajo por la mayor
poblacion—Dios guarde á U. S.—Facundo Infante.

Orden de 19 de marzo:
Que los asuntos contenciosos de hacienda, se despachen
privativamente por los jueces de letras de las
capitales de departamento.

Esta òrden fue alterada por el articulo del decreto de 10 de diciembre
de 1829, y està restablecida por el artículo 21 de la ley
de 28 de setiembre de 1831, y por el articulo 19 del código de
Procederes Santacruz.

Palacio de gobierno en Chuquisaca á 19 de marzo
de 1826—Al Sor. Prefecto del departamento de....
Sor. Prefecto—La Excma. diputacion permanente, entre
otras cosas me dice, con fecha de ayer, lo que sigue:
"Con este motivo la diputacion apoyada en los mismos decretos
mandados observar, cree de necesidad que los asuntos
contenciosos de hacienda se despachen privativamente
por los jueces letrados de las capitales de departamento,


167

para evitar gastos, demoras, y otros inconvenientes
mas graves, que resultarian de conocer en ellos indistintamente
los jueces de provincia."—Y conformàndose S.E.
el Gran Mariscal de Ayacucho con el anterior dictamen,
ha dispuesto se observe por regla jeneral, y me manda
se lo comunique à U. S. para que lo haga cumplir en la
parte que le toca—Dios guarde à U. S.—Facundo Infante.

Resolucion de 19 de marzo:
Permiso para poder estraer de la Repùblica el oro
en pasta, pagan lo los derechos que se señalan: que
esta estraccion se haga con guia, pena de comiso.

Esta resolucion, corroborada por la òrden de 3 de febrero de
1829, está revocada por el artìculo 14 del decreto de 1.o de
enero de 1833.

Palacio de gobierno Chuquisaca à 19 de marzo de
1826.—Al Sor. Prefecto del departamento de.... Sor
prefecto—Consulté de órden de S. E. el Gran Mariscal
de Ayacucho, sobre una nota del Ilmo. Sor prefecto de
la Paz, à la Excma. diputacion permanente, la que con
fecha de ayer me dice lo que sigue:—, Con presencia de
la consulta del Sor. prefecto del departamento de la Paz,
adjunta à la nota de US. de 14 del corriente, ha meditado
la diputacion à cerca de las providencias que deben
tomarse para evitar la estraccion clandestina de oro en
pasta, constantemente prohibida por las leyes de la recopilacion
de Castilla.—Siendo el objeto principal de estas,
consultar no se defrauden al Estado los derechos de amonedacion,
la diputacion opina puede permitirse dicha estraccion
pagando los referidos derechos; y aunque estos
importan mas de un seis por ciento de su valor, propone


168

se imponga en razon de ellos el tres por ciento, fuera
del tres correspondiente al quinto, y del dos señalado
sobre la moneda.— Para que estos derechos se ecsijan
puntualmente, propone tambien se declare y publique, que
toda estraccion de oro en pasta de la Repùblica, debe
verificarse con la correspondiente guia, pena de comiso
de las que se aprendieren ò denunciaren sin este esencial
requisito, con aplicacion de su totalidad á los aprensores,
ó denunciantes, conforme al decreto de S. E. el
Libertador de 23 de diciembre.,— Y conformándose S.E.
con el anterior dictamen, en todas sus partes, me manda
se lo comunique á US. para que tenga puntual cumplimiento.
—Dios guarde à US.—Facundo Infante.

Resolucion de 20 de marzo:
El hospital de Potosì perciba los dos novenos y medio
que le pertenecen de la claveria del arzobispado,
y esta remita á los prefectos los libramientos de su
pago.

Palacio de gobierno en Chuquisaca á 20 de marzo
de 1826.—Al Sor. prefecto del departamento de....
Sor prefecto— Habiendo pasado, de òrden de S. E. el
Gran Mariscal de Ayacucho, la consulta del Sor. prefecto
de Potosì de 11 de febrero, á la Exema. diputacion permanente,
ésta por medio de su secretario se sirve decirme,
con fecha 23, lo que copio.—impuesta la diputacion,
de la consulta del prefecto de Potosí fecha 11 del corrien
te, adjunta à la nota de US. de 14 del mismo, es de
parecer, que el administrador ecónomo de los hospitales
de aquel departamento, debe percibir de la claveria del
arzobispado, los dos novenos y medio de su pertenencia, con
arreglo al decreto de S. E. el Libertador, de 16 de diciembre


169

ùltimo: la diputacion ratifica sobre el particular
su dictamen de 23 del propio mes, y propone que para
facilitar á la humanidad doliente estos aucilios, se prevenga
á dicha claverìa, que al mismo tiempo de remitir à los
prefectos el repartimiento de los referidos novenos, acompañe
los libramientos de su pago por los recaudadores de
la gruesa decimal en cada departamento, evitando de este
modo gastos y dilaciones la percepcion del haber de
los hospitales.—Lo participo à US. de òrden de la diputacion,
devolviendo orijinal la referida consulta, para la resolucion
que sea del supremo agrado de S.E. el Gran
Mariscal de Ayacucho,—Y conformàndose S.E. con el anterior
dictamen, me manda trasmitirlo á US, á fin de que
se sirva disponer el debido cumplimiento de cuanto se previene.
—Dios guarde á US,—Facundo Infante

Orden de 22 de marzo:
Sobre que los novenos aplicados á los hospitales, se
saquen de los diezmos de los departamentos respectivos.

A esta òrden es análoga la resolucion de 9 de abril de 1832.

Palacio de gobierno en Chuquisaca á 22 de marzo
de 1826—Al sor. prefecto del departamento de.... Sor.
prefecto.—Para evitar cualquiera duda que pudiera ocurrir
en la distribucion del noveno y medio de antigua aplicacion,
y el noveno mayor destinado à los hospitales, S.E.
el jefe Supremo del gobierno, me manda trascriba á
US., parte de un dictamen de la Exema. diputacion permanente,
que dice asì:—" Le parece á la diputacion que
hasta la nueva demarcacion de departamentos, y mientras
se establecen los hospitales necesarios, es decir, al menos
uno en cada provincia ó partido, el de Chuquisaca debe


170

gozar una y otra asignacion, sobre los diezmos de los
partidos de Yamparaes, Tomina y Sinti: el de Oruro sobre
los de su territorio, y partidos de Paria y Carangas:
el de Potosí, por mitad, sobre los de su departamento: el
de Cochabamba sobre los partidos de Sacaba, Ayopaya,
Tapacari y Arque, en razon del arzobispado, y sobre los
de Clisa, con respecto al obispado de Santacruz: y el de
Misque sobre los de su partido; destinàndose los del
Vallegrande y Santacruz para el establecimiento, á la
mayor brevedad, de hospital en dicha capital,—US.
cumplirá, y hará cumplir el anterior dictamen, en la parte
que le toca.—Dios guarde à US.—Facundo Infante.

Orden de 22 de marzo:
Que á los militares en comision, les abone
la tesorerìa la posta de una capital á otra, por las
bestias que esprese su pasaporte: que los vagajes de
los cuerpos que tienen de marchar, se abonen por la
tesorerìa de la ciudad de que hande salir: los militares
que marchan en asuntos propios, paguen la posta
de su dinero: en ningun punto se ecsijan forrajes,
provisiones &, sin satisfacer el precio de contado:
penas de los militares que tomen bestias sin pagar,
ò atropellen à los maestros de postas.

Esta òrden està esplicada por el decreto de 1.o de julio del mismo
año, y por las òrdenes de 19 de enero de 1827, 10 de julio y
5 de agosto de 1830; y refrendada por el decreto de 18 de enero
de 1829, y por las òrdenes de 5 de agosto de dicho 29, 13 de noviembre
de 1832.

Palacio de gobierno en Chuquisaca á 22 de marzo


171

de 1826—Al sor. prefecto del departamento de.... Sor.
prefecto—Desde el mes de mayo hasta la fecha, ha prevenido
S.E. el Gran Mariscal de Ayacucho, encargado del
gobierno, por diferentes òrdenes circulares, que ni en los
pueblos, ni en las casas de postas, se ecsija á ningun ciudadano
por los militares, ni por persona alguna, bagajes
mayores ni menores, sin pagar sus precios corrientes. S.E.
sabe que en la mayor parte se han llenado estas disposiciones,
pero no de un modo tan absolutamente cabal como
se desea.—A fin de lograrlo, manda S.E. repetir, que
à todo militar que vaya en comision por diligencias del
servicio, se le abone la posta por tantas bestias cuantas
lleve espresadas en su pasaporte, à razon de real y medio
el bagaje mayor con postillon por legua, y los bagajes
menores à los precios determinados en las postas: que
este abono se haga de una capital à otra, por la tesoreria,
con òrden del prefecto del departamento, y se les
anote sobre el pasaporte: que á los militares que dejen
de satisfacer en las postas las bestias que tomen, se les
apremie y castigue, hacièndoles abonar à los maestros de
postas las diligencias del cobro: que á los cuerpos que
muden de acantonamiento ò de guarnicion, se les abone
antes de salir, por la tesoreria de la ciudad de que marchan,
los bagajes menores y mayores qué están detallados
segun el número de oficiales y de compañias—Los
militares que marchen en diligencias propias, no tienen
derecho á que se les pague la posta por las tesorerias,
sino que las satisfarán de su dinero, como cualquier particular,
estando sujetos por cualquiera infraccion, ó atropellamiènto
à los maestros de postas, á las leyes comunes.
—S.E. al recomendar el mas estricto cumplimiento de
la presente resolucion, reitèra tambien la de llenar sus diferentes
òrdenes, para que á ningun ciudadano se le ecsija
en los pueblos, los caminos, ni parte alguna, forrajes,
provisiones, ni ninguna clase de aucilios, sin que
sea pagado en el acto á dinero contado.—Dios guarde
á U. S.—Facundo Infante.


172

Orden de 22 de marzo:
Se manda observar en la Repùblica el decreto dictatorial
de 12 de enero de
1825.

Seccion de gobierno—Chuquisaca 22 de marzo de
1826.—Al Sor prefecto del departamento de...... Sor
prefecto—Diferentes decretos del gobierno, sujetan los
empleados de la hacienda pùblica, al decreto dictatorial de
12 de enero de 1825; y como algunos de ellos han alegado
ya ignorancia de èl, previene S. E, que se fije en
todas las oficinas de hacienda, para que en su observancia
haya la mas ecsacta puntualidad. Dios guarde à U.S.—
Facundo Infante.

Decreto à que se refiere la òrden
anterior:
Impone la pena capital, á todo funcionario que malverse
de diez pesos arriba de los fondos pùblicos, lo
mismo que á los jueces que no procedan conforme
á él.

Este decreto està derogado por el código Penal Santacruz.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
DE COLOMBIA, LIBERTADOR DE LA DEL PERU,
Y ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ELLA &. &. &.

  • 1.o Todo funcionario pùblico à quien se le convenciere,
    en juicio sumario, de haber malversado ò tomado para
    si, de los fondos pùblicos, de diez pesos arriba, queda
    sujeto á la pena capital.
  • 2.o Los jueces á quienes segun ley compete este juicio,
    si en su caso no procedieren conforme á este decreto,

    173

    seràn condenados á la misma pena.
  • 3.o Todo individuo puede acusar à los funcionarios pùblicos
    del delito que indica el artículo anterior.
  • 4.o Se fijará este decreto en todas las oficinas de la
    República, y se tomarà razon de èl en todos los despachos
    que se libràren á todos los funcionarios, que de cualquier
    modo intervengan en el manejo de los fondos pùblicos.
    Dado en Lima á 12 de enero de 1825—6.o
    Simon Bolivar—Por òrden de S. E.—El ministro de hacienda,
    Hipòlito Unanue.

Decreto de 29 de marzo:
Supresion de algunos conventos de regulares: que sus
relijiosos se reunan con otros de la misma òrden:
se les sujeta al Ordinario: se corrobora la resolucion
de
29 de agosto último: los ordinarios recojan, de
los conventos suprimidos, los vasos sagrados, ornamentos
&.

Este decreto està modificado por las leyes de 23 de agosto y 9 de noviembre,
y por el decreto de 12 de noviembre del mismo año.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADO,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que en los mas conventos de la Repùblica, no hay
    sino dos ó tres relijiosos, y en algunos solo el sacerdote
    que hace de prelado:
  • 2.o Que esta cortedad de relijiosos, repartidos en tantas
    casas, ha producido lamentable relajacion en la disciplina

    174

    eclesiàstica:
  • 3.o Que para la observancia de la vida comun, prescrita
    por el Tridentino y los cánones, es necesario reunirlos:
    oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o En Chuquisaca no habrá otros conventos que los
    de sto. Domingo y san Francisco.
  • 2.o En Cochabamba, los de san Francisco y san Agustin.
  • 3.o En Potosi, los de san Francisco y la Merced.
  • 4.o En la Paz, los de sto. Domingo, san Francisco y
    la Merced.
  • 5.o En Santacruz, el de conversores ó de propaganda
    fide.
  • 6.o En Oruro, el de san Agustin.
  • 7.o En Misque, el de recoletos.
  • 8.o Los domìnicos de Oruro y de Misque, y los franciscanos
    de aquella villa, se reuniràn en los conventos de
    su respectiva órden en Chuquisaca; y los agustinos de
    esta ciudad pasarán à Oruro.
  • 9.o En el convento de san Agustin de Cochabamba, se
    reunirán los de la Paz, Potosì y Misque.
  • 10. En Potosí, se reuniràn en el convento de la Merced,
    los relijiosos de Chuquisaca, Oruro y la Laguna; y en el
    de san Francisco, los de Misque.
  • 11. Pasarán à los conventos de la Paz, los domínicos de
    Potosì y Cochabamba, y los mercedarios de esta ciudad
    y la de Santacruz.
  • 12. Los conversores de Tarata, se trasladaràn al convento
    de la Merced de Santacruz.
  • 13. Los recoletos de Chuquisaca y Cochabamba, se reuniràn
    en Misque.
  • 14. Los hospitales de san Juan de Dios y Belen, se conservaràn
    en las casas que ecsisten, sujetos á los reglamentos
    del gobierno.
  • 15. La República no consiente que los regulares ecsistin
    en territorio, sino sujetos á los ordinarios; y portanto

    175

    no reconoceràn mas prelados, que los locales de
    cada convento elejidos por las mismas comunidades.
  • 16. En cuanto á dar hàbitos y profesion à los novicios,
    se guardarà lo resuelto por S. E. el Libertador, en 29
    de agosto del año anterior.
  • 17. Las rentas de los conventos, que por esta ley quedan
    vacantes ó suprimidos, se aplicaràn á los establecimientos
    pùblicos, con arreglo al supremo decreto de 11
    de diciembre; mas sin embargo, el gobierno puede aplicar
    alguna parte de las rentas de conventos suprimidos, á
    aquellos que queden indotados, despues de la reunion de
    los relijiosos de dichos conventos.
  • 18. Se esceptuan las rentas del colejio de propaganda
    de Tarata, que por ahora se adjudican á los conversores
    del mismo, en su traslacion à Santacruz.
  • 19. El gobierno podrá destinar á los establecimientos
    pùblicos los conventos que crea mas à proposito.
  • 20. Los prefectos de los departamentos dispondrán la
    conservacion de todas los archivos, cuadros, libros y demàs
    efectos de los conventos suprimidos, y remitiràn inventarios
    al gobierno para que los destine.
  • 21. Queda al arbitrio de los respectivos ordinarios recojer,
    por sus inventarios, y con intervencion los prefectos,
    los vasos sagrados, ornamentos, imájenes, altares, libros
    de coro, y demàs utensilios pertenecientes al culto,
    y destinarlos en favor de las parroquias pobres de su diòcesis,
    dando cuenta al gobierno.
  • 22. Podràn tambien los ordinarios eclesiàsticos, previa la
    aprobacion del gobierno, habilitar interinamente, y hasta
    la division de las parroquias, las iglesias que resulten vacantes,
    y se juzguen precisas para la cura de las almas.
  • 23. El secretario de gobierno queda encargado de la
    ejecucion de este decreto. Dado en el palacio de gobierno
    en Chuquisaca à 29 de marzo de 1826.—Antonio José
    de Sucre
    —Por órden de S. E.—Facundo Infante, secretario
    de la seccion de gobierno.

176

Circular de 31 de marzo:
Se separan las secciones reunidas de las secretarìas
de Estado, y se encarga la de hacienda al ciudadano
Juan de Bernabè y Madero.

Esta circular està ampliada por el decreto de 30 de noviembre de 1829,
y por la Constitucion.

Seccion de gobierno—Cuartel jeneral en Chuquisaca
á 31 de marzo de 1826.—Al Sor Prefecto del departamento
de...... Sor Prefecto—Deseoso S. E el jefe
supremo del gobierno, de que el ramo de hacienda en
la Repùblica, se arregle y uniforme sobre bases bien entendidas,
tanto por que asì lo ecsije el bien y prosperidad
del pais, cuanto por que hallándose procsima la instalacion
del congreso, se necesita acopiar materiales, y trabajar
proyectos que hande presentàrsele. Con presencia de
todo S. E., habiendo oido à la diputacion permanente,
há tenido à bien separar las secretarias de gobierno y hacienda,
y encargarle esta al señor Juan Bernabé Madero,
con quien se entenderà U.S. en todos los negocios relativos
á hacienda, llevando una numeracion separada de
los asuntos de gobierno.—Dios guarde á U.S.—Facundo
Infante.

Orden de 31 de marzo:
Que en cada cuerpo de linea haya una escuela de
primeras letras, para sarjentos y cabos, y otra para
soldados; se prescriben varias reglas con respecto á
sarjentos, cabos y oficiales legos.

Esta órden está ratificada por el artìculo 204, del reglamento orgànico
de 24 de setiembre de 1829.

Seccion de guerra—Chuquisaca à 31 de marzo de


177

1826—Al Sor. comandante jeneral del departamento de…
Deseando S. E. el jeneral en jefe, que las clases de los
cuerpos bolivianos puedan, en su actual estado de reposo,
ponerse capaces para desempeñar perfectamente sus obligaciones,
y que ellas aspiren à la de oficiales con la confianza
de ser dignas de esta alta clase, manda prevenir à
U.S. lo siguiente:

  • 1.o Que U. S. cuide, que en cada cuerpo se establezca
    una escucla, en que los sarjentos y cabos que no saben
    escribir, lo aprendan, y tambien las primeras reglas
    de aritmética, haciendo dar del fondo del cuerpo, una gratificacion
    al maestro que se dedique à este fin.
  • 2.o Que se establezca otra escuela, en que se enseñe
    à leer y escribir à los soldados que quieran aprender, gratificando
    tambien al maestro.
  • 3.o Que están prohibidos los comandantes de cuerpo
    de aprobar ninguna propuesta para cabo y sarjento, sino
    saben leer y escribir, ni tienen todas las calidades que ecsije
    la ordenanza.
  • 4.o Que los cabos y sarjentos que hay actualmente legos,
    no puedan absolutamente recibir ascenso, hasta que
    hayan aprendido à leer y escribir, y tengan las calidades
    que les ecsije la ordenanza del ejèrcito.
  • 5.o Que ningun comandante pueda hacer en su cuerpo
    mas sarjentos y cabos, que aquellos que estrictamente previene
    el reglamento para el servicio de las compañias; y
    que estos, como los que actualmente ecsisten, deben tener
    la aprobacion de los comandantes jenerales de los departamentos
    en la clase de sub-inspectores, puesto que no
    hay jefe de E. M. departamental, sin lo cual no serán
    vàlidos
    los nombramientos. Los sarjentos y cabos que resulten
    mas de los del reglamento, en cualquiera revista de
    inspeccion, serán nulos; y los sueldos que como tales hayan
    recibido, serán reintegrados al tesoro, por el comandante
    que lo aprobó ó lo consintiò. Si actualmente hay
    sarjentos y cabos de mas en los cuerpos, de los que previene
    el reglamento, se darà cuenta de ellos y de su capacidad
    para destinarlos; y si fueren legos è incapaces, se

    178

    les dará cuatro meses de plazo para aprender sus deberes,
    y entonces seràn ecsaminados, y despedidos los ineptos,
    bien sean efectivos ò agregados.
  • 6.o Que si hay algun oficial lego, se le deje en su
    clase actual, aunque le toque ascenso de escala, hasta que
    sepa perfectamente sus deberes; dàndosele seis meses de
    plazo para aprender, despues de los cuales el gobierno
    puede despedirlo si no tiene aptitudes. En tanto las vacantes
    se llenarán con oficiales de capacidad; pues así
    como es justo que en el campo de batalla se prémie una
    accion de valor sin otro ecsamen, asi tambien es justo
    que en los ascensos de escala se prefiera la instruccion y
    buena conducta.

S. E. previene, que U. S. disponga que la presente
resolucion se lea à los cuerpos, en los dias 15 y 30
de cada mes, durante cuatro meses; y que U. S. se sirva
dar cuenta de su cumplimiento. —Dios guarde à U.
S.—Agustin Jeraldino.

Orden de 1.o de abril:
Modo de pagar á los cuerpos del ejército boliviano,
con reforma del observado segun el reglamento de
infanterìa de línea del Perù.

Esta órden està alterada por el capìtulo 10 del reglamento orgànico
de 24 de setiembre de 1829.

Seccion de guerra—Cuartel jeneral en Chuquisaca
á 1.o de abril de 1826—Al Sor. comandante jeneral del
departamento de....S. E. el jeneral en jefe está informado,
de que los cuerpos bolivianos del ejército han estado
pagándose hasta la fecha, por el reglamento de infanterìa
de línea del Perù, sin hacerle distincion de armas,
y perjudicàndolos por tanto en sus goces: en consecuencia


179

manda, que mientras se dé el reglamento para
todas las clases del ejército, sean pagados desde hoy
los cuerpos bolivianos, del modo siguiente:

Infanteria
de línea.
Granads.
y Cazads.
Caballeria. Artilleria é
Injenieros.
Coronel 240. 250. 250. 250.
Teniente Coronel 160. 175. 175. 175.
Mayor 110. 120. 125. 125.
Capitán 75. 80. 85. 85.
Teniente 1.o 50. 55. 60. 65.
Teniente 2.o 45. 50. 55. 60.
Subteniente 40. 45. 50. 50.
Pagador ý Cirujano. 40. 40. 50. 50.
Sarjento 1.o 18. 19. 19. 19.
Sarjento 2.o 15. 16. 16. 16.
Cabo 1.o 12. 13. 13. 13.
Cabo 2.o y tambores 11. 12. 12. 12.
Soldados 10. 11. 11. 11.

A la mayorìa se abonará diez pesos para gastos de
papel, y à cada compañia doce reales.—El sueldo asignado
á los oficiales de artillería é injenieros, es en el concepto
de ser científicos; pero si no lo son, solo gozaràn
el de infantería lijera.—Todo individuo de tropa dejarà
un peso en el fondo del cuerpo por mes, del cual se abonarà
á la tesorerìa el real que cada soldado paga mensualmente
á la Repùblica, por la contribucion directa, y
los invàlidos; y los restantes son para el vestuario blanco
ò interior, que debe costearlo el cuerpo en adelante.—
Deducidos los cinco pesos que están calculados del costo
de rancho, los cuatro pesos restantes en los soldados
de linea, se les darán por partes el 8, 15, 24, y 30, del
mes; esto es, un peso en cada vez, que le será entregado
en su mano propia por el pagador, à presencia del capitan
y oficiales de la compañia, cuya distribucion debe
ser bajo la vijilancia y responsabilidad del comandante.


180

Al soldado de tropa lijera se le darán diez reales en lugar
del peso, en cada uno de los cuatro dias referidos.—
La hospitalidad que abone el cuerpo por cada soldado,
cabo y tambor, bien sea al hospital militar, ò bien al hospital
particular en que se cure, es real y medio por dia,
y los sarjentos dos reales; lo cual le será descontado de
su sueldo, con la mas escrupulosa fidelidad, desde el dia
que recibe la baja del cuerpo, hasta el dia que recibe la
alta en el hospital.—Los cuerpos están obligados â pagar las
hospitalidades antes de pasar la revista del mes siguiente
al que se han causado; esto es, que antes de la revista
de comisario de abril, deben satisfacerse las hospitalidades
de marzo.—La revista de comisario debe pasarse
infaliblemente del 6 al 11 de cada mes.—Dios guarde
à U. S.—Agustin Jeraldino.

Orden de 5 de abril:
Sobre la intelijencia del articulo 7.o del decreto de
16 de enero ùltimo.

Cuartel jeneral en Chuquisaca á 5 de abril de 1826—
Al Sor. Prefecto del departamento de.... Sr. Prefecto—
Han llegado algunas consultas al gobierno, sobre la intelijencia
del artículo 7.o del decreto de 16 de enero último;
y S. E. para evitar toda duda, me manda prevenga á U.S.
que la multa de veinte y cinco pesos, de que habla el citado,
artículo la pagaràn solo los que lleven cartas sin
franquear desde un punto donde haya administracion ó
caja de correo, á otro lugar en que tambien la Laya, ó
que estè dentro de las carreras por donde transitan los
correos pagados de las rentas pùblicas.—Dios guarde à
U. S.—Facundo Infante.


181

Resolucion de 5 de abril:
Se reduce á treinta dias, el término de los tres meses
designado para la apertura de los remates de
diezmos
.

Esta resolucion està ratificada por el artículo 4.o del decreto de 16
de noviembre de 1829.

Seccion de hacienda—Cuartel jeneral en Chuquisaca
á 5 de abril de 1826.—Al Sor. Prefecto del departamento
de......Habiendo pasado á la Exema. diputacion
permanente, la consulta de los señores jueces de diezmos,
con la instancia de los diezmeros de este arzobispado,
sobre el nuevo término que debe señalarse para la apertura
de los remates; con fecha 1.o del actual, ha dado
el dictamen siguiente: "La diputacion permanente cree
justo el reclamo de los diezmeros, que U. S. acompaña con
nota de 18 de marzo ultimo; y en su virtud es de parecer,
que S. E. debe reducir á treinta dias el término de los
tres meses designado por la ley 5, tìtulo 13, libro 9 de las
de Castilla, para la apertura de los remates con el cuarto."
Y S. E. el Gran Mariscal, encargado del gobierno, ha tenido
à bien conformarse con el anterior dictamen, y de su
òrden lo trascribo á U. S. para su intelijencia y cumplimiento.
—Dios guarde á U. S.—Juan de Bernabé y Madero.

Decreto de 9 de abril:
Que la asamblea Constituyente se reuna el 25 de
mayo: viático que debe darse á los diputados
.


182

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que el decreto de la Asamblea jeneral de de
    octubre último, supone la reunion de una nueva representacion
    de los departamentos, para el 25 de mayo:
  • 2.o Que por el decreto supremo de 29 de diciembre, se
    me ha encargado especialmente de convocar esta nueva
    representacion para el 25 de mayo:
  • 3.o Que en virtud de la ùltima resolucion de 6 de
    enero, sobre elecciones, deben haberse verificado hoy las
    de los departamentos, y estar ya nombrados los diputados
    para la asamblea Constituyente:

DECRETO:

  • 1.o La asamblea Constituyente se reunirà el 25 de
    mayo procsimo, segun las convocatorias de 6 de octubre
    y 29 de diciembre ùltimo.
  • 2.o Los prefectos de los departamentos franquearàn à
    los diputadas, por el tesoro nacional, y con preferencia absoluta
    á todo gasto, las asistencias para el viaje á la capital,
    segun el decreto de la asamblea jeneral de 9 de
    agosto de 1825.
  • 3.o Si algun diputado fuere impedido de venir á la capital,
    por enfermedad ù otro motivo lejítimo, a juicio del
    prefecto, éste dispondrá que lo reemplaze al momento su
    suplente, à fin de que los departamentos sean representados
    por la totalidad de diputados.
  • 4.o Los prefectos removeràn cualquier obstáculo, sea
    cual fuere, para que el artìculo anterior sea estrictamente
    cumplido.
  • 5.o Los diputados se hallarán todos en la capital, del
    15 al 20 de mayo, presentàndose à la diputacion permanente,
    para que sean ecsaminadas sus credenciales, y se

    183

    participe al gobierno la lejitimidad.
  • 6.o El secretario de la seccion de gobierno está encargado
    de la ejecucion de este decreto. Dado en el palacio
    de gobierno en Chuquisaca à 9 de abril de 1826—
    Antonio Josè de Sucre— De órden de S. E.—Facundo
    Infante
    .

Decreto de 13 de abril:
En las capitales de departamento se crean juntas, para
la calificacion de la deuda española, y de la resultiva
de aucilios á los ejèrcitos de la patria: término
en que los acreedores deben presentar sus documentos:
modo de proceder de las juntas
.

Este decreto tiene analojìa con las de 15 y 17 de diciembre del
mismo año, y con los decretos de 12 de enero y 24 de febrero de 1827.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTAOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por la resolucion suprema de 11 de diciembre,
    se há reservado á la asamblea constituyente, el conocer ó desconocer
    la antigua deuda española.
  • 2.o Que deben presentarse à la asamblea los documentos
    que hagan constar esta deuda, sus condiciones, antigüedad,
    y época en que se contrajo.
  • 3.o Que el mismo congreso hade resolver si es ò no
    deuda nacional, los aucilios que prestaron los bolivianos
    en dinero, víveres, ù otros artículos, á los ejércitos que
    combatieron por la independencia durante el curso de la
    revolucion; y para ello deben tambien presentàrsele documentos
    calificativos: oida la diputacion permanente:

184

DECRETO

  • 1.o Se establece en cada capital de departamento, una
    junta compuesta del administrador del tesoro pùblico, del
    síndico, de un alcalde, del defensor de hacienda ò fiscal,
    y del prefecto que la presidirà, y por su falta el secretario
    de gobierno.
  • 2.o Se presentaràn en esta junta, en el término de cuarenta
    dias, todos los documentos que califiquen la deuda
    antigua española en el departamento, su procedencia, tiempo
    en que se causó, condiciones de ella, los intereses que
    ha pagado la caja hasta el presente, y lo que dejaron de
    pagar los españoles, distinguiendo esta falta del tiempo
    antes del año nueve, y despues.
  • 3.o La junta ecsaminará la lejtimidad de los documentos,
    y tomando de ellos un estracto especificado, conforme
    al artículo 2.o, de la acreencia de cada individuo, los
    devolverà á los interesados.
  • 4.o Este estracto lo remitirá la junta á la secretaria de
    hacienda, y pasará una copia á la prefectura.
  • 5.o Ante esta junta se presentaràn, en los mismos cuarenta
    dias, todos los ciudadanos del departamento que tengan
    vales ó documentos contra el tesoro público, por aucilios
    de cualquiera especie, que se hayan dado à los
    ejèrcitos de la patria, en calidad de emprèstitos.
  • 6.o La junta ecsaminarà la lejitimidad de estos documentos,
    y formará de ellos un estracto que esprese el
    ciudadano acreedor, cantidad adeudada, procedencia de
    ella, jefe que la ha autorizado ò reconocido; y en fin todos
    los mas minuciosos detalles que la esclarezcan, devolvièndolos
    luego á los interesados: verificado asi lo remitirà à
    la secretarìa de hacienda, dejando una copia à la prefectura.
  • 7.o La junta admitirá como documentos legales, los que
    esten calificados hasta el año 25, y que se hallen autorizados
    por jefes lejitimamente facultados por algun gobierno.
  • 8.o Por un estracto separado darà cuenta, esta junta al
    gobierno, de los aucilios que hayan prestado los ciudadanos

    185

    à las guerrillas, ó jefes cuya autoridad no estè lejitimada.
  • 9.o El secretario de hacienda queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierne en Chuquisaca, á 13 de abril de 1826—
Antonio José de Sucre—Por órden de S. E.—Juan de Bernabè
y Madero
, secretario de hacienda.

Decreto de 27 de abril:
Se funda en la Paz el colejio de ciencias y artes:
su organizacion y rentas
.

El edificio este colejio se hà destinado provisoriamente para el
jeneral de medicina, establecido por la ley de 31 de octubre de
1833.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que por varios supremos decretos está mandado
    establecer, en cada capital de departamento, un colejio de
    ciencias y artes:
  • 2.o Que en la ciudad de la Paz, es tiempo ya de erijir
    el que le corresponde, por cuanto se han proporcionado
    las rentas suficientes: oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o La casa que hoy ocupa el colejio seminario, será
    el edificio destinado para el de ciencias y artes, que se
    funda por este decreto.

    186

  • 2.o Los fondos que se aplican á esta casa para subvenir
    á sus gastos son:
    6,000 pesos, que tiene de renta el colejio seminario.
    2,955 pesos, que reditúan los principales destinados
    para la fundacion del convenio de padres de la
    Buenamuerte, que no tuvo efecto.
    1.069 pesos, correspondientes al producto de la caja
    de censos del departamento.
    1,372 pesos, que rinden las temporalidades de jesuitas.
    440 pesos, importe de los diez y seis mil impuestos
    por don Tadeo Medina sobre varias fincas.
    418 pesos, rèditos de las obras pias mandadas fundas
    por el canónigo Landaeta.
    12,254.
  • 3.o Se pagarà al rector, á cuyo cargo esté el rèjimen
    y economía del colejio, el sueldo de mil pesos por
    año: al vice-rector seiscientos, y al ministro quinientos.
    Estos superiores serán propuestos por el prefecto al gobierno.
  • 4.o Tendrà las mismas siete cátedras que por el artìculo
    21 del decreto de 20 de diciembre se le señalaron
    dotadas à quinientos pesos cada una; esto es, una de lengua
    castellana y latina: otra de retòrica, elocuencia y
    oratoria: otra de matemáticas puras, y arquitectura: otra
    de medicina: otra de botánica y agricultura: otra de filosofìa
    moderna: otra de moral, de derecho natural, civil
    y de jentes, haciendo particular estudio de la Constitucion
    y leyes de la Repùblica.
  • 5.o Se mantendrán con las rentas del colejio, treinta y
    dos colejiales dotados con ciento cincuenta pesos al año;
    doce de estos serán de la clase de indìjenas, prefiriendo
    siempre á los hijos de los que se han sacrificado por la
    independencia.
  • 6.o Se dictrán, ademàs, una càtedra de mineralojia, una
    de dibujo, y otra de idiomas. La primara tendrá de dotacion
    seiscientos pesos: la segunda cuatrocientos; y la
    tercera quinientos.

    187

  • 7.o Los trescientos cincuenta y cuatro pesos restantes,
    servirân para las refacciones de la casa.
  • 8.o Mientras se establecen las càtedras debidamente,
    y se proporcionan profesores que las dìcten, servirán sus
    rentas para las mejoras que ecsija ese colejio.
  • 9.o En cuanto al reglamento de la casa, plan de enseñanza,
    uniformidad de vestuario en el colejio y admision de
    esternos, se observará lo resuelto en el citado decreto
    de 20 de diciembre.
  • 10. Los que actualmente se hallan estudiando en el colejio,
    que ahora se destina para ciencias y artes, continuaràn
    hasta nueva resolucion.
  • 11. Luego que el gobierno haya resuelto sobre el plan
    jeneral que debe rejir en toda la República, el colejio
    de la Paz se sujetarà á las modificaciones que ecsija su
    uniformidad con los demàs.
  • 12. El prefecto del departamento queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 27 de abril de 1826.—
Antonio José de Sucre.—Por órden de S.E.—Facundo Infante,
secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 28 de abril:
Ereccion de un colejio de huérfanos en la Paz: que
se reunan en èl todos los del departamento, y se les
enseñen las primeras letras, oficios mecánicos &:
rentas
.

Este decreto està ratificado por el de 27 de febrero de 1830.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.


188

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que en cada capital de departamento deben establecerse
    escuelas primarias, segun el supremo decreto de
    11 de diciembre:
  • 2.o Que està mandado, por otro decreto de la misma
    fecha, la reunion de huérfanos en las capitales, para que
    allì se instruyan en los primeros rudimentos de enseñanza,
    relijion y oficios mecànicos:
  • 3.o Que hay ya los medios de llevar al cabo este establecimiento
    en la capital del departamento de la Paz:
    oida la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Todos los huérfanos de dicho departamento, que se
    reconocieren tales à juicio de la junta inspectora de educacion,
    seràn reunidos por el prefecto en el colejio de
    huérfanos que se manda erijir por este decreto, y en él
    se establece la escuela primaria de la Paz.
  • 2.o La casa que se destina à este establecimiento, serà
    la que el prefecto juzgare mas à propósito entre los
    edificios pùblicos, dando cuenta al gobierno.
  • 3.o El réjimen moral, instructivo y económico que en
    ella debe seguirse, los superiores que haya de tener, y
    su dotacion, seràn determinados por el director jeneral
    de enseñanza, de acuerdo con el prefecto del departamento.
  • 4.o Además de las primeras letras, oficios mecànicos,
    y principios de relijion que allì se enseñen, se procurarà
    que se aprendan tambien aritmética, dibujo y pintura.
  • 5.o Las rentas que se aplican à este colejio son: los
    3,561 pesos que producen los capitales de manuales que
    obtenian los canónigos de aquella catedral: 180 de los réditos
    de la obra pia que fundò el canònigo Bernuí: 60
    pesos que rinde la capellania del canònigo Gutierres: 300
    pesos en el ramo de harinas; y el producto de los trabajos de
    los mismos huérfanos, con deduccion de una cuarta parte.
  • 6.o El resto de lo que haya producídole su trabajo à
    cada huèrfano, se le entregará como un pequeño capital

    189

    al tiempo de su salida, segun el resultado de la cuenta
    que al efecto le debe llevar el superior de la casa.
  • 7.o El producto de los fondos adjudicados, servirá para
    la reparacion del edificio destinado, mientras se recojen
    y reunen los huèrfanos.
  • 8.o Luego que el gobierno haya resuelto sobre el plan jeneral
    de educacion que debe rejir en toda la Repùblica,
    el colejio de huèrfanos de la Paz se sujetará á las modificaciones
    que ecsija su uniformidad con los demás.
  • 9.o El prefecto del departamento queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 28 de abril de 1826.—
Antonio Josè de Sucre.—Por órden de S. E.—Facundo
Infante
, secretario de gobierno.

Decreto de 28 de abril:
Colejio de niñas huérfanas en la Paz: lo que debe
enseñarse, y sus rentas
.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que en el supremo decreto de 11 de diciembre sobre
    educacion, se recomienda el establecimiento de escuelas
    para las niñas huérfanas, en todas las capitales de los departamentos:
  • 2.o Que la numerosa poblacion del departamento de la
    Paz, demanda su ereccion, para la que puedan aplicarse
    fondos suficientes: oida la diputacion permanente:

190

DECRETO.

  • 1.o Se establece un colejio de huérfanas en la capital
    de dicho departamento, en el que se reuniràn todas las
    que se declaren tales à juício de la junta inspectora de
    educacion, bajo la responsabilidad del prefecto, segun se
    determinò para el de Potosí.
  • 2.o El convento que fue de los relijiosos agustinos, es
    la casa destinada para este colejio.
  • 3.o Se enseñaràn en él primeras letras, principios
    de relijion, y los oficios mecànicos acomodados à su secso.
  • 4.o Su réjimen y economìa, correrá à cargo de una superiora,
    nombrada por el prefecto á propuesta de la junta.
  • 5.o Las rentas de éste establecimiento, son las siguientes:
    Los 747 pesos 4 reales, que rinde la estancia de Mucuña:
    los productos de la obra pia fundada por doña
    Francisca Llano sobre varias fincas, que suben à cuatrocientos
    cuarenta pesos: los ochenta pesos, que reditúa la
    obra pia de don Josè Montenegro, fundada sobre la estancia
    de Huacullani: 3,500 pesos, que se le adjudican en el
    ramo de harinas: las rentas del convento suprimido de
    agustinos, y la mitad del trabajo de las niñas.
  • 6.o La otra mitad de este trabajo, so reservará para
    entregarse á cada una por via de habilitacion, al tiempo
    de su salida; à cuyo efecto se le llevarà su cuenta por
    la superiora.
  • 7.o El réjimen interior, enseñanza y demàs de esta
    càsa, será igual con la de Potosì, mientras que se dà el
    plan jeneral de educacion que debe rejir en toda la República,
    al cual se sujetarà este establecimiento para su uniformidad
    con los demás.
  • 8.o El prefecto del departamento queda encargado de
    la ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 28 de abril de 1826.—
Antonio José de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo Infante,
secretario de gobierno.


191

Decreto de 28 de abril:
Escuelas primarias en todos los cantones del departamento
de la Paz: rentas
.

Este decreto está jeneralizado por la ley de 9 de enero de 1827.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.

CONSIDERANDO:

Que las escuelas primarias en el departamento de
la Paz, demandan su pronto establecimiento, segun lo prevenido
por el decreto supremo de 11 de diciembre: oida
la diputacion permanente:

DECRETO.

  • 1.o Se establecen en todos los cantones del departamento
    de la Paz, las escuelas primarias, sujetándose en su
    rèjimen, enseñanza, eleccion y dotacion de maestros &, à todo
    lo prescripto en el decreto de 8 de febrero, espedido para
    las del departamento de Cochabamba.
  • 2.o Se aplican à estos establecimientos, seis mil pesos en
    el derecho que pagan las harinas à su internacion.
  • 3.o Estos fondos podrán aumentarse luego que el congreso
    constituyente declare, si la Repùblica reconoce ó
    no los capitales amortizados por el gobierno español, ó
    introducidos en sus arcas.
  • 4.o Mientras se erijen las escuelas, estos fondos se emplearàn
    en preparar en los cantones las casas que deben
    servir á la enseñanza.
  • 5.o Luego que el gobierno decrete el plan jeneral de
    educacion para la Repùblica, se sujetaràn à èl las escuelas
    primarias del departamento de la Paz.
  • 6.o El prefecto de la Paz queda encargado de la ejecucion
    de este decreto.

192

Imprìmase, publíquese, y circùlese. Dado en el
palacio de gobierno en Chuquisaca à 28 de abril de
1826.—Antonìo José de Sucre—Por órden de S.E.—Facundo
Infante
, secretario de la seccion de gobierno.

Decreto de 30 de abril:
Se erije un hospicio mendigos en la Paz: sus
rentas
.

Este decreto està derogado por el artìculo 1.o del de 27 de febrero
de 1830.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

Que las razones que movieron al gobierno á erijir
hospicios de pobres, en los departamentos de Cochabamba
y Potosí, demandan igual establecimiento en el
de la Paz: oida la diputacion permanente:

DECRETO:

  • 1.o En la capital de la Paz se erije un hospicio de
    mendigos, en el que se reuniràn todos los que se encuentren
    en dicho departamento.
  • 2.o El prefecto destinarà á este establecimiento, el edificio
    público que conceptuase mas á propósito, dando
    cuenta al gobierno.
  • 3.o El rèjimen de esta casa serà el que prescriben los
    artículos 3.o 4.o y 5.o del decreto de 5 de febrero, dado
    para el hospicio de Cochabamba.
  • 4.o Sus rentas son por ahora: 870 pesos, de la obra

    193

    pia de pobres, que descansa sobre varias fincas: 200 pesos,
    que rinden las tierras de la comunidad de Jesus de
    Machaca: 2,500 pesos que se le aplican en el ramo de
    harinas; y el producto de trabajos de los individuos
    reunidos.
  • 5.o Estas rentas podrán aumentarse, luego que el congreso
    constituyente espida su declaracion sobre los fondos
    amortizados por el anterior gobierno, y reconocidos en
    sus arcas.
  • 6.o El prefecto del departamento es responsable del
    cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 30 de abril de 1826.—
Antonio Josè de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo Infante,
secretario de gobierno.

Orden de 3 de mayo:
Que las tesorerías no paguen sueldos á ningun oficial,
si solo los presupuestos conformes con las listas
de revista: á todo oficial que salga en comision, le
satisfaga el cuerpo sus sueldos por todo el tiempo
que ella haya de durar
.

Seccion de guerra—Cuartel jeneral en Chuquisaca
à 3 de mayo de 1826—Al sor. comandante jeneral del
departamento de....S.E. el jeneral en jefe, deseando
que tanto en las comisarías de cuerpos y de las divisiones,
como en las tesorerìas, se lleva una cuenta mas fàcil
del gasto en los sueldos militares, se ha servido disponer;
que desde el primero de junio prócsimo, no se
abone en ninguna tesorerìa, por motivo alguno, sueldos à
ningun oficial, sea que vaya en comision ó en cualquier
dilijencia: que las tesorerìas no deben pagar sino los


194

presupuestos conformes las listas de revista, sin entenderse
para nada con los oficiales sueltos, ó en comision,
respecto de sueldos: que todo oficial que salga en
comision vaya satisfecho de sus sueldos por el cuerpo, todo
el tiempo que haya de durar la comision; por que
no puede pedir cosa alguna por haberes en ninguna parte,
sino el valor de la posta, conforme vaya espresado en
su pasaporte.—S.E. recomienda à US. el cumplimiento de
esta órden, con la cual se propone salvar las trabacuentas
y embarazos que haya en las tesorerìas, en los descargos
por sueldos militares.—Dios guarde á US—Agustin Jeraldino.

Decreto de 3 de mayo:
Que se abra el colejio de san Juan de Chuquisaca
con el nombre de Junin, y sea de ciencias y artes:
su organizacion y rentas
.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

Que el decreto supremo de 11 de diciembre, hà
prevenido el establecimiento de un colejio de ciencias y
artes, en el antiguo colejio de san Juan de Chuquisaca:

HE VENIDO EN DECRETAR:

  • 1.o El colejio de ciencias y artes de esta ciudad, se
    abrirá en el antiguo colejio de san Juan, el dia 6 de
    agosto pròcsimo, aniversario de Junin: llevarà este nombre
    para recordar à sus alumnos el dia glorioso, en que
    la victoria concediò á los representantes del pueblo de
    Bolivia, que un año despues firmasen la independencia
    de la Repùblica, para señalar á sus hijos el camino de
    la civilizacion y las luces.

    195

  • 2.o A este colejio se trasladaràn las siete càtedras de
    ciencias humanas, que provisionalmente ecsisten en el colejio
    de ordenandos de esta ciudad, conforme al decreto
    supremo de 20 de diciembre; esto es, una de lengua castellana
    y latina: otra de retòrica, elocuencia y oratoria:
    otra de matemàticas puras, y arquitectura: otra de medicina:
    otra de botánica y agricultura: otra de filosofía moderna;
    y la otra de morál y derecho natural, civil, y
    de jentes, haciendo particular estudio de la Constitucion
    y de las leyes de la Repùblica. Habrà además una escuela
    de dibujo y de pintura. Cada catedràtico, y el maestro
    de pintura y dibujo, tendrán quiníentos pesos de sueldo
    al año.
  • 3.o El reglamento de la casa, plan de enseñanza, uniformidad
    de vestuario, y admision de esternos en este colejio,
    será igual à lo prescrito para de Potosì, en el
    decreto de 2 de marzo último.
  • 4.o El establecimiento estará á cargo de un rector que
    tendrà mil pesos de sueldo anual; y habrá tambien un vice-rector
    y un ministro, con quinientos pesos cada uno. Estos
    superiores, como los catedràticos, seràn propuestos al
    gobierno, por el prefecto del departamento.
  • 5.o Sobre las rentas del colejio se costearán veinte jóvenes,
    siendo ocho de ellos de la clase de indìjenas, y
    prefiriendo à los hijos de los militares, ó personas que se
    hayan sacrificado por la independencia. Para la asistencia
    de cada uno de ellos, se señalan ciento cincuenta
    pesos por año.
  • 6.o Los nueve mil pesos, á que asciendo el gasto de los
    superiores, catedràticos y colejiales de nùmero, se pagarán
    sobre las rentas propias que se señalan al colejio, en la
    forma siguiente:
    2,347 pesos, que son los rèditos de los principales de
    la caja jeneral de censos en el departamento
    de Chuquisaca.
    990 pesos, que disfrutaban los canònigos de esta catedral
    sobre diferentes principales, para aniversario
    3,337 A la vuelta

    196

    3,337 De la vuelta
    de algunas fiestas, sobre que habia imposicion
    de decir ciento una misas por año, y las
    cuales aplicarà de obligacion el capellan que se
    nombre en el colejio, por la intencion de los
    fundadores.
    705 pesos, del rédito de las capellanias que corrian
    a cargo del dean, y del canónigo mas antiguode
    la catedral, y cuya imposicion en misas serà
    cumplida en los términos del párrafo anterior.
    755 pesos, que produce el ramo de temporalidades
    en el departamento.
    598 pesos 4 reales, que producen las fincas que
    eran de los santos lugares de Jerusalen.
    574 pesos 4 reales, de las obras pias que se administraban
    por las cajas públicas.
    515 pesos, que produce la obra pia de Aldana sobre
    propiedades en el departamento.
    15 pesos, producto de la estancia del Gallinero propia
    del colejio.
    2,500 pesos sobre el derecho de harinas.
    9,000 pesos
  • 7.o Los productos de las propiedades indicadas, son el
    dos por ciento sobre los predios rùsticos, y el tres por ciento
    sobre los urbanos, segun la resolucion de 6 de diciembre;
    y cualquiera mejora que se dé, serà en provecho
    del colejio. Se han deducido ya las imposiciones que
    habia en la caja del gobierno español por los fondos de
    estas obras pias.
  • 8.o Los jòvenes que quieran entrar como pensionistas
    al establecimiento, pagaràn ciento veinte pesos por año,
    para los gastos de comunidad; pero serán vestidos por su
    casa.
  • 9.o Los cuatro mil ochocientos setenta y tres pesos de
    réditos atrasados, y cobrables sobre los principales de la
    caja jeneral de censos, se aplican para completar la reparacion
    del edificio.

    197

  • 10. El director jeneral de enseñanza pública, con acuerdo
    del prefecto del departamento, removeràn todos los obstàculos
    que puedan ofrecerse para verificar la apertura del
    colejio, el dia señalado.
  • 11. El colejio de Junin se sujetarà al plan jeneral de educacion
    que rija en toda la República, luego que el gobierno
    lo haya resuelto.
  • 12. El secretario de gobierno queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 3 de mayo de 1826—
Antonio José de Sucre—Por òrden de S. E.—Facundo
Infante
,
secretario de gobierno.

Decreto de 4 de mayo:
Colejio de huérfanas en Chuquisaca, independiente de
la casa de níñas que allí habia: rentas
.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

Que el establecimiento de la casa de huérfanas
en Chuquisaca, solo está considerado para diez y seis
niñas de la ciudad; y que es necesario, por tanto, plantificar
el colejio de huérfanas de todo el departamento, en
cumplimiento del decreto supremo de 11 de diciembre.

HE VENIDO EN DECRETAR:

  • 1.o Independiente de la casa de niñas huèrfanas de esta
    ciudad, se establece el colejio de huérfanas de Chuquisaca,
    en que se reunirán todas las que se declaren tales

    198

    à juicio de la junta inspectora de educacion, bajo la responsabilidad
    del prefecto, segun se determinó para el de
    Potosì.
  • 2.o Cumpliendo con la principal mira del fundador, se
    destinà este edificio para el colejio de huèrfanas
  • 3.o El rèjimen y economía de este colejio, el sistema
    de la enseñanza, y demàs, serà conforme con el de Cochabamba,
    segun el decreto de 6 de febrero.
  • 4.o Las rentas propias de este establecimiento son anualmente:
    1,100 pesos, de la obra pia del doctor Urquiso.
    1,754 pesos, de las rentas del convento de la Merced
    de esta ciudad, suprimido.
    264 pesos, de capellanias particulares que disfrutan
    los frailes domínicos.
    928 pesos, de las cofradìas de dolores, de ànimas y
    de presentacion, tambien suprimidas.
    4,046 pesos.
    Las rentas de la casa de recojidas, y la mitad del
    trabajo de las niñas huèrfanas: siendo la otra mitad para
    entregàrsele à cada una; como por habilitacion, al tiempo
    de su salida de la casa; á cuyo efecto se le llevarà
    su cuenta por la superiora.
  • 5.o Los rentas indicadas son en las propiedades, á razon
    del 2 por ciento sobre predios rùsticos, y del tres
    por ciento sobre predios urbanos: cualquiera mejora serà
    en favor del establecimiento.
  • 6.o La antigua casa de las niñas huèrfanas de Chuquisaca,
    entrará bajo el arreglo que el gobierno determine,
    conforme lo diò para la de Cochabamba, tanto en su rèjimen
    y economìa, como en el plan de la ensefianza y
    direccion.
  • 7.o Ambos establecimientos estarán sujetos á uniformarse
    con todos los demás, cuando el gobierno haya decretadó
    el plan jeneral de educacion que debe rejir en toda la
    Repùblica.

    199

  • 8.o El Prefecto del departamento queda, bajo su responsabilidad,
    encargado de la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circúlese Dado en el palacio
dè gobierno en Chuquisaca à 4 de mayo de 1826—
Antonio José de Sucre—Por òrden de S. E.—Facundo
Infante
,
secretario de gobierno.

Decreto de 5 de mayo:
Colejio de huérfanos en Chuquisaca: sus rentas.

Este decreto està ratificado por el de 27 de febrero de 1830.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

Que hay los medios de principiar el establecimiento
de la casa de huèrfanos de Chuquisaca, en cumplimiento
del decreto supremo de 11 de diciembre: oida la diputacion
permanente:

HE DECRETADO:

  • 1.o Los huérfanos recojidos en el departamento, en virtud
    del decreto supremo de 11 de diciembre, y todos los
    demás que hay en él, á juicio de la junta inspectora de
    educacion, se reuniràn en el convento de san Agustin,
    suprimido como menor, y que se les destina como casa
    propia.
  • 2.o En este colejio de huèrfanos se establecerá la escuela
    primaria de Chuquisaca, mandada erijir en cada departamento.
  • 3.o Los superiores que deba tener el establecimiento,

    200

    su réjimen moral y económico, su enseñanza &c, será
    conforme con el del colejio de huèrfanos de Cochabamba,
    segun el decreto de 4 de febrero.
  • 4.o Por ahora, se señalan como rentas de este establecimiento,
    los 2,000 pesos, à que alcanzaban las del convento
    de san Agustin; y el producto de los trabajos de
    los mismos huèrfanos, con deduccion de una cuarta parte,
    que es para ellos al salir de la casa.
  • 5.o La junta de beneficencia del departamento, propondrá
    al gobierno los medios de completar, al colejio de huérfanos,
    una renta fija de 6,000 pesos sobre los fondos destinados
    á la educacion pùblica.
  • 6.o Cuando el gobierno decrete el plan jeneral de educacion
    que hade rejir en todo el territorio de la Repùblica,
    se sujetará el colejio de huérfanos de Chuquisaca
    à las modificaciones que ecsijan su uniformidad con los
    demás.
  • 7.o El prefecto del departamento queda encargado del
    cumplimiento de este decreto.

Imprìmase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 5 de mayo de 1826.—
Antonio José de Sucre—Por órden de S. E—Facundo
Infante
, secretario de gobierno.

Decreto de 6 de mayo:
Establecimiento de un hospicio de pobres mendigos en
Chuquisaca, bajo la direccion de la junta de beneficencia:
sus rentas: que no haya mas de un beaterio
en la ciudad, para recojimiento de mujeres
.

Este decreto está derogado, en cuanto al hospicio de pobres, por el
artìculo 1.o del de 27 de febrero de 1830.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &. &.


201

CONSIDERANDO.

Que en la capital del departamento de Chuquisaca
debe formarse el hospicio de mendigos, que se ha establecido
en las otras capitales, y que hay los medios
para realizarlo: oida la diputacion permanente:

DECRETO:

  • 1.o Se establece en Chuquisaca un hospicio de pobres
    mendigos, en el cual seràn recojidos todos los que haya
    verdaderamente tales en el departamento.
  • 2.o El hospicio estarà bajo la direccion de una junta
    de beneficencia, que hará observar el réjimen que el gobierno
    prescriba para los demàs de la Repùblica.
  • 3.o Se abonarà del fondo jeneral de hospitales, una
    cantidad proporcionada para que se compren máquinas de
    hilar y tejer algodon, lana, &c, con que dar ocupacion á
    los pobres del hospicio que puedan contraerse á este trabajo.
  • 4.o Se prohibe que los mendigos pidan limosna por
    las calles en ningun pueblo del departamento; y el prefecto
    tomarà las medidas necesarias para que sean todos
    reunidos en el hospicio.
  • 5.o El edificio para el establecimiento es la casa de
    santa Rita, en la cual se harán las divisiones correspondientes,
    para que estèn separados los hombres de las mujeres.
  • 6.o Las beatas de santa Rita se reunirán con las de santa
    Catalina, mientras se prepara y recompone el beaterio de
    santa Rosa, que será la sola casa de recojimiento de mujeres
    en esta ciudad.
  • 7.o Las rentas para el hospicio de mendigos son, por
    ahora, tres mil pesos por año, sobre los capitales de manuales
    que obtenian los canònigos de esta catedral; y el
    producto de los trabajos de los individuos en el establecimiento.
    De los manuales se escluye el principal de
    9,938 pesos fincados en las rentas municipales y tesorería.
  • 8.o El prefecto del departamento está encargado de que

    202

    el presente decreto quede puntualmente cumplido el 24
    del corriente mayo.

Imprìmase, publíquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca á 6 de mayo de 1826.—
Antonio José de Sucre—-Por órden de S.E.—Facundo Infante
—secretario de gobierno.

Resolucion de 10 de mayo:
Que solo están en servicio activo los oficiales que se
hallan en campaña: que del sueldo de los prefectos se
descuente el montepio.

Seccion de hacienda—Chuquisaca 10 de mayo de
1826— Al sor. prefecto del departamento de.... S. E. el
jefe del gobierno, en vista de la consulta del administrador
del tesoro pùblico, que el sor. prefecto de Cochabamba
acompañò con su nota n.o 8, ha tenido à bien declarar,
que solo están en servicio activo los oficiales que se
hallan en campaña; y por consiguiente los destinados en la
prefectura ò en comisiones de departamento, cualquiera
que sea, deben sufrir el descuento de la contribucion directa,
con arreglo al supremo decreto de 22 de diciembre
ùltimo.—Del sueldo del prefecto no debe descontàrsele
invàlidos, sino el montepio por ser empleo civil.—
Las tropas auciliares no sufren descuentos, por que sus
sueldos se le abonan segun la contrata.—Dios guarde à
US.—Juan de Bernabé y Madero.

Reglamento, de 14 de mayo, para
los hospicios de pobres.


203

Este reglamento ha quedado sin vigor, desde que se suprimieron los
hospicios de pobres, por el articulo 1.o del decreto de 27 de febrero
de 1830.

EL gobierno decreta el siguiente reglamento, para
las casas de mendigos y pobres de la Repùblica.

Artìculo 1.o

Se establecerá en cada capital de departamento,
una casa de hospicio para recojer mendigos, y dar
ocupacion en ella á todos cuantos se encuentren de esta
clase.

2.o

La casa estarà á cargo, y bajo la direccion de una
junta de beneficencia, compuesta de siete ciudadanos respetables
nombrados por el gobierno.

3.o

Dos de ellos seràn los administradores de los fondos
del establecimiento, con el cargo de contador el uno,
y de tesorero el otro.

4.o

Los cinco restantes seràn inspectores de la casa, y
entre ellos rolará, cada cuatro meses, la presidencia de la
junta.

5.o

Los cuatro inspectores alternaràn por semanas en el
cuidado y zelo de la casa, visitándola dos veces al dia
para hacer que se cumplan todas las reglas establecidas en
ella, y todas las dispociciones de la junta; y daran cuenta
à esta, en sus reuniones, de todo cuanto observen digno
de remedio, ò que convenga establecerse.

6.o

La junta se reunirá un dia cada semana precisamente,
para tratar y proveer à cuanto sea necesario al gobierno
y necesidades de la casa; y el presidente la reunìra estraordinariamente
siempre que lo crea conveniente.

7.o

El prefecto del departamento concurrirá cuando le
paresca, y en este caso presidirà la junta.

8.o

La junta tendrá un libro en que se sienten sus resoluciones,
y estará à cargo de los administradores, que
harán tambien de secretarios, alternando por meses, escribiendo
las actas y firmándolas con el presidente.

9.o

Los miembros de la junta durarán por un año, y
serán relevados por mitad cada seis meses: en el primer
semestre tres, y en el segundo cuatro, empezando


204

por el órden inverso de su nombramiento, y renovándose
uno de los administradores.

10.

La casa estarà bajo el inmediato réjimen de un director,
que la dirija y haga cumplir en ella todo cuanto
disponga el reglamento, y lo que le ordene la junta por
conducto del inspector de semana.

11.

Estarà á su cargo todo cuanto sea destinado al servicio
de la casa, como muebles, alimentos, ropas y demás
de que serà responsable.

12.

Serà de su cuidado, bajo el conocimiento y aprobacion
del inspector de semana, el proveer de lo preciso
para el consumo, haciendo las compras, y llevando cuenta
diaria en un libro, la que será firmada y visada por el
inspector.

13.

En otro libro se hallarà puesta la razon de todos los
muebles y utensilios de la casa, y en otro llevarà la razon
de entrada y distribucion de las ropas que se construyan para
los individuos de la misma.

14.

Habrà otro libro en que se pondrán las partidas de
entrada y salida de los pobres, con su nombre, secso,
patria, edad, estado, y el oficio que antes hubiesen tenido;
y de las mugeres, los hijos que lleven, agregando de
estos iguales noticias: cada partida ocuparà una foja.

15.

Cuando un individuo falte de la casa, se pondrá à la
partida la nota correspondiente.

16.

El director gozarà una asignacion mensual proporcionada,
señalada por la junta, y pagada de los fondos de
la casa.

17.

El jefe de la policìa, y todos los subalternos, estarán
especialmente encargados de zelar, que par la ciudad
no se pida limosna, y de aprender cuantos encuentren
pidiéndola. Todo ciudadano tendrá igual obligacion, presentando
al jefe de policìa à los que encuentre por calles
y casas.

18.

El jefe de policìa remitirá con un oficio, al presidente
de la junta, à cualquier mendigo que se le presente,
asi por sus subalternos, como por los ciudadanos;
llevando un órden numeral en los oficios, de que tendrà


205

un rejistro que corresponda al libro de entradas de la casa.

19.

Solo al jefe de policìa le corresponde decidir, si el
individuo presentado està en el caso de ser puesto ó no en la
casa.

20.

En caso de que este se queje de injusticia, solo el
juez do primera instancia, á quien se dará cuenta, resolverà
sobre ella verbalmente, con sola la justificacion del
hecho.

21.

El presidente, luego que sea puesto á su disposicion
el mendigo, lo harà entregar al director, por conducto del
inspector de semana.

22.

El director le hará inmediatamente despojar de sus
andrajos y del pelo, y quemarlos, conservando solo alguna
prenda que en él se hallare útil: le hará lavar corporalmente,
con entera prolijidad, por personas de la misma
casa y del propio secso, y le proveerà de un vestido
completo de los que se hallen preparados al efecto.

23.

En lo succesivo conservará el pelo con el aseo,
propiedad y limpieza correspondiente.

24.

Luego le ecsaminarà prolijamente sobre su aptitud
para el trabajo, conocimientos que haya ó no tenido en
algun arte ù oficio; y segun las ideas que el inspector y
el mismo intendente formen, se le destinarà à la ocupacion
diaria, conforme á su edad, salud y demàs circunstancias
fisicas.

25.

Los individuos destinados à la casa, serán separados
en tres departamentos distintos, y sin comunicacion entre
sí, sea en uno mismo, ò en diferentes edificios.

26.

En el primer departamento estarán los varones solteros,
en el segundo las mugeres solteras, y en el tercero
los matrimonios.

27.

Para tener à dos individuos por casados, se harà la
comprobacion correspondiente, ecsijiéndose del pàrroco respectivo
la partida de matrimonio (que espedirà gratis)
segun la noticia que dén los interesados.

28.

Entre tanto, se mantendràn los individuos separados
en los departamentos respectivos.

29.

La muger que tuviese hijos, los llevarà consigo á la


206

casa hasta la edad de tres años: cumplida esta, serán destinados
por el gobierno á la casa de educacion, segun su
secso y circunstancias.

30.

Para el manejo y gobierno de cada departamento,
habrà un mayordomo; el que corresponde al departamento
de mujeres, será tambien mujer.

31.

Los mayordomos desempeñarán sus funciones, bajo
la inmediata direccion del intendente, haciendo cumplir
sus órdenes, y cuanto dispone este reglamento.

32.

Gozaràn una asignacion mensual proporcionada, señalada
por la junta, y pagada por los fondos de la casa.

33.

Harán que à las seis de la a mañana en verano, y á
las siete en invierno, todos estén en pie, escepto
los enfermos; é inmediatamente hará que reunidos hagan
una breve oracion relijiosa.

34.

Acabada esta, cada uno empezará su ocupacion hasta
las diez de la mañana, en que se hará la señal, y todos
se pondrán á la mesa por decenas para hacer la primera
comida. Esta durará media hora, y despues de otra media
de conversacion, volverán á sus labores hasta las cuatro de
la tarde, en que se harà otra vez la señal, para la segunda
comida; acabada la cual, se re irarán á sus habitaciones à descansar.
A las avemarias se reuniran segunda vez, para
hacer oracion por igual tiempo que el de la mañana; y á
las ocho de la noche, en todo tiempo, se recojeràn á
dormir.

35.

En los dias que sean de solo precepto de misa, y
à la hora que el inspector señale, la oiràn, reunido cada
secso, en la iglesia mas imediata, presididos por el
respectivo mayordomo. Si estuviesen en uno mismo, ò edificios
inmediatos, se reuniràn para esto los casados à los
solteros de su secso respectivo. Concluido, volveràn á
continuar su trabajo.

36.

Los domingos, y dias festivos de ambos preceptos
solamente, dejarán el trabajo, y despues de destinar el
tiempo preciso para el aseo, de oir misa en la forma
prescrita, y volver á la casa, podrà salir cada uno à la
calle à ver las jentes de su conocimiento, ò pasear en


207

beneficio de su salud.

37.

En estos dias podrá retardarse una hora mas la segunda
comida.

38.

Cuando ingrese en la casa un individuo, se le hará
entender que en ella no se halla preso, sino destinado à hacer
una vida activa y ùtil à si mismo, y para no ser
gravoso á la sociedad: que podrá salir los días festivos;
pero que sino volviese será castigado severamente.

39.

El individuo que habiendo salido no vuelva, serà
buscado, y por la primera vez se le privará la salida
por dos dias festivos consecutivos; por segunda se le
pondrà preso en un cuarto, privándole la comunicacion
por cuatro á ocho dias, segun las circunstancias; y por
la tercera quedarà privado de volver á la casa.

40.

Las personas del pueblo que fueren convencidas
ante el juez de primera instancia, de haber ocultado à
individuo ó individuos de la casa, serán castigadas con
una multa que no pase de cuatro pesos, ni baje de dos,
destinado á los fondos de la misma.

41.

Los culpados que no tuviesen con que pagar la
multa, sufrirán seis dias de cárcel.

42.

La policìa tendrà obligacion de sostener el juicio
verbal contra ellas, y tambien el inspector que para ello
nombre el presidente de la junta; cada uno por su parte,
y ambos á la vez.

43.

La junta dispondrà, segun los fondos de la casa,
que la ropería esté provista de todos los vestidos de varon
y de mujer necesarios, para atender á las necesidades
de ella, y de los colchones y ropas de cama y mesa
precisos.

44.

Cada individuo de la casa tendrà dos vestidos, asi
interiores como esteriores, trabajados del lienzo que se
haga en el establecimiento, y las mujeres serán encargadas
del lavado de toda la casa.

45.

Los vestidos seràn uniformes, segun el secso, en formas
y colores, de modo que ellos sean conocidos
los individuos de la casa en cualquier parte en que se
presenten; y su asignacion, á juicio de la junta.

46.

El de los varones se compondrá de chaqueta, pantalon,


208

chaleco, sombrero, camisa, medias y zapatos, y para
invierno un capote con cuello: el de las mujeres serà traje
largo, y se compondrá de jubon, rebozo, camisa, enaguas,
medias y zapatos.

47.

Lo que produjere el trabajo que fuera del servicio
de la casa hicieren sus individuos, se abonará por los
administradores á la cuenta de entradas.

48.

Los administradores, por semanas, seràn encargados
de solicitar una suscripcion voluntaria de todo el vecindario,
á favor de la casa, y de hacerla efectiva, en consideracion
á las limosnas que han acostumbrado distribuir
en sus casas, y de cuyo cuidado y gravamen quedan
relevados.

49.

Las cantidades que por esta razon percibieren bajo
su recibo, las pasarán al tesorero, que con intervencion del
contador las atesorarà, sentando las partidas en el libro.

50.

Lo mismo se hará con las cantidades que el gobierno
destina al sostén del establecimiento.

51.

La junta proveerá á éste de talleres, segun las
circunstancias se presentasen, para la ocupacion de
los individuos, disponiendo la aplicacion de cada uno de
estos á un oficio, para el que se le encuentre, ó considere
aptitud, si antes no lo tuviere.

52.

Al efecto proporcionará herramientas, y maestros con
quienes se harán las contratas convenientes.

53.

Los individuos de la casa que se distinguiesen en su
taller, por su aplicacion, actividad, aprovechamiento, y
demàs circunstancias, seràn protejidos y premiados proporcionalmente.

54.

Al individuo que se resistiese al trabajo, se le harà
ayunar hasta reducirle à èl; hacièndole entender que el
que pudiendo no trabaja, no debe comer.

55.

Los individuos serán distribuidos por decenas, y
de ellos mismos será nombrado un jefe de decena, por
el director, consideradas sus mejores circunstancias al
efecto.

56.

Serà deber del jefe de decena, zelar en ella el cumplimiento
de cuanto dispone el reglamento, y lo que por el
director se ordenase en ella. No podrá castigar por sí,


209

sino dar parte al director de los defectos y faltas que los
individuos de su decena cometiesen, quien por sí, ó con
conocimiento del inspector, segun su gravedad, les aplicará
la pena.

57.

Nunca podrà aplicarse en la casa, pena alguna aflictiva.

58.

Entre los mismos individuos de la decena que se
consideren capaces, se nombrarà por meses, uno que se
encargue de hacer el alimento de ella, y de servirlo à la
y la junta reglará la cantidad y calidad de él.

59.

El director será propuesto por la junta, y nombrado
por el prefecto del departamento. Los mayordomos serán
propuestos por el intendente, y nombrados por la junta.
Los jefes de decena seràn nombrados por el director, con
conocimiento de la junta.

60.

Los individuos de la casa que despues de un tiempo
proporcionado se acreditasen por su capacidad, juicio y
honradéz, serán preferidos à los estraños para obtener
las plazas de mayordomos.

61.

Para deponer à estos, cuando den mèrito à ello,
precederá un juicio por la junta. Esta, si considerase
justa la deposicion del primero, la propondrà al prefecto; y
la de los segundos, la determinarà por sì.

62.

La junta dispondrà que ante ella se presenten las
cuentas por los administradores, al cesàr cada uno de ellos
en el cargo.

63.

Ecsaminadas y aprobadas que sean, el presidente hará
que se publiquen por la prensa, à mas de pasar un
ejemplar de ellas al gobierno del departamento.

64.

Si ocurriese alguna indisposicion leve á los individuos
de la casa, seràn asistidos en ella por el director,
mayordomo respectivo, y por sus compañeros, ò bajo del
médico titular de la ciudad; mas si por este, la enfermedad
se considera grave, el individuo será pasado al
hospital, con el papel de baja correspondiente, firmado
por el director; y cuando el facultativo del hospital lo
crea restablecido, volverà à la casa, con la nota de alta
en el mismo papel.

65.

El mèdico titular de la ciudad tendrá el deber de
visitar cada dos dias al menos, la casa, sin llevar sobresueldo


210

alguno por este servicio.

66.

Si el individuo enfermo falleciese en el hospital, el
administrador de èl, lo avisarà por una esquela al presidente
de la junta, acompañando el papel de baja para
constancia, con la nota correspondiente.

67.

En el hospital no se abonarà cosa alguna por las
hospitalidades de la casa, ni quedará prenda alguna de
los enfermos, sea que vuelvan curados ó que fallezcan.

68.

Si llegase el caso de que alguna jòven ò jòvenes
de la casa, por haber aprendido ò habituádose à la ocupacion,
y por hallarse enteramente sanos, se consideren
capaces y dignos de salir de ella á establecerse en la
ciudad, casándose entre sì, ó con persona estraña, serán
protejidos por la junta, proporcionàndoles de los fondos
de la easa, ó por medio de suscripciones estraordinarias,
si estos no sufragan á ello, lo preciso al establecimiento
de un taller, y en calidad de dote, si la persona que
sale fuese mujer.

69.

Habrá à la calle un buzòn, para, que el que quiera
eche en él la limosna que le paresca, destinada al mismo
establecimiento; y de este receptáculo tendrán las llaves,
una el presidente y otra el contador. Su producto
se estraerá cada mes, con la formalidad correspondiente,
y se introducirá en tesorerìa.

70.

El secretario de gobierno, como especial protector
de estos establecimientos, queda encargado de la ejecucion
de este reglamento.

Imprìmase, publìquese y circúlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca à 14 de mayo de 1826.
Antonio José de Sucre.—Por órden de S. E.—Facundo
Infante,
secretario de gobierno.

Decreto de 15 de mayo:
Se prescribe un nuevo método de practicar remates
de intereses ò ramos pertenecientes al Estado, aboliéndose
el usado hasta entonces.


211

Este decreto está derogado por el de 16 de noviembre de 1829.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&. &· &.

CONSIDERANDO:

Que el modo con que se hacen los remates, es
perjudicial al erario, y à la fortuna de los ciudadanos, por
que dá lugar à que los licitadores se completen para
conseguirlos por menos valor, ò que acaloràndose ofrezcan
mayores ventajas de las que habian calculado: de que resulta
en el primer caso, que la desmoralizacion de aquellos
aleja de esta clase de especulaciones al hombre honrado
é industrioso; y en el segundo, sufre el rematador perjuicio,
cuando es engañosa la utilidad que el Estado reporta,
pues su verdadera riqueza se compone solo con la
suma de la de los particulares, à cuyo fomento y bienestar
dirije todas sus miras el gobierno; y siendo su deber
evitar aquellos males: oida la diputacion permanente:

DECRETO:

  • 1.o Queda abolido, en todo el territorio de esta República,
    el modo hasta ahora usado de hacer los remates, ó
    subastas pùblicas, de intereses ò ramos pertenecientes al
    Estado.
  • 2.o En lo sucesivo se harán los remates para compras
    ò ventas, por medio de propuestas por escrito, con espresiones
    claras, en pliego cerrado, firmado por el interesado,
    y del modo que prescriben los artìculos siguientes:
  • 3.o Luego que por la autoridad que corresponda, se mande
    sacar á remate alguna cosa, se anunciarà por carteles,
    y en periódicos donde los hubiese.
  • 4.o En los anuncios se indicarà el precio que hade servir
    de base, y se dará la idea mas ecsacta, que sea posible,
    del mèrito de lo que se saca à remite, ó aviso del
    punto en que puede adquirirse, fijando el paraje, dia y
    hora en que se hande recibir, abrir y publicar las propuestas.

    212

  • 5.o Llegada la hora del remate, los empleados que
    deben intervenir, se reunirán en el paraje señalado, y procederàn
    à recibir todas las propuestas que se presenten,
    y despues á hacerlas abrir y leer en altas voces, á presencia
    de cuantos concurran; dando à este acto la mayor
    publicidad que sea posible.
  • 6.o No se recibirà pliego alguno de propuesta, despues
    de abierto el primero, aun cuando no se haya comenzado
    à leer.
  • 7.o Las propuestas se numeraràn y rubricaràn por los
    empleados que asistan al remate, y con la dilijencia que
    corresponde, las recojerà el administrador del tesoro pùblico.
  • 8.o Si alguna propuesta no reuniese las circunstancias
    que previene el artículo 2.o, se tendrá por nula, y se archivará
    sin darle curso.
  • 9.o El administrador del tesoro pùblico ecsaminarà las
    propuestas, y con las observaciones que crea necesarias,
    abriendo dictamen, las elevará al prefecto del departamento.
  • 10. El prefecto en vista del espediente, decretará lo que
    crea de justicia.
  • 11. Si admitiese alguna propuesta, se procederá á otorgar
    la escritura ò contrata correspondiente, con lo que quedarà
    cerrado el remate.
  • 12. Si ninguna propuesta fuere admisible, mandará anunciar
    nuevo remate.
  • 13. Intervendràn en los remates, el administrador del tesoro
    pùblico, el defensor fiscal, el juez de primera instoncia,
    y el escribano de hacienda.
  • 14. En los remates de diezmos, concurrirân tambien los
    claveros, ò sus comisionados.
  • 15. El secretario de hacienda queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprìmase, publíquese y circùlese. Dado en el palcio
de gobierno en Chuquisaca á 15 de mayo de 1826—
Antonio José de Sucre—Por órden de S. E.— Juan de
Bernabé y Madero,
secretario de hacienda.


213

Orden de 17 de mayo:
Los que suplan á los diputados en sus destinos,
gocen el medio sueldo: cual corresponde á los empleados
interinos.

Esta órden está reformada por la ley de 12 de setiembre del mismo
año, y por el artìculo 8.o del decreto de 28 de noviembre de 1831.

Seccion de hacienda—Chuquisaca à 17 de mayo de
1826.—Al Sr. Prefecto del departamento de...... Con
motivo de la prócsima reunion del congreso, y que han
venido à él una porcion de empleados, manda S. E., el
jefe del gobierno, recordar à U. S, que conforme á lo
dispuesto por la asamblea jeneral, en el decreto de 9 de
agosto, las personas que han sucedido á estos empleados
en sus destinos, gozan la mitad del sueldo que ellos, durante
su comision.—Con esta ocasion, debo tambien prevenir
á U. S., para que se tenga por regla jeneral, que
cuando un empleo se ejerce interinamente, el interesado
está obligado à presentar en la caja del departamento
el tìtulo de su comision, para que el abono de sueldo
se le haga conforme se ordene en él; y si no se determina
cosa alguna, solo goza la mitad del que ejerce como
interino, ò bien el todo de su empleo propio si este es
mayor.—U. S. se servirà trasmitir esta resolucion à la tesorerìa
del departamento, para su observancia.—Dios guarde
a U. S.—Juan da Bernabè y Madero.

Orden de 23 de mayo:
Concentracion de las rentas del Estado, en el tesoro
público: sus administradores las recauden por medio
de comisionados que propongan: estos entreguen mensualmente

214

lo recolectado: adopcion y garantia de letras:
los introductores de efectos las acepten á pagar
en dias fijos: no satisfaciéndose deben protestarse;
como, cuando, y por quienes hande pagarse las letras
protestadas: lo que hade observarse cuando el introductor
traslada los efectos, y no se han vencido los
plazos de las letras: no se haga pago por tesorerìa
sin òrden del prefecto, ni este decrete los de sueldos
ò pensiones, sino sobre presupuestos con visto bueno:
nombramiento de habilitados: ningun pago se haga
sino por medio de ellos: requisitos para el pego de
jornales, compras de ùtiles &c.

Esta órden está ratificada por el artìculo 6.o de la ley de 1.o de
enero de 1827, y por la òrden de 21 de setiembre de 1829. Ademàs
son anàlogas á su artìculo 1.o las leyes de 14 de setiembre de 1826,
y 6 de noviembre de 1832: su artículo 8.o corroborado por el 1.o
de la resolucion de 10 de octubre de 1827, està alterado, respecto á
Cobija, por las órdenes de 6 de julio de 1830. Lo concerniente à
letras se halla sin efecto, por las òrdenes de 1.o de julio y 13 de
octubre de 1830, y por la de 25 de octubre de 1833: su artìculo 18
es conforme al decreto de 16 de setiembre de 1829; y el 20 al 8.o
del decreto de 10 de diciembre de 1829, y al 29 de la ley de 28
de setiembre de 1831.

Chuquisaca à 23 de mayo de 1826—Al Sr. Prefecto
del departamento de...... Deseando S. E., el jefe
del gobierno, mejorar y uniformar en los departamentos la
administracion de la hacienda pública: convencido al mismo
tiempo, que esto solo podrá lograrse adoptando por bases
la concentracion de las rentas del Estado, y la simplificacion
en todas las operaciones precisás à recaudar
con ecsactitud, y distribuir con puntualidad y economía;
por que sino se pone el mayor esmero en realizar los
cobros, no pueden hacerse los pagos à su debido tiempo,
fallan los càlculos mas ecsactos, sufre retardos el servicio
público, el crédito del Estado vacila, y el pernicioso
ejemplo desmoraliza la sociedad: en prevision de todo,
S. E. ha tenido á bien disponer.


215

  • 1.o Que el producto de todos los ramos, que en el dia
    forman las rentas de la Repùblica en cada departamento,
    sin escepcion alguna, se inviertan en la caja principal del
    tesoro público.
  • 2.o Que la recaudacion de todo impuesto para el erario,
    esté á cargo de los administradores del tesoro público,
    en sus respectivos departamentos.
  • 3.o Se encarga el mas ecsacto cumplimento del artículo
    14 del supremo decreto de 11 de diciembre último.
  • 4.o Que estèn subordinados á los administradores del
    tesoro público, los comisionados de cualquiera recaudacion.
  • 5.o Que el nombramiento de estos comisionados se haga
    en adelante, à propuesta del respectivo administrador
    del tesoro público.
  • 6.o Que los comisionados para cualquiera recaudacion,
    deban entregar mensualmente, en la caja principal, lo que
    hayan recolectado; y sino lo hubiesen podido conseguir,
    darán parte al administrador del tesoro.
  • 7.o Que toda introduccion que se haga en las aduanas
    de esta Repùblica, se liquide déntro de los primeros quince
    dias.
  • 8.o Que por la cantidad que resulte adeudar al introductor,
    acepte letras llanamente sin condicion alguna, à
    pagar por mitad à los noventa, y ciento veinte dias fijos
    de la fecha en que introdujo sus efectos ultramarinos, ó
    del pais.
  • 9.o Que el artículo anterior comprende las introducciones,
    cuyos plazos, para el pago de derechos, no estèn vencidos
    à la fecha en que se reciba la presente circular en cada
    departamento.
  • 10. Que se adopte el método de letras en todos los ramos,
    cuyo entero por contrata, escritura ú otra razon, deba
    hacerse en la caja principal en dia prefijado.
  • 11. Que en los casos en que los introductores de efectos,
    ó deudores al erario por cualquiera otra razon, debieren,
    conforme á reglamento, ò pràctica vijente, dar fiadores,
    estos garantizarán las letras que aquellos hayan aceptado.

    216

  • 12. Que el administrador del tesoro pùblico pueda descontar
    las letras, ò darles en pago por su justo valor, ó
    abonando al que las tome el interes corriente en la plaza,
    previa órden especial del prefecto del departamento,
    con la especificacion conveniente.
  • 13. Que las letras que no fuesen pagadas por los aceptantes,
    deberàn ser protestadas en forma, el mismo dia de
    su vencimiento ó en el siguiente.
  • 14. Que la letra protestada se presentarà por el cobrador,
    ò si hubiese sido negociada por el tenedor, en el mismo
    dia de la protesta, ò en la mañana del siguiente, en la administracion
    del tesoro público, en la que se pagará de contado,
    con mas las costas de la protesta.
  • 15. Que la letra que no se presentase protestada, dentro
    de los términos que fija el artículo anterior, corra de
    cuenta del tenedor.
  • 16. Que el administrador del tesoro pùblico haga se pague
    la letra protestada, y las costas, por el que la aceptó
    ò garantizó; ò le embargarà bienes suficientes.
  • 17. Que los empleados públicos que dilaten las diligencias
    ejecutivas que les corresponden, serán responsables,
    y podràn por ello ser suspendidos de sus empleos.
  • 18. Que cuando el introductor tenga por conveniente
    trasladar los efectos, que no hubiese espendido, á otro punta
    de la República, se le franquee guia, con espresion de
    quedar satisfechos los derechos que le correspondieron.
  • 19. Que si el introductor se ausentase con sus efectos,
    y las letras no hubiesen vencido sus plazos, deberán estas
    garantizarse por persona abonada à satisfaccion del administrador
    del tesoro pùblico.
  • 20. Que los administradores del tesoro público no podràn
    hacer entrega, ni pago alguno, sino á virtud de órden del
    prefecto.
  • 21. Que los prefectos no decreten pago alguno de sueldos
    á los cuerpos militares, cortes de justicia, oficinas, inválidos
    ò montepios &c, sino sobre presupuestos que les
    presenten, con el visto bueno del jefe que corresponda.
  • 21. Que las cortes superiores de justicia, oficinas, y todos

    217

    los que tengan pension ó sueldo del Estado, nombren sus
    habilitados para que los perciba.
  • 23. Que ningun pago se haga directamente, sino por
    conducto del respectivo habilitado.
  • 24. Que el pago de jornales à operarios, compras de
    ùtiles, herramientas y primeras materias, se haga por
    conducto de los sobrestantes ò pagadores, bajo la òrden
    librada en el correspondiente presupuesto, visado por el
    comisionado, director, ó jefe encargado de hacer ejecutar
    los trabajos.
  • 25. Que quedan revocados los decretos ó prevenciones
    que se hallen en contradiccion con los artículos que comprende
    la presente resolucion.— Tengo el honor de transmitir
    à US. para que se sirva comunicarla à quienes corresponda,
    y disponer su publicacion y cumplimiento en
    la forma acostumbrada.— Dios guarde à US.— Juan de
    Bernabé y Madero.

Orden de 23 de mayo:
Aumento de sueldo á los ministros de las cortes
superiores, y jueces de letras de las provincias.

Esta órden, conforme con el presupuesto jeneral à que se refiere la
ley de 2 de enero de 1827, y con el de 5 de noviembre de 1833, no
comprende à los ministros de la corte de Cochabamba, que gozan
menor dotacion por la ley de 15 de julio de 1831.

Seccion de gobierno—Chuquisaca à 23 de mayo de
1826.—Al sor. prefecto del departamento de.... Sor. prefecto
—Deseoso S.E., el jefe del gobierno, el que los jueces
se encuentren suficientemente dotados, para que de este
modo la justicia se administre con rapidèz y sin vicios;
y teniendo en consideracion, por otra parte, las esposiciones
que le han hecho algunos prefectos, respecto à la escasa
dotacion de los jueces de primera instancias, me previene


218

diga à US, que los ministros de las cortes superiores
de justicia, gozaràn desde 1.o de julio procsimo, la
cantidad de tres mil pesos anuales, en lugar de los dos
mil cuatrocientos que antes tenian; y que los jueces de
primera instancia de las provincias, disfruten el de mil
cada año, y no seiscientos que es lo que hasta ahora han
tenido.— Al hacerle US. presente á dichos jueces esta
resolucion de S.E., les manifestarà no ha sido otro su objeto,
que el de premiar los servicios y talentos de una clase
recomendable por tantos tìtulos, y en cuyas manos se depositan
los bienes, la honra, y hasta la vida de los
bolivianos; y que confia en que llenarân sus deberes con
la rectitud y puntualidad que ecsije un ramo tan importante
de la pública administracion.—Dios guarde â U.S.—
Facundo Infante.

Decreto de 24 de mayo.
Amnistia de sucesos, y opiniones políticas: invitacion
á todo hombre para venir á Bolivia, donde se declaran
sagrados los derechos de propiedad y seguridad; quienes
se reputan sus enemigos: esenciones en favor de los estranjeros
que se avecinden en la Repùblica: ella no
reconoce poder humano sobre las conciencias.

Este decreto está corroborado por la Constitucion.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL MANDO DE ESTOS DEPARTAMENTOS
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que entre todos las deberes del gobierno, el mas
    esencial à la prosperidad del pais, es el aumento de la
    poblacion, con lo cual se obtendràn todas las riquezas.
  • 2.o Que el mas fàcil medio de aumentarse la poblacion,

    219

    es promover la inmigracion, y que esta no se obtiene sin
    garantias sociales, è invitando à todos los hombres à venir
    à Bolivia á profesar el culto de la libertad: oida la
    diputacion permanente, y en virtud de la autorizacion que
    ejerzo por el cuerpo Legislativo.

DECRETO.

  • 1.o Un velo impenetrable pone en perpetuo olvido los
    sucesos polìticos de la revolucion; por consiguiente, nadie
    es responsable de sus opiniones pasadas.
  • 2.o Los hombres de todos los pueblos y naciones, son
    invitados à venir á Bolivia, donde su libertad civil tiene
    todas las garantias que dèn las leyes á los bolivianos.
  • 3.o El derecho de ciudadano lo obtendrán los estranjeros,
    en los términos que prescriba la Constitucion.
  • 4.o El derecho de propiedad y seguridad, es sagrado
    en la República.
  • 5.o Bolivia no reconoce otros enemigos esteriores, que
    los de su libertad, su integridad é independencia; ni enemigos
    interiores, sinó los de su prosperidad, y sus leyes.
    Sin embargo, el poder del gobierno contra estos, serà
    conforme lo prescriban las mismas leyes.
  • 6.o Todo estranjero, al declarar con datos positivos que
    su objeto es avecindarse en la Repùblica, queda esento
    de pagar otras cargas y pensiones, que aquellas á que
    estàn sujetos los naturales del pais. Los estranjeros, cuya
    ocupacion en Bolivia sea la instruccion y enseñanza pùblica,
    seràn mas considerados para obtener la carta de
    cuidadania.
  • 7.o La Repùblica no reconoce ningun poder humano
    con intervencion sobre la conciencia de los habitantes de
    Bolivia, cuando estos observen las leyes establecidas para
    conservar el culto, la buena moral y sanas costumbres.
  • 8.o El secretario de gobierno queda encargado de la
    ejecucion de este decreto.

Imprímase, publíquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Chuquisaca, á 24 de mayo de 1826—


220

Antonio José de Sucre—Por órden de S. E.—Facundo
Infante,
secretario de gobierno.

Ley de 26 de mayo:
El poder Ejecutivo de la Repùblica se encarga al
Gran Mariscal de Ayacucho, hasta que se sancione
la Constitucion.

EL congreso jeneral Constituyente de la Repùblica
Boliviana, hà decretado la siguiente ley:

Art. 1o

El poder Ejecutivo de la Repùblica se encarga
al Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio Josè de
Sucre.

2.o

Este poder lo obtendrà hasta que el congreso sancione
la Constitucion, la publíque, y mande observar.

3.o

Los lìmites y facultades del Ejecutivo, se designaràn
por una ley particular; y entre tanto, lo ejercerà
el Gran Mariscal, con las facultades que hasta
ahora.— Comunìquese à los prefectos de departamento
para su publicacion, circulacion y cumplimiento. Dada en
la sala de sesiones en Chuquisaca à 26 de mayo de 1826—
Casimiro Olañeta, presidente—Manuel Molina, diputado
secretario— José Ignacio de Sanjinès, diputado secretario.

Ley de 27 de mayo:
Ceremonial para que el Gran Mariscal de Ayucucho se
posesione del mando de la República: que en las capitales
de departamento y de provincia, se celebre por
este motivo, una funcion religiosa solemne.


221

La asamblea jeneral Constituyente de la Repùblica
de Bolivia, prescribiendo el ceremonial que hade observarse
el dia de mañana, en que el Gran Mariscal de
Ayacucho debe posesionarse del mando supremo de la
Repùblica, que se le ha encargado en la ley de 26 del
corriente; ha decretado y decreta lo siguiente:

  • 1.o Se nombrarà la comision prevenida en el reglamento,
    para conducir al Gran Mariscal hasta la sala.
  • 2.o Puesto en la primera silla, como previene el reglamento,
    el presidente le tomarà el juramento, en la forma
    siguiente: ¿Jurais por Dios, y estos santos Evanjelios, respetar
    y hacer respetar la relijion Católica, observar y hacer
    observar las leyes de la Repùblica, protejer la libertad
    individual, la propiedad y demàs derechos del ciudadano,
    y gobernar con solo el objeto de la felicidad y
    gloria de Bolivia?
  • 3.o El prefecto del departamento, y el intendente de
    policìa, tomarán todas las medidas conducentes à solemnizar
    un acto tan augüsto, dando órdenes para que concurran
    todas las corporaciones, y reglando las demàs
    muestras de regocijo que estén en la posibilidad del tiempo
    y del patriotismo.
  • 4.o Concluido este acto, pasaràn con el Gran Marisal,
    la comision nombrada y corporaciones, á la iglesia metro-politana,
    donde se cantarà un solemne Tedeum, y despues
    le acompañaràn hasta su casa, en la que se le felicitará.
  • 5.o El comandante jeneral del departamento dispondrà
    que se hagan las correspondientes salvas de artillerìa, y
    que tendida la tropa, haga al Gran Mariscal los honores
    debidos à su investidura.
  • 6.o En todas las capitales de departamento y de provincia
    de la Repùblica, se celebrarà una funcion relijiosa,
    con las solemnidades posibles, al dia siguiente de habérseles
    comunicado la noticia de este pròspero acontecimiento,
    con las demàs muestras que decretáren los prefectos
    y gobernadores respectivos.

222

Comuníquese á quienes corresponda para su cumplimiento.
Dada en la sala de sesiones en Chuquisaca á
27 de mayo de 1826.—Casimiro Oliñeta, presidente—
José Ignacio de Sanjinés, diputado secretario—Manuel
Molina
, diputado secretario.

Orden de 6 de junio:
Para que los fondos destinados á la enseñanza y
educacion, se cobren desde
1.o de enero del mismo
año.

Secretarìa del interior—Palacio de gobierno en
Chuquisaca à 6 de junio de 1826.—Al sor prefecto del
departamento de......Sor prefecto—Con el objeto de
evitar cualquiera duda que pueda ocurrir en la recaudacion
de los fondos destinados à la enseñanza y educacion,
conforme al decreto de 11 de diciembre; S. E. el jefe
supremo de la República, me previene diga á U S, que
dichos fondos hande cobrarse desde 1.o de enero ùltimo:
lo que se servirá U. S. hacer presente al administrador
ecònomo de ese departamento, para que le sirva
de gobierno en las cobranzas que deba hacer.—Dios
guarde à U. S.—Facundo Infante.

Orden de 10 de junio:
Los militares de la Repùblica, usen la escarapela
de los colores del pabellon nacional.

Esta órden está ampliada por el artìculo 13 del decreto de 27 de diciembre
de 1827, y por el 20 del de 9 de diciembre de 1829.


223

Secretarìa de guerra—Palacio de gobierno en Chuquisaca
à 10 de junio de 1826—Al sor comandante jeneral
del departamento de......Debiendo distinguirse ya
los militares de la República, por la escarapela que les
corresponde, dispone S. E. el jefe supremo, que U. S.
se sirva prevenir á los cuerpos, en la órden jeneral, usen
en adelante de los colores del pabellon de Bolivia, designado
por la Asamblea jeneral en el decreto de 17 de
agosto ùltimo.—Dios guarde à U. S.—Agustin Jeraldino.

Orden de 14 de junio:
Que se inocule la vacuna, y se conserve fresco el
lìquido: estimùlese á los curas para que en sus parroquias
se vacune cada, tres meses: en igual periodo
den parte los prefectos al gobierno, de las mejoras
en esta materia.

Esta orden, està ratificada, con ampliaciones, por las de 29. de junio
de 1829, 23 de enero, 21 de mayo, y 21 de junio de 1830, 18 de mayo
de 1832, y 2 de agosto de 1833.

Secretarìa del interior—Palacio de gobierno en
Chuquisaca à 14 de junio de 1826—Al Sr. prefecto del
departamento de......Sr. prefecto—Los trastornos pasados,
y acaso la indolencia de algunas autoridades, hà
dado lugar à que el precioso líquido de la vacuna se encuentre
estinguido en varias partes, y en otras adulterado,
de lo que resulta que la virhuela està haciendo
estragos; y para evitarlos, S. E. el jefe supremo de la
Repùblica, me previene diga â U. S., que por todos los
medios que estén á su alcance, se inocule la vacuna, haciendo
el que al menos en todas las capitales de provincia,
se conserve fresco y de buena calidad el lìquido.


224

Tambien quiere S. E., que U. S. estimule el zelo de los
curas, à fin de que le tengan en sus parroquias, y que
ò bien por ellos mismos, ò bien por otras personas, se inoculen
cada tres meses los niños que no lo hayan sido.—
La humanidad reclama el que todo hombre sensible se
ocupe y zele la propagacion de un especìfico, sin el
cual està probado, perece una tercera parte de la juventud.
S. E. espera se penetrará U. S. de estas verdades,
no omitiendo dilijencia para llenar los objetos de esta
nota; dando además parte al gobierno, cada tres meses,
de los adelantos y mejoras que haya esperimentado la
vacuna en ese departamento.—Dios guarde à U. S.—Facundo
Infante.

Circular de 15 de junio:
Comunicando que el gobierno del Perù, ha reconocido
la independencia de la nacion Boliviana, y acompañando
en copia el decreto que lo comprueba.

Secretarìa del interior—Palacio de gobierno en
Chuquisaca à 15 de junio de 1826.—Al sor prefecto del
departamento de......Sor prefecto—Ayer ha llegado á
esta capital, procedente de la de Lima, un edecan de
S. E. el Libertador, con la importante noticia del reconocimiento
que el gobierno de la Repùblìca del Perú, há
hecho de la independencia de la nuestra, como nacion libre
y soberana—El decreto que en copia tengo el honor
de acompañar à U. S., es el documento que acredita
el acto mas fausto y notable para los hijos del gran Bolivar.
Sirvase U.S. darle toda la publicidad que él se merece,
disponiendo ademàs, todo jénero de fiestas para solemnizar
un acontecimiento tan digno de gravarse en el corazon
de los bolivianos.—Todo lo que comunico à U. S., de órden
de S. E. el jefe supremo de la República.—Dios


225

guarde á U. S.—Facundo Infante.

Decreto del gobierno del Perú
á que se refiere la circular antecedente.

El Consejo de gobierno de la Repùblica Peruana:

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que el decreto del congreso Constituyente del Perú,
    comunicado al poder Ejecutivo en 23 de febrero
    del año pasado de 1825, reconoce implìcitamente el derecho
    de las provincias del Alto Perú para erijirse en
    Estado soberano é independiente, sin mas condicion que
    la muy justa, de que el gobierno à quien pertenecieren,
    indemnizarà al Perù los gastos causados en emanciparlas.
  • 2.o Que este mismo derecho há sido tambien reconocido
    por el congreso de las provincias unidas del Rio
    de la Plata, á cuyo antiguo vireynato pertenecieron dichas
    provincias del Alto Perù, en su resolucion de 9 de
    mayo del mismo año.
  • 3.o Que la Asamblea jeneral del Alto Perú, reunida en
    virtud del decreto del Libertador de Colombia y del
    Perù, espedido en Arequipa á 16 de mayo del propio
    año, declarò solemne y unànimemente, en 6 de agosto
    del citado año, su resolucion de erijirse en cuerpo político,
    independieate del rey de España y de cualquier otra
    potencia.
  • 4.o Que es urjente proveer á que las relaciones de
    los dos estados limitrofes, se establezcan sobre bases estables,

    226

    á fin de estrechar los vìnculos naturales que
    unen á los habitantes respectivos.
  • 5.o Que el enviado de las provincias del Alto Perù
    cerca del Consejo, há comunicado oficialmente la creacion
    de aquel nuevo Estado, bajo el glorioso tìtulo de
    República Boliviana, manifestando los votos que forma
    su gobierno, porque el Perú le reconozca formalmente
    como miembro de la gran familia americana.
  • 6.o Que el Consejo de gobierno se halla investido por
    el Libertador, de todas las facultades ordinarias y estraordinarias
    concedidas á S. E. par el congreso Constituyente
    del Perù, en sus decretos de 10 de febrero, y 10 de marzo
    del año último:

HA VENIDO EN DECLARAR Y DECLARA.

  • 1.o El Perú reconoce à la República Boliviana como
    Estado soberano è independiente.
  • 2.o Este reconocimiento será sometido al procsimo congreso,
    para su aprobacion al tenor de la facultad 7.a
    del poder Lejislativo, artìculo 60 de la Constitucion.
  • 3.o Luego que se halle definitivamente organizado el
    gobierno de Bolivia, el Perù enviará á la capital de
    aquel Estado, un plenipotenciario encargado de felicitarle,
    y de manifestarle los sìnceros deseos del Perú, de que reyne
    entre las dos repúblicas la mas cordial amistad y buena
    armonía.
  • 4.o Se liquidarán los gastos causados en la emancipacion
    de las provincias que componen la República Boliviana,
    hechos por el ejército unido libertador, à fin de
    promover su reembolso.
  • 5.o Este decreto serà oficialmente comunicado al enviado
    de la Repùblica Boliviana, despues de elevado al
    conocimiento del Libertador.
  • 6.o El ministro de estado en el departamento de relaciones
    esteriores, queda encargado da la ejecucion de
    este decreto.

Imprìmase, publìquese y circùlese. Dado en el palacio
de gobierno en Lima á 18 de mayo de 1826.—
Hipólito Unanue—José de Larrea y Loredo—Es copia


227

conforme—El ministro de relaciones esteriores—José Maria
Pando
—Es copia—Infante.

Decreto de 15 de junio:
Todo individuo pague á la renta de correos, el
porte de su correspondencia particular: cantidades que
deben abonar las tesorerìas á los prefectos para
el pago de la de oficio: otros funcionarios
cuya correspondencia oficial es costeada por
el Estado: término en que hade satisfacerse á la
renta: deben volverse á los interesados los
pliegos que no franqueen: son francas las cartas de
los militares en campaña: penas de los funcionarios
que no hagan pagar el porte de las cartas inclusas
en su correspondencia oficial: que se arregle un correo
de encomiendas cada mes, prohibiendose que el
ordinario lleve mas de ocho arrobas.

Este decreto està ratificado con ampliaciones, por la resolucion de 23
de setiembre del mismo año, por la ôrden de 1,o de octubre de
1829. y por la resolucion de 20 de setiembre de 1831: sus artìculos 9o y
10o se han refrendado por la òrden de 19 de noviembre de dicho año 31.

EL JENERAL EN JEFE DEL EJERCITO LIBERTADOR,
ENCARGADO DEL SUPREMO MANDO DE BOLIVIA
&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

  • 1.o Que el principal motivo de la decadencia de la renta
    de correos, es el abuso que se hace de las correspondencias
    que son franqueadas por el tesoro nacional; y que
    es por tanto, preciso remediar estos abusos.

228

DECRETO.

  • 1.o Desde el Presidente de la República, inclusive abajo,
    todo ciudadano, sea ó no empleado, està obligado
    á pagar el porte de su correspondencia particular.
  • 2.o Ningun administrador de correos entregarà carta,
    ò pliego del servicio, con debe, sin que se abone à la
    renta el valor de su porte.
  • 3.o Para que el artìculo anterior tenga su cumplimiento,
    el tesoro pûblico abonarà à los prefectos de la
    Paz y Cochabamba, quinientos pesos anuales para todos
    sus gastos de secretaría, de los cuales satisfaràn al correo
    los portes de la correspondencia oficial dentro de su
    departamento, inclusa la que hagan á los gobernadores que
    estèn dentro de la carrera del correo; y á los prefectos de
    Potosì, Santa Cruz, Chuquisaca, y gobernador de Oruro,
    cuatrocientos pesos.
  • 4.o Los secretarios de Estado, harán dar un documento
    por el oficial mayor, al administrador jeneral de correos,
    del valor de toda la correspondencia de oficio que reciban,
    para que por trimestres satisfaga la tesorería à la
    renta el valor de ella; pero en su correspondencia particular
    son comprendidos en el artìculo 1.o
  • 5.o Los secretarios del despacho, y los prefectos, volveràn
    á los administradores de correos, todo pliego que
    contenga pretensiones ó negocios particulares, sino vienen
    franqueados por el interesado; y ni ellos, ni los administradores
    son responsables de su pèrdida.
  • 6.o La correspondencia oficial de los comandantes jenerales
    de division ó de departamentos, se pagarà por la tesorería,
    en los mismos tèrminos del artìculo 4.o; pero
    no siendo de oficio, ellos la satisfarán como los demás
    ciudadanos. Los jefes de estados mayores del ejèrcito
    de division ó departamento, pagaràn su correspondencia
    oficial, de las gratificaciones que reciben para sus gastos
    de oficina.
  • 7.o Los oficiales militares, estando en campaña, tendrán
    francas sus cartas por la renta; pero en guarnicion ó acantonamientos,
    satisfarán à la estafeta el valor de su correspondencia,

    229

    bien sea particular ó del servicio.
  • 8.o A los administradores de las tesorerìas departamentales,
    al director jeneral de rentas, y á todo jefe de oficina
    de hacienda pùblica, se pagará por tesorería su correspondencia
    oficial, conforme el artìculo 4.o; pero sus
    cartas particulares las abonaràn como todo ciudadano.
  • 9.o A cualquier empleado de los que el gobierno paga
    su correspondencia oficial, que dentro de esta se hagan
    incluir cartas particulares para si, ò para otro, sin
    que inmediatamente satisfagan su porte, se les retendrá
    en favor de la renta, por la primera vez, el sueldo de
    un mes; y por la segunda, serán suspendidos de empleo
    y suelde por tres meses Los administradores y dependientes
    del correo, vijilarán sobre la observancia de este
    artículo con las indagaciones que les sean posibles.
  • 10. Son comprendidos en el artìculo anterior los administradores
    de correos, que recibiendo dentro de sus correspondencias
    cartas para otros, no hagan pagar á la renta
    su porte.
  • 11. El administrador jeneral arreglará, en cada mes, un
    correo de encomiendas en las diferentes carreras, ponièndose
    para ello de acuerdo con los de las fronteras; y prohibirá
    que dentro del territorio de la Repùblica, lleven
    los correos ordinarios encomiendas que ecsedan del peso
    de ocho arrobas en total.
  • 12. El secretario del interior queda encargado de la ejecucion
    de este decreto, que tendrá su puntual cumplimiento
    desde 1.o de julio procsimo, quedando derogada
    toda disposicion anterior que contrarie su literal sentido.
    Dado en el palacio de gobierno en Chuquisaca á 15 de
    junio de 1826.—Antonio Josè de Sucre.—Por órden de
    S.E.—Facundo Infante, secretario de gobierno.

Resolucion de 19 de junio:
Que los gobernadores se encarguen de recaudar en las
provincias, los fondos aplicados á beneficencia.


230

Secretarìa de hacienda—Palacio de gobierne en
Chuquisaca à 19 de junio de 1826—Al sor. prefecto del
departamento de... Habiendo puesto en el supremo conocimiento
de S.E. el Presidente de la Republica, la consulta
que que me dirijiò el sor. prefecto de Potosí, bajo el
n.o 67, ha dispuesto S.E, que los gobernadores en
las provincias se encarguen de recaudar los fondos aplicados
á beneficencia, por la mas facilidad que tienen à
espedirse por medio de los brazos auciliares.—Lo que
tengo el honor de comunicar à US. para que disponga
su cumplimiento—Dios guarde á US.—Juan de Bernabé
y Madero.

Ley reglamentaria provisional
de 19 de junio:
Sobre el tratamiento, atribuciones, restricciones y sueldo
del poder Ejecutivo.

Esta ley se derogó por la Constitucion; salvo en cuanto al tratamiento
to y sueldo del Presidente de la República, que estàn confirmados
por la ley de 21 de diciembre del mismo año, por el presupuesto jeneral
del año 27, por el de la ley de 5 de noviembre de 1833.

El congreso Constituyente de la Repùblica de Bolivia,
deseando fijar los limites de la potestad Ejecutiva,
que por ley de 26 de mayo último ha confiado al Gran
Mariscal de Ayacucho, Antonio Josè de Sucre, y determinar
con toda individualidad las facultades que hade ejercer
en su desempeño, decreta lo siguiente:

Art. 1.o

La persona que ejerce el poder ejecutivo,
tendrá la denominacion de Presidente de la República; su
tratamiento serà el de Excelencia.

2.o

El poder Ejecutivo es inviolable, no está sujeto à
responsabilidad alguna.

3.o

Como jefe supremo encargado de la administracion jeneral
de la Repùblica, està autorizado para tomar por si
todas las medidas conducentes à la conservacion del órden


231

pùblico en lo interior, y à la seguridad en lo esterior.

4.o

Harà ejecutar las leyes del congreso Constituyente,
y sus decretos, sirvièndose de esta formula: ejecútese.

5.o

Para la ejecucion de las leyes, podrá espedir los decretos,
reglamentos, è instrucciones que crea convenientes.

6.o

Las leyes que à su juicio presenten inconvenientes
en su ejecucion, las devolverà al congreso, dentro
de diez dias, con sus observaciones y reparos; pero si
discutidas segun la vez se sancionáren, les darà el pase,
segun la fòrmula prevenida en el art.o4.o

7.o

Podrá presentar los proyectos de ley que crea necesarios
al bien y prosperidad de la nacion.

8.o

Celebrará los tratados de paz, alianza, amistad, treguas,
neutralidad, comercio y cualesquier otros, con todos
los gobiernos estranjeros; pero no prestará la ratificacion
sinò despues que el congreso los haya aprobado.

9.o

Podrá hacer la guerra en caso de pronta invasion,
dando despues cuenta documentada al congreso; y en este
caso està facultado á tomar, por sí solo, todas las medidas
estraordinarias que estèn fuera de la naturaleza de su
poder; pero no la declararà por parte de la Repùblica,
sin previo consentimiento le la representacion nacional.

10.

Dirijirà las relaciones diplomàticas y comerciales;
nombrará por sì solo los ministros, ajentes y cónsules.

11.

Tendrá el mando supremo de las fuerzas permanentes
de la República, y de la milicia nacional: es
esclusivamente encargado de la direccion de todas.

12.

Serà de su atribucion nombrar los jenerales de los
ejèrcitos, y proveér los demás destinos militares.

13.

Caidarà de que la justicia se administre pronta y
ecsactamente por todos los tribunales de la República, y
que sus sentencias se cumplan y ejecuten.

14.

No podrà conocer en negocio alguno judicial, avocarse
causas pendientes, ni mandar abrir juicios fenecidos
contra lo prevenido por las leyes.

15.

Nombrará por sí los majistrados de todos los tribunales,
y demás jueces inferiores.


232

16.

Presentarà los arzobispos y obispos; y proveerá los
empleos de la lista civil y eclesiástica, por solo su
autoridad.

17.

Podrà remover à cualquier empleado de la nacion, por
ineptitud ò delito en razon de su oficio; mas á los majistrados
y jueces solo podrà suspenderlos con causa bastante,
pasando la sumaria respectiva al tribunal competente,
dentro del ùltimo término de tres meses.

18.

El Presidente de la República no puede privar à
ningun individuo de su libertad, ni imponerle pena alguna:
si la seguridad y tranquilidad de la Repùblica ecsijieren
el arresto de alguna persona, espedirà órdenes al efecto,
con tal que ponga al reo, con la sumaria que se haya
formado, á disposicion del juez respectivo, en el término
de tres dias.

19.

No podrá tomar la propiedad de ningun individuo, ní
turbarle en la posesion y uso de ella; mas si fuere necesaria
para un objeto de conocida ventaja comun, podrá
hacerlo indemnizando su valor á justa tasacion.

20.

Tendrà tres ministros del despacho para el servicio
de los diferentes ramos de la administracion: uno del
interior, à cuyo cargo estarán tambien las relaciones esteriores:
otro de hacienda, y otro de la guerra. Las atribuciones
de los ministres, y la organizacion de sus oficinas,
serán detalladas por una ley especial.

21.

El Presidente de la Repùblica puede á su arbitrio,
nombrar y separar libremente á los ministros del despacho.

22.

En caso de ausencia ò enfermedad del Presidente
de la Repùblica, el gobierno recaerà en los ministros,
formando un consejo presidido por el mas antiguo: lo
mismo sucederá en caso de muerte, mientras el congreso
constituyente nombre un sucesor.

23.

Los ministros son únicamente responsables de los
procedimientos del gobierno, sea que leo sirvan come tales,
ò que formen el consejo prevenido en los casos del
artìculo anterior.

24.

El Presidente de la Repùblica gozarà sueldo al


233

respecto de treinta mil pesos anuales sobre los fondos
del Estado.

25.

Este sueldo empezará á correr desde 1.o de enero
del presente año.

Comuníquese al Presidente de la República, para
su cumplimiento y publicacion. Dada en la sala de sesiones
en Chuquisaca à 17 de junio de 1826.—Casimiro
Olañeta
, presidente.——Josè Ignacio de Sanjinés, diputado
secretario.—Manuel Molina, diputado secretario.—
Chuquisaca á 19 de junio de 1826.—16.o—Ejecútese—
Antonio Josè de Sucre.—Por S. E. el Presidente de la
Repùblica—El ministro del interior, Facundo Infante.

Ley de 20 de junio:
Que clase de representaciones no deben recibir los
secretarios del Congreso.

EL CONGRESO JENERAL CONSTITUYENTE DE LA REPUBLICA
DE BOLIVIA.

HA VENIDO EN DECRETAR Y DECRETA:

Art. 1.o

Los secretarios del Congreso no recibirán memorial
ni representacion alguna, en que se solicite empleo ò
cualquier otro cargo, cuya provision corresponde al poder
Ejecutivo.

2.o

Tampoco recibirán representaciones ò memoriales
de quejas contra jueces ò tribunales, siempre que los interesados
tengan espedito su recurso, segun la ley, á las
autoridades superiores inmediatas.

Comuníquese al Ejecutivo para su publicacion y
cumplimiento. Dada en la sala de sesiones en Chuquisaca


234

á 14 de junio de 1826.—Casimiro Olañeta, presidente.—
José Ignacio de Sanjinés, diputado secretario.—
Manuel Molina, diputado secretario.—Chuquisaca 20 de
junio de 1826—16.o—Ejecùtese—Antonio José de Sucre
Por S.E. el Presidente de la Repùblica—El ministro del interior, Facundo Infante.

Orden de 20 de junio:
Para que las autoridades no falten de sus pueblos,
y que sus cortas ausencias sean suplidas por encargados
que dejen: velen los gobernadores que no se
esperimenten retrasos en las postas.

Esta òrden, en su primera parte, está con modificaciones
por la de 7 de diciembre del mismo año.

Secretaría del interior.—Palacio de gobierno en Chuquisaca
á 20 de junio de 1826.—Al sr. prefecto del departamento
de....A S. E. el Presidente de la Repùblica han
llegado varias quejas, de que en los pueblos no se encuentran
las autoridades de ellos, que por estar ausentes dejan de
prestar aucilios á los pasajeros, y aun de administrar la
justicia en los pueblos mismos. Para evitar estas graves
faltas, dispondrà U. S., el que dichas autoridades no
falten de los pueblos, y que el el caso de que esto
suceda, dejen una persona encargada para que las supla
en lo que pueda ocurrir durante su corta ausencia.—
Tambien han llegado quejas à S. E., de que los maestros
de postas no las sirven con puntualidad, haciendo
detener à los pasajeros muchas horas, con perjuicio algunas
veces del servicio público, como ha sucedido muy
recientemente con dos edecanes de S. E. el Libertador.
Procure U. S. el que estos se atajen, haciendo que


235

los gobernadores de provincias velen, para que ni el
menor retraso se advierta en el servicio de las postas;
pues asì como S. E. castigarà severamente à todo el que
falte à los maestros, del mismo modo estos deben llenar
sus deberes ecsactamente.—Dios guarde à U. S.—Facundo
Infante.

Ley de 21 de junio:
Supresion de ayuntamientos: sus fondos pasen al tesoro,
y la jurisdiccion de los alcaldes á los jueces de
letras.

El art.o 2.o de esta ley está alterado por las de 6 de noviembre
de 1832: el 3.o y 4.o, quedan sujetos á la Constitucion: y el 5.o
se ha llevado à efecto por la ley de 4 de setiembre de 1831.

EL CONGRESO JENERAL CONSTITUYENTE DE BOLIVIA

HA VENIDO EN DECRETAR Y DECRETA:

  • 1.o Se suprimen los ayuntamientos en el territorio de
    la República.
  • 2.o Sus fondos y rentas, satisfechas las acreencias pendientes,
    pasarán al tesoro pùblico.
  • 3.o La jurisdiccion ordinaria que ejercian los alcaldes,
    pasará à los jueces de primera instancia.
  • 4.o El Ejecutivo, con conocimiento de las necesidades,
    proveerà del número competente de jueces letrados.
  • 5.o Se estableceràn èn todos los pueblos personeros,
    cuya eleccíon y atribuciones se detallarán por una ley
    particular.

Comuníquese al poder Ejecutivo para su publicacion


236

y cumplimiento. Dada en la sala de sesiones en
Chuquisaca á 20 de junio de 1826.—Casimiro Olañeta,
presidente.—José Ignacio de Sanjinès, diputado secretario.—
Manuel Molina, diputado secretario.—Chuquisaca á
21 de junio de 1826.—Ejecùtese—Antonio José de Sucre

Por S. E. el Presidente de la Repùblica—El ministro del
interior, Facundo Infante.

Ley reglamentaria de 24 de junio:
Creacion de los intendentes y comisarios de policia:
los intendentes sean prefectos accidentales, y subordinados
á estos: sus funciones.

Esta ley ha quedado sin vigor desde la publicacion del reglamento
de 3 mayo de 1831.

El Congreso jeneral constituyente de la República
de Bolivia, ha sancionado el siguiente reglamento
de policía.

CAPITULO 1.o
De los intendentes.

1.o

Habrà en cada departamento un intendente de policìa
nombrado por el gobierno, para cuidar de la tranquilidad,
buen òrden y comòdidad de sus habitantes; y
tendrá su residencia ordinaria en la capital.

2.o

El intendente de policìa estará subordinado al
prefecto del departamento; y le sucederá en el mando
accidentalmente, en el caso de vacante por ausencia ó
imposibilidad temporal, mientras el gobierno la provea
como interino ò en propiedad.

3.o

Los intendentes continuaràn en el mando por un


237

tiempo indeterminado, y podràn ser removidos á voluntad
y juicio del gobierno, segun lo ecsija el mejor servicio
de la República.

4.o

Como hande ser responsables del buen òrden interior
de las ciudades, tendrán à su inmendiata disposicion